viernes, 27 de febrero de 2015

Temporada 6/ Programa 10: Eladio Y Los Seres Queridos y “Orden Invisible” (2014)

Nuevo episodio de programas con entrevista. En esta ocasión prestamos atención a la banda gallega Eladio Y Los Seres Queridos. Es Eladio Santos, el líder y cantante del grupo quien nos acompañará en este programa para desgranar muchas cosas del hasta la fecha último disco del grupo.

“Orden Invisible” es el 3er. trabajo de estudio de Eladio Y Los Seres Queridos. Con este programa que le dedicamos, el grupo completa la “triple corona” de “DMR”: artículo escrito del disco, crónica del concierto en Madrid y culmina con el programa de radio. En el programa sonarán nuestras canciones preferidas del disco.

Comentaremos varias cosas sobre el significado de las canciones, su proceso de creación y también hablaremos de la historia en general de Eladio Y Los Seres Queridos. A buen seguro escucharán cosas que desconocían de la formación. No se lo pierdan y acompáñennos este sábado 28 de febrero a las 16.00h en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). Les esperamos.

Links de interés:
Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/794718013952905
Emisión on-line RUAH: http://www.ruah.es/online.html
Leer más...

martes, 24 de febrero de 2015

Discos, música y reflexiones entrevistó a Eladio Y Los Seres Queridos

Justo tras emitirse el estreno de nuestro programa-entrevista con Stefano Maccarrone de Mendetz llevamos a cabo la grabación del nuevo ítem de este capítulo de programas de nuestra 6ª temporada. Contactamos con Eladio Santos por teléfono y tras un par de intentos fallidos con el móvil, conseguimos contactar de forma correcta y continua en el teléfono fijo del hotel donde el grupo se encontraba alojado en Segovia ese día para ofrecer un concierto.

Fue el pasado 31 de enero en torno a las 17.30h y es casi un mes después cuando le llega el turno dentro de nuestro muy completo calendario de emisiones del año. Eladio Santos en representación del grupo que lidera nos habló de muchas cosas, partiendo del prisma protagonista que fue su hasta la fecha último disco “Orden Invisible”.

Hubo mucho que comentamos: detalles del disco, significado de las canciones, trayectoria del grupo, anécdotas. Dio mucho de sí y creemos que nuevamente nos quedó un programa muy agradable al que también contribuyen las bonitas y sentidas canciones que seleccionamos de “Orden Invisible” y que sonarán intercaladas en el programa.

Les esperamos este sábado 28 de febrero de 2015 a las 16.00h en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). No se lo pierdan. Agradecemos a Pablo Camuñas de Promociones Sin Fronteras sus gestiones para que hayamos podido llevar a cabo este programa.
Leer más...

lunes, 23 de febrero de 2015

Discos, música y reflexiones cubrirá el concierto en Madrid de Band Of Skulls (27-02-2014)

Este viernes se presentan en la sala La Riviera la banda británica Band Of Skulls para presentar el hasta la fecha 3er. disco de estudio de su trayectoria “Himalayan”. Este trío vendrá a defender las composiciones de su último trabajo y a buen seguro incluirán otros temas de sus trabajos anteriores para completar el show.

El programa se presenta condimentado con un artista invitado tan interesante como son Zeno And The Stoics, grupo al que vimos hace ya mucho tiempo (hace casi 8 años en el Pepeworld Festival junto a Smashing Pumpkins y The Killers entre otros). Un buen plan en conjunto para la noche de este próximo viernes 27 de febrero de 2015.

Allí estaremos para informarles a posteriori de lo que Band Of Skulls y Zeno And The Stoics ofrezcan. En días siguientes al concierto publicaremos un artículo detallado. Agradecemos a Mónica Caballero de Promociones Sin Fronteras que nos haya tenido en cuenta para poder informarles de este concierto.
Leer más...

sábado, 21 de febrero de 2015

ELE - Summer Rain (2014)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Hablar de que ELE, el proyecto actual de Elena Iturrieta, es básicamente folk es simplemente ser superficial. ELE en su primer disco demuestra que no es folk todo lo que suena en su hasta la fecha única obra. En “Summer Rain”, disco producido por el señor Pablo Cebrián, ELE abordan el country, el soul, el góspel y mucho más.

Elena Iturrieta es una trabajadora de la música. Ha colaborado en otros proyectos musicales en un segundo plano al ser otro el artista principal, y ahora ha llegado la hora de tomar las riendas y bajo el nombre de ELE afrontar el ambicioso proyecto que lidera; no hay más que ver su presentación en directo, ampulosa y notoria y que amplifica sorprendentemente lo hecho en estudio.

“Summer Rain” es un trabajo de fácil escucha, pero no por ello es vulgar. Ahí reside su fuerza. Apostando por géneros a priori poco accesibles, ELE consiguen llamar la atención. ¿Será por la dulce voz de Elena? ¿Será por las sentidas letras? ¿Será por la instrumentación? ¿Será por los coros? Por todo en uno. Pasemos a analizar sus canciones sin más rollos previos.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Am I wasting my time?”: “Summer Rain” comienza con una canción recogida, muy sentida y que transmite algo de dolor. Una pista algo oscura y melancólica que tamiza el disco de alguna forma, ya que aunque “Summer Rain” es muy luminoso y movido, tras la primera escucha que realicé me quedó una sensación de cierta introspección y profundidad que realmente luego no es tanta. De hecho, en directo, cuando vimos a ELE en acción en Las Ventas, el disco amplifica su lado más positivo y lúdico. “Am I wasting my time?” evoluciona muy bien, va incorporando los coros casi sin darnos cuenta y Elena Iturrieta agudiza su tono y alcanza unos registros álgidos estupendos en el tramo final. La canción, tras alcanzar su clímax, comienza su bajada para terminar en texturas semidesnudas. Muy buen comienzo de disco que denota calidad y mucha elaboración.

2. “A thousand miles away from you”: Toca restar algo de hierro al asunto y “A thousand miles away from you” gira del soul melancólico de apertura a un folk más lleno de luz y llevadero, moviéndose en un medio tiempo donde la mesura solamente se ve alterada por un momento cuando el coro dice de alguna forma “aquí estamos nosotros”.

3. “Shadows”: Quizás ahora nos enfrentemos a nuestra favorita de “Summer Rain”. Alguien como yo que gusta de The Cure y adora a Kate Bush, es normal que se deleite con una pieza tan reflexiva y fabulosa como es “Shadows”. ELE adopta un registro más grave en la voz, acorde con la melodía de piano solemne y pausada que conforma esta joya. Lo que más se puede leer por ahí sobre ELE es, a nivel comparativo quiero decir, que estamos ante la Norah Jones española; y a esas afirmaciones no les falta cierta razón (de hecho en la voz hay muchas semejanzas), pero nosotros somos más chulos que un 8 y aquí vemos ciertos aromas a la Kate Bush de sus 3 primeros discos. Encantados estamos de ello.

4. “Go and never look back”: En “Go and never look back” sorprende el inicio country tan solemne, ya que la canción no tarda en acelerarse, pero sin dejar el retazo country. Una canción animosa donde se aprecia nuevamente la destreza vocal de Elena que sabe realizar sutiles giros de voz que si se detienen a escuchar ennoblecen la canción. Los coros no la eclipsan, la complementan (que es como tiene que ser). Se mantiene la alternancia de canción luminosa con canción reflexiva y se alcanza de momento el pasaje más divertido y desenfadado de “Summer Rain”.

5. “We’ll keep your memories in our hearts”: Ahora toca sentimiento. Con “We’ll keep your memories in our hearts” bajamos el ritmo, pero no afrontamos el ritmo con tono oscuro. Ahora la emoción es lo que preside esta pieza, lo cual ya se puede intuir en su título. Creo que la canción, y de hecho todo el disco, está dedicado al abuelo de Elena Iturrieta. Esta canción donde la lenta candencia de la batería y las notas de piano sirven de base a Elena y los coros, es de los momentos más bonitos del disco sin lugar a dudas.

6. “Calling you”: Como de una continuación de “We’ll keep your memories in our hearts”, una segunda parte más desgarrada, se presenta “Calling you”. Una canción que pone el vello de punta, con una interpretación desgarrada a capella de Elena junto a los coros. Solamente es necesario un minuto y medio para que “Calling you” destaque dentro de los 11 temas que forman “Summer Rain”.
7. “Daniel and Charlie”: Volvemos al country de la mano de la desenfadada “Daniel and Charlie”. Aquí Elena se gusta al micrófono y suena bastante sensual en su interpretación. Y es que la melodía tiene un toque algo canalla que permite al disco refrescarse tras la intensidad emocional a distinta escala que ha ofrecido el combo de 2 canciones previas.

8. “Positivity”: Una canción titulada “Positivity” no podía ser de otra manera. Una canción luminosa, alegre, intensa en su verdadera positividad, que sirvió para cerrar el notable concierto que ELE ofreció en Las Ventas. El “di adiós” de la letra es de las cosas que más fácil se quedan en las primeras escuchas del disco.

9. “Love me my love, above all”: Reposada y llevadera es “Love me my love, above all”. Un tema con tintes muy jazz, con gran peso de las notas del saxofón en ese sentido. Una pieza ciertamente embriagadora, sobre todo en su estribillo, con un comedido apoyo de los coros en esta ocasión. Bonita forma de afrontar el tramo final de “Summer Rain”.

10. “Another colour”: Quizás otra de nuestras favoritas del disco. “Another colour” sigue aportando luz y buen rollo a este tramo final de disco. El estribillo considero que quizás sea el más acertado del disco y no porque sea facilón, precisamente no es nada vulgar. Normalmente es raro encontrarse en el tramo final de un disco piezas que destaquen dentro de la obra; “Summer Rain” con “Another colour” situada en su penúltimo escalón es una excepción. No pierdan de vista esta “Another colour” y escúchenla con deleite, como se merece.

11. “Summer rain”: El sentir de recogimiento del disco, a pesar de los generosos puntos álgidos que ofrece si escuchamos tema a tema el conjunto, se debe sobre todo a la apertura y el cierre. La canción título suena cristalina y los sonidos de las notas representan la musicalidad de una lluvia de verano, pero no una lluvia de tormenta desaforada, sino una leve lluvia tropical que se soporte bien (la última que viví en este sentido fue en la isla de Fuerteventura). Es un epílogo generoso en duración y que pone un lazo correcto a este regalito que es el álbum al que da título.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES. 
En conjunto “Summer Rain” es un disco muy agradable. Accesible, pero alejado de la evidencia, apuesta por acercar géneros que de primeras parecen no estar al alcance del oído medio. Elena Iturrieta canta muy bien. Ofrece varios registros en las canciones que forman el álbum sin chirriar en ningún momento. Tiene una compañía inestimable de unos grandes coros que la escudan sin restarle protagonismo.

Es un disco que al escucharlo del tirón me da sensación de cierta introspección. Y es curioso, ya que al realizar este artículo si se dan cuenta son más los capítulos animados y luminosos que los recogidos y melancólicos. Puede ser que la solemnidad de esos cortes acapare mi atención subliminalmente. No sé.

Está por ver si ELE se convierte en una nueva diva de gran repercusión en el panorama musical español como ya han logrado hace unos años señoritas como Russian Red o Anni B Sweet. Si nos detenemos a ver el resultado de sus 2 conciertos en Madrid, la cosa tiene buena pinta. ELE ha demostrado que tiene tirón y lo más importante es que ha estado a la altura en las actuaciones. Nosotros pudimos constatar hace unas semanas el concierto en Las Ventas y se puede considerar un triunfo aquella ocasión. Con este disco de portada campestre, con foto lejana de Elena cerca de una valla, ELE inicia su trayectoria discográfica con buena letra. Habrá que estar atentos de aquí en adelante.

Terminamos comentando cosas de nuestro programa de radio. El pasado sábado se nos jodió (perdónenme el tono y las palabras) el programa en mitad de emisión en directo. Cuando íbamos a poner “Silenced by the night” de Keane para comenzar el repaso sonoro del disco protagonista del programa “Strangeland”, el ordenador central de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) fue el que nos silenció a nosotros.

No hubo forma de retomar la emisión, pero, tranquilos que la próxima semana, en horario especial, continuaremos el programa donde lo dejamos (por fortuna las introducciones del comienzo las pudimos salvar). Les iremos informando en Twitter y Facebook durante esta semana, pero casi me atrevo a decirles que comenzaremos la emisión en directo el próximo sábado a las 12 o 12.30h. A las 16.00h emitiremos un nuevo programa-entrevista del que también les iremos informando esta semana.

De momento Mendetz son los beneficiados, ya que esta tarde a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h en la emisión de RUAH podrán escuchar nuevamente la entrevista con Stefano Maccarrone. Por hoy nada más.
Leer más...

viernes, 20 de febrero de 2015

Concierto Sleep Lane + After The Rain. Madrid (14-02-2015)

El pasado 14 de febrero los chicos de Melodías de Sombras decidieron demostrar que el día de San Valentín podía pasar de ser una fecha deplorable a un día en el que disfrutar y dejarse llevar por dos propuestas, que si bien fueron muy diferentes, estaban unidas por el cordón de la música electrónica. 
El evento tuvo lugar en la Sala Maravillas, donde ese día veríamos por primera vez a dos grupos que aún no se han estrenado con un primer álbum, si bien han ido publicando algunas de sus canciones en internet o en recopilatorios. Me parecen interesantes experiencias como éstas, pues te puedes hacer una idea del potencial de estos grupos de cara a su estreno discográfico.
Llegamos a Sala Maravillas a la hora anunciada pero estaba claro que aquello se iba a retrasar, más o menos fueron tres cuartos de hora que sirvieron para que la gente consumiera, que es de lo que se trata, por supuesto. Desgraciadamente por un problema de salud no pude consumir en la cantidad en la que estoy acostumbrado y es una pena, cuando tienes dinero la salud no te acompaña; ¡qué malo es hacerse viejo!
Antes de que empezase el concierto me encontré a Álex Gómez de La Broma Negra y estuvimos hablando un rato. La Broma Negra están en una etapa realmente prolífica y Álex me adelantó que este mismo año tendremos un nuevo trabajo del grupo que ahora va en formación de cuarteto.
En primer lugar salieron a escena After The Rain, se trata del dúo formado por Yun L. Díaz a los sintetizadores y el cantante José Ícaro, que estuvieron acompañados esa noche por un guitarrista que también alternaba sintetizadores. Comenzaron de forma enérgica dejándonos claro que no todo en la música electrónica debe ir programado, cosa que es de agradecer en un género donde hoy en día los ordenadores lo hacen todo.
El grupo está claramente influenciado por el pop electrónico de los 80 y no lo ocultaron en ningún momento con guiños a algunos artistas de esta época que a continuación iremos comentando. Su gusto por la música de baile y el buen humor de José Ícaro daban un toque hedonista y festivo a la propuesta del grupo que el público supo compensar con no pocos aplausos.
Uno de los mejores momentos del concierto fue su particular homenaje a Steve Strange de Visage, recientemente fallecido, al que dedicaron el tema “Lost with you”, una especie de mezcla entre los propios Visage y el “Personal Jesus” de Depeche Mode; de hecho el tema llevaba un sampler del éxito de los de Basildon. Todo se resolvió en un claro triunfo recibiendo este “Lost with you” una gran ovación, aunque si llegan a hacer en ese momento una versión del “Fade to grey” hubiesen reventado la sala.
José Ícaro nos recordó que nos encontrábamos en el “Día de El Corte Inglés” y que realmente el día de los enamorados es todos los días; con todo, durante el concierto daría paso a un par de canciones de tema romántico, aunque tampoco demasiado. También José nos dijo una gran verdad que todos deberíamos saber y es que cuando vemos a un músico que se pone un gorro en la cabeza está claro que bajo él no hay absolutamente nada y puso el ejemplo del guitarrista de Amaral, Juan Aguirre. José Ícaro se quitó su gorro y nos dejó ver nuestro destino, “El calvario” que dirían Los Ganglios, luego nos dijo “para que luego digan que los calvos no son guapos”.
Sin duda, uno de los temas estrella del corto setlist del grupo fue “Every second” una canción con vocación de éxito y un gran potencial a poco que se trabaje la producción. El grupo no bajaría el nivel con el siguiente tema “Shining star” incluido en el recopilatorio “Synthetic Generation” y la fiesta continuaría con “Wir sind After The Rain”, technopop luminoso y bailable al que unieron al final el estribillo de “NY city boy” de los Pet Shop Boys, simulando sintéticamente todo ese sonido Filadelfia de la canción del dúo inglés.
Después de 50 minutos de concierto, el grupo se despide con “Invicible” dejándonos un gran sabor de boca y ganas de más baile. After The Rain consiguieron contagiar su buen humor y sus ganas de pasarlo bien a un público que apenas conocía sus canciones. Todo un mérito. Habrá que estar atentos a su debut en largo; desde luego todas las canciones que sonaron esa noche deberían formar parte del mismo.
En segundo lugar aparecieron Sleep Lane, proyecto inicial de César Martín, que esa noche se haría acompañar de batería y teclista. El grupo comienza teniendo problemas técnicos con su primer tema “Swimmin’ your world” que finalmente se terminan resolviendo.
El grupo continua con “Caricature”, el sonido es claramente más duro que el de la propuesta anterior. La combinación de batería acústica con electrónica es todo un acierto añadiendo contundencia al sonido. Como frontman César Martín tiene una presencia escénica que no deja indiferente, por su expresión daba la impresión de vivir realmente las canciones; incluso bajó en una ocasión del escenario con una máscara blanca paseándose entre el público.
El sonido de la banda tiene dos caras muy claras, por un lado un sonido más technopop con algún toque guitarrero y por otro lado un sonido más instrospectivo e experimental donde prima el medio tiempo y los estribillos no son tan evidentes o simplemente no están. En este segundo grupo podríamos situar su tema “Division” que brilló con luz propia entre todo su repertorio de esa noche. Sin duda, ese sonido más rico y diverso a la vez que personal es uno de los valores de este grupo.
En “Questions” nos confiesan que ellos son más de plantear preguntas que de dar respuestas, otro tema donde la creatividad del grupo queda puesta de manifiesto huyendo de lo convencional y buscando de nuevo sonidos singulares, arriesgados que no caigan en lo obvio. El grupo se despidió con su tema “Shy and dry”, de nuevo vuelta al techno-pop y la New Wave; en un mundo perfecto sería un hit desde ya, potencial tiene a patadas. Debería ser radiado día y noche por nuestra querida radio comercial.
En definitiva una propuesta muy interesante la de Sleep Lane que me dejo algo confuso al no tener ni idea por donde tirarán en su primer album, ¿Sera más tirando a pop electrónico? ¿Apostaran por la parte más experimental? ¿O será una combinación de ambas facetas? Yo sin duda me quedaría con esta última: está muy bien intentar ir un paso más allá buscando nuevos sonidos, pero eso no debería ser obstáculo para que temas como “Shy and dry” tengan su sitio.
Después del concierto estuve un rato hablando con Álex sobre la experiencia vivida. No me podía quedar mucho tiempo con lo cual me despedí hasta la próxima que será en el concierto que dará la Broma Negra en Madrid el próximo 7 de marzo, en la sala Honky Tonk. En conclusión una gran noche de San Valentín donde no hubo necesidad de sucumbir a las tentaciones de El Corte Inglés para pasar un buen rato. Ambos grupos nos hicieron ver que no debemos perderles la pista porque algo muy bueno puede salir de sus primeras experiencias discográficas. Estaremos muy atentos.

Texto y fotografías: Alfredo Morales.
Leer más...

jueves, 19 de febrero de 2015

Concierto Rock And Love Festival (Rick Brendan + The Bronson). Madrid (14-02-2015)

El sábado todo nos salía de culo. Portero de fútbol 11 que es servidor de ustedes, nos meten 1-5 en nuestro campo a primera hora de la mañana. Luego por la tarde a primera hora tenemos que cancelar nuestro programa de radio en RUAH sobre Keane por un error del ordenador central de la emisora. Y, para colmo, cuando vamos para el centro a la sala El Sol para cubrir el Rock And Love Festival, resulta que por culpa del puto carnaval han cortado el paseo del Prado/Recoletos y obligan al 146 de la EMT a desviarse por la calle Génova con un atasco de 3 pares de cojones por la zona de Alonso Martínez; nos tenemos que bajar en la glorieta de Bilbao y apretar el culo andando a todo meter para llegar puntuales a la sala El Sol, con un frío de aúpa resultado del viento y la lluvia que empezaba.
Al menos esta vez que el evento no comenzara puntualmente a las 21.30h como estaba fijado nos salvó de perdernos parte del show. Bueno, pues tras esta ristra de calamidades del sábado, al menos lo que vivimos en la sala El Sol nos hizo terminar el día horribilis con una sonrisa de oreja a oreja. La “culpa” la tuvieron los zaragozanos The Bronson y el señor Rick Brendan. Ellos conformaban este Rock And Love Festival e hicieron que el evento fuera un éxito, no solo de convocatoria, sino de resultado escénico.
Saben los lectores de “Discos, música y reflexiones” que estuvimos hace unas pocas semanas atrás viendo a Fundación Tony Manero, una sensacional banda funk que venían a Madrid a presentar su “Superficial” en el mismo recinto que para esta ocasión. Por tanto, la experiencia con The Bronson de alguna manera nos suponía una especie de continuación de estilo con respecto a la última vivencia en la sala El Sol que tuvimos. Y desde el comienzo llamaron la atención.
Fue Rick Brendan quien salió a escena para dar el pistoletazo, cosa que nos hizo temer que The Bronson ya hubieran actuado al ver a Rick ahí. Rick presentó a los “maños del mundo y madrileños de Aragón” a The Bronson. Por fortuna no fue así y todo arrancaba en ese momento, en torno a las 22.05h. Con una grabación a modo de intro, parafraseando a la intro de la serie “El Equipo A”, fueron saliendo los 10 componentes que nutren esta banda maña. A medida que iban saliendo, sobre la pantalla de fondo iban saliendo las fotos de los componentes con sus nombres de guerra o apodos. Abajo un primer plano del cantante de The Bronson.
No sabemos si por la fecha carnavalesca o por otros motivos, The Bronson salieron a escena vestidos militarmente, algunos como soldados rasos, otros como presidiarios, la cantante como enfermera y otros con galones de altos mandos. Todo muy visual y muy bien llevado (lo pueden comprobar más arriba, es en la 2ª foto del artículo donde lo verán mejor). Comenzaron como empieza su primer disco “Greatest Hits Vol. 2” con “You are the devil”, un tema con el que metieron a toda la sala en los ritmos funky endiablados y muy bien aderezados por el cuarteto de metales de viento que tiene The Bronson. Tras la primera parada en la que el cantante de The Bronson advirtió que el que no tuviera pareja que la buscara, el grupo continuó con el escrutinio de temas de su primer disco, con la potente “Glory”.
Decir que The Bronson fueron de menos a más es una mentira. ¿Por qué? Pues porque siempre estuvieron arriba. Su cantante tras “Glory” dijo que lo estaban ya dando todo desde el primer minuto y en efecto no era para nada presunción barata. Alternaron temas propios con versiones fieles y readaptaciones fabulosas. Por ejemplo, hilarante fue el momento que supuso la readaptación del “Ghostbusters” de Ray Parker Jr., en la que se cambió el grito de “Ghostbusters” por “Charles Bronson”. Y es que el grupo tributa a este inmortal actor que nos dejó hace ya unos años atrás. Es muy importante poner de manifiesto que The Bronson tuvieron unas proyecciones fabulosas para cada una de las canciones, currándose mucho ese aspecto, y en ésta por ejemplo se valieron de imágenes de la primera película de “Cazafantasmas” con inserciones desternillantes de don Charles por ahí insertadas (si afinan la vista, verán a Bill Murray y cia. en la foto de debajo de este párrafo en la pantalla del fondo del escenario); curiosamente en Zaragoza en un garito donde había revistas para leer, vi en su día en un cómic una tira o historieta que también tributaba a Charles Bronson, apodado algo así como “Carlitos el broncas”; no sé si tendrá algo que ver con gente del grupo, tendré que investigar más a fondo.
A propósito de ello, hubo staff de The Bronson que repartieron bigotes postizos por la sala para mimetizarnos lo máximo posible con Charles, con la pena y lástima de que cuando pasaron por mi lado estaba sacando alguna foto y no pude hacerme con uno a modo de souvenir quizás en un futuro impagable. Dentro de la gente cercana al grupo, delante nuestra había un “Jesucristo García” afro-funky, que no sé si era el manáger del grupo, que no paró de saltar durante toda la actuación y animó mucho el cotarro; a nosotros nos tocó dejar un botellín de cerveza suyo vacío para evitar cualquier estropicio o calamidad; dentro del frenesí tenía conciencia de sala, cosa que rara vez se tiene. 
Siguiendo con un repaso de lo que musicalmente ofrecieron The Bronson, de sus temas propios poco podemos decir salvo que sonaron bien, ya que aún no hemos escuchado su disco “Greatest Hits Vol. 2”. En el apartado de versiones hubo mucho que comentar. Por ejemplo al comienzo de la actuación sonó una muy buena versión de “Kiss” de Prince que también su día popularizó Tom Jones. El cantante del grupo se fue quitando los galones y complementos de su traje de alto mando de las fuerzas armadas y terminó en camiseta de manga corta. Arriba vemos una foto con un instante de la interpretación de “Kiss”. Yo, como bien saben muy aficionado a los parecidos razonables (todos muy a mi manera), encontré rápidamente parecido al cantante de The Bronson (he buscado por internet y no he dado con su nombre, solamente con su apodo Earl Bronson en Facebook) pensando en una mezcla no tan imposible entre Dani Rovira y Santi Balmes de Love Of Lesbian. El tío es un showman de 3 pares de cojones. Se metió entre el público en más de una canción, moviéndose de lado a lado de la sala e incluso sentándose en el balcón de la zona vip de la sala El Sol. Abajo la foto que demuestra ese último momento de subidón comentado.
Tras “Kiss” tocaba volver a lo propio del grupo y aprovecharon para atacar con “Hypnotized”, su single estrella hasta la fecha de “Greatest Hits Vol. 2”. Y es que The Bronson se sirvieron de las buenas covers para complementar, que no para fundamentar el concierto. Sus temas de composición propia rayan a un nivel muy bueno. “Hypnotized” es una canción acelerada, muy bien llevada y con una estructura de ida y vuelta de estrofas a estribillo correctamente construida. Dentro de los temas propios “We’re gonna party” se la dedicaron antes de empezar a Demis Roussos y a Freddie Mercury; otra canción con mucho gancho y con partes muy diferenciadas. Tras esta pieza el grupo siguió percutiendo con más buenos temas como la incisiva y muy bailable “White people can play funky”.
Fíjense en la foto de aquí arriba a Charles Bronson mirando desde detrás del escenario a la banda que lo tributa. Los globos con forma de corazón revoloteaban por la sala, al igual que rulaba la pequeña muñeca hinchable que tenía acople para el micro en la zona franca de la misma, mientras The Bronson seguían con su repertorio sorprendiendo con interacciones muy acertadas con el público como cuando se les ocurrió hacer un “soul train”, que consistió en abrir un pasillo en mitad del público y que la gente discurriera por el bailando en parejas; se ve que el grupo, que había venido en un autobús con fans desde Zaragoza, ya habían explicado en qué consistía, pero me da a mí que la gente en ese autobús estaba a otras cosas. En la siguiente foto vemos a la voz femenina de The Bronson junto a uno de los componentes del cuarteto de los metales de viento.
También dieron el micro al público para hacer coros improvisados y con libre albedrío, saliendo bastante bien la cosa; esto sucedió en “White people can play funky”. Por cierto, que se me pasaba, durante el tren de baile soul hicieron una remarcable versión del “Groove is in the heart” de Deee-Lite, con proyección de varias imágenes de ese videoclip tan peculiar del citado hit, que cantó en buen lucimiento individual la voz femenina de The Bronson Lorena García (de ella sí que he encontrado su verdadero nombre); debe estar esta canción de revival, ya que esta misma tarde, antes de ponerme a revisar esta crónica y publicarla, la señorita Ana Morgade ha hecho un playback en “Zapeando” de esta canción. Abajo un instante durante “Groove is in the heart”.
Cuando ya estaba más que satisfecho de lo que The Bronson habían hecho hasta el momento, el grupo tuvo a bien darme otro motivo de alegría y sumarse otro punto a su favor cuando hicieron un respetuosísimo medley de Kool & The Gang, con todos los miembros de The Bronson con pelucas afro (salvo la del cantante, que era un mocho raro de fregona negro más bien) donde sonó “Ladies night” y mi predilecta y adorada “Get down on it”. El cantante The Bronson estuvo descomunal en este momento del show, cantando de tal manera que parecía el mismísimo T.J. Taylor si cerrabas los ojos. Nuestros videos están lejos de ser una maravilla, pero aquí les insertamos la toma que cogimos de la acertada cover de “Get down on it”; avisamos que solamente es un fragmento.
Nos daba pena, pero The Bronson iban llegando a su final de actuación. Con una buena versión desgarrada de “She’s a maniac”, con tributo inicial a Eva Nasarre, acabaron cerrando un concierto de éxito total, con la sala a reventar y la gente muy metida en su rollo. Las ovaciones que se llevaron fueron efusivas con merecimiento. Un descubrimiento The Bronson para nosotros. Somos aficionados al funk, aunque no sea nuestro género predilecto y en verdad esperábamos pasarlo bien, pero no tanto. Gratamente sorprendidos y a buen seguro haremos por ir a ver al grupo la próxima vez que vengan por Madrid.
The Bronson cedieron el testigo a Rick Brendan. Rick cambió el funky bailable por el rock, la intensidad y el toque glam que impregna a su show. Con sus músicos en curiosas vestimentas o disfraces, Brendan salió con su sombrero de cowboy blanco con corazón rojo en el centro y su casaca negra y con tremendas ganas de agradar con la banda sonora de “Indiana Jones” de sintonía y alguna otra que canción intercalada que en este show tenía un claro toque socarrón. Tras una potente intro rockera instrumental, Rick abrió fuego en el micrófono con “Rick Brendan está en la casa”, forma inmejorable de empezar el show, toda una declaración de intenciones: “Rick Brendan está en la casa, te subes o te bajas”. Nosotros nos subimos.
Cierto es que el público tardó unas canciones en cambiar el chip funk al rock de Rick, pero gracias a trallazos como esa irreverente revisión del “Personal Jesus” de Depeche Mode que es “Personal trainer”, la cosa no tardó en amoldarse al territorio de Rick. Especialmente agria y contundente sonó “Hollywood”, quizás el momento más intenso de toda la actuación de Rick Brendan y su banda. Ayudaron otros temas propios como “Estoy tronao”, una canción muy personal e irreverente que sirvió para relajarnos un poquito tras la brutalidad de “Hollywood”. Nosotros a continuación les dejamos el video que grabamos de “Personal trainer” en su primera toma de la actuación.
También destaca la revisión del “Seven nation army” de los White Stripes convertida por Rick en “Doctor amor” (recuerdos a nuestro amigo Miqui Puig, que también popularizó un tema de mismo nombre con Los Sencillos) que sirvió para caldear más el ambiente en la sala El Sol. En esta canción metió un curioso y puntual guiño al “Message in a bottle” de The Police del que me percaté y me gustó.
Rick apostó por un viral de sus imágenes icónicas en la pantalla de fondo, buscando afianzar unas ideas principales en lugar de la variada representación The Bronson, con un video para cada tema interpretado. La foto sonriente de Rick con la peluca rubia que luce en “Personal trainer”, otra foto con sus músicos, el símbolo del corazón atravesado por un rayo y la proclama del “Pa Que Aprendan Tour” estuvieron presentes durante todo el show de Rick.
Rick fue generoso y entregado con el público. Cariñosamente llamándonos “maderfuckers”, demostró su amor hasta el punto de lucir su torso depilado en forma de corazón cuando terminó la actuación. Rick extendió su bandera del amor, también en el sentido literal de la palabra cuando el banderón enorme ruló por la sala al final del show, y entre otras cosas venía con nuevo single calentito bajo el brazo. Venga, otro capítulo de mis parecidos razonables, a ver qué les parece. Va relacionado con la siguiente foto. Rick Brendan, cuando se quitó el sombrero y las gafas, con su bigote me recordó mucho al Brandon Flowers de The Killers allá por 2006 cuando los de Las Vegas editaron su 2º disco de estudio. ¿Están de acuerdo?
Dejando de lado ya la coña del parecido razonable, sigamos donde nos habíamos quedado, hablando del último single de Rick Brendan. “Traicionas al amor” fue uno de los mejores capítulos del show de Rick. El público coreó el tema con ganas y la ovación estuvo por encima de esos jaleos programados que irreverentemente mete Brendan entre canción y canción. Abajo el teclista de Rick Brendan, con una llamativa cinta nipona en la frente.
Uno de los momentos que llamaron la atención fue cuando Rick Brendan dio paso a una colaboración invitando a Georgina, alias Gigi. Un buen dueto para hacer una versión que le viene como anillo al dedo: el “No puedo vivir sin ti” de Los Ronaldos de Coque Malla; y es que Rick Brendan podría ser como el reverso más desatado y glam del propio Coque Malla. Como si ya Coque de por sí no fuera lo suficiente crápula y canalla en escena. Pero, la cosa no podía ser sin un sello personal de Rick, y por tanto aquí se sustituyó el “ti” por “Rick” y la letra de la cover quedó para enmarcar. También es preciso comentar la buena versión del tema final de la película “Grease” que Brendan se anotó tras la revisión de “No puedo vivir sin ti”. 
La actuación de Brendan duró poco más de una hora. Rick Brendan es un tío carismático; se parece a Morrissey en una cosa: es de esas personas que estás deseando que te insulten y casi hasta se lo aplaudes. Se esperaba con ansia el siguiente “maderfuckers” que nos dedicara. Con una nueva interpretación de “Personal trainer” como último bis, aunque ya en esta ocasión correctamente vestido para el momento, con su cinta blanca para la frente, camiseta amarilla de “Flash Gordon” y la peluca rubia, se llegó al final de una actuación que sí fue de menos a más para el público, no por el señor Brendan, que desde el comienzo lo dio todo junto a sus músicos, sino por la propia audiencia a la que le costó cambiar el ritmo respecto a la propuesta de The Bronson. Verán en la siguiente foto que el bajista de Rick Brendan se tomó muy en serio la fecha carnavalera a la hora de salir al escenario.
Terminado el show tiramos para la puerta y me topé con el cantante de The Bronson, formación a la que, con mucho acierto, Rick Brendan invitó a subir al escenario al final de su actuación y del festival para que recibieran otra merecida ovación; un punto de grandeza sin duda para Rick. Bueno, pues a lo que iba, que no me pude resistir a interrumpir al buen hombre, que estaba de charla animada con otras personas, y estreché la mano al cantante de The Bronson, felicitándoles por su actuación y avisándole de antemano que en esta crónica quedarían en muy buen lugar. El hombre estaba pletórico y creo que tampoco me hizo mucho caso, aparte de decirme que a ver si íbamos por Zaragoza; normal, estaba de celebración.
Antes de continuar leyendo, que esto ya va terminando, vean arriba al señor Brendan perfectamente preparado para el fin de fiesta con la segunda interpretación de “Personal trainer”. Salimos a la calle y el sábado se volvió a torcer, primero cayéndonos un chaparrón de padre y muy señor mío (suerte que la boca del metro de Gran Vía no está muy lejos de la sala) y luego soportando una espera de varios minutos hasta que el metro llegó al andén, repleto de gente, viajando como piojos en costura. Se ve que el sábado solamente podían pasarnos cosas buenas en el oasis de buen rollo y buena música que había en la sala El Sol.
Concluyendo, el Rock And Love Festival fue un exitazo. La sala El Sol rebosó y eso que hubo cambio de público, ya que hubo gente que se marchó tras The Bronson y otros que llegaron para ver a Rick Brendan. Tanto los maños como Rick estuvieron sensacionales y dibujaron el plan musical perfecto para un San Valentín en pareja (como fue mi caso) o para pillar cacho como pregonaba el cantante de The Bronson. La verdad es que desde septiembre estamos viviendo conciertos buenísimos en los que lo estamos pasando en grande: inolvidable para mí fue el de Morrissey, descomunal fue el de Los Ganglios en la fiesta del programa “Está Pasando” junto a Antonna y Sagrado Corazón De Jesús, e igualmente de bueno ha sido este Rock And Love Festival. Rick cuando salió a escena para arrancar el Rock And Love Festival presentando a The Bronson, dijo que no lo olvidaríamos en nuestra puta vida. Y razón tuvo. Agradecemos mucho a Nano Ruíz que nos propusiera como medio de comunicación para informar de este evento y esperamos haber estado a la altura de lo que fue la velada a la hora de contárselo aquí por escrito.
Leer más...

lunes, 16 de febrero de 2015

Programa Mendetz “Silly Symphonies” (Temporada 6/ Programa 8)

Tras nuestro programa en directo sobre “One Step Beyond” de Madness el pasado 17 de enero de 2015, contactamos por teléfono con Stefano Maccarrone, vocalista de Mendetz, para llevar a cabo el programa-entrevista que dedicamos al hasta la fecha último disco de la banda barcelonesa, el fabuloso “Silly Symphonies”.

Stefano, en representación de sus compañeros Jan Marti, Oriol Francisco y Robert Gibiaqui, pacientemente estuvo un largo rato al teléfono respondiendo a nuestras preguntas y descifrando muchas de las claves que tiene “Silly Symphonies”, desvelando muchos aspectos que al menos nosotros consideramos muy interesantes. La foto que preside el post corresponde a un momento en el que Stefano estaba respondiendo a una de nuestras preguntas, con escucha atenta por mi parte.

El programa lo estrenamos el pasado sábado 31 de enero de 2015 a las 16.00h en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). Hubo redifusiones los miércoles 4 y 11 de febrero a las 23.00h y el sábado 7 de febrero a las 16.00h en el mismo dial; informamos que debido a la incidencia con el programa de Keane en directo del pasado sábado, el programa se seguirá emitiendo los 2 siguientes miércoles a las 23.00h y el siguiente sábado 21 de febrero a las 16.00h.

No obstante, por si no les vienen bien los horarios que tenemos en RUAH, subimos ya el podcast a Ivoox y aquí se lo insertamos para que lo escuchen cuando prefieran. También les dejamos el link a Ivoox para que se lo descarguen si así lo prefieren a continuación. Agradecimiento a Carme Tasias de Music Bus por su ayuda para llevar a cabo este programa: http://www.ivoox.com/dmr-6-8-audios-mp3_rf_4090314_1.html
Leer más...

viernes, 13 de febrero de 2015

Temporada 6/ Programa 9: Keane y “Strangeland” (2012)

En un nuevo programa-debate-coloquio, nuestros protagonistas serán Keane. Ya hicimos hace mucho tiempo un programa sobre "Under The Iron Sea", cuando aún no había coloquios en "DMR" (Temporada 1, programa nº 20).

En esta ocasión seremos más de una las voces que hablarán sobre el hasta la fecha último disco de estudio de Tom Chaplin y sus muchachos. "Strangeland" fue una más que agradable sorpresa en su día. Un disco que está a un nivel altísimo de exigencia y con una madurez muy bien llevada. 

Hablaremos de sus canciones, de la banda y también comentaremos su visita a Madrid en octubre de 2012, concierto al que acudimos. Será este sábado 14 de febrero de 2015 en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) a las 16.00h.

Links de interés:
Emisión on-line RUAH: http://www.ruah.es/online.html
Leer más...

jueves, 12 de febrero de 2015

Discos, música y reflexiones cubrirá el concierto en Madrid de Sleep Lane + After The Rain (14-02-2015)

No. No somos Dios y por tanto no estamos en todos los sitios. Servidor de ustedes, Víctor Prats, acudirá al Rock And Love Festival para contarles lo que Rick Brendan y The Bronson harán en la sala El Sol. Sin embargo, nuestro colaborador radiofónico y experto en música electrónica Alfredo Morales irá a la sala Maravillas para poder informarles también en estas tierras del concierto que en la noche de san Valentín ofrecerán Sleep Lane junto a After The Rain en la céntrica sala madrileña. 

Tras la organización de este concierto está la gente de Melodía de Sombras, que siempre son garantía de traer bajo su paraguas de influencia a gente de calidad contrastada. No me dirán ustedes que no les estamos proponiendo planes para salir esta noche de casa a buenos conciertos.

Si gustan del synth pop, supongo que esta será una buena opción para no quedarse en casa. A posteriori publicaremos la crónica que redactará el señor Alfredo Morales. Agradecemos a Nano Ruiz que haya contado también con “DMR” para este evento.
Leer más...

martes, 10 de febrero de 2015

Discos, música y reflexiones cubrirá en Madrid el Rock And Love Festival (Rick Brendan + The Bronson) (14-02-2015)

Buen plan para una noche de San Valentín, con un festival que no pierde la perspectiva de la fecha ya desde su nombre. En la sala El Sol se celebra el Rock And Love Festival, un evento en el que podremos disfrutar del funk de The Bronson, formación zaragozana (no hace muchos días estuvimos en la misma sala con otros maestros del género, la Fundación Tony Manero), y de la irreverencia y actitud arrolladora de Rick Brendan, el cual trae bajo el brazo su nuevo single “Traicionas al amor” para la ocasión.

Hace unos meses nos perdimos la actuación de Rick Brendan, y nos dio mucha rabia, ya que teníamos planes de antemano inmodificables. La vida a veces concede segundas ocasiones y este sábado no fallaremos. Intentaremos a posteriori exponer en correspondiente crónica bien lo que suceda, pero cuando te encuentras ante una banda funk tan numerosa como The Bronson y ante un músico y showman tan apabullante como Rick Brendan, cualquier cosa que puedan leer aquí se va a quedar corta.

Por tanto, no pongan pegas y vénganse de juerga a la sala El Sol, con pareja o sin pareja. Es sábado, ahí no tiene excusa. Y el precio de la entrada, 10 euros, está al alcance de cualquiera (en pareja hay una promo especial de 2x15). The Bronson y Rick Brendan les esperan y prometen no defraudar. Agradecemos a Nano Ruiz que nos haya tenido en cuenta como medio para poder informarles de este evento.
Leer más...

lunes, 9 de febrero de 2015

Concierto ELE. Madrid (05-02-2015)

Antes de meternos en materia, me van a permitir: es curioso, este es el post nº 101 de nuestra página. Con el concierto de Fundación Tony Manero celebramos nuestra crónica nº 100 y no nos dimos ni cuenta. 101 fue el número de orden del mítico concierto de mismo título de la gira de Depeche Mode de 1987-1988, lo que vivimos tiene poco que ver con los chicos de Basildon, avisamos. Llevábamos un tiempo pasando por delante de la plaza de toros de Las Ventas y miraba con curiosidad que ahora en temporada invernal parece ser que habían habilitado en el recinto algo como una sala de teatro. Este pasado jueves se nos dio la ocasión de comprobarlo al asistir al concierto que Elena Iturrieta, en su proyecto musical actual ELE, daba para refrendar la puesta en escena de “Summer Rain”, su primer disco bajo el nombre de ELE. Nos venía de maravilla el emplazamiento, apenas a 10 minutos de casa andando. Llegamos de sobra con puntualidad al recinto.
Nos situamos en una zona muy alejada del escenario (nuestras fotos son bastante guarras en esta ocasión, lo sentimos), en una grada con butacas al estilo de las más antiguas que puedes encontrar en las salas de cine, de esas que terminan dejándote el trasero lastimado sobrepasada la hora y unos minutos de estar ahí insertado. El show no tardó mucho en comenzar respecto a la hora indicada. En torno a las 21.40h Elena Iturrieta salía al escenario para comenzar el show en solitario al piano, con apenas unas lámparas iluminándola; lo descrito se puede ver en la imagen de arriba de este párrafo. Poco a poco se irían sumando los músicos y coristas. Con la 1ª canción que ELE interpretó, creíamos haber acertado en nuestras previsiones del concierto: un espectáculo sentimental, recogido (a pesar de las notables dimensiones de la sala) y una artista igualmente adaptada al show, con un proceder tímido. Nos equivocábamos de pleno.
Ya en las siguientes canciones Ele mostró un sentido más movido que el que ofrece “Summer Rain” en su toma de estudio. Acto seguido “Am I wasting my time?” mantuvo quizás en parte los compases de la primera pista, pero con matices que apreciaban la evolución del show, partiendo quizás de un soul con tintes folk hasta un desembocadura muy góspel gracias a los trabajos del nutrido coro del que dispuso Ele para esta actuación.
“Another colour”, con sus líneas contundentes y detalles luminosos de los coros, supuso ya una partida de sensaciones respecto al comienzo recogido e íntimo. Las alas de la maquinaria sonora encabezada por el señor Pablo Cebrián comenzaban a desplegarse con decisión y brío. Esta canción supuso uno de los mejores momentos, sobre todo porque su estribillo es muy bueno y brilló con justicia. Cierto es que quizás quedara eclipsada por los fastos que dispusieron más adelante otras compañeras de set list. Hubo un muy buen solo de saxo en esta pieza, el cual es necesario no dejar de mencionar en esta crónica.
Elena Iturrieta igualmente fue generosa a la hora de dirigirse al público. Tras las 3 primeras canciones ya se soltó en este apartado, en primer lugar para presentar a Belén de la Casa, su profesora de cello que se sumó para la siguiente canción “Shadows”, cosa que se ve a duras penas en la foto situada aquí arriba. En algún rato incluso hizo un homenaje a personas cercanas que cumplían años ese mismo día o en inmediatamente anteriores o posteriores, haciéndoles pasar un quizás pequeño mal trago por lo que puede suponer a alguien subirse a un escenario ante un público muy numeroso para que le dediquen un “Happy birthday” por otro lado muy sentido.
El concierto que ELE ofreció en Las Ventas, como ya hemos dicho, se animó desde casi el comienzo y navegó entre el folk, el soul, el góspel y el country. Hubo momentos muy animados como el que reportó “Go and never look back”, con una vorágine coral muy destacable en el sector final de la pieza. Tras ella, antes de meterse con “We’ll keep your memories in our hearts” Elena aprovechó para promocionar la venta del su disco (como regalo de San Valentín), con más de alguna broma en el discurso y para agradecer al portal de tendencias Loff.it que ayudaran de forma inestimable a que ELE ofreciera este concierto del que les hablamos en ese lugar tan apañado que es el Gran Teatro Caser Ruedo Las Ventas (de hecho había un concurso en el citado portal web donde se podían conseguir entradas para asistir al concierto). También apuntó Elena que esta “We’ll keep your memories in our hearts” está dedicada a su abuelo. Una canción de recogimiento, que permitió una pausa tras el tramo tan animado de set list que ofreció ELE en las últimas canciones. Tras esta pieza, también hubo hueco para un número de claqué que sirvió como marca temporal casi exacta para situar el ecuador de la velada. Abajo vemos a Elena cerca de Pablo Cebrián en plena actuación.
Curiosamente, de aquí al final las canciones se interpretaron en formato de 12 pulgadas o de maxisingle, con mucho deje de jam session, sobre todo en los coros, a ratos en formato soul, otros en sentir góspel y algún pasaje con retazos country. El coro se multiplicó en número de intérpretes, e incluso subió al escenario un amigo de Elena, rapero en género musical, en un momento para aportar su granito de arena. Había que presentar a todos los coristas como se merecían, con sus segundos de lucimiento y ello, por lógica, tomó su tiempo, lo cual paró algo el ritmo que hasta el momento había tenido la actuación. Abajo podemos ver a Elena Iturrieta con algunos de los miembros del coro, aunque esta foto corresponde más bien al comienzo del concierto.
Hay que apuntar que en efecto uno de los aspectos destacados del evento, y que por tanto así se promocionaba en días anteriores, era la presencia de numerosos músicos en escena escudando implementando a ELE. Y en verdad resultaba tremendamente llamativo el escenario con el personal al completo en el sector final del show. Ya en los bises destacaron la bonita canción que da título al primer disco “Summer rain”, con vuelta al protagonismo del piano y de la voz de Elena en solitario, con lo paradójico que resultaba presentar un disco de este título en una noche tan fría como la que hacía el pasado jueves (hecho que en su introducción puso de manifiesto la propia Elena) y también “Calling you”, en desnuda interpretación a capella, que es otra de las composiciones más llamativas de este trabajo de debut.
Los bises, donde las presentaciones de los músicos que faltaban se comieron mucho tiempo, se culminaron con una fiesta colmada de un desparrame absoluto y desaforado de energía y brío con “Positivity” (de apropiado título), con unos “say goodbye” en los que el coro terminó rematando un trabajo impecable durante las casi 2 horas que duró la actuación; aquí se me vino a la mente esa actuación mítica de James Brown en una iglesia en la primera película de los Blues Brothers, cuando Jake Blues, John Belushi, ve la luz. Constatable sin duda el éxito y buena aceptación de ELE. En su anterior concierto en Madrid ni siquiera hubo hueco para acreditarnos como medio (las entradas habían volado con más antelación si cabe) y en esta ocasión pocas butacas de la zona alta del graderío fueron las que quedaron vacías.
Dentro del folk y el auge que este género ha experimentado en el último lustro en nuestro país con divas que profesan este género, ELE no es otra Russian Red u otra Anni B Sweet. Si entre estas 2 grandes ya hay diferencias notables, ELE se desmarca mucho más de la tendencia, con una clara apuesta más cercana al soul. Llevando su trabajo al directo el resultado es de alta nota y muy efectista, ya que con tanto personal al servicio de ELE, todos ellos muy bien conjuntados y ensamblados (que eso no es fácil, no perdamos la perspectiva), el disco se amplifica de una forma notable. Mereció la pena, y mucho, asistir a este concierto y un honor poder informar del mismo. Intuyo que estamos ante una artista de la que se va a hablar de aquí en adelante bastante. Y, ¿qué quieren que les diga? Pasado un tiempo seguro que molará decir que “DMR” estuvo en aquel concierto que ELE ofreció en Las Ventas. Terminamos agradeciendo a Cookie de Promociones Sin Fronteras que contara con nosotros para poder informarles de este concierto.
Leer más...