sábado, 21 de febrero de 2015

ELE - Summer Rain (2014)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Hablar de que ELE, el proyecto actual de Elena Iturrieta, es básicamente folk es simplemente ser superficial. ELE en su primer disco demuestra que no es folk todo lo que suena en su hasta la fecha única obra. En “Summer Rain”, disco producido por el señor Pablo Cebrián, ELE abordan el country, el soul, el góspel y mucho más.

Elena Iturrieta es una trabajadora de la música. Ha colaborado en otros proyectos musicales en un segundo plano al ser otro el artista principal, y ahora ha llegado la hora de tomar las riendas y bajo el nombre de ELE afrontar el ambicioso proyecto que lidera; no hay más que ver su presentación en directo, ampulosa y notoria y que amplifica sorprendentemente lo hecho en estudio.

“Summer Rain” es un trabajo de fácil escucha, pero no por ello es vulgar. Ahí reside su fuerza. Apostando por géneros a priori poco accesibles, ELE consiguen llamar la atención. ¿Será por la dulce voz de Elena? ¿Será por las sentidas letras? ¿Será por la instrumentación? ¿Será por los coros? Por todo en uno. Pasemos a analizar sus canciones sin más rollos previos.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Am I wasting my time?”: “Summer Rain” comienza con una canción recogida, muy sentida y que transmite algo de dolor. Una pista algo oscura y melancólica que tamiza el disco de alguna forma, ya que aunque “Summer Rain” es muy luminoso y movido, tras la primera escucha que realicé me quedó una sensación de cierta introspección y profundidad que realmente luego no es tanta. De hecho, en directo, cuando vimos a ELE en acción en Las Ventas, el disco amplifica su lado más positivo y lúdico. “Am I wasting my time?” evoluciona muy bien, va incorporando los coros casi sin darnos cuenta y Elena Iturrieta agudiza su tono y alcanza unos registros álgidos estupendos en el tramo final. La canción, tras alcanzar su clímax, comienza su bajada para terminar en texturas semidesnudas. Muy buen comienzo de disco que denota calidad y mucha elaboración.

2. “A thousand miles away from you”: Toca restar algo de hierro al asunto y “A thousand miles away from you” gira del soul melancólico de apertura a un folk más lleno de luz y llevadero, moviéndose en un medio tiempo donde la mesura solamente se ve alterada por un momento cuando el coro dice de alguna forma “aquí estamos nosotros”.

3. “Shadows”: Quizás ahora nos enfrentemos a nuestra favorita de “Summer Rain”. Alguien como yo que gusta de The Cure y adora a Kate Bush, es normal que se deleite con una pieza tan reflexiva y fabulosa como es “Shadows”. ELE adopta un registro más grave en la voz, acorde con la melodía de piano solemne y pausada que conforma esta joya. Lo que más se puede leer por ahí sobre ELE es, a nivel comparativo quiero decir, que estamos ante la Norah Jones española; y a esas afirmaciones no les falta cierta razón (de hecho en la voz hay muchas semejanzas), pero nosotros somos más chulos que un 8 y aquí vemos ciertos aromas a la Kate Bush de sus 3 primeros discos. Encantados estamos de ello.

4. “Go and never look back”: En “Go and never look back” sorprende el inicio country tan solemne, ya que la canción no tarda en acelerarse, pero sin dejar el retazo country. Una canción animosa donde se aprecia nuevamente la destreza vocal de Elena que sabe realizar sutiles giros de voz que si se detienen a escuchar ennoblecen la canción. Los coros no la eclipsan, la complementan (que es como tiene que ser). Se mantiene la alternancia de canción luminosa con canción reflexiva y se alcanza de momento el pasaje más divertido y desenfadado de “Summer Rain”.

5. “We’ll keep your memories in our hearts”: Ahora toca sentimiento. Con “We’ll keep your memories in our hearts” bajamos el ritmo, pero no afrontamos el ritmo con tono oscuro. Ahora la emoción es lo que preside esta pieza, lo cual ya se puede intuir en su título. Creo que la canción, y de hecho todo el disco, está dedicado al abuelo de Elena Iturrieta. Esta canción donde la lenta candencia de la batería y las notas de piano sirven de base a Elena y los coros, es de los momentos más bonitos del disco sin lugar a dudas.

6. “Calling you”: Como de una continuación de “We’ll keep your memories in our hearts”, una segunda parte más desgarrada, se presenta “Calling you”. Una canción que pone el vello de punta, con una interpretación desgarrada a capella de Elena junto a los coros. Solamente es necesario un minuto y medio para que “Calling you” destaque dentro de los 11 temas que forman “Summer Rain”.
7. “Daniel and Charlie”: Volvemos al country de la mano de la desenfadada “Daniel and Charlie”. Aquí Elena se gusta al micrófono y suena bastante sensual en su interpretación. Y es que la melodía tiene un toque algo canalla que permite al disco refrescarse tras la intensidad emocional a distinta escala que ha ofrecido el combo de 2 canciones previas.

8. “Positivity”: Una canción titulada “Positivity” no podía ser de otra manera. Una canción luminosa, alegre, intensa en su verdadera positividad, que sirvió para cerrar el notable concierto que ELE ofreció en Las Ventas. El “di adiós” de la letra es de las cosas que más fácil se quedan en las primeras escuchas del disco.

9. “Love me my love, above all”: Reposada y llevadera es “Love me my love, above all”. Un tema con tintes muy jazz, con gran peso de las notas del saxofón en ese sentido. Una pieza ciertamente embriagadora, sobre todo en su estribillo, con un comedido apoyo de los coros en esta ocasión. Bonita forma de afrontar el tramo final de “Summer Rain”.

10. “Another colour”: Quizás otra de nuestras favoritas del disco. “Another colour” sigue aportando luz y buen rollo a este tramo final de disco. El estribillo considero que quizás sea el más acertado del disco y no porque sea facilón, precisamente no es nada vulgar. Normalmente es raro encontrarse en el tramo final de un disco piezas que destaquen dentro de la obra; “Summer Rain” con “Another colour” situada en su penúltimo escalón es una excepción. No pierdan de vista esta “Another colour” y escúchenla con deleite, como se merece.

11. “Summer rain”: El sentir de recogimiento del disco, a pesar de los generosos puntos álgidos que ofrece si escuchamos tema a tema el conjunto, se debe sobre todo a la apertura y el cierre. La canción título suena cristalina y los sonidos de las notas representan la musicalidad de una lluvia de verano, pero no una lluvia de tormenta desaforada, sino una leve lluvia tropical que se soporte bien (la última que viví en este sentido fue en la isla de Fuerteventura). Es un epílogo generoso en duración y que pone un lazo correcto a este regalito que es el álbum al que da título.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES. 
En conjunto “Summer Rain” es un disco muy agradable. Accesible, pero alejado de la evidencia, apuesta por acercar géneros que de primeras parecen no estar al alcance del oído medio. Elena Iturrieta canta muy bien. Ofrece varios registros en las canciones que forman el álbum sin chirriar en ningún momento. Tiene una compañía inestimable de unos grandes coros que la escudan sin restarle protagonismo.

Es un disco que al escucharlo del tirón me da sensación de cierta introspección. Y es curioso, ya que al realizar este artículo si se dan cuenta son más los capítulos animados y luminosos que los recogidos y melancólicos. Puede ser que la solemnidad de esos cortes acapare mi atención subliminalmente. No sé.

Está por ver si ELE se convierte en una nueva diva de gran repercusión en el panorama musical español como ya han logrado hace unos años señoritas como Russian Red o Anni B Sweet. Si nos detenemos a ver el resultado de sus 2 conciertos en Madrid, la cosa tiene buena pinta. ELE ha demostrado que tiene tirón y lo más importante es que ha estado a la altura en las actuaciones. Nosotros pudimos constatar hace unas semanas el concierto en Las Ventas y se puede considerar un triunfo aquella ocasión. Con este disco de portada campestre, con foto lejana de Elena cerca de una valla, ELE inicia su trayectoria discográfica con buena letra. Habrá que estar atentos de aquí en adelante.

Terminamos comentando cosas de nuestro programa de radio. El pasado sábado se nos jodió (perdónenme el tono y las palabras) el programa en mitad de emisión en directo. Cuando íbamos a poner “Silenced by the night” de Keane para comenzar el repaso sonoro del disco protagonista del programa “Strangeland”, el ordenador central de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) fue el que nos silenció a nosotros.

No hubo forma de retomar la emisión, pero, tranquilos que la próxima semana, en horario especial, continuaremos el programa donde lo dejamos (por fortuna las introducciones del comienzo las pudimos salvar). Les iremos informando en Twitter y Facebook durante esta semana, pero casi me atrevo a decirles que comenzaremos la emisión en directo el próximo sábado a las 12 o 12.30h. A las 16.00h emitiremos un nuevo programa-entrevista del que también les iremos informando esta semana.

De momento Mendetz son los beneficiados, ya que esta tarde a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h en la emisión de RUAH podrán escuchar nuevamente la entrevista con Stefano Maccarrone. Por hoy nada más.

No hay comentarios: