viernes, 26 de junio de 2015

Los Ganglios - Lubricante (2014)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Vamos con un grupo que está dando mucho que hablar en los últimos años. Ellos ya han pasado por este blog en varias ocasiones con motivo de sus exitosos conciertos, pero ha llegado la hora de que pasen también a nivel discográfico. Es por eso que se me ocurrió que la mejor forma de hacerlo era a través de su último álbum “Lubricante”, publicado el pasado año 2014.

Llegué a Los Ganglios gracias al videoclip de “LOL” que descubrí por casualidad en internet. A partir de ahí fui tirando del hilo y descubriendo un grupo que aunque le gusta tirar hacia la electrónica, no le hace ningún asco al punk, la cumbia o el rockabilly.

Discográficamente el grupo solo posee tres referencias en el mercado: “Cataclismo Electoral”, “La Guapa Y Los Ninjas” y este último “Lubricante”. Ellos parecen no darle mucha importancia a estar sacando discos constantemente y parecen mucho más preocupados en actuar en directo (ya han pasado tres veces por Madrid presentando su último álbum y las tres de manera exitosa) y en publicar nuevas canciones acompañadas por sus respectivos videoclips. Hay que decir que Los Ganglios es un proyecto totalmente audiovisual, hasta el punto de que hay canciones que sin su video no se llegan a comprender totalmente (caso de “LOL”).

“Lubricante”, al igual que “La Guapa Y Los Ninjas”, recopila canciones que ya circulaban en muchos casos por internet desde hace años, unidas con unas pocas nuevas. Adentrémonos en el mundo particular de Leli Loro, Xoxé Tetano y Rafael Filete. Un mundo de canciones surrealistas, que en el fondo nos están contando nuestra propia vida.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Yayo Umberto”: El álbum comienza con un tema que empieza con la frase “un buen día moriremos ...”, una manera muy feliz de empezar un disco. Al final no es para tanto, se trata de un tema pop electrónico con un cierto toque de dubstep donde se nos expone la inconsistencia de la vida. Dentro de 200 años alguien puede que pregunte por nosotros pero a nadie le importara, seremos como mucho un vaguísimo recuerdo en la memoria de algún descendiente. “Yayo Umberto” llevaba bastante tiempo circulando por internet (unos tres años), aunque en una versión primitiva que ha sido muy mejorada para ser editada como parte de “Lubricante”. El tema está muy bien elegido para abrir el disco; es una buena canción muy disfrutable de manera individual, pero que a la vez pone las bases para el trallazo que la sigue.

2. “LOL”: Quizás su canción más conocida hasta el momento, era prácticamente obligado que la rescataran para el álbum. El mundo de internet y la perdida de la riqueza del lenguaje en su canción sin duda mas Kraftwerk, tanto que parece casi un homenaje a los alemanes: ruidos electrónicos propios de “Pocket calculator” y una estrofa que se repite una y otra vez. No habremos alcanzado el futuro robótico que Kraftwerk anunciaron a finales de los 70 pero que narices, tenemos a los LOL Cats que están muy bien.

3. “Al final”: Aquí realizan un ejercicio curioso y es el hacer no la segunda parte, si no la primera parte de la canción “Amelie Poulain”, que aunque nunca ha sido publicada oficialmente, es bien conocida por los fans del grupo y forma parte de prácticamente todos sus conciertos. “Al final” cuenta de una manera menos punk cómo es la relación de la pareja antes de que llegue el fatídico comento en el que el chico ve el poster de “Amelie”. Para esta canción se hacen acompañar de Lorena Alvarez a la voz y de unos toques de sintetizador saltarines acompañados de algún que otro guitarrazo de Rafael Filete. Esperemos que por fin para el próximo álbum se decidan a publicar “Amelie Poulain”.

4. “Gafas de aluminio”: esta es una canción muy antigua sobre un hombre antiguo que no es moderno aun siendo de hoy. Quizás muchos no podrán tragar con una pieza tan surrealista, pero a mí me atraen esas voces roboticas y ese fondo musical tan denso. Existe una versión reciente de esta canción donde tiran más por el dance y que finalmente no ha formado parte del álbum, decantándose por la versión antigua.

5. “Babieca hiede”: Podemos considerarlo el single de presentación del álbum y sin duda uno de los muchos temazos que incluye. Un tema trance, a partes hipnótico donde se nos cuenta la historia del caballo del cid, un caballo que no olía muy bien. El single incluye un sampler de “Los cuentos de Canterbury” con esos gritos desquiciados que sorprendentemente encajan en la canción a la perfección.

6. “Viejo sátiro hipertenso”: O la triste realidad del amor y el sexo en la tercera edad. La canción ya llevaba varios años en el repertorio del grupo. Les ha costado bastante llegar a una versión definitiva. Existía una versión bastante simple a piano y voz que no estaba nada mal. Al final les ha quedado un medio tiempo de canción ligera electrónica que le va muy bien a esa letra sobre el amor platónico entre un octogenario y una enfermera con coletitas.
7. “VHS”: Una canción antigua que circulaba por internet con su correspondiente video donde podíamos ver a Los Ganglios hacer visitas al cementerio intercaladas con imágenes típicas de los años 80, época dorada del VHS. La canción empieza con un ritmo clásico de aquellos teclados Casio baratos, tan característicos en los hogares españoles de los 80, para continuar con una melodía irresistible que no te la puedes quitar de la cabeza al estilo de esos estribillos melódicos que tan bien hacían los primeros OMD. Los Ganglios consiguen que sintamos nostalgia por algo tan aberrante e incómodo como eran las cintas VHS y eso es todo un logro.

8. “Calvario”: Otro de los temas estrella del disco que fue estrenado poco antes de su salida. Se trata de un medio tiempo que se acelera un poco en el estribillo (con unos ritmos que hacen que te imagines en una playa de la Republica Dominicana) donde nos cuenta la historia de unas reuniones nostálgicas donde señores entrados en años relatan sus batallitas que en realidad eran “hazañas birriosas porque en el fondo eran todos unos cagones”. El tema de la alopecia hace su aparición con ese original estribillo “no eran fachas ni eran rojos, eran calvos ...” y es que cuando se te cae el pelo da igual que seas de derechas o de izquierdas: ante todo y sobre todo eres calvo, el resto es totalmente secundario.

9. “En Noruega”: Otra canción antigua atribuida al Maese Testarossa que supongo que viene de la época donde Xoxé Tétano estaba muy influenciado por Manu Chao. Como he comentado alguna vez, ciertas canciones de Los Ganglios, a pesar de estar disfrazadas de ese surrealismo tan suyo, esconden historias chungas; ésta es una de ellas donde nos cuentan que en el paraíso noruego también hay drogadictos como en todas partes. La canción incluye unos curiosos extractos de programas de hípica; ¿son tan retorcidos Los Ganglios o fue simple casualidad?

10. “Infocreación”: Seguimos con la parte chunga del álbum. “Infocreación” es una canción donde la electrónica fría se contrapone con unos coros femeninos que no impiden un ambiente ciertamente siniestro y decadente. No es para menos, se trata de la historia de una persona que se pasa todo el día pegado al ordenador teniendo como actividad coger fotos de famosos o famosetes, ponerlas en el photoshop y añadirles bigote, cuernos, etc. Vamos que es la típica historia de alguien que lleva una vida deprimente y un día sale en el periódico que se le han cruzado los cables y ha matado a todos sus vecinos porque decidieron en junta poner un ascensor con la consiguiente derrama que le impedirá seguir pagando el internet.

11. “El Quijote P”: junto con “Babieca hiede” el tema más bailable del álbum. Si “El Quijote P” no te hace mover los pies, simplemente es que estas muerto. Leí no sé dónde que Fangoria mataría por tener un tema así en su repertorio y la verdad es que musicalmente “El Quijote P” es un tema muy Fangoria: pop, house, melodías claras y estribillo que engancha. Otra cosa es la letra, aquí nos topamos con el lado más gamberro del trío y nos cuentan la historia de alguien que se encuentra una cinta VHS con una versión de dibujos animados que resulta ser porno. Lo mejor es que esa versión del Quijote porno existió en realidad; desde luego como dice la canción “no hay respeto por las obras maestras”.

12. “El canario”: El disco acaba con este breve tema sobre las casualidades y ese amigo canario que siempre es el mismo. Forma parte de ese tipo de mini canciones que han ido colgando por internet como “El papa negro “o “Paella valenciana” que espero algún día ver publicadas.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
“Lubricante” es un disco que no tiene ningún desperdicio. Eso sí, no intentes estudiarlo concienzudamente. Es mucho mejor simplemente disfrutarlo siempre y cuando te guste el humor surrealista y los ritmos electrónicos.

A pesar de recopilar muchas canciones antiguas, “Lubricante” tiene menos carácter de recopilación que “La Guapa Y Los Ninjas”, ya que incluye algunas canciones nuevas y se ha buscado un sonido que unificada un poco el disco.

Sin duda, “Lubricante” es el disco que necesitaban Los Ganglios para aumentar más si cabe su larga base de seguidores. Sin embargo ellos van poco a poco y sin demasiada ambición. Es muy difícil que el grupo se convierta en un auténtico superventas pero con la cantidad de gente que consigue arrastrar en sus conciertos bien podrían pasar a tocar en salas mucho más grandes de las que nos tienen acostumbrados.

Los Ganglios es el grupo que necesitábamos en estos tiempos de crisis permanente, tan surrealistas y a la vez crudos a la hora de contar la cotidianidad. Que duren muchos años.

Texto: Alfredo Morales.

No hay comentarios: