lunes, 10 de noviembre de 2014

Concierto Deniro. Madrid (07-11-2014)

Bien dispuestos nos marchamos a la sala We Rock este pasado viernes a ver cómo Deniro presentaban en directo su nuevo disco “Sueño Que Arde”. Era la primera vez que acudimos a esta sala, la cual nos causó muy buena impresión, y a medida que subíamos desde la calle Arenal nos chocó que estuviera tan arriba, pensándonos mirando antes el callejero que no había que tirar tanto hacia Santo Domingo. En la puerta nos encontramos con nuestros queridos Pablos (Camuñas de Promociones Sin Fronteras y Arribas, alias Pichurra, que era quien nos había solicitado participar de este evento como medio y quien se había encargado por tanto de nuestra acreditación).
Tras ponernos al día unos con otros, decidimos ya meternos en la sala y situarnos bien para ver desde el inicio a Paña Radiostation, que eran los artistas invitados a tocar con Deniro en este concierto. Tardaron algo más de lo previsto en el programa en salir a escena, pero cuando salieron  lo hicieron con ganas desbordadas. Paña Radiostation cumplen con los cánones correctos del hard metal español, tanto en sonido, como en aspecto. También en sus proclamas, metiendo caña desde el comienzo a la familia real, se ajustaban a lo que hay que ser si te mueves en este género musical. Dispusieron de algo más de 45 minutos para desgranar su repertorio, repleto de intensidad. A ello ayuda mucho su vocalista, pequeñito pero matón. Paña, cantante que concede el nombre al grupo (nombre real Alejandro Martín del Campo), malencarado y con mala leche desde el inicio, descargó su energía tanto en las líneas de su bajo como en el micrófono. Se sirvió de un par de colaboraciones (como se ve en la foto de abajo de este párrafo) en el tramo final de la actuación, las cuales a duras penas le hicieron sombra a este vocalista que en parte nos recordó algo en aspecto a Miguel de Lucas de Dr. Sapo, pero con unas rastas que le caían por toda su espalda. 
A favor de Paña Radiostation hay que apuntar que no son una banda metalera cuyo muro de sonido no ofrezca matices. Les presté buena atención a su devenir y hubo muchos momentos instrumentales donde se apreciaba al oído una conjunción y coordinación de todos los instrumentos que denota buena elaboración. Su actuación estuvo siempre en niveles altos, sin concesiones a medios tiempos ni nada por el estilo. Sirvieron como espuela al ánimo de la gente que ya desde el comienzo de su actuación llenaba la sala, como ha de ser. 
Deniro se presentaron en las tablas de la We Rock a eso de las 23h y pocos minutos más. Comenzaron con un tema instrumental, para que al siguiente paso saliera el actual vocalista del grupo Dave Gomez a darlo todo con un tema tan apropiado para abrir el concierto como es “El luchador”, pero que paradójicamente es el que pone el punto y final al disco “Sueño Que Arde”. 
El comienzo de la actuación de Deniro se apoyó en buenas composiciones, casi todas de su último disco, y cerraron el tramo final de actuación con un tema de tan potente gancho melódico como es “Haima de cristal”. Deniro se mostraban con mucha confianza, eso se notaba desde el principio y más aún con detalles de set list como éste, ya que no precisaron guardarse este as en la manga para más adelante en el concierto repuntar la actuación. El público, muy metido en el concierto, coreó sin dudarlo las partes que así lo precisan de este gran tema que forma parte del último disco del grupo. 
Está claro que Deniro no llegan al nivel de rotundidad de Paña Radiostation, y dentro de sus composiciones hay lugar para temas más melódicos y menos enrabietados como éste gran hit que acabamos de comentar. No obstante, cuando se ponen cañeros lo consiguen con solvencia y mucha intensidad, cosa que consiguieron con “Éxodo” y “Pregunta indiscreta” tras el momento de cierto rock-pop más relajado que ofreció “Haima de cristal”. Y como la cosa estaba de dureza en este tramo de concierto, Deniro invitaron a Paña a colaborar en otro de los momentos destacables del último álbum del grupo: “Entre tú y yo”. Hubo buena química sin duda en escena en esta colaboración y quizás supuso uno de los grandes momentos de la actuación de Deniro. No obstante, habría lugar para alguna sorpresa más que unas líneas más alante comentaremos. 
Pablo Arribas nos facilitó en la entrada a la sala el set list del concierto, al igual que a otros medios que acudieron a informar. Cabe destacar que hubo una permuta, ya que “Secta”, prevista como final de actuación en el bis, se intercambió el papel con la canción que da el título al disco. En el tramo final de la actuación Deniro se acompañaron en el escenario de su anterior cantante William Miller; he aquí la citada sorpresa. Al final de su colaboración, deseó al grupo lo mejor de ahí en adelante. Abajo nuevamente William liderando a los Deniro junto a su sustituto Dave.
Tras la participación citada, hubo un capítulo instrumental (como ya hizo el grupo al inicio de la actuación), donde Dave Gómez agarró un tambor y se puso a atizarlo en mitad del sonido de las generosas cuerdas que Deniro tiene en su entramado sonoro. En el final del núcleo principal del set list y en los bises no hubo sitio para demasiada relajación, al margen del comentado pasaje instrumental. Deniro buscaron terminar su concierto bien arriba y damos fe de que lo consiguieron gracias a temas como “Arde” o “Tengo tu nombre”, que jugaron bien su papel para ir poniendo el cierre al concierto. Deniro estuvieron durante una hora y 15 minutos y ofrecieron 17 o 18 temas, con un repaso bastante amplio a su nueva obra discográfica. 
Estuvieron bien conjuntados, con un capitaneo notable por parte de Dave Gómez como cantante, y el resto de músicos se movieron bastante bien en escena. Es curioso el look tan variado y ecléctico que ofrecen entre sí el quinteto que forma Deniro en la actualidad, con algunos componentes de corte más punk o metalero y otros que se mueven más en looks más sobrios e incluso elegantes. Al final de la actuación nos despedimos de Pablo Arribas, el cual muy amablemente nos facilitó un ejemplar de “Sueño Que Arde” y nos presentó al guitarrista de Deniro Nano Ruiz, quien también muy amablemente nos regaló el disco de Paña Radiostation, el cual nos comentó fue editado bajo su sello. 
El concierto fue en sí un éxito, tanto por el resultado musical como por la afluencia de gente y el aforo logrado en la We Rock. Además, no solo hay que destacar el casi lleno total del recinto, sino la implicación del público, sobre todo en las 6 primeras filas, al cual se le veía de lleno metido en el concierto. Ahora a Deniro le tocará seguir trabajando y peleando por el resto del territorio nacional para defender su “Sueño Que Arde”, pero de momento ya pueden decir que en Madrid y en la presentación oficial del disco no han sufrido ningún pinchazo. Ni mucho menos. Termino agradeciendo a Pablo Arribas, Pichurra, que contara con nosotros para poder informarles de este concierto.