martes, 25 de noviembre de 2014

Concierto Eladio Y Los Seres Queridos. Madrid (19-11-2014)

La tarde para acudir al concierto de Eladio Y Los Seres Queridos en Madrid la tomamos cómo se merece. Nos escuchamos su último disco “Orden Invisible” 2 veces para ir bien dotados de ganas. Intuíamos en esas 2 escuchas un buen traslado al directo. Luego, sorteando y haciendo malabares con el servicio pésimo que ofrece Alsa y sus buses en el Corredor del Henares desde que se tragó a la extinta Continental-Auto, llegamos al centro y a la sala El Sol con buena puntualidad. Antes nos metimos algo de comida rápida para el cuerpo.
Ya dentro saludamos a Pablo Pichurra, que se encargaba de amenizar el ambiente pre-concierto con su selección de temas, donde no faltó el “The boy with the thorn in his side”; y es que Pichurra y yo tuvimos un corto debate sobre el último concierto de Morrissey en Madrid, del que yo quedé encantado y él no tanto por ser de la opinión de muchos en tanto a criticar el set list que el bueno de Mozz seleccionó para la ocasión y este comienzo de su gira en general. También saludamos a Pablo Camuñas, a quien agradecemos que contara con nosotros para este trabajo, quien nos informó que Eladio Y Los Seres Queridos saldrían a escena a las 22.45h.
Y así fue. Con mucha puntualidad Eladio Y Los Seres Queridos salieron al escenario de la sala El Sol, el cual tenía un telón de fondo personalizado con motivos de la portada del último disco del grupo. Fue un concierto conceptual del último disco en el sentido de que abrió y cerró el show el grupo con el tema de apertura y el de cierre respectivamente. Pero el concierto en su interior también ofreció otros capitulos distintos a los que forman el último disco del grupo.
Por tanto, el grupo abrió con la contenida pero acertada “Seremos santos inocentes”. Un tema que sonó muy bien, como el resto del show, ya que si algo hay que destacar es nuevamente el impecable sonido que se consigue a nada que se hagan bien las cosas en la sala El Sol. En esta ocasión no hubo fallos técnicos y en ese sentido Eladio Y Los Seres Queridos tuvieron un concierto tranquilo. Siguieron con el orden del disco y luego llegaría “Niño salvaje”. El repaso de “Orden Invisible” no fue para nada parco y muchos de sus capítulos fueron de los momentos más brillantes de la noche. Muy bueno por ejemplo fue el que protagonizó “La misa”, la cual jugó un papel muy importante en el sector inicial de concierto.
El concierto fue de menos a más, con sus falsos llanos si utilizamos un término ciclista. Canciones como la romántica “Eternamente” por ejemplo regalaron en el tramo inicial del concierto uno de los momentos más bonitos del concierto en el apartado más relajado. El cuarteto estuvo muy bien ensamblado, con una notable tarea de los teclados. Eladio se quedó en un momento en solitario e incluso asumió el riesgo de intentar lograr (cosa que consiguió) enmudecer a la sala al completo para un tema en formato acústico. En esos instantes se podía incluso oír el circuito de ventilación de la sala. Y es que el público fue también de menos a más. Se fue poco a poco implicando más en el concierto a medida que entre canción y canción Eladio se anotaba buenas interacciones hacia la audiencia.
Dentro de Eladio Y Los Seres Queridos, claramente es Eladio Santos quien lleva la voz cantante mucho más allá del sentido estricto de la expresión en lo que se refiere a que él es quien canta los temas. Quiero decir que él es quien llevó el peso de la interacción con el público, la cual la gestionó bastante bien, dosificando correctamente las interacciones más largas con otras más cortas y mostrándose simpático y cercano. Me llamó personalmente mucho la introducción que hizo de “Miss Europa” y de su propuesta para ser tema eurovisivo y también el comentario que hizo de “Highway to heaven”.
Si les parece, ahora les dejo una fotografía a continuación del set list que figuraba al pié del mástil del micro que tenía Eladio. Una foto que saqué una vez finalizó el show y que creo no ofreció variación (que a veces sí que sucede) con respecto a lo que definitivamente terminaron ofreciendo Eladio Y Los Seres Queridos en la sala El Sol.
Se bordeó la hora y 15 minutos de concierto, con un repaso amplio de “Orden Invisible” y logrando confirmarnos que su traslado al directo es más que positivo. Los temas adquieren un cuerpo y potencia en directo que desprende fuerza en su justa medida. Se terminó con el también notable cierre de disco “Junto a los seres queridos”, donde se culminó el desmelene que se venía ya notando desde unos cuantos temas atrás del set list. Puso fin al bis de 3 temas y al concierto en definitiva.
Eladio Y Los Seres Queridos no llenaron la sala El Sol, pero consiguieron los 3 cuartos de entrada, lo cual no es moco de pavo teniendo en cuenta que estábamos hablando de un concierto en miércoles. Nosotros, lo reconocemos, sentimos no haber estado más frescos y haber estado bastante mermados por cansancio físico acumulado, lo cual nos impidió vivir más intensamente un concierto que notábamos que estaba siendo muy bueno y que se nos estaba escapando de las manos vivirlo como se merece. “Orden Invisible” es un disco agradable, de pop cuidado, sentido y elegante, cuya extrapolación al directo funciona. En la sala El Sol pudimos constatarlo y todo ello sin estar a pleno rendimiento, lo cual ya de por sí amplifica nuestra afirmación.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

concierto cojonudo!!

Abacab dijo...

Anónimo, primero de todo, disculpas por la tardanza en responder.

Sí que lo fue, sin duda.

Gracias por escribir.