sábado, 13 de febrero de 2016

Concierto Georgie Dann. Torrejón de Ardoz (06-02-2016)

Uno es él mismo y sus circunstancias. Estoy muy de acuerdo con aquel filósofo que lo dijo. Por ello, porque durante mi infancia los viajes veraniegos en el Renault 9 GTD a la costa de Alicante se acompañaban de una cinta de cassette que tenía mi señor padre con los grandes éxitos de Georgie Dann, cuando vi que este simpático cantante venía a amenizar los eventos de carnaval de Torrejón de Ardoz, no me lo pensé mucho a la hora de sumarme a la cita.
Desafiamos el frío, ya que aunque había una leve carpa la misma más bien protegía de una posible lluvia más que de las temperaturas bajas de estos días, y estuvimos en la plaza mayor de Torrejón de Ardoz a la hora adecuada para ver el concierto. Georgie actuó a las 20.00h, temprana hora, supongo que para no coincidir con la ceremonia de los Premios Goya que se celebrara esa noche relativamente cerca de allí en un hotel situado en la A-2. Abajo Georgie empleándose con un instrumento de viento.
El ambiente era festivo y la gente estaba disfrazada en su gran mayoría. La temperatura no le venía bien al señor Dann, ya que quizás es más adecuado verle en los meses de verano, pero el carnaval como evento sí que le viene bien por otros motivos lógicos. Fue puntual el simpático músico de 66 años (lo cual comprobé tras la actuación, puesto que le echaba algunos más) y salió a escena con su banda y su cuerpo de bailarinas.
Comenzó Georgie con temas menos conocidos o brillantes de su repertorio. Hay que decir que Georgie completó hora y 45 minutos de actuación, muy digno en ese sentido, y que fue a partir de la media hora cuando comenzaron a sonar los temas más reconocibles de su repertorio. Mucha gente caía en la cuenta de que muchas de las canciones que sonaban y que ya habían escuchado antes, en realidad eran de Georgie Dann. Y es que con esta actuación que les estamos narrando, uno puede darse cuenta de la de hits y hits que ha ido facturando este músico parisino.

No faltó ni un solo tema grande y ya desde casi el comienzo así lo indicó Georgie, con una buenísima actitud durante todo el concierto. Fueron desfilando los grandes éxitos sin casi tiempo para canciones de perfil más bajo durante los 3 cuartos de hora finales de actuación. Algunos temas lo hacían en formato corto de apenas un par de minutos y otros en versión normal. Sonaron sus temas dedicados a negros como “El africano” (arriba de este párrafo se la hemos insertado completa grabada por nosotros) o “El negro no puede…”, la grandiosa “El bimbó”, “Carnaval, carnaval” (que últimamente se puso de moda en versión readaptada por la graciosa hinchada del Cádiz CF por el “caso Cheryshev”), “Macumba”, “Casatschok”, y así un largo etcétera.

La gente celebró mucho “La barbacoa”, éxito de los años noventa, que fue un resurgir en su día para Georgie y “El chiringuito” (arriba de este párrafo un fragmento que grabamos del final de la misma). Yo celebré mucho que se me refrescara el cerebro con canciones que tenía olvidadas y me transportaron a la infancia, a aquellas escuchas de ida y vuelta en el coche de mi padre. Por ejemplo “Por qué un pijama” o “La cortina”, que quizás el público general recuerda también menos, sonaron y me divertí mucho con los agudos femeninos de la 1ª y con la coreografía picantona del cuerpo de baile en la 2ª. Abajo una imagen durante “La cortina”.
El público estaba frío. No sé si por la noche que hacía o porque estaban ahí por otra cosa (tras el concierto se entregaban los premios del consistorio a las peñas disfrazadas). Esto provocó aplausos poco entusiastas en general y solamente se respondió como es debido cuando Georgie reclamó griterío al público en un momento. Y eso que Georgie tuvo concesiones con el público como cuando subió a un torrejonero que iba bien disfrazado para que le acompañara durante una canción y durante la misma poder bailar con las bailarinas.
Algo muy reprochable a gran parte del respetable fue que el bueno de Georgie, cuando hacía por irse, preguntó al público si querían más; bien, pues hubo un griterío mayor de “no” que hizo que Georgie, de forma muy educada y aludiendo a falta de tiempo, dijera que tenía que acabar la actuación. Cierto es que después se entregaban los premios del carnaval torrejonero y que se veía que en la parte de atrás del escenario se estaba trabajando en subir cosas para lo que vendría después, pero está claro que si el público hubiera sido más agradecido, el bueno de Georgie se hubiera marcado alguna canción más y se hubiera ido por la puerta grande, como al fin y al cabo se merece un tío que tanto éxito ha tenido en el mundo de la música. Con esto, Georgie se marchó del escenario con la banda sonora de una canción que una banda le dedicó hace unos años y no regresó.
Aunque dista mucho de mis gustos musicales el señor Dann, que sea parte de mi vida asociado a mi infancia, hizo que disfrutara mucho del concierto. Me gustó mucho poder ver a Georgie Dann en el escenario. Se hubiera merecido una ovación mayor, pero no pudo ser. Yo, al menos, sí que le aplaudí.

2 comentarios:

Gorka Villanueva - Arquitecto dijo...

He conocido este blog a través del concurso de los Premios 20Blogs de La Blogoteca, un blog estupendo por cierto, mi enhorabuena !!
Te invito a pasarte por mi blog participante por si puedes darme algún empujoncito o simplemente quieres visitarlo:
"Licencias de Apertura y Actividad"
http://lablogoteca.20minutos.es/licencias-de-apertura-y-actividad-53669/0/
o
www.madridlicencias.com/blog

Suerte y gracias!

Abacab dijo...

Gorka Villanueva, muy amable, gracias por tus palabras. Si tenemos tiempo nos pasaremos a ver tu blog ;)

Suerte en el concurso y gracias por escribir.