viernes, 4 de noviembre de 2016

Yazoo - You And Me Both (1983)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Cierto es que el gran álbum de Yazoo, el conocido por todos, es el clásico “Upstairs At Eric’s”, su flamante debut en 1982, pero me pareció más interesante tratar aquí lo que fue su segundo y último álbum “You And Me Both” por todo lo que implicó y porque fue un disco más que curioso en su concepción.

Como todo el mundo sabe Vince Clarke dejó a los Depeche Mode cuando comenzaban a triunfar a lo grande con el single “Just can’t get enough” y su primer álbum “Speak And Spell”. Los motivos: Vince estaba harto de la fama, las entrevistas, odiaba dar conciertos, etc., quizás escusas que ocultaban el verdadero motivo que no es otro que entre dos es mucho más fácil entenderse que entre cuatro y además se toca a mucho más. Además Vince sabía que lo que hacía con DM lo podía hacer él solo y lo iba a demostrar con creces. En realidad ya lo había demostrado antes de dejar a los de Basildon: es famosa la anécdota en la que tenían que actuar en directo para una radio británica y Martin Gore y Andy Fletcher estaban de vacaciones. Vince no dudo un momento en llevarse a Dave Gahan y hacer la actuación ellos dos solos como dúo.

Tras la separación, Vince sorprendió a todos presentando a una chica desconocida, Alison Moyet, a la que iba a convertir en estrella del pop y eso a pesar del tonelaje de la protagonista ante la cual a Adele se la podría considerar una modelo del playboy, pero en esos tiempos la música importaba mucho más que la imagen y en todo caso el público era más abierto a gente que se salía de los cánones de belleza.

El primer álbum de Yazoo, “Upstairs At Eric’s” (1982) fue todo un acontecimiento. La diferencia en sonido y calidad de las composiciones en comparación con “Speak And Spell” es abrumadora; es simplemente el encuentro de dos artistas en estado de gracia. Moyet no se limitó a ser quien diera voz a las canciones de Vince, sino que aporta cuatro composiciones propias y qué composiciones: solo hay que oír la soulera “Midnight” o la desgarradora “Winter kills”, aunque los temas que hicieron que el debut del grupo vendiese por todo lo alto fueron los clásicos “Only you” (aunque parezca mentira rechazada por Depeche Mode) y “Don’t go”, sin olvidar el single “Situation” solo incluido en la edición americana y su mayor éxito allí, además de ser una de las pocas canciones que compusieron al alimón Vince y Alison.

A finales del 82 se van de gira y publican el prescindible “The other side of love”, en el cual lo más destacable fue su cara b “Ode to boy”. Entonces la crisis se instala en el grupo. Vince vuelve a sentirse harto de todo el negocio musical, especialmente de las giras. Moyet quiere pasear las canciones de Yazoo por todo el mundo, encima comienza una competencia entre los dos en cuanto a componer. Moyet no estaba dispuesta a aportar menos que Vince y eso se iba a ver en el siguiente álbum, un álbum que estuvo a punto de no publicarse. Vencido 1982 Vince estaba dispuesto a dar por concluido Yazoo, pero su entorno le convenció de que hiciera al menos un álbum más con Moyet. Al final Vince cedió, pero la atmosfera entre los dos era tan mala que “You And Me Both” fue un álbum que grabaron por separado, sin verse, por las mañanas iba uno a grabar y por las tardes lo hacia otro.

La portada del álbum con una pelea de perros fue elegida especialmente por Moyet porque reflejaba de forma precisa cómo iban las cosas en el grupo. Vamos a repasar este curioso disco que fue el canto del cisne de un grupo breve pero importantísimo en ese movimiento llamado technopop.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Nobody’s diary”: Quizás la mejor canción del disco. Una melodía de teclados cristalina hace la introducción a un tema triste y nostálgico que parece una especie de carta escrita a Vince Clarke (el tema es de Moyet), donde Moyet se resiste a ser simplemente una página más en el devenir musical del genio de los teclados. En realidad era una canción muy antigua que escribió Moyet siendo adolescente. La canción claramente resalta respecto al resto del álbum. Es el mejor ejemplo de la combinación de estilos que fue Yazoo: una voz soul entre sintetizadores, fairlights y cajas de ritmos. Fue el primer y único single de este álbum. El elegir un tema de Moyet como single principal del álbum fue cosa de Vince Clarke, que pensó que de esta manera la tensión en el grupo se aliviaría, pero desgraciadamente no fue así.

2. “Softly over”: Se trata de un medio tiempo de tono muy pesimista y sonido minimalista. Vince consigue construir una canción a partir de pequeñas pinceladas electrónicas y una melodía mínima. Letra y música son obra de Clarke en lo que parece su respuesta a Moyet. La canción relata claramente la historia de una ruptura, frases contundentes como “se acabó no hay nada más que decir” dejan claro que el final del grupo estaba cerca.

3. “Sweet thing”: Moyet vuelve a coger el relevo y se marca un tema electro un tanto atropellado con profusión de efectos electrónicos que finalmente resulta bastante efectivo y donde los reproches son continuos “ya no me necesitas, ahora te va bien”, “hoy es tu día pero mañana será el mío”. Pareciera que Vince y Alison aprovechaban el disco para mandarse mensajes no muy amables.

4. “Mr. Blue”: Clarke nos vuelve a ofrecer un medio tiempo, pero esta vez mucho menos pesimista. Es más, la canción transmite una cierta tranquilidad y es que la idea de una mano protectora que está ahí en los momentos difíciles planea durante toda la canción. Esta canción sería versionada por el cantante holandés René Klijn en 1993 consiguiendo el número uno en ese país durante seis semanas.

5. “Good times”: Moyet nos sorprende con una canción absolutamente optimista con influencias disco y soul. Quizás una de las piezas más alejadas del estilo Yazoo. Aquí Moyet se emplea a fondo dejando patente todo su poderío vocal. La canción contrasta claramente con el estado del grupo pues para nada eran “Good times”.

6. “Walk away from love”: Con una melodía bastante saltarina, Clarke crea una nueva canción sobre ruptura que resulta muy pegadiza y que posee uno de los mejores puentes del mago de los sintetizadores con una melodía clara a la que se añaden varios detalles electrónicos y una percusión notable. Esta canción fue propuesta como segundo single del álbum, pero finalmente se desechó ya que el grupo estaba acabado. En España curiosamente se editaría como single promocional.
7. “Ode to boy”: Moyet nos ofrece un auténtico temazo sin discusión, sin duda el mejor tema del álbum junto a “Nobody’s diary”. Alison Moyet valiéndose de un minimalismo Electrónico, que sorprende por los pocos elementos utilizados, consigue crear una atmosfera inquietante, misteriosa y muy sensual. Es curioso que esta canción fuera en un principio la cara b del single “The other side of love” y que finalmente este single fuera descartado para formar parte del segundo álbum del grupo, pero su cara b fuera incluida. Muchos años después Alison Moyet rescató la canción en su carrera en solitario y le dio un aire country curioso pero a años luz del original.

8. “Unmarked”: Es el turno de Clarke y en esta ocasión tenemos todo un alegato antibelicista donde la letra son las típicas frases que se usan para convencer a los jóvenes de ir a la guerra. Moyet consigue inyectar pasión a un tema que juega mucho con los cambios de tiempo y que se va apagando en una especie de marcha militar.

9. “Anyone”: Sin duda el tema más oscuro del álbum donde Moyet añade buenas dosis de tensión en una canción tan bella como melancólica, donde el tema de escapar de la realidad está muy presente. La instrumentación es mínima haciendo coincidir algunos golpes intensos de sintetizador con unos tremendos arranques vocales de Moyet.

10. “Happy people”: Estamos ante el tema más prescindible del álbum. Una simple gracieta de Clarke sobre el partido liberal británico. Ante una canción tan poco seria, Moyet dio su negativa a ponerle la voz, lo que provocó que fuera el propio Clarke quien la cantara siendo la única canción de Yazoo que lleva su voz. En la edición americana “Happy people” fue sustituida por un tema que la superaba con creces “State farm” (cara b de “Nobody’s diary”).

11. “And on”: Uno de los temas de más belleza del dúo. Una belleza si se quiere siniestra, pues estamos ante un tema que habla de la muerte, de que es preferible morir aunque sea joven que tener una vida miserable. El último tema de Yazoo es la descripción de lo que sería un entierro… ¿Una metáfora con respecto al futuro del grupo?

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
El segundo y último álbum de Yazoo no pudo estar a la altura del primero, pero es que el debut del dúo fue de sobresaliente mientras que “You And Me Both” lo podemos considerar un disco notable, sobre todo dadas las circunstancias tan adversas en las que se grabó.

Aunque no llegaría a las cifras de ventas de su antecesor, “You And Me Both” significó el primer número uno de Mute Records en las listas inglesas, lo cual dice mucho del status que ya había alcanzado el dúo por aquel entonces. Yazoo habían conseguido en menos de dos años un nivel tanto de ventas como de crítica que los Depeche Mode tardarían mucho en alcanzar y finalmente superar.

Tras la separación de duo Vince Clarke formaría un nuevo proyecto junto al productor de Yazoo Eric Radcliffe llamado The Assembly que tendría una cortísima vida y daría tan solo el single “Never never” un éxito a finales del 83. El gran momento de su carrera fue cuando encontró al cantante Andy Bell y formaron el dúo Erasure cuyos comienzos fueron muy difíciles pero que finalmente se consolidó como uno de los grupos más exitosos y creativos de los 80/90 con una carrera que llega hasta nuestros días y que incluye éxitos como “Sometimes”, “Always”, “A little respect” o “Blue savannah” entre otros y álbumes tan influyentes como “The Innocents” (1988) o “Chorus” (1991).

La carrera en solitario de Alison Moyet fue mucho menos constante. A pesar del talento compositivo demostrado en Yazoo, sus primeros trabajos como solista “Alf” (1984) y “Raindancing” (1987) si bien fueron muy exitosos, dejan bastante que desear: la producción mostraba un sonido genérico pop rock ochentero que no hacían justicia a la cantante. Tras años de lucha con su discográfica consigue sacar adelante una serie de álbumes como “Hoodoo” (1991) o “Essex” (1994) que esta vez sí mostraban el gran potencial de Alison. A partir de ahí ha sabido bastante bien controlar su carrera sin importarle el tener más o menos éxito.

El legado de Yazoo, un grupo efímero, es más que evidente en las doscientas versiones que se han hecho del “Only you” (lo que significa tener que oír aberraciones como la perpetrada por Enrique Iglesias), los innumerables remixes y sampleos de sus clásicos o los recopilatorios publicados de la banda. En el 2008 saltó la sorpresa: Yazoo se reunían para una gira. Una oportunidad única para ver a un grupo mítico del technopop ingles que había ganado muchos fans mucho después de su separación. No se pensó como una reunión al estilo OMD, sino más bien como un encuentro y una oportunidad para la gente de ver a un grupo que cuando estaba triunfando a lo grande nosotros éramos unos niños.

La gira no sería larga, supongo que en esto Clarke tendría bastante que ver. Una pena, porque les quedaron muchos sitios a los que ir. Nosotros tuvimos la suerte de que hicieran una parada en el Sónar de ese año en Barcelona y pudimos asistir a un momento único y quitarnos esa espinita de encima, a pesar de que fuera un show reducido a una hora; es lo que tienen los festivales. Nuevamente Vince Clarke y Alison Moyet se reunieron brevemente en 2011 para una fiesta organizada por Mute Records en la que volvieron a actuar juntos. Tras esto cada uno ha seguido con su carrera por su lado, pero quien sabe si algún día les vuelve a dar por revivir aquello que fue tan efímero a principios de los 80.

Texto: Alfredo Morales.

2 comentarios:

cvb dijo...

Que bonito artículo, que aire de nostalgia. Poco hay que añadir, sin duda Alison Moyet junto a Annie Lennox la mejor voz femenina del tecnopop británico -cuando Eurythmics hacían tecnopop-. Del genio Vince Clark está dicho todo, y aún se esmera en ofrecer buenas composiciones, si bien para mí su último disco pleno con Erasure fue el sensacional " I say i say i say" , aunque el más experimental de 1995 fue infravalorado y valiosísimo, y el "Cowboy" era bueno. En los 2000's, bueno más bien en los últimos discos, no me gusta mucho su producción con jóvenes que adulteran, más que aportan -en mi opinión- el sonido V.Clark.
De acuerdo también con la trayectoria de Alison, muchas ventas al principio, con un sonido pop mainstream muy genérico que no soporta mucho el paso del tiempo.

Abacab dijo...

Cvb, sí, creo que Alfredo ha estado atinado al escribir el post. Estoy muy de acuerdo en todo lo que comentas (la voz de Lennox, el disco de 1994 de Erasure).

Como siempre, gracias por escribir.