lunes, 9 de febrero de 2015

Concierto ELE. Madrid (05-02-2015)

Antes de meternos en materia, me van a permitir: es curioso, este es el post nº 101 de nuestra página. Con el concierto de Fundación Tony Manero celebramos nuestra crónica nº 100 y no nos dimos ni cuenta. 101 fue el número de orden del mítico concierto de mismo título de la gira de Depeche Mode de 1987-1988, lo que vivimos tiene poco que ver con los chicos de Basildon, avisamos. Llevábamos un tiempo pasando por delante de la plaza de toros de Las Ventas y miraba con curiosidad que ahora en temporada invernal parece ser que habían habilitado en el recinto algo como una sala de teatro. Este pasado jueves se nos dio la ocasión de comprobarlo al asistir al concierto que Elena Iturrieta, en su proyecto musical actual ELE, daba para refrendar la puesta en escena de “Summer Rain”, su primer disco bajo el nombre de ELE. Nos venía de maravilla el emplazamiento, apenas a 10 minutos de casa andando. Llegamos de sobra con puntualidad al recinto.
Nos situamos en una zona muy alejada del escenario (nuestras fotos son bastante guarras en esta ocasión, lo sentimos), en una grada con butacas al estilo de las más antiguas que puedes encontrar en las salas de cine, de esas que terminan dejándote el trasero lastimado sobrepasada la hora y unos minutos de estar ahí insertado. El show no tardó mucho en comenzar respecto a la hora indicada. En torno a las 21.40h Elena Iturrieta salía al escenario para comenzar el show en solitario al piano, con apenas unas lámparas iluminándola; lo descrito se puede ver en la imagen de arriba de este párrafo. Poco a poco se irían sumando los músicos y coristas. Con la 1ª canción que ELE interpretó, creíamos haber acertado en nuestras previsiones del concierto: un espectáculo sentimental, recogido (a pesar de las notables dimensiones de la sala) y una artista igualmente adaptada al show, con un proceder tímido. Nos equivocábamos de pleno.
Ya en las siguientes canciones Ele mostró un sentido más movido que el que ofrece “Summer Rain” en su toma de estudio. Acto seguido “Am I wasting my time?” mantuvo quizás en parte los compases de la primera pista, pero con matices que apreciaban la evolución del show, partiendo quizás de un soul con tintes folk hasta un desembocadura muy góspel gracias a los trabajos del nutrido coro del que dispuso Ele para esta actuación.
“Another colour”, con sus líneas contundentes y detalles luminosos de los coros, supuso ya una partida de sensaciones respecto al comienzo recogido e íntimo. Las alas de la maquinaria sonora encabezada por el señor Pablo Cebrián comenzaban a desplegarse con decisión y brío. Esta canción supuso uno de los mejores momentos, sobre todo porque su estribillo es muy bueno y brilló con justicia. Cierto es que quizás quedara eclipsada por los fastos que dispusieron más adelante otras compañeras de set list. Hubo un muy buen solo de saxo en esta pieza, el cual es necesario no dejar de mencionar en esta crónica.
Elena Iturrieta igualmente fue generosa a la hora de dirigirse al público. Tras las 3 primeras canciones ya se soltó en este apartado, en primer lugar para presentar a Belén de la Casa, su profesora de cello que se sumó para la siguiente canción “Shadows”, cosa que se ve a duras penas en la foto situada aquí arriba. En algún rato incluso hizo un homenaje a personas cercanas que cumplían años ese mismo día o en inmediatamente anteriores o posteriores, haciéndoles pasar un quizás pequeño mal trago por lo que puede suponer a alguien subirse a un escenario ante un público muy numeroso para que le dediquen un “Happy birthday” por otro lado muy sentido.
El concierto que ELE ofreció en Las Ventas, como ya hemos dicho, se animó desde casi el comienzo y navegó entre el folk, el soul, el góspel y el country. Hubo momentos muy animados como el que reportó “Go and never look back”, con una vorágine coral muy destacable en el sector final de la pieza. Tras ella, antes de meterse con “We’ll keep your memories in our hearts” Elena aprovechó para promocionar la venta del su disco (como regalo de San Valentín), con más de alguna broma en el discurso y para agradecer al portal de tendencias Loff.it que ayudaran de forma inestimable a que ELE ofreciera este concierto del que les hablamos en ese lugar tan apañado que es el Gran Teatro Caser Ruedo Las Ventas (de hecho había un concurso en el citado portal web donde se podían conseguir entradas para asistir al concierto). También apuntó Elena que esta “We’ll keep your memories in our hearts” está dedicada a su abuelo. Una canción de recogimiento, que permitió una pausa tras el tramo tan animado de set list que ofreció ELE en las últimas canciones. Tras esta pieza, también hubo hueco para un número de claqué que sirvió como marca temporal casi exacta para situar el ecuador de la velada. Abajo vemos a Elena cerca de Pablo Cebrián en plena actuación.
Curiosamente, de aquí al final las canciones se interpretaron en formato de 12 pulgadas o de maxisingle, con mucho deje de jam session, sobre todo en los coros, a ratos en formato soul, otros en sentir góspel y algún pasaje con retazos country. El coro se multiplicó en número de intérpretes, e incluso subió al escenario un amigo de Elena, rapero en género musical, en un momento para aportar su granito de arena. Había que presentar a todos los coristas como se merecían, con sus segundos de lucimiento y ello, por lógica, tomó su tiempo, lo cual paró algo el ritmo que hasta el momento había tenido la actuación. Abajo podemos ver a Elena Iturrieta con algunos de los miembros del coro, aunque esta foto corresponde más bien al comienzo del concierto.
Hay que apuntar que en efecto uno de los aspectos destacados del evento, y que por tanto así se promocionaba en días anteriores, era la presencia de numerosos músicos en escena escudando implementando a ELE. Y en verdad resultaba tremendamente llamativo el escenario con el personal al completo en el sector final del show. Ya en los bises destacaron la bonita canción que da título al primer disco “Summer rain”, con vuelta al protagonismo del piano y de la voz de Elena en solitario, con lo paradójico que resultaba presentar un disco de este título en una noche tan fría como la que hacía el pasado jueves (hecho que en su introducción puso de manifiesto la propia Elena) y también “Calling you”, en desnuda interpretación a capella, que es otra de las composiciones más llamativas de este trabajo de debut.
Los bises, donde las presentaciones de los músicos que faltaban se comieron mucho tiempo, se culminaron con una fiesta colmada de un desparrame absoluto y desaforado de energía y brío con “Positivity” (de apropiado título), con unos “say goodbye” en los que el coro terminó rematando un trabajo impecable durante las casi 2 horas que duró la actuación; aquí se me vino a la mente esa actuación mítica de James Brown en una iglesia en la primera película de los Blues Brothers, cuando Jake Blues, John Belushi, ve la luz. Constatable sin duda el éxito y buena aceptación de ELE. En su anterior concierto en Madrid ni siquiera hubo hueco para acreditarnos como medio (las entradas habían volado con más antelación si cabe) y en esta ocasión pocas butacas de la zona alta del graderío fueron las que quedaron vacías.
Dentro del folk y el auge que este género ha experimentado en el último lustro en nuestro país con divas que profesan este género, ELE no es otra Russian Red u otra Anni B Sweet. Si entre estas 2 grandes ya hay diferencias notables, ELE se desmarca mucho más de la tendencia, con una clara apuesta más cercana al soul. Llevando su trabajo al directo el resultado es de alta nota y muy efectista, ya que con tanto personal al servicio de ELE, todos ellos muy bien conjuntados y ensamblados (que eso no es fácil, no perdamos la perspectiva), el disco se amplifica de una forma notable. Mereció la pena, y mucho, asistir a este concierto y un honor poder informar del mismo. Intuyo que estamos ante una artista de la que se va a hablar de aquí en adelante bastante. Y, ¿qué quieren que les diga? Pasado un tiempo seguro que molará decir que “DMR” estuvo en aquel concierto que ELE ofreció en Las Ventas. Terminamos agradeciendo a Cookie de Promociones Sin Fronteras que contara con nosotros para poder informarles de este concierto.