viernes, 19 de febrero de 2016

Digo Detroit - Ascendente (2015)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Tenemos hoy como protagonistas del post a la banda barcelonesa Digo Detroit (a la que fuimos a ver allá por el mes de noviembre en su actuación en Madrid) y a su 2º disco “Ascendente”. Un tremendo gustazo, verán. Estamos ante un disco tremendamente agradable en su escucha. “Ascendente” es de duración reducida, y si lo prefieren pueden denominarlo EP, pero nosotros no lo vamos a clasificar así, ya que puede dar la impresión de encontrarnos ante una obra menor y “Ascendente” en su síntesis consigue un magnífico resultado.

5 canciones que toman el relevo del disco “Reflejos” con el que el grupo liderado por el cantante Felipe Cedeño debutaba no hace mucho. “Ascendente” supone un punto de partida, en el que la contundencia y potencia del primer trabajo no tiene continuidad y Digo Detroit apuestan por un pop de matices electrónicos mucho más sentido y (al menos nosotros estimamos que) atinado.

La incorporación de Pilar Rodríguez como teclista y también como vocalista (con la misma importancia que Felipe al micrófono) suma a la banda, que en este sentido ha visto como se ha producido un cambio de componentes en su formación. El cuarteto lo completan a día de hoy Jordi Vergara a la batería y Javier Areste en el bajo. Sin más previa o introducción, pasemos a comentar el bien ensamblado quinteto de canciones que dan lugar a “Ascendente”.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Empezar”: Declaración de intenciones desde la primera frase: “nos encontramos en un momento donde todo lo que hemos creado se queda atrás”; sin duda significativo arranque ante el giro estilístico de Digo Detroit. “Empezar” es una canción de halo emotivo. Bonitos acordes de guitarra con envoltura sintética de teclados, que poco a poco irá ganando nervio en la base con los golpes de batería de Jordi. En esta primera canción ya se puede comprobar que las voces de Felipe y Pilar casan bien en la mezcla. Canción más que agradable y que va in crescendo hasta un “momento valle” al que nos llevan unos coros de Pilar. Un buen comienzo que llama la atención y nos introduce bien a esta nueva propuesta de Digo Detroit.

2. “Temblar”: El single destacado ha sido “Temblar”. Con videoclip dirigido por el propio batería de Digo Detroit Jordi Vergara, en el que el grupo sale tocando mientras que en sus cuerpos se proyectan imágenes y en ocasiones matices que derivan del arte de la portada de “Ascendente”, nos encontramos ante una canción que quizás baja algo en el sentido emocional, pero que mantiene de alguna forma la senda. Es una canción pop más relajada, con un buen estribillo en el que brillan los acordes de la guitarra eléctrica. La conjunción vocal de Felipe y Pilar sigue al mismo nivel de exigencia que en la previa “Empezar”. Opinamos que esta composición que mantiene de forma clara el nivel de satisfacción de escucha de la obra.

3. “Esencia”: Digo Detroit si tienen que ponerse más severos lo hacen. En “Esencia” Felipe y Pilar se alternan en estrofas en el comienzo, cosa necesaria para apreciar mejor los matices de la voz de cada uno. Canción latente en sus bases, con cierto misterio en su desarrollo y que contrasta potentemente con las 2 primeras canciones. Sonido más pop/rock, en el que los teclados no tienen apenas protagonismo y donde se nota mucho el trabajo del bajo de Javier Areste, que sin duda ayuda mucho al toque misterioso de “Esencia”. No todo tiene que sonar alegre y pop y que en un disco de 5 canciones haya esta variedad se agradece y enaltece su resultado.
4. “Error”: Me acuerdo de Cookie de Promociones Sin Fronteras al escuchar “Error”. Y esto se debe a que el grupo dedicó a la misma esta canción en directo cuando actuaron en Madrid por ser su favorita. Y Cookie no tiene ni mucho menos mal gusto. Quizás “Error” pueda ser la favorita de muchos que accedan a este “Ascendente” y le den sus merecidas escuchas para interiorizarlo como se debe. Y nosotros tenemos nuestras dudas, ya que a ratos también nos lo parece. Su sentir es un compendio de lo vivido hasta ahora. Me explico: hay emotividad, pero también hay una mayor solemnidad o sonido oscuro/melancólico que tiene un potente encanto. El estribillo, de mucha fuerza sentimental, destaca por los registros más altos vocales de Felipe y Pilar. La estructura melódica no es recargada, sino que abunda en la latencia y la atmósfera que crean las bases rítmicas de Javier y Jordi. A medida que avanza “Error”, se va ganando poco a poco potencia y la canción rompe o estalla en su tramo final donde la guitarra eléctrica brilla más que nunca en el disco. Una fabulosa canción, sin duda alguna.

5. “Encapsulados”: Cuando vimos en directo a Digo Detroit, “Encapsulados” fue la canción que más nos llamó la atención. Su “¿Cómo nos vamos a querer?” se queda muy marcado. Es una canción que se pone sesuda y donde quizás Digo Detroit apuestan por un sonido más duro en sus bases (sobre todo se aprecia en la batería de Jordi). Buen tema de cierre, donde el grupo no apuesta por sellar el disco con un tema demasiado intenso, sino con este “Encapsulados” de perfil medio y con una sobria melancolía funcionarial de lo más interesante.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Reparemos un momento en el aspecto formal del disco, en su listado de temas; a ver, ¿se han dado cuenta que todas las canciones están tituladas por una sola palabra? Aspecto curioso, no sé si buscado por la propia banda. “Ascendente” es un buen disco. Su portada es elegante y enigmática (con esa estructura en tonos violáceos, que asemeja una construcción futurista reflejada en un atardecer; al menos eso me evoca a mí) y de alguna forma creo que las sensaciones que transmite van en buena concordancia con el contenido sonoro que guarda.

El grupo vino a presentar el disco a Madrid con no demasiada buena suerte (nos referimos a los fallos técnicos, retrasos y obligatoriedad de ver reducido su set list), pero con todos los contratiempos que tuvieron, salieron lo más airosos posible y a nosotros no nos disgustó para nada su labor (de hecho lo valoramos más teniendo en cuenta todo lo que se les puso adverso).

Cuando uno quiere darse cuenta, ha terminado de escuchar “Ascendente”, el cual causa el efecto de querer más y estar a la expectativa de lo que ofrecerá el grupo en su siguiente paso discográfico. Las maneras presentadas en este 2º disco son más que prometedoras y Digo Detroit tienen ante sí (siempre con mucho trabajo, acertada promoción y un poquito de suerte) la posibilidad de avanzar dentro del mundo musical nacional. Les deseamos mucha suerte y que persistan en estas formas sonoras y no apuesten por otro giro estilístico, al menos de momento.

No hay comentarios: