viernes, 29 de mayo de 2015

The Knife - Shaken Up Versions (2014)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Normalmente un disco como el que vamos a tratar no sería objeto de crítica por tratarse en teoría de un trabajo menor, pero, claro cuando estamos hablando del grupo electrónico más innovador de la pasada década cuya discografía no tiene ningún desperdicio y que acaban de anunciar (para nuestra desgracia) su separación, pues es lógico que tomemos este “Shaken Up Versions” como un bonito, sincero, inteligente y muy bailable epitafio de The Knife.

Bonito porque sirve de recuerdo de su última gira en la que presentaban su último álbum de estudio, el radical “Shaking The Habitual” del año 2013. Sincero por el mismo concepto del álbum, un disco en directo en estudio; esto a primera vista puede chochar, pero que nadie se engañe: absolutamente todos los discos en directo están retocados en estudio (sé que a muchos fanáticos les romperé la magia, pero para el famoso y legendario “101” de Depeche Mode, Dave Gahan volvió a grabar las voces en estudio porque eso no había por dónde cogerlo).

¿Entonces qué mejor que hacer directamente las versiones en directo en estudio? Nuevamente la influencia de Kraftwerk está presente pues fueron ellos los primeros (y creo que los únicos) en plantear un disco en directo en estudio; se trató de “The Mix”, álbum de 1991 cuyo concepto era ése, aunque hay que decir que el resultado de “Shaken Up Versions” es mucho más fiel al directo que el proyecto de Ralf y Florian, más que nada porque “The Mix” salió antes de la gira mientras que “Shaken Up Versions” es posterior.

Muchas han sido las comparaciones entre los dos grupos a lo largo de los años. No es de extrañar aunque hay que salvar mucho las distancias entre la obra de uno y otro grupo, pero ambos son grandes innovadores en el terreno electrónico, ambos son proyectos totalmente audiovisuales, al margen de la industria, con un gusto por la uniformidad de sus miembros. Las diferencias más claras serian por un lado la clara politización de la música de The Knife y por otro la influencia en los primeros tiempos de Bjork sobre los hermanos Dreijer. The Knife empezó donde lo dejo Bjork antes de volverse loca y a partir de ahí han construido una más que disfrutable carrera antes de volverse locos ellos también y en consecuencia separarse.

Inteligente porque en lugar de sacar el típico disco en directo de gira (algo bastante pasado de moda por cierto), se han metido en el estudio para hacer esas canciones tal como las hacen en directo, pero sin los molestos vítores y aplausos del público, algo que puede casar bien con discos en directo de pijoprogres como Springsteen o U2, pero no con los hermanos Dreijer, auténticos activistas de izquierda consecuentes con sus ideas.

Finalmente muy bailable. En su última gira el grupo ha prescindido casi totalmente de esa parte más oscura y claustrofóbica para llevarnos a una verdadera fiesta donde el baile sin freno, las reivindicaciones de izquierdas, las teorías queer y el humor están muy presentes. Empecemos pues con el falso show.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Without you my life will be boring”: El disco se abre con una de las canciones más festivas de “Shaking The Habitual” (2013), mucho más acelerada que su versión original, con toques más techno e incrementando la distorsión de voces. En concierto era justamente esta versión la que era reproducida mientras el cuerpo de baile hacía de las suyas y nadie tocaba en directo.

2. “Got 2 let U”: Rescatada de su segundo álbum “Deep Cuts” (2003), dio una nota humorística al show ya que la canción se presta a ello con el intercambio de frases entre una pareja (aunque las voces son todas de Karin que hace también la parte masculina con la correspondiente distorsión de voz, algo que ya es marca de la casa). Mucho más bailable que la versión original. Es todo un triunfo teniendo en cuenta que no era una canción fácil de autoversionar.

3. “Stay our here”: Uno de los temas principales de “Shaking The Habitual” donde The Knife se alían con Shannon Funchess para anunciarnos la decadencia del sistema capitalista en general y del euro en particular. En esta versión, que casi alcanza los 9 minutos, se refuerzan las percusiones y ciertos sonidos electrónicos que enriquecen el resultado final. A pesar de ser un tema para la pista de baile, la nueva versión no le ha hecho perder cierto toque hipnótico.

4. “Bird”: Quizás la versión más polémica del disco. Estoy seguro que a muchos fans les habrá dejado sorprendidos y no para bien. A mí me parece muy original. Se trata de un tema de su álbum debut “The Knife” (2001) que originalmente era una delicia electrónica con algún toque sutil de guitarra que reivindicaba la libertad individual. En la nueva versión se muestra transformada en una auténtica locura de percusiones a lo Mayumana, que unido a todo tipo de ruidos y un ritmo frenético deja poco de la versión original; es como si esa libertad de la que se hablaba en la versión original fuese ya algo totalmente real que el grupo aprovecha al máximo.
5. “Pass this on”: Originalmente un single del álbum “Deep Cuts”, nuevamente cuentan con Shannon Funchess para uno de los temas favoritos de los fans, para algunos incluso su mejor canción. En la nueva versión el sujeto cambia y en lugar de “estar enamorado de tu hermano” lo está de “tu hermana”. Musicalmente sigue la tendencia dance del álbum y tan solo conserva algunos reconocibles toques melódicos de sintetizador.

6. “We share ours mothers’ health”: Perteneciente a su álbum “Silent Shout” (2006) es un ejemplo de cómo reconstruir una canción prácticamente desde cero. Aquí no encontraremos los ritmos sintetizados de la versión original, sino que poco a poco estos se van construyendo al igual que la melodía para terminar estallando y volviendo al punto de partida.

7. “Silent shout”: Una de las canciones más oscuras del grupo, pero a la vez bailables. Es esto último lo que han potenciado en esta nueva versión convirtiendo este tema en un auténtico valor seguro en cualquier pista que se precie. Prescinden totalmente de la parte más lúgubre de la canción para crear el fin perfecto de la fiesta.

8. “Ready to lose”: El álbum (que no el show) se cierra con este tema de “Shaking The Habitual” donde el grupo pone en cuestión la monarquía sueca y cualquier sistema donde una persona obtiene privilegios solamente por tener sangre azul. Es la única canción del álbum donde dejan a un lado el baile para ofrecernos un medio tiempo muy ambient repleto de sintetizadores envolventes y hasta un triángulo de metal.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
“Shaken Up Versions” es otro puñetazo en la mesa de un grupo que optó por hacer las cosas de forma diferente, a su manera y sin depender de nadie (controlan su propia discografica Rabbit Records y la gente es libre de descargarse gratis su música ya que trabajan con licencia Creative Commons). Si con su última gira el grupo ponía en ridículo el mundo de los directos y más concretamente los directos de ciertas divas y grupos electrónicos, con este disco vuelven a cuestionar el mismo mundo de los álbumes en directo.

Ocho han sido las canciones elegidas y muy bien por cierto porque en realidad tampoco había más. Para prácticamente el resto de tracks del show utilizaban playback, algo que puede sonar escandaloso si pensamos que el show de The Knife es un concierto en directo convencional, cuando no tiene absolutamente nada que ver, ya que se trataba de una performance reivindicativa más que otra cosa; a mí desde luego me cambió la vida ese show que dieron en Paris. Ya jamás podré ver el mundo de los directos de igual forma, fue un poco como cuando a los niños les dicen que los reyes son los padres. 

El grupo ha anunciado su separación. Una pena, pero era algo que se veía venir, ya que el grupo tardó 7 años en entregar un nuevo trabajo de estudio desde “Silent Shout”. En ese tiempo Olof Dreijer ejerció como dj y lanzó algunos singles de música experimental con el nombre de Oni Ayhun. Karin Dreijer reaparecería en 2009 como Fever Ray con un álbum homónimo que fue un enorme éxito de crítica. Al final los hermanos se reunirían brevemente para lanzar la ópera “Tomorrow In A Year” (2010) basada en “El Origen De Las Especies” de Charles Darwin y hecha en colaboración con Mt. Sims y Plannintorock.

Estaba claro que si The Knife volvían sería con algo totalmente diferente a todo lo realizado antes y así fue con el álbum más radical de toda su carrera “Shaking The Habitual”. Un gran álbum que no quita que en algunos momentos de su minutaje nos preguntemos si nos están tomando el pelo. Irónicamente es con su trabajo más radical y difícil con el que mejores resultados comerciales han obtenido. Tampoco es de extrañar durante los últimos años de sequía la fama del grupo ha ido aumentando y hubiese dado igual el material que entregaran porque ya estaba vendido de antemano. 

Supongo que las relaciones entre hermanos que comparten grupo son bastante difíciles como nos muestra la historia del pop, pero de todas maneras y teniendo en cuenta que han pasado 7 años para que entregasen un nuevo trabajo, pueden pasar otros 7 para que se lo piensen mejor y vuelvan. Entretanto disfrutemos de este “Shaken Up Versions” como recuerdo de lo grandes que han sido The Knife.

Texto: Alfredo Morales.