viernes, 12 de agosto de 2016

Concierto Maspalomas Soul Festival. Playa San Agustín (29-07-2016)

Antes de nada, una advertencia para que no se lleven a engaños: si quieren una información más detallada de este festival, les recomendamos visiten otros lugares, ya que nuestra experiencia es bastante corta y sesgada.
Este verano no está habiendo mucha actividad musical más allá de los discos que he decidido que me acompañen con sus escuchas repetidas; discos que tenía pendientes de darles un último repaso antes de afrontar su análisis canción a canción y que protagonizarán mis publicaciones de post correspondientes por turno cuando llegue mi momento en los meses de septiembre y octubre en el regreso a la actividad habitual tras las vacaciones de “DMR”.
Estuvimos una semana en la Playa del Inglés de Gran Canaria y en una de sus playas cercanas, la de San Agustín, tenía lugar los días 28, 29 y 30 de julio la celebración del 2º Maspalomas Soul Festival. La noche del 29 nos acercamos a la playa para ver sus actuaciones. Había un par de maestros de ceremonias que iban dando paso a los artistas. La noche comenzó con varias colaboraciones y cantantes que se encargaron de hacer acertadas versiones de clásicos del género y llegaba el turno de Derek Martin, leyenda del soul y en sus años jóvenes compañero de colegio de Marvin Gaye, que se había sumado al cartel del festival como sustituto de Stacey Merino.
No somos muy duchos en la obra del sr. Martin, ¿para qué les vamos a engañar tirándonos el pisto aportando datos “wikipédicos”?, pero nos sonaron varios de los temas que tocó. A sus casi 80 años estuvo en escena durante media hora, en la que se movió por todo el escenario e incluso bajó del mismo para mezclarse entre el público de las primeras filas. Nosotros nos tomamos el concierto con suma calma y nos situamos enfrente del escenario sentaditos, pero a una distancia de casi 100 metros que no permitía ver con nitidez excesiva; consecuentemente la birria de fotos que acompañan a este artículo veraniego.
La noche siguió, pero tras el paseo de una hora que nos habíamos dado (y que teníamos que volvernos a dar hasta la avenida de Bonn), decidimos retornar después de que Derek dejara el escenario y diera paso a otras figuras del soul.
Curioso festival, gratuito, y que reunió a una notable audiencia en la playa de San Agustín. No podemos contar mucho más del listado de temas que Derek Martin nos ofreció, pero la verdad es que su voz se mostró con fuerza y vivacidad, lo cual siempre es de agradecer al presenciar una actuación.
Me temo que con esto no les volveremos a ver hasta mediados de septiembre, que he estado oteando posibles conciertos y no veo nada interesante en ninguna fiesta por aquí cerca. Sigan visitando de cuando en cuando nuestro perfil en Twitter o página de Facebook, que algún día les vamos dejando alguna recomendación interesante, cosa que hemos hecho desde que nos tomamos vacaciones de nuestra actividad regular, si bien con no demasiada frecuencia.
Leer más...

viernes, 1 de julio de 2016

DMR cierra por vacaciones 2016

Los seguidores de recorrido de “DMR” lo sabrían y lo esperarían. Siguiendo nuestra sana costumbre de tomarnos unas buenas vacaciones, que abarcan casi el mismo periodo que las que siguen en las universidades, este fin de semana ya no esperen artículo de revisión de disco, ni mucho menos artículo promocional de un nuevo programa de radio (ayer ya hicimos balance de la 7ª temporada que finalizamos allá por finales de mayo).

Es preciso, muy preciso desconectar para volver con más ganas. No descarten artículos excepcionales en julio/agosto sobre algún concierto al que acudamos, pero nada de actividad habitual semanal. Retornaremos el viernes 16 de septiembre, día en el que será Alfredo Morales (si mantenemos la rueda de turnos de los redactores) quien les hable de un nuevo disco tema a tema.

De momento estos 2 meses y pico lo que sí que haremos es postear alguna cosa en nuestros perfiles de Twitter y Facebook de cuando en cuando. Dejamos los comentarios de ustedes hasta la fecha en cualquier entrada todos respondidos (hemos hecho nuestros deberes). Ustedes no dejen la música de lado, pásenlo bien y busquen lugares tan apañados como es la playa de Morro Jable de Fuerteventura (la foto que preside el post corresponde a mi 2ª visita a aquel precioso lugar en el verano de 2012). Nos reencontraremos en septiembre. Pásenlo bien.
Leer más...

jueves, 30 de junio de 2016

DMR finalizó su 7ª temporada en la radio

Sí, ya ha pasado tiempo, pero hoy es cuando publicamos este post para hacer balance. El pasado sábado 28 de mayo de 2016, de cuya fecha intentaré no acordarme por lo meramente futbolístico, pusimos final a nuestra 7ª temporada de radio con el programa homenaje a Prince And The Revolution de la mano de su disco “Music For The Motion Picture “Purple Rain””. La temporada menos extensa en número de programas de DMR, con 14 emisiones, ha sido emitida en Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH), y por el funcionamiento actual de la emisora que no tiene continuidad, solamente se pudo escuchar en los directos realizados a las 16.00h los sábados que tocó. También, en el último programa, contamos con redifusión (volviendo a sonar en las ondas propiamente dichas) en directo en Qué! Radio Madrid Este en el 92.2 FM en las inmediaciones de Torrejón de Ardoz. Todo ello gracias a nuestro buen amigo Francisco José Bujalance.

El menor número de programas estriba en que quizás nos hemos tomado descansos más prolongados de actividad en los periodos que solemos desconectar (Navidad, Semana Santa). Aún así creo que podemos estar muy satisfechos de lo ofrecido, sobre todo en el apartado de entrevistas que hemos llevado a cabo. Destacan mucho Nacho Gª Vega, componente de Nacha Pop, con el que cumplimos un reto que teníamos pendiente desde hace tiempo, la participación de Jordi Sánchez de OBK que participó en el coloquio que realizamos sobre el disco “Antropop” y Emanuel Pérez “Gato”, bajista de Izal, banda sensación de los últimos tiempos, que nos ayudó a dar forma a otro gran programa.

No puedo dejar de mencionar a Cristian Haroche de Sharon Bates y a Feli Cedeño de Digo Detroit, que han sido los otros invitados que hemos tenido en esta 7ª temporada. No puedo dejar en este artículo de mencionar a nuestros buenos colaboradores. José Antonio Sánchez y Óscar Cañas, por unos u otros motivos, son los que menos han participado en esta 7ª temporada con 1 participación para cada uno. Luis F. Novalvos, Alfredo Morales (quien presentó el programa dedicado a “Olympia” de Austra, relevándome voluntariamente a los mandos como homenaje por su partida al extranjero por motivos laborales; lo hizo de forma más que solvente) y mi mano derecha Mariano González (que estuvo, como siempre, todos los días de coloquio) completaron el elenco de habituales de DMR. A los 5, mil gracias por ayudarme a seguir adelante con este proyecto. Muy sinceramente.

La intención es seguir y estamos buscando una mayor fuerza… No podemos revelar nada más. Todo es posible y nada también. Por motivos de visita a Bilbao para, por fin, poder ver a Kraftwerk en directo en el museo Guggenheim, hasta el 15 de octubre no arrancaríamos de nuevo en las ondas. De momento, si lo estiman, pueden visitar Ivoox y escuchar el material que hemos sellado desde el pasado mes de octubre hasta hace unas semanas. La radio queda vacía pues, tal y como muestra la foto que preside este artículo, la cual ofrece una visión del hall principal de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). Aquí les dejamos el listado y el link al perfil de Ivoox para que se guíen: http://www.ivoox.com/escuchar-audios-abacab_al_7681_1.html

Dmr 7-1: Rick Astley - “Whenever You Need Somebody” (1987).
Dmr 7-2: OBK - “Antropop” (2000) (incluye entrevista con Jordi Sánchez).
Dmr 7-3: Fleetwood Mac - “Rumours” (1977).
Dmr 7-4: Peter Gabriel - “4 (Security)” (1982).
Dmr 7-5: Kate Bush - “Never For Ever” (1980).
Dmr 7-6: Heaven 17 - “The Luxury Gap” (1983).
Dmr 7-7: Nacha Pop - “El Momento” (1987) (programa entrevista con Nacho Gª Vega).
Dmr 7-8: Duran Duran - “Rio” (1982).
Dmr 7-9: Sharon Bates - “Dirigido Por Adam Smithee” (2013) (programa entrevista con Cristian Haroche).
Dmr 7-10: Austra - “Olympia” (2013).
Dmr 7-11: Digo Detroit - “Ascendente” (2015) (programa entrevista con Felipe Cedeño).
Dmr 7-12: Talking Heads - “More Songs About Buildings And Food” (1978).
Dmr 7-13: Izal - “Agujeros De Gusano” (2013) (programa entrevista con Emanuel Pérez “Gato”).
Dmr 7-14: Prince And The Revolution - “Music For The Motion Picture “Purple Rain”” (1984).
Leer más...

martes, 28 de junio de 2016

DMR cumple 8 años

Aguantamos. DMR cumple 8 años en la brecha. En este año no ha habido muchas novedades. Seguimos una velocidad de crucero basada en nuestra publicación semanal (ya sea de análisis de un disco o de promoción de un programa de radio que se hará el sábado), las crónicas de conciertos y las necesarias vacaciones que nos tomamos en verano, navidades y Semana Santa para retornar con fuerzas.

En el aspecto escrito continúan Mariano González y Alfredo Morales (ahora en la lejanía de Túnez) alternándose en la rueda de escritores de artículos de revisión de discos conmigo. En este año hemos tenido la suerte de acudir a varios conciertos como medio acreditado que nos enorgullecen particularmente; haciendo memoria me vienen a la mente en 1er. lugar Rick Astley y en 2º lugar la triada de grandes grupos del indie patrio como son Second, Izal y Love Of Lesbian, a cuyos conciertos de presentación de sus respectivos últimos discos en Madrid hemos tenido el honor de acudir para informar de las actuaciones.

No hay previsto cambio de imagen para este año (ya lo hicimos el año pasado), ni tampoco cambiaremos a priori nuestro funcionamiento, con el que estamos moderadamente satisfechos. Confiamos en que DMR siga siendo un lugar que les guste de cuando en cuando visitar, bien para descubrir nuevos discos, para leer nuestras reflexiones sobre obras que ya conozcan y contrastar las suyas con las nuestras o que escuchen los podcast de los programas de radio que realizamos y los cuales insertamos aquí en artículos específicos tras sus correspondientes emisiones en la radio.

En breve pararemos por vacaciones de verano (ya saben que nuestro ritmo se asemeja al del curso universitario ya desde hace un tiempo para acá) y comenzará la cuenta atrás para cumplir 9 años. Por cierto, por si tienen curiosidad, la foto que preside el artículo corresponde al actual lugar donde desarrollo la mayor parte del trabajo que corresponde a este proyecto que está hoy de celebración.
Leer más...

viernes, 24 de junio de 2016

Julieta Venegas - Sí (2003)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Debo reconocer primeramente que en lo que a Julieta Venegas respecta no fui un seguidor de primera hora, sino que fue con “Sí” cuando atisbé las cualidades de su música. En realidad no tiene nada de raro, el disco funcionó muy bien en España y los singles “Andar Conmigo”, “Lento” y “Algo está cambiando” sonaron con fruición en las radios. Ése fue el primer cambio, la presencia mediática. Hasta entonces Julieta Venegas sonaba (al menos en España) sobre todo en ámbitos más bien alternativos, pero “Sí” supone una revelación y de repente se descubre un potencial comercial quizá inédito, o al menos por explotar.

¿Era “Sí” más comercial? De momento aceptemos la premisa de que es más accesible y más amable en su sonido. Anteriormente había publicado ya dos LP, “Aquí” (1997) y “Bueninvento”” (2000) el cual ya fue un avance en cuanto a notoriedad, siendo nominado al Grammy Latino al Mejor Álbum de Rock Vocal. Además supuso uno de sus primeros contactos con España, al grabarse el vídeo del single “Hoy no quiero” en Madrid (el primer contacto quizá sería participar en la canción “Infinito” de Enrique Bunbury). Volviendo al tema que habíamos planteado, en efecto los dos primeros discos son distintos en estilo. Para empezar hay cambios en los arreglos y en la instrumentación, los sintetizadores y los toques electrónicos en “Sí” son mucho más preeminentes, mientras que las guitarras y el rock retroceden. “Sí” es un disco más sencillo (no simple) y más directo; “Bueninvento” tiene más recovecos y más rudeza, lo que hace que en las primeras escuchas no sea tan inmediato como “Sí”. A pesar de todo, los mencionados dos primeros discos son dos obras muy a tener en cuenta, con fuerte personalidad y melodías sumamente aprovechables no exentas de reconocimiento. Algún medio calificaba a Julieta como la “Pj Harvey mexicana”.

“Sí” es, como decíamos, un disco de estructura y formas sencillas. Lo más recordado y reconocible son las tres primeras canciones, que se correspondes con los tres primeros singles, y además tienen un toque muy naif y un sentido de la melodía muy determinado; son tarareables y con encanto. A partir de ahí, la cosa se vuelve más movida, rítmica y bailable, con su toques sintetizados, guitarras no muy presentes pero con un enfoque muy ágil y saltarín y estribillos muy marcados. Como excepción pondríamos a “Oleada”, pero todo ellos lo veremos con más detalle en el análisis propiamente dicho. Inicialmente, en las primeras escuchas que tuve, conecté más con el “primer sector” de tres canciones y fueron las sucesivas audiciones las que hicieron que me divirtiera también con otros registros. A fin de cuentas, aunque haya un muestrario de diversas emociones o incluso de actitudes, una buena definición del disco sería la de “divertido”, algo a veces injustamente infravalorado pues recordemos que la función primordial de la música es su sentido lúdico, mientras que otras características son sobrevenidas.

Otra razón que he elegido para rescatar este “Sí” es una razón clásica en DMR: la congruencia meteorológica. O dicho en corto: la tendencia a escuchar más ciertos tipos de discos en función de la época del año. De este modo obras de ritmos cálidos y despreocupados parece que pegan más en épocas estivales que no en mitad del invierno. Lo cual no significa que, p.ej, no pueda disfrutar de “Pornography” de The Cure en julio, pero la oscuridad de épocas frías hace que su efecto se refuerce. Partiendo de esta premisa creo que “Sí” es un disco perfecto para escuchar a estas alturas del calendario, pues lo considero un disco de tintes positivos (desde el mismo título del álbum) y cálidos.

Una nota negativa, que quizá no sea tan relevante: la portada. Ese fondo rosa, con Julieta vestida de novia con cara de niña buena me parece más hortera que un 600 con airbag. De todos modos de la misma manera que no hemos de juzgar un libro por la portada, no hagamos lo propio con un disco. Por eso vamos con la música.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Lento”: Una canción acariciante, suave, propia del pop delicado. La canción la hacen prácticamente los toques de acordeón y la voz de Julieta; apenas hay alguna base que sirve de apoyo. La intención de la canción es la sutileza, no dar un golpe encima de la mesa sino ir aplicando pinceladas. La letra sigue la idea de que en las relaciones las cosas buenas se hacen esperar y es necesaria la paciencia. El video fue rodado en las calles de Tokio y también aparece Ivonne, la hermana gemela de Julieta. Fue segundo single.

2. “Andar conmigo”: Si bien tiene toques de la primera canción, se da un enfoque más bohemio y cantarín; no tan naif en su tono. El acordeón (un instrumento muy presente dentro del disco, tocado por la propia Julieta) es más prominente y la melodía es más desenvuelta. Canción hermosa y alegre. Sin ser un experto en la materia me da la sensación de que tiene un toque más mexicano. La letra habla de un amor incipiente que apenas sí se ha atrevido a despuntar. El vídeo muestra a Julieta Venegas buscando pretendientes en una cantina, vestida de novia. Fue primer single.

3. “Algo está cambiando”: No ceja el disco en ofrecernos buenos momentos de pop, en este caso el resultado es más parecido a “Lento”. Pop bonito, casi envuelto para regalo, con una de las interpretaciones vocales más interesantes de Julieta, dentro del disco; particularmente en la subida de tono en el enganche entre las estrofas y el estribillo. Letra sobre los pequeños cambios que ocurren en el interior de una persona “que a simple vista no se ven” y cómo afectan a las relaciones; quizá también sobre la rutina. Al respecto el vídeo musical es bastante curioso, a base de una misma escena repetida varias veces con sutiles diferencias e imágenes curiosas como varias Julietas colgadas de un perchero. Fue tercer single.

4. “A tu lado”: A partir de aquí comienza la parte más animada y bailable del disco, con más vigor rítmico y más presencia electrónica. Bien se puede se notar de entrada en las estrofas, que son casi un funk sofisticado con algún toque sintético. El estribillo es muy arremolinado y en continuo ascenso; manierista a su manera. Buena forma de empezar una parte distinta del disco. “Quiero estar a tu lado y ahí me quiero quedar”, es el mensaje literal de la letra.

5. “Lo que quieras”: Uno de los números donde más se nota la parte sintética del disco. Se trata de una electrónica de medio tiempo, sin grandes desmanes rítmicos pero lo suficientemente desenfadada como para tener un tempo alegre. Todo ello mezclado con elementos de cálido pop latino, además de los toques de acordeón; ni que decir tiene. Sencilla letra de atracción y de hacer lo que deba hacerse por la persona amada.
6. “Mala memoria”: Los primeros segundos los ocupan una distorsión de guitarra que hace que parezca que la canción vaya a ser más rockera de lo que realmente va a ser en realidad. Las estrofas son más o menos reposadas, con esa mezcla electroacústica que va caracterizando el disco. El sencillo estribillo es mucho más vehemente y nos encontramos ante una Julieta menos delicada, recriminando a su amante su mala memoria respecto a las promesas hechas en el pasado. Llegado a este punto empezamos a encontrar más claramente la ligazón estilística que va siendo protagonista.

7. “Nada serio”: Las estrofas comienzan con ritmo cadencioso, algo trabado, un poco hipnótico, el cambio al estribillo es más suave que en otras canciones pero es bastante notorio aun así. Medio tiempo no tan exultante como otros pero en el que Julieta se muestra más apasionada. La ingenuidad reflexiva de otras canciones aquí se convierte en ansias de una relación que, de momento, no es nada serio.

8. “Donde quiero estar”: Las estrofas son un funk casi puro y duro, con unas rítmicas guitarras (más presentes que en otros cortes) y un toque bailongo bastante conseguido, resultando de lo más divertidas. El estribillo es bastante más suave, más dulce y en cierto modo consolador pues en él Julieta trata de animar a su pareja, la cual no acaba de fiarse de ella. Interesante.

9. “Alguien”: Dejamos un poco la tónica de anteriores canciones y nos encontramos ante un pop rock de manual, adornado tónicamente por el acordeón, y mucho más acústico en su planteamiento. El desarrollo del tema esta vez ahonda más en la melancolía y eso se nota tanto en el fondo como en la forma. De ese modo la letra acompaña al sentimiento general y nos habla de la búsqueda, un tanto desesperanzada, de alguien afín, que nos escuche, nos comprenda, etc.

10. “Oleada”: El cambio de tercio es ya total en la última canción del disco. Una de las canciones más hermosas y reflexivas de “Sí”. Estilísticamente es un tema de predominancia acústica, con algunas hechuras country. Una de mis favoritas del LP y una estupenda muestra de la capacidad de Julieta Venegas para crear hermosos temas. Cuenta con un curioso video musical, un poco road movie, donde Julieta se encuentra con unos extraños animalillos. Fue cuarto single y un magnífico cierre de la obra. La letra tiene algo de positivo al hablarnos de dejarnos llevar sin pensar mucho a dónde, e ir acumulando bagaje, sin olvidar lo ya aprendido.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Es necesario señalar el trabajo en las labores de producción de los argentinos Cachorro López y Coti Sorokin (Coti para los amigos, reconocido músico con unos cuantos éxitos), importantes en la dirección sonora más acorde con el pop y los toques electrónicos. No era fácil pues los dos primeros discos de Julieta Venegas fueron producidos por el oscarizado Gustavo Santaolalla y suceder a tan prestigioso músico no es labor precisamente fácil. En cualquier caso “Sí” supuso un triunfo a casi todos los niveles; las cifras de ventas fueron realmente buenas a ambos lados del Atlántico, la notoriedad de Julieta siguió en franco ascenso y el esfuerzo fue recompensando con premios como un Grammy Latino p.ej.

Personalmente creo que teniendo en cuenta toda esta significación y el empujón que supuso, estamos ante uno de los discos más importantes de Julieta Venegas; es el típico caso de disco bisagra, que abre horizontes y posibilidades. El sonido es fácilmente asimilable, no tiene mucha trampa ni cartón, y es accesible desde las primeras escuchas. No creo que eso rebaje la validez respecto de otras entregas anteriores, estamos ante uno de los casos donde el concepto de accesibilidad no está emparentado con el de banalidad; rememorando lo que decía en la introducción a veces tengo la impresión de que lo lúdico está infravalorado. Una buena señal es que la longitud del disco nunca da la sensación de hacerse larga, de encontrarnos un minuto desaprovechado o algo fuera de su sitio. Un disco refrescante para cuerpo y mente.

Ahondando en esto, hay canciones posteriores de Julieta Venegas que siempre tengo asociadas a la estación veraniega. En concreto me refiero a su participación colaborativa con Coti y Paulina Rubio en “Nada Fue un error” que sonó persistentemente en el verano de 2005 (y he de decir que no me gusta mucho) y a su propio tema “Me Voy” (verano de 2006) que sí que me gusta bastante y es otro ejemplo de unión entre comercialidad y muy buen nivel musical. Más allá de esto la carrera de Julieta Venegas ha sido francamente interesante, siguiendo precisamente por el disco que contenía “Me Voy” (“Limón y Sal”), nuevamente recompensado con un gran éxito y que contiene algunas canciones más que válidas como la canción título o “Eres para mí”. ¿Y cuál es uno de los síntomas del éxito? Pues grabar un MTV Unplugged, que es lo que sucedió en 2008. No fue muy revelador pero nos dejó “El presente”, una canción muy aprovechable. Y así continúo la publicación de discos… Hasta hace nada; en 2015 público “Algo Sucede”, el que es su último disco, donde queda patente su duradera buena forma.

También me gustaría apuntar la estrecha relación que tiene Julieta con nuestro país. De hecho “Sí” fue en parte producido en Madrid y en cuanto a duetos o colaboraciones la lista es ingente. Por ejemplo: ha cantado “Morena mía” junto con Miguel Bose, ha participado en un tributo a Joaquín Sabina interpretando “Corre, dijo la tortuga”, colaboró en el disco “Ofrenda” de Pedro Guerra, en el disco de Mastretta “Lunas De Miel” y ya hemos mencionado la colaboración con Enrique Bunbury. No olvidemos tampoco que siempre ha girado por aquí con cierta asiduidad, participando en algunos eventos importantes como por ejemplo el Festival de Benicassim de 2011; hecho que, por cierto, consiguió que a la aristocracia hípster se le cayese el monóculo (de pasta, claro) al enterarse de su inclusión en el cartel. Cosas de la … ejem… “modernidad”. En cualquier caso es como si Julieta Venegas estuviera un poco emparentada con España, hecho que debería enorgullecernos.

En fin, “Sí” es el resultado de la feliz conjunción de belleza y diversión, de delicadeza y dinamismo, de ligereza y de inteligencia. Un disco fácil de escuchar y fácil de apreciar. Si no lo han escuchado, no es mal momento ahora.

Texto: Mariano González.
Leer más...

jueves, 23 de junio de 2016

Concierto Miguel Bosé. Torrejón de Ardoz (20-06-2016)

Saben que es costumbre para mí, como torrejonero de adopción prácticamente desde que nací, acudir al menos a una de las actuaciones que el consistorio programe en sus fiestas populares de mediados de junio, siempre y cuando haya alguna de mi gusto en mayor o menor medida. Aunque el ayuntamiento de la localidad no es audaz ni arriesgado como el de Móstoles, que se atreve a programar en sus conciertos del Parque Finca Liana actuaciones de bandas referentes del indie patrio que mueven legiones como Love Of Lesbian o Izal, suele siempre haber una actuación que nos llame la actuación.
En esta ocasión había una muy clara y señalada: la de Miguel Bosé del lunes 20 de junio. Ni me lo pensé por el asunto del día de la semana. Se hacía el esfuerzo y ya habría lugar para siestas recuperadores por el trasnoche (la actuación arrancaba a las 23h) y el madrugón del martes.
Hacía casi 9 años que no veía a Bosé en vivo (no cuenta que hace casi justo un año nos diéramos un paseo por las inmediaciones de Las Ventas para escuchar parte de su concierto desde fuera). Curiosamente mi última ocasión fue en el mismo lugar, en la gira de “Papito”, en septiembre de 2007 en una noche de domingo de amargo recuerdo para el baloncesto español (a la misma hora se perdía una final de un Europeo jugado en España frente a Rusia en el Palacio de los Deportes). El recinto ha sido acondicionado desde entonces y para esta ocasión estuvimos mucho más cerca que aquel día que estuvimos bastante alejados del escenario.
Esta vez logramos una 3ª fila algo ladeados a la derecha según miras al escenario. Antes estuvimos tomando algo por la feria en compañía de nuestro colaborador radiofónico Luis Felipe Novalvos (siempre es un placer ir con él a un concierto), con mi novia y con mi suegra, la señora Santa que a sus ya cumplidos 70 años disfrutó del concierto y aguantó las 2 horas situada casi en primera fila, siendo la 1ª vez en su vida que veía en directo a Miguel, aún siendo admiradora suya desde mucho tiempo atrás.
Bosé no quiso hacer sufrir a la gente y con puntualidad exquisita salió al escenario a las 23.00h. Se apagaron las luces y en los primeros compases, dedicados a temas de su último disco “Amo” (del cual, reconozco, no he escuchado mucho), Miguel llenó él solito el escenario; los músicos tocaban detrás de los bloques-columnas que servían como pantallas para las proyecciones. La siguiente foto muestra uno de los primeros compases del concierto.
Me agradó muchísimo el protagonismo que “Salamandra” de 1986 tuvo en el show. En el primer sector se anotó la interpretación de la canción título, con elegantes proyecciones de corte oriental en los bloques (a medida que el personal que le acompaña ya iba apareciendo en escena) y “Nena” en versión moderna (para disgusto supremo del sr. Novalvos, que echa de menos su toma clásica de estudio). Vean a continuación lo bien que nos quedó esta imagen con Bosé cantando “Salamandra” bajo la amenaza de un dragón oriental.
Del lp de 1986 también aparecieron en el tramo final la heroica “Partisano” y en el primer bloque, formando equipo con las 2 comentadas en el párrafo anterior, “Aire soy”, una de mis canciones favoritas de Bosé de todos los tiempos. Sonó elegante, preciosa, sutil…
Quizás esta interpretación de  “Aire soy” sea uno de mis momentos que queden para el recuerdo de las veces que he visto a Bosé en directo (3 hasta la fecha), junto al “Hey Max” y “Sevilla” de 2005 aquel sábado 10 de septiembre en el polideportivo de Parla en sus fiestas patronales; eso sí, no me supuso demasiada sorpresa, ya que en la audición externa en Las Ventas ya pude degustarla y fue en esa ocasión cuando sí que me supuso un sorpresón notable escucharla. Abajo el video que grabé; no esperen mucha calidad, ya que no presto mucha atención a la pantalla, sino que lo vivo insitu y el móvil queda por debajo y se graba como se puede. Eso sí, Miguel, por su vestimenta blanca, deslumbra y no se le ve muy bien.

Solamente eché mucho en falta, dentro de la lógica de repertorio (no me voy a poner aquí a solicitar cosas raras como “Hey Max” o “Senza di te”) a ese clásico que es “Duende”. Por lo demás, no faltaron las impagables “Amante bandido” (incluida en los bises) y “Sevilla”, que sonó elegante, con notables paradas y arrancadas en su ritmo, mediada la actuación. Aquí les dejamos insertada “Sevilla”.

De ese disco bisagra de Bosé de 1984 “Bandido”, sonó “Horizonte de las estrellas”, en versión muy disco, moderna y readaptada; yo, personalmente, he de decir que aquí sí que me gustó la toma de este tema no tan evidente de escuchar en una actuación de Bosé y que ya sabía de antemano que era una de las novedades a modo de recuperación que Miguel había incluido en el presente “Amo Tour”. Grabamos “Amante bandido”, pero momentáneamente se nos quedó la cámara sin batería, por ese motivo el siguiente video que les incluimos en el post está cortado al final y es obligadamente un abrupto fragmente o, como a mí me gustan nombrarlos en Youtube, “excerpt”.

Prosigamos con el escrutinio. Aparte de jalonar temas de “Amo”, Bosé supo elaborar un set list plagado de hits. No faltaron los temas troncales de “Bajo El Signo De Caín”. Y no se llevaron mucha distancia dentro de las 2 horas de duración “Si tú no vuelves” y “Nada particular”. Miren, ahora caigo, a la hora de repasar los temas que sonaron por álbumes de Bosé, que no cayó nada de “Laberinto”, disco de 1995 que me gusta mucho y donde se encuentra “Este mundo va”, que sin duda es otra de mis canciones favoritas de Miguel de siempre. Una pena.
Siguiente comentando algo más de los 2 hits de “Bajo El Signo De Caín” que ofreció Miguel, me gustaron mucho las proyecciones de las que disfrutó “Si tú no vuelves”, con los relojes en las pantallas-bloques (vean la imagen que situamos justo aquí arriba); estas 2 canciones del disco de 1993 fueron por lógica de sus formas de los pasajes más emotivos de la noche, sobre todo el que supuso “Nada particular”, que a ratos erizaba el vello.
“Morena mía” salió solvente en los bises, donde la gente se relajó con sus formas sensuales y con agrado vimos que de “Cardio” se mantiene en el repertorio la fabulosa “Dame argumentos”, que sonó fiel a su toma de estudio (éste fue uno de los momentos que más disfruté y que en coincidencia personal también agradó a Luis F. Novalvos, el cual se había quedado algo atrás por motivos de corrimientos de gente al iniciarse la actuación). “Como un lobo” sin embargo sí que sonó en modo más moderno, acreedor de la revisión junto a Bimba para “Papito” y regaló un buen momento de baile a mitad de concierto. Ahora les insertamos nuestra grabación de “Dame argumentos”.

“Bambú” mantiene el tipo de ese “Los Chicos No Lloran” y sus galones están intactos al situarse en el sector final de la actuación. Las curiosidades del listado fueron “El hijo del Capitán Trueno”, que narra en metáfora la controvertida relación personal que Miguel tuvo con su padre Luis Miguel Dominguín (cosa que explicó en aquel conciertazo de Parla en 2005 ya citado antes), y que sumó más a “Sereno” de 2001 en el haber del listado. No me imaginaba que sonara, la verdad.
Cuando parecía que el show acababa, Miguel se mantuvo en escena un ratito más para regalar de forma muy sentida al público “Te amaré”. De esa forma completó 2 horas de concierto de alta satisfacción. Antes de arrancarse con esta bonita y sentida balada, Bosé se dirigió de forma extensa y sincera al público, agradeciendo el apoyo prolongado a lo largo de tantos años que ha recibido de su núcleo más duro de fans; estuvo de 10 en este discurso de agradecimiento, la verdad. Abajo Miguel, sonriente durante “Te amaré”.
Bien es cierto que Miguel Bosé no tuvo en esta fecha que les estamos narrando su mejor estado de forma vocal. Se hizo patente en el largo speech de agradecimiento que acabamos de comentar previo a “Te amaré” y en ciertos pasajes de las canciones donde Miguel quedaba al mismo nivel de los coros que le acompañaban, entre cuyos componentes me costó mucho reconocer a la compañera de camino de tanto tiempo de Bosé Helen de Quiroga (ahora con look de pelo corto rubio, vean la siguiente fotografía; la última vez llevaba el pelo largo y castaño, imaginen si ha pasado tiempo…).
Los músicos que acompañan a Bosé tocan bien. Se echa de menos a Pedro Andrea en el sentido emocional (por aquello del tiempo que formó parte del universo musical de Bosé en su día), pero Miguel es un tío hábil que no comete errores en este apartado. Bosé estuvo elegante. A sus 60 años se mantiene bastante bien. Con look repeinado, y el pelo recortado respecto al inicio de la promo de “Amo”, creo que ha mejorado en este aspecto. Mucho mejor la vestimenta blanca de arriba abajo que lució en la noche de Torrejón de Ardoz que los estampados imposibles que llevaba en años anteriores.
Aquí arriba parte de los músicos del directo de Miguel. Bosé se movió bien por todo el escenario. Estuvo cariñoso (más que nunca de las veces que le he visto hasta la fecha; no es que las otras veces estuviera hecho un ogro, ni mucho menos, no se equivoquen) y agradecido con su fiel público y solamente se le puede echar en cara algo el aspecto vocal, si bien no fue algo acusado y prolongado, sino que se notó en ocasiones puntuales.
El show que nos propone Bosé está bien cuidado. La puesta en escena está muy bien con las columnas o bloques que sirven de pantallas. Las proyecciones son muy acertadas; por cierto, hubo una para una canción de “Amo” (creo) que incluía videos publicitarios de origen oriental que eran hilarante y llamaba mucho la atención; a continuación una imagen del citado momento.
Triunfo absoluto para Bosé. Recinto a rebosar. Ambiente inmejorable y muy familiar (había amistades de nuestro querido L.F. Novalvos que estuvieron con nosotros e iban con sus hijos que en ocasiones no llegaban ni a la decena de edad), con la gente emocionada en el buen sentido (no como las petardas del concierto de días antes de Javiera Mena) y disfrutando a tope con todo lo que Miguel proponía sobre el escenario.
Quizás el concierto de la gira “Velvetina” que viví en Parla me gustó más (guardo un recuerdo excelente y además era la primera vez que vía a Miguel en concierto, cosa que supongo que influirá notablemente en la percepción tan idealizada que me quedó), pero este concierto me gustó más que el que vi en el mismo lugar en 2007.
A eso de la 1 de la madrugada se marchaba Miguel del escenario y nosotros retornábamos para Madrid, tras saludar a Mercedes y otras “boseófilas” a las que tanto agradecemos que escuchen nuestros programas de radio y que ayudaron con su movimiento a través de internet a que el programa sobre “Velvetina” y el de “Cardio” fueran un éxito.
Al salir de Torrejón de Ardoz nos chupamos un atasco en la avenida de Las Fronteras de la localidad, en el que se vio la peor faz de los conductores voraces y jetas. Luis Felipe sufrió que me arrancara con el estribillo de “Única libera radio”, canción que confundió con “La autoradio canta” a la hora de hablar sobre “Los Chicos No Lloran” antes del concierto y que corrigió en el trayecto de vuelta; a él no le gusta esa canción tan ligera y desenfadada y a mí sí, con lo que ello conllevó cuando me la recordó.
Nos fuimos tarde a la cama, pero muy contentos de haber vivido este concierto del gran Miguel Bosé. Uno de nuestros artistas capitales de la música pop y al que hay que agradecer que tras tantos y tantos años de carrera sea capaz de ofrecer un espectáculo tan solvente y digno de ver en el escenario. Y además cumpliendo 2 horas exactas de actuación, cosa que no todo el mundo ofrece. Bravo muchacho.
Leer más...

miércoles, 22 de junio de 2016

Programa Prince And The Revolution “Music For The Motion Picture “Purple Rain”” (Temporada 7/ Programa 14)

Con este homenaje a Prince y a su por entonces banda The Revolution, pusimos punto y final a nuestra 7ª temporada de radio. Fue el pasado 28 de mayo de 2016, día que pasará a la historia por ser la 3ª vez en la que el Club Atlético de Madrid no pudo terminar de ser campeón de Europa y por el cierre de nuestra temporada radiofónica más corta (asunto de puentes, vacaciones algo más largas y demás).

Quisimos tributar al artista de Minneapolis, unas semanas después de su repentina muerte recogiendo el disco quizás más masivo, aquel que concedió la banda sonora a la película con algunos guiños biográficos del propio Prince “Purple Rain”. Estuvimos en los estudios de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) Luis Felipe Novalvos y servidor de ustedes y vía telefónica participó una vez más Mariano González (insertado nuevamente de manera atroz en la foto de rigor; por cierto, lo de mis gafas de sol no son pose cool barata, sino intento de evitar males derivados de conjuntivitis alérgica).

El programa se emitió a las 16.00h en la sintonía de RUAH y contó con la difusión en las ondas en Qué! Radio Madrid Este, con lo que en el 92.2FM pudo escucharse en Torrejón de Ardoz y áreas no muy lejanas; nuestros agradecimientos a Francisco José Bujalance, director de dicha franquicia de la emisora nacional, que siempre confía en “DMR”.

Creo que nos quedó un homenaje aceptable a Prince. Hicimos lo que pudimos al menos. Aquí les dejamos insertado el reproductor para su escucha y les ponemos en enlace a Ivoox para que se lo descarguen si quieren: http://www.ivoox.com/dmr-7-14-audios-mp3_rf_11978646_1.html
Leer más...