viernes, 26 de julio de 2013

Discos, música y reflexiones cierra por vacaciones 2013

Ya he comentado por aquí últimamente que vamos justos de fuerzas, con lo que cogernos vacaciones nos va a venir en este 2013 mejor que nunca. Continuando con la tradición de 2011 y 2012 de desconectar en verano durante un mes y algo más, desde hoy hasta el sábado 7 de septiembre (en principio), no esperen novedad alguna por estas tierras. Desde este momento oficialmente estamos de vacaciones laborales y el blog se suma a ello (mañana, reitero, no habrá publicación de post semanal de revisión de disco). Eso sí, antes de cerrar el chiringuito por un tiempo, he contestado a los muchos comentarios pendientes desde hace 2 meses (revisen los post y verán mi réplica a sus comentarios).

Además ya hemos terminado de subir los programas de radio pendientes a Ivoox. Quizás algún día pongamos alguna chorrada (siempre relacionada con la música) en nuestros perfiles en las redes sociales (Twitter y Facebook), pero poco más. Este año 2013 está siendo duro, no solo por el hecho de que nos esté siendo difícil mantener la actividad bloguera al no tener internet en casa, sino por otras circunstancias personales prioritarias. Ahora toca descansar lo que podamos, o al menos desconectar de esta actividad un tiempo para volver con energías y ganas renovadas. Por cierto, siempre les dejo una foto de vacaciones personales anteriores en estos artículos de cese vacacional de actividad; este año corresponde a mi asueto en Saïdia (Marruecos) del año 2009. Bueno, que ustedes lo pasen bien y tengan un feliz verano.
Leer más...

sábado, 20 de julio de 2013

Los Sencillos - Encasadenadie (1992)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Año 1992, la Barcelona olímpica se mostraba orgullosa y radiante ante el mundo con la celebración del acontecimiento deportivo más grande de su historia, y aparte de grupos como Los Manolos con su “Amigos para siempre”, y el monumental tema “Barcelona” a dúo entre Freddie Mercury (malogrado unos pocos meses atrás) y Montserrat Caballé, aunque esta composición es original de 1987, había otro grupo que fue sin lugar a dudas banda sonora de aquellos días. Estamos hablando de Los Sencillos, que ya han pasado tanto por el blog con la revisión de su 4ª obra de mismo nombre que la banda, y por nuestro programa de la mano de su líder Miqui Puig, para conversar sobre esa misma obra, amén de haber comentado también el debut en solitario de Puig “Casualidades”.

Y es que este grupo editaba en 1992 su 2º disco de estudio tras el valorado debut que supuso en su día aquel “¡De Placer!” que regaló entre otros temas piezas tan válidas como “No por eso no” o “Mala Mujer”. En este año el grupo proseguía aún con su formación clásica en liza, que fue la formada por Albert Mallorca a la batería, Francesc Pascua a los teclados, German Ycobalzeta al bajo, Mariá Roch como guitarrista y Miqui Puig como cantante y líder indiscutible de la banda.

La relevancia mayor del grupo se alcanzó gracias a “Bonito es”, quizás la canción por la que son principalmente recordados; de ahí que afirme que Los Sencillos formaran parte de la banda sonora de aquellos días olímpicos, ya que este “Bonito es” sonó mucho en las emisoras en aquel momento. No obstante, este disco de colorida portada (algo reminiscente de la portada del “The Gift” de The Jam, banda liderada por Paul Weller, admirado a fondo por Miqui Puig), no basa su potencial exclusiva y necesariamente en “Bonito es”, aunque sea su principal gancho. Estamos ante un disco que prácticamente no tiene momentos débiles, y desprende un ritmo y una marcha bastante generosos. Pasemos a analizar sus capítulos sin más dilación.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Entro en casadenadie”: Este “Encasadenadie” es un disco conceptual, que abre y cierra con unas peculiares pistas en las que parece que alguien se cuela en casa ajena. En los primeros segundos de la primera pista “Entro en casadenadie” se oye parte de un diálogo de la mítica película “Desayuno Con Diamantes” entre otros sonidos que nos evocan ese allanamiento de morada.

2. “Solo para mis ojos”: Rápidamente esos teclados mods tan setenteros entran encabezando la máquina sonora de Los Sencillos, irrumpiendo con gran fuerza y presentándonos “Solo para mis ojos”. En el título se puede apreciar un guiño a James Bond y una de las películas de su saga, y de hecho en la letra Miqui dice algo como “Ursula Andress y James Bond en la película del Dr. No pudieron igualar tu estilo y esa forma de ser”. Gran ritmo y vértigo, como suele pasar en muchos temas de Los Sencillos, sobre todo visto en ese estribillo que rompe con esas palabras tan rotundas “una mujer de carrera, una top model”. Buenos coros, como en muchos temas del disco, secundan bien a Puig en momentos señalados. Dentro del entramado instrumental, destacan los cálidos sonidos de la guitarra eléctrica.

3. “Bajo las ruedas”: Menos ampulosa que “Solo para mis ojos”, pero con un ritmo y melodía más directos, resulta “Bajo las ruedas”. Aquí son los teclados de Pascua lo que más destacan en el plano meramente instrumental. Queda bien la rotundidad con la que Miqui entona frases como “Bajos ruedas tu destino, Hans”. Una buena canción que no tarda muchas escuchas en llegar cómo merece.

4. “Bonito es”: “Bonito es” es claramente la canción por la que más se recordarán siempre a Los Sencillos. “Encasadenadie” lucha por demostrar que es más que el lp que incluye a esta canción, y en esto redunda nuestro trabajo. No obstante, “Bonito es” es un tema pop clásico de la música española, por mucho que les joda a los detractores de Miqui Puig admitirlo. Parte de la tradición pop de décadas anteriores, sobre todo en el trabajo electrónico de Francesc Pascua en los teclados. Puig está luminoso y con potencia en el apartado vocal. El estribillo es sencillísimo, como indica el propio nombre de la banda, consistente en unos coros directos y el propio título de la canción. No podemos dejar de citar el apartado de rapeo de Juan Perro/Santiago Auserón, colaboración de lujo en este tema. En la letra Miqui Puig nos dibuja escenas que no dejan de ser parte de la vida cotidiana, envolviéndolas de una vitalidad tanto en el sonido como en el sentido que resulta estupendo para el tema. No vamos a descubrir esta canción ahora, pero sí que puede que alguno la redescubra después de mucho tiempo sin escucharla.

5. “Déjame en paz”: Es difícil no palidecer tras un tema tan grande como “Bonito es”, pero se da la excepción en esta ocasión con “Déjame en paz”. Esta canción es quizás mi favorita del disco, o al menos una de mis predilectas. Esta canción de rabia y revancha amorosa en lo que a la letra se refiere, funciona en su totalidad, desde las maniobras de los teclados una vez más geniales de Pascua, la presencia y cuerpo de la guitarra eléctrica y Miqui Puig alternando momentos de mesura y algo de exageración cuando procede y se necesita. El estribillo, completado con coros, es básico y directo a partes iguales: “… por eso vete de aquí, déjame en paz, vete de aquí, déjame en paz”. Una joya oculta y una de las canciones más aprovechables y perdurables de Los Sencillos para todo aquel que la descubra.

6. “Corazón de colchón”: Con “Corazón de colchón”, Los Sencillos nos ofrecen un medio tiempo pop, quizás la composición más discreta del disco de lo que llevamos de escucha. Destaca la sensualidad que Puig imprime con esos “dámelo” repetidos. Es un tema agradable, pero inferior en potencia respecto a sus compañeras previas y también respecto a la siguiente que vendrá.
7. “No toques a mi amigo”: Con clara influencia literaria, llegamos a la canción más acelerada de “Encasadenadie”. “No toques a mi amigo” es otro de los puntos álgidos claramente de este lp. El ritmo es vertiginoso, ofrece unos cambios melódicos geniales y estoy seguro que en su día, cuando Los Sencillos estaban en activo y la tocaban en directo, sería de los grandes momentos de los conciertos. Creo recordar que Miqui Puig la mencionó como una de sus favoritas históricas de la historia del grupo en el programa que llevamos a cabo con él como final de la 2ª temporada de radio de “Discos, música y reflexiones”. “Mí cámara dispara atrapando imágenes, quiero que el tiempo no se vaya de mi, vaya de aquí” es lo que conforma el estribillo, brutalmente animado y luminoso. Una dosis de adrenalina, buen rollo musical y otro de los grandes momentos que nos regalaron Los Sencillos en “Encasadenadie”.

8. “Si al decirte adiós”: Choca mucho el cambio de cariz que se produce con “Si al decirte adiós” tras haber escuchado “No toques a mi amigo”. Estamos ante la canción más melancólica, coordinada tanto en letra como en melodía, de “Encasadenadie”. Las cuerdas suenan muy bien acompañando a un Puig muy sentido frente al micrófono.

9. “Máquina de bar”: No es procedente ponernos melancólicos en exceso y por eso tras “Si al decirte adiós” llega la simpática y amable “Máquina de bar”. Siempre me he imaginado un simpático videoclip de la misma, en plan humorístico, con un Miqui Puig haciendo de barman superado por la clientela, al frente de su barra de bar, sobre todo por ese comienzo “Una cerveza; no tengas prisa. Ponme una copa más. Mucho trabajo” a modo de diálogo entre cliente y Miqui Puig respondiendo como camarero. Quedan muy bien los arreglos de viento metidos para darle la suficiente pompa a esta canción que se sitúa claramente en el sector más animado y desenfadado del disco.

10. “Navidades junto a ti”: Medio tiempo para afrontar el tramo final con “Navidades junto a ti”. Quizás no llame mucho la atención en tanto a las estrofas, pero en el estribillo mejora. Cumple su papel dentro de “Encasadenadie” de forma digna.

11. “La llave”: Ejemplo de canción de amor pop, sin necesidad de entrar en el terreno de la balada (eso es exclusiva de “Si al decirte adiós” en “Encasadenadie”) es “La llave”. Un correcto final, vital y lleno de luz para no desvirtuar el sentir que transmite en sí “Encasadenadie”, que quizás resulta algo repetitivo si le queremos buscar las vueltas un poco.

12. “Salgo de casadenadie”: A modo de epílogo y salida conceptual del disco, se sale de “Encasadenadie” con algún ruido salido de tono y gritos de mujer. Pasos que se alejan, portazo y cierre de un disco de alta puntuación.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Con este disco y sobre todo con su single “Bonito es”, Los Sencillos vivieron sus días de mayor éxito. Ya he puntualizado al comienzo del post qué era lo que sonaba en aquel año olímpico y de exposición universal en España, aparte de los últimos coletazos de Mecano con “Aidalai”, por supuesto.

Lo que pasó es que Los Sencillos, jugando un poco con el título del disco, se quedaron en tierra de nadie, ya que siempre he afirmado que eran demasiado comerciales como para ser tildados de indie, pero también tenían un cariz que les alejaba por otro lado de la comercialidad ramplona y es que Miqui Puig y sus muchachos, por mucho que hicieran un pop fresco y vital, nunca entraron en lo fácil o chabacano.

Aún así, Los Sencillos continuaron un buen resultado comercial con “Seres Positivos” de 1993, gracias a ejemplos como “Doctor amor” o “Buena puntería” (la cual sonó bastante por ahí, o al menos lo recuerdo así). Con el disco homónimo que ya comentamos por aquí, más o menos se mantuvo el tipo con el resultado de canciones como “Abre tu mente” y el “Bultacos Y Montesas” también tuvo su lugar de gloria con la curiosa “Phutbol”.

Ya volveremos a Los Sencillos, por supuesto. De momento hoy nos quedamos con su disco más exitoso, aquel que incluye su tema bandera “Bonito es”. No obstante, reitero más que nunca que no se queden ahí y accedan al disco de la forma que ustedes puedan (digo esto porque la discografía de Los Sencillos está, tristemente, más que descatalogada). Dentro de “Encasadenadie” encontrarán varias canciones que a buen seguro les gustarán. Es un disco perfecto para el verano. Si lo fue en aquellos días de bonanza de 1992, seguro que también funcionará para levantar el ánimo en estos jodidos tiempos que vivimos en 2013. Seguro que es un buen compañero para sus vacaciones. Háganle un hueco en su maleta.
Leer más...

miércoles, 17 de julio de 2013

Discos, música y reflexiones os presenta el nuevo videoclip de Cyan “Philippe Petit”

Que 2013 está siendo un año importante para Cyan es algo que está resultando evidente. Debido a lo bien que ha sido recibido su 3er. disco “Delapso”, el grupo ha implementado su posición en el mundo musical nacional y en estos momentos sigue haciendo porque la tendencia positiva siga su curso. Su último acto ha sido la presentación de su nuevo videoclip este pasado jueves en Madrid. La canción que se ha ganado el honor y la dificultad de replicar tanto en lo musical con en lo visual a “Un colectivo de raro propósito”, finalmente ha sido “Philippe Petit”.
La cita de este pasado día 11 de julio fue en el local La Paca, situado en la céntrica calle Valverde en su nº 36. Combatiendo el calor aplastante de las 20h de este día de verano, Cyan se presentaban en una pequeña representación compuesta por Javi Fernández, su cantante (arriba en imagen que muestra uno de los instantes en que nos estaba introduciendo al videoclip a estrenar en el evento), y Jordi Navarro (abajo representado mientras escuchaba atentamente lo que decía su compañero y cantante de su grupo), su guitarrista, para comentarnos todo lo relacionado con su nuevo videoclip y para deleitarnos a los asistentes con unos cuantos temas tocados en formato íntimo y acústico.
Era un evento que tan pronto me enteré que tenía lugar, no quería perderme. Ya les he confesado, tanto por el blog, como en el programa entrevista que hicimos con el cantante de Cyan Javi Fernández (audio aún pendiente de subir a nuestro perfil en Ivoox), mi debilidad por el videoclip de “Un colectivo de raro propósito”. Sencillamente lo considero uno de los mejores y más efectistas de los que se han realizado en este 2013. Al impecable trabajo visual, con cámaras de altísima resolución y de movimientos a ratos superlentos, se suma por lógica la efectividad musical de una canción realmente fabulosa, de esas que nunca te cansas de escuchar.
Por ello, tenía muchas ganas de asistir a este evento y ver el resultado del nuevo videoclip de Cyan. En torno a las 20.30h Javi y Jordi se sentaron frente a los micrófonos y nos comentaron acerca de la elaboración del videoclip. Al igual que ya hizo Javi en el concierto de la sala El Sol de hace no mucho, se encargó de ilustrar a la gente de quién era Philippe Petit, comentando su hazaña de hacer funambulismo en el malogrado World Trade Center de Nueva York, hecho al que autodenominó “El crimen artístico” del siglo.
Tras terminar la explicación y comentarios por parte del grupo, se proyectó el videoclip en el local. A Javi le ha tocado sufrir mucho menos que en el anterior trabajo del grupo en este terreno y en esta ocasión se le ve junto al resto de la banda tocando en plató blanco, actuación que se alternan con imágenes representativas a base de actores (Jon Hernández y David Vivancos; ante todo, por si acaso, disculpas a los actores si he escrito mal su nombre, ya que en la grabación de audio que tengo del speech de Javi Hernández no lo escucho demasiado bien) que emulan el universo y todo lo que rodea a Philippe Petit y lo que se cuenta en la letra de la canción.
Ha resultado ser un buen trabajo, no tan efectista como el video de “Un colectivo de raro propósito”, pero igualmente notable. Con la venia, insertamos a continuación el video colgado a los pocos días del evento en youtube para que ustedes lo puedan ver desde aquí mismo. Un videoclip, todo hay que decirlo, hecho por Antonio Blanco y Dry Estudios.
Tras ver el videoclip y la correspondiente y merecida ovación por parte de todos los que asistimos, Javi y Jordi se dispusieron a ofrecernos en formato acústico 3 temas de su último disco (las 3 fotos previas muestras la preparación del mini concierto, al dúo en activo y a Javi frente al micrófono cantando precisamente en ese instante la canción protagonista de la tarde/noche). “Un colectivo de raro propósito”, la propia “Philippe Petit” y “Ballet mental” fueron las protagonistas de esos 3 momentos musicales. Nos dio por grabar en video “Ballet mental”, la cual hemos subido a nuestro furtivo canal de youtube, y cuyo video también insertamos a continuación por si lo desean ver/escuchar.
Tras las propinas acústicas que Cyan nos regalaron en este evento, tuve ocasión de conocer en persona a Javi Fernández, más allá del contacto telefónico que tuvimos para elaborar el programa final de nuestra 4ª temporada de radio en la que le entrevistamos para hablar de Cyan en general y “Delapso” en particular. Pude realizar una pequeña entrevista, la cual les insertamos y trascribimos al final del artículo. Eran las 21.30h y decidimos regresar a casa con la idea bien clara en nuestra mente de que Cyan está dando unos correctos pasos en este 2013 de buen augurio para el futuro del grupo.
“Philippe Petit” permitirá al grupo estar presente en la visión de la gente durante este verano y proyectar más el buen trabajo que en sí es “Delapso”. Preguntamos a Javi Fernández por cuál canción podría ser la siguiente en gozar del beneficio de un videoclip para tener vida más allá e independiente de “Delapso”. Varias son las candidatas por lo visto. El tiempo resolverá la incógnita, de momento nos quedamos con el recién estrenado videoclip de “Philippe Petit”. Que ustedes lo disfruten como se merece. Terminamos agradeciendo a Pablo Camuñas de Promociones Sin Fronteras que haya contado una vez más con “Discos, música y reflexiones” para una cita tan especial como esta y poderles informar sobre la misma.
Entrevista a Javi Fernández.

Discos, música y reflexiones: Estamos en la puerta de un local que se llama La Paca, muy céntrico, en la calle Valverde nº 36, donde el grupo Cyan ha escogido, bueno, este lugar para presentarnos su nuevo videoclip, de la canción “Philippe Petit” de este “Delapso” y estamos con su vocalista, con Javi Fernández, tras habernos introducido a un videoclip bastante notable y también habernos ofrecido unos cuantos temas en acústico. Javi, ¿qué tal? ¿Estáis contentos con este resultado?

Javi Fernández: Sí, estamos muy contentos. El videoclip creo que ha ayudado a que la gente pueda entender un poco mejor la canción, porque, bueno, tiene este personaje detrás, carismático, que requiere de cierta investigación, o sea, bueno de documentarte un poco y creemos que apoya esto bastante bien. Y, bien, en Madrid siempre estamos bien, la verdad. La gente nos acoge súper bien. El local es pequeñito, pero verlo lleno de gente pues también es un lujo viniendo desde Barcelona. O sea que contentos, muy bien.

DMR: A la hora de, bueno, de dar lugar a la idea de este videoclip, la historia y el desarrollo del mismo, creo que te plantaste y dijiste: “¡Basta! Ya he sufrido bastante con “Un colectivo de raro propósito””, ¿verdad?

Javi Fernández: Sí, de hecho con ese videoclip me dieron tanta caña que al final dije: “Oye éste vamos a hacerlo algo un poco más clásico”. Entonces fue tocando el grupo, entonces no recibía… No recibía aquellas, pues bueno, aguas, sal y todo tipo de cosas.

DMR: (risas) Bueno y más allá, mirando más allá de “Philippe Petit”, ¿es pronto a lo mejor para preguntaros por cuál será el siguiente videoclip que extraigáis, bueno, el siguiente single que extraigáis de este “Delapso”?

Javi Fernández. Pues mira, no lo sé aún, la verdad. Como lo acabamos… Como lo sacamos ahora éste, la verdad es que yo creo que en breve empezaremos a pensar, pero ahora mismo no sabría decirte.

DMR: ¿Ni siquiera un candidato así a bote pronto que os guste a priori?

Javi Fernández: Ostras, bueno hay temas como “Síndrome de París”, hay temas como “Sólo es una herida”, “Ballet mental”…

DMR: ¿”Belva”?

Javi Fernández: “Belva” me gustaría, pero yo creo que no. A mi me gusta mucho también, ¿ves? Es una de mis preferidas, pero bueno, creemos a lo mejor que para presentar el disco quizás no es la más adecuada. En directo sí.

DMR: Bien, y aparte de presentarnos el videoclip, también nos habéis presentado la siguiente fecha señalada en Madrid. Sala Caracol, 22 de noviembre. Queda mucho tiempo por delante, pero vamos ya calentando motores para ese día.

Javi Fernández: Pues sí, la verdad es que después de lo bien que lo pasamos en la Sol que estuvimos aquí en Madrid, hicimos un muy buen concierto, pues nosotros nos sentimos bien, la gente estaba bien, y el concierto fue muy bien, pues hemos decidido pues dar un pequeño saltito e ir a la Caracol y con muchas ganas de destrozarla, o sea que… Ahí estaremos dándolo todo.

DMR: Por delante tenéis, yo creo, un verano notable, con este nuevo disco, con este nuevo single, videoclip, ¿qué fechas tenéis ahora fuera de Madrid evidentemente destacadas para estos próximos meses?

Javi Fernández: Mira, el Arenal Sound, festival en el que estaremos ahí tocando en la fiesta de apertura, y con muchas ganas también. El Sonorama, que es un festival también que siempre nos ha tratado muy bien y tocaremos en el escenario principal, estaremos a una buena hora ahí pues, después del lechal estaremos ahí tocando un buen concierto y luego alguna cosa más en septiembre saldrá, pero ahora mismo no lo sabemos todavía.

DMR: Bueno, Javi, pues desearos lo mejor. Nos volveremos a ver en Madrid en la fecha indicada. Daros las gracias por haber sido el programa final de temporada de radio de “Discos, música y reflexiones” en nuestra 4ª temporada, felicitaros por este videoclip, yo creo que está bastante bien conseguido el resultado, y, lo dicho, mucha suerte de aquí en adelante.

Javi Fernández: Pues muchísimas gracias. A ti y a todos los que estáis ahí en la radio.

DMR: Muchas gracias a vosotros.
Leer más...

sábado, 13 de julio de 2013

The Clash - Sandinista! (Parte/Cd 2) (1980)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Es la 1ª vez en la historia del blog en la que nos vemos obligados (por lógica de la extensión del disco) en dividir una revisión de disco en 2 artículos. Por ello, lo que comentamos de la situación previa de The Clash antes de afrontar “Sandinista!” no la vamos a repetir. Si quieren, pueden echar un ojo al post de la pasada semana. Ahora, sin más dilación, nos metemos en el repaso del Cd 2.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Police on my back”: Algo innegable o muy claro es que “Sandinista!” quizás abra sus 2 cds con las piezas más llamativas o con más magnetismo. Si comenzábamos el disco 1 y “Sandinista!” en global con la seductora funky “The magnificent seven”, The Clash toman el punk rock por bandera con “Police on my back” para meter tralla desde el primer segundo del 2º disco. La temática y letra es genuinamente punk en tanto a la crítica contra los organismos represores del poder. Para mi gusto una de las mejores pistas de The Clash en general y un seguro de buen funcionamiento en sus conciertos (cosa que se puede ver en el disco en directo en el Shea Stadium que vio la luz no hace mucho en formato cd).

2. “Midnight log”: Del punk rock frenético y guitarrero pasamos con “Midnight log” a una especie de swing-rockabilly a modo de divertimento que The Clash introducen a estas alturas de obras. Reiterativa en su melodía cíclica, no se empeña en destacar mucho.

3. “The equaliser”: Ya mencioné en el artículo del disco o parte 1 de “Sandinista!” a “The equaliser”. Llega el turno de la mejor pieza de la obra en el sector de las piezas experimentales e hipnóticas. “The equaliser”, casi en formato dub, parte del reggae más psicotrópico imaginable, para conformar una canción a base de voces de Strummer perdidas en el eco lejano y desafines de cuerda muy bien jalonados. Una canción experimental, y de las mejores que le puede venir a cualquier fumeta en sesión intensa de canutos bien cargados. He de puntualizar que soy capaz de sacarle partido sin necesidad de alterar mi mente con sustancias añadidas, así que no le tengan tanto miedo. Servidor es admirador de lo raro y no cabe duda que “The equaliser” dentro de The Clash, e incluso dentro de este “Sandinista!” es una rara avis.

4. “The call up”: Ejemplo de importancia por mensaje más que por su melodía, algo monótona y repetitiva, es “The call up”. La temática insumisa ante el servicio militar, tema nuevamente recurrente en el punk, es lo que hace destacar a “The call up”. Sus bases juguetonas, a base de elementos sutiles de percusión, le conceden personalidad en el sector instrumental.

5. “Washington bullets”: Inofensiva y juguetona en su sonido, se presenta la que podríamos denominar como “canción título”, básicamente por el hecho de que se menciona al título del disco en la letra, ya que la pista se titula “Washington bullets”. Strummer se acompaña de coros ocasionales, en esta pieza pop, melódicamente inofensiva y llevadera.

6. “Broadway”: Con “Broadway”, The Clash siguen empeñados en alejarse de su origen. En esta canción de tintes misteriosos y elegantes en sus primeros compases, deriva en un ejercicio pop parecido a las formas de la previa “Washington bullets”. Quizás si no se hubiera desparramado en su tramo final y hubiera mantenido su insinuante sonido durante todo el metraje, el resultado hubiera sido mejor. De hecho, tiene un interludio anexo en su duración que si cabe te deja más fuera de juego si cabe.

7. “Lose this skin”: Tras varios instantes no demasiado memorables, llegamos a un punto destacable, con la notable “Lose this skin”. Apoyado en arreglos de cuerda algo irlandeses y valiéndose de una voz femenina que sería el equivalente de Strummer dentro de ese género, podemos escuchar esta pieza más acorde con el cariz de los The Clash, aún suponiendo una partida respecto a sus trabajos anteriores. Destaca mucho dentro del Cd 2 esta “Lose this skin”, siendo uno de sus mejores momentos.

8. “Charlie don’t surf”: No es mala pieza la tranquila y llevadera “Charlie don’t surf”. Sirve para contrarrestar el arrebato de cuerdas que nos ha regalado “Lose this skin”. Eso sí, para cabreo de los más radicales en el sentido abrasivo de la música, The Clash siguen en esta ocasión moviéndose en el pop/rock descafeinado.

9. “Mensforth hill”: Es lugar para otro ejemplo de locura musical. The Clash confeccionan un collage de varios elementos pregrabados con sus instrumentos en “Mensforth hill”. Los efectos de ida y vuelta de la mesa de mezclas abundan en el caos de la producción, dando ejemplo de una composición que bien podría estar inmersa en el igualmente caótico “My Life In The Bush Of Ghost” de David Byrne y Brian Eno de esos días.
10. “Junkie slip”: Nada clara resulta “Junkie slip”. Un ejercicio de medio rap a cargo de Strummer, dotado de una base rítmica movidita, pero latente y que no termina de estallar. Destaca sobre todo Headon en la batería. Hay coros, palmas, que se suman a darle exotismo a otra pieza difícil de clasificar.

11. “Kingston advice”: “Kingston advice” alterna estrofas casi psicodélicas o psicotrópicas con un estribillo directo y rockero. Es sobre todo su estribillo lo que le concede notabilidad a esta “Kingston advice”, siendo de hecho una de las primeras que se pueden recordar de esta 2ª parte del disco.

12. “The street parade”: Es posible que “The street parade” sea otra de las piezas que destacan del tramo final de la obra. En esta ocasión, The Clash se mueven en un pop rock que incluye notas de saxofón, dentro de una melodía no demasiado evidente.

13. “Version city”: Turno para un medio tiempo como “Version city”, cantado a coros, que quizás no destaca mucho dentro de su dejarse llevar que transmite su melodía.

14. “Living in fame”: El reggae estaba en boga a finales de los 70/comienzos de los 80. Muchos grupos punk o surgidos alrededor del punk, pregunten a Sting, se vieron seducidos por los ritmos cálidos de este estilo y The Clash lo evidenciaron sobre todo en este “Sandinista!”. “Living in fame” es de los ejemplos más descarados del idilio reggae que el cuarteto vivió en este “Sandinista!”.

15. “Silicone on shapphire”: Verdaderamente “Silicone on shapphire” lo que hace es tomar de forma medio marciana la melodía de “Washington bullets”. De esta manera se consigue una pieza casi instrumental, salvo por voces sueltas que hay por ahí, de toque muy psicodélico. Otra rareza incluida dentro de “Sandinista!”.

16. “Version pardner”: Y para continuar, más retroalimentación de “Sandinista!”, ya que “Version pardner” no es más que una versión alternativa de “Junco partner”, aquella 3ª canción del primer cd que analizamos la pasada semana. Abundando en sectores instrumentales, deformando notas y la voz de Strummer ocasionalmente, no nos supone más sorpresa que el hecho de encontrarnos esta revisión a estas alturas de disco.

17. “Career opportunities”: Casi, de alguna manera, la estructura de cierre de “Sandinista!” es cíclica, ya que si el antepenúltimo capítulo nos recordaba a la 3ª canción del disco, la penúltima es una versión inocente y casi infantil de la previa “Career opportunities”, cosa que sucedía con “Hitsville in UK” en el 2º paso de la obra. Choca mucho esta revisión de “Career opportunities”, demostrando nuevamente que los Clash hicieron lo que les salió de los mismísimos a lo largo de este “Sandinista!”.

18. “Shepherds delight”: Con “Shepherds delight”, “Sandinista!” busca cerrar sosegado, a la par que con cierta elegancia, aún partiendo de sonidos o claves de reggae. Desconcierta algo su tramo final, que termina con un estruendo algo raro y confuso; quizás sea la forma más apropiada para los últimos segundos y dejar una sensación de confusión, cosa que en muchos ratos provoca “Sandinista!”.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Este disco de portada con foto lejana del grupo, donde destacan los sombreros de alguno y los cascos de otros, supuso un tortazo a The Clash. “Sandinista!” es excesivo y es difícil de coger. Muchos tiran la toalla antes de hacer el 3er. esfuerzo de acapararlo. Considero que es un error, ya que aunque en “Sandinista!” hay material a priori desechable (aunque a todo se le puede sacar más o menos provecho), hay una serie de canciones realmente buenas, suficientes quizás para haber conformado un lp de 10 canciones de notable alto.

Los Clash retomarían el pulso del éxito y de hecho llegaron a mucho público con su siguiente trabajo “Combat Rock”. “Rock the casbah” y “Should I stay or should I go” son clásicos con mayúsculas de la historia tardía del punk de comienzos de los 80. Sin embargo, de ahí en adelante se fueron marchando (o echando por el carácter de Strummer) Topper Headon y Mick Jones.

Les reconozco que “Sandinista!” es complicado. Bien. De ahí en adelante les sugiero que hagan una extracción y de momento escuchen “The magnificent seven”, “Up in heaven (not only here)”, “Police on my back” y “The equaliser”. El resto, poco a poco. El estilo punk de The Clash evolucionó y no a gusto de todos, ya que es común que con compañeros de trabajo, recurrentemente, en las reuniones de empresa de navidades, cada año un par de ellos pongan a caer de una burra a Strummer y cia., sobre todo por “Sandinista!”, para luego, no sé por qué, se pongan a ensalzar a los Ramones (lo cual está bien por un lado, pero que no ha de ser motivo para atizar a los Clash). Cada cual que coja a “Sandinista!” como pueda. Con el agotamiento bloguero que tengo encima, no sé cómo me he atrevido con él en estos días.

Ya saben que nuestra temporada de radio terminó. Para ello publicamos un post hace unos días. Iremos subiendo los programas que quedan a Ivoox en la medida que podamos.
Leer más...

miércoles, 10 de julio de 2013

Discos, música y reflexiones finalizó su 4ª temporada en la radio

El pasado miércoles 3 y sábado 6 de julio de 2013, con la emisión del programa-entrevista a Cyan, banda representada por su cantante Javi Fernández, pusimos punto y final a la 4ª temporada de “Discos, música y reflexiones” en la radio. Estarán hartos de escuchar por enésima vez mis razones al respecto, pero el hecho de mantener la actividad del programa de radio sin conexión de internet casera desde diciembre de 2012, se nos ha hecho brutalmente complicado.

Cierto es que ha sido la temporada menos frenética de nuestro programa, sobre todo porque la novedad de contenidos ha sido bisemanal, es decir, que durante 2 semanas consecutivas escuchaban el mismo contenido, siendo a la 3ª cuando estrenábamos un nuevo contenido con difusión del mismo otras 2 semanas. Además, esta temporada, como ya informamos en su día, ya no han existido programas de locución individual por mi parte, habiendo solo lugar para coloquios y algunos (no muchos) programas de entrevista. No obstante, y casi sin proponérnoslo, hemos cerrado el ejercicio con un buen número de programas entrevista, dándose un lugar de 5 programas temáticos, sin contar con aquel programa de inicio sobre “Aidalai” de Mecano, en el que tuvimos varios invitados a través del teléfono.

Destaco sobremanera haber tenido la ocasión de que Rafa Sánchez, vocalista de La Unión, haya formado parte de la historia del programa, cosa a la que ayudó mucho el manager y biógrafo oficial del grupo Javier Adradós, quien no solo tomó parte a modo de introductor del programa con Rafa sobre “Mil Siluetas”, sino que también fue pieza clave del programa citado sobre Mecano.

No obstante, desde aquí mando mis agradecimientos sinceros a Carlos Caballero y Álex Gómez de La Broma Negra, Javi Crow de The Crow Project, Israel Leal de Magnética y a Javi Fernández de Cyan, por hacer más grande a “Discos, música y reflexiones” al haber tomado parte de esta 4ª temporada.

También no podría dejar de pasar el mencionar a todos nuestros colaboradores o tertulianos, comenzando con Mariano González, siempre presente en nuestros coloquios, Luis Felipe Novalvos, Alfredo Morales, Óscar Cañas, José Antonio Sánchez, José Luis Ramos, Javier Arribas, Eduardo de la Mata, Víctor Hugo Sánchez, Juan Ceñal, Francisco José Bujalance y Carlos Caballero. Por cierto, la foto que encabeza el post es sobre el programa/coloquio de Wolfsheim, donde nos acompañó Javi Crow/Javier Arribas, contertulio y estrella invitada a partes iguales en esta 4ª temporada.

Las fuerzas nos van justas, no se lo niego. Casi seguro aguantaremos un año más en antena y como muy intensamente de la misma forma que hasta ahora. Aunque hemos conseguido 5 entrevistas notables, les confieso que he pasado olímpicamente de tantear a más estrellas, ya que lo que supone el dar con ellos y que accedan a tomar parte de nuestro programa, no compensa el esfuerzo y menos aún lo que cobramos por ello (nada de nada). La dificultad de mantener el tipo con el programa se ve en que a día de hoy tenemos aún 3 programas pendientes de subir a Ivoox. Intentaremos subirlos lo antes posible. 

En teoría nos escucharán con nuevos contenidos allá por octubre. De momento, pueden recuperar cualquier programa anterior en nuestro perfil de Ivoox o escuchar los últimos en el reproductor de la columna derecha del blog (funciona muy bien, pruébenlo); y por supuesto que podrán escuchar nuestro programa en nuestros horarios de emisión indicados en los banners superiores (para &radio, mejor vayan a la web, ya que está sin actualizar nuestro horario de emisión en dicha emisora). A todos nuestros oyentes, pocos, muchos o casi ninguno, gracias por seguir ahí. Les dejo a continuación el listado de programas de esta 4ª temporada (aclaración: ya no se especifica lo que en post de años anteriores si un programa es coloquio musical, ya que todos lo son, menos los que son entrevistas y se especifica ello):

Dmr 4-1: Mecano - “Aidalai” (1991) (Entrevista a Javier Adradós y Yolanda Valencia) (partes 1 y 2).
Dmr 4-2: La Broma Negra - “Desilusiones De Grandeza” (2012) (Entrevista a Carlos Caballero y Álex Gómez).
Dmr 4-3: Kraftwerk - “Electric Cafe” (1986).
Dmr 4-4: Genesis - “Duke” (1980).
Dmr 4-5: La Unión - “Mil Siluetas” (1984) (Entrevista a Javier Adradós y Rafa Sánchez).
Dmr 4-6: The Killers - “Day & Age” (2008).
Dmr 4-7: U2 - “War” (1983).
Dmr 4-8: Eurythmics - “Revenge” (1986).
Dmr 4-9: Tears For Fears - “Songs From The Big Chair” (1985).
Dmr 4-10: The Crow Project - “Nightmare City” (2011) (Entrevista a Javi Crow)
Dmr 4-11: The Police - “Reggatta De Blanc” (1979).
Dmr 4-12: Faith No More - “King For A Day… Fool For A Lifetime” (1995).
Dmr 4-13: Depeche Mode - “Construction Time Again” (1983).
Dmr 4-14: Ultravox - “Lament” (1984).
Dmr 4-15: Magnética - “Friogenia” (2012) (Entrevista a Israel Leal).
Dmr 4-16/Dmr 100 (parte 3 pendiente de subir a fecha 10/07/2013): Especial Programa 100 de “Discos, música y reflexiones” (partes 1, 2 y 3)
Dmr 4-17 (pendiente de subir a fecha 10/07/2013): Wolfsheim - “Casting Shadows” (2002).
Dmr 4-18 (pendiente de subir a fecha 10/07/2013): Pet Shop Boys - “Bilingual” (1996).
Dmr 4-19 (pendiente de subir a fecha 10/07/2013): Cyan - “Delapso” (2013) (Entrevista a Javi Fernández).
Leer más...

sábado, 6 de julio de 2013

The Clash - Sandinista! (Parte/Cd 1) (1980)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Por primera vez en la historia del blog, atendiendo alguna petición que me hizo alguien por ahí alguna vez, realizamos un análisis de disco en 2 partes. Y es que con “Sandinista!” de los Clash, esta labor la vea casi obligatoria para que no se les atragante mucho el contenido. Estamos ante un triple lp en sus tiempos y un actual doble cd con 36 temas en total. Quizás otra ocasión para algo parecido en el futuro se me ocurre cuando le llegue la hora al “The Wall” de Pink Floyd, pero incluso en el caso de los Waters, Gilmour, Wright y Mason, veo más fácil afrontarlo de una sola vez.

The Clash venían del éxito y gran aceptación de su 3er. disco “London Calling”, un trabajo que ha terminado ganándose el carácter de clásico con mayúsculas de la historia del rock. Strummer, Headon, Jones y Simonon se veían con fuerza y por eso se vieron dando lugar a un disco excesivo en contenido, pero que en el total de 36 canciones que contiene se pueden seleccionar un buen número de grandes temas. Soy benévolo con “Sandinista!”, ya que a mis oidos no hay ningún tema que me sobre descaradamente.

La partición en 2 cds o 3 vinilos no atiende a una distribución meditada, sino que es obligación de soporte al no haber formato que soporte todo de una tacada. “Sandinista!” también tiene su importancia en ser el último en el que la formación clásica de The Clash estaba unida, ya que en “Combat Rock” comenzaron las bajas o despidos de personal, al margen de que las trifulcas entre estos 4 muchachos de fuerte carácter estaban a la orden del día (me río mucho siempre que recuerdo una anécdota que en una entrevista comentó el promotor de conciertos Gay Mercader sobre el hecho de que Mick Jones salió con un ojo morado de los camerinos del campo de fútbol del Moscardó en un concierto de la banda en Madrid más o menos en los días en los que se estaría gestando este disco que hoy nos ocupa). Hoy tenemos por delante las primeras 18 canciones; dejemos el rollo de introducción y pasemos al contenido musical.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “The magnificent seven”: Una de las canciones más representativas de “Sandinista!” es la primera de todas. En “The magnificent seven” los Clash viraron a los ritmos y sonidos funk, aunque por lógica Joe Strummer no dejó de lado el sentir punk descontrolado en su forma de comportarse ante el micrófono. Su sonido, a pesar de las bases funkys, es sombrío y ofrece varios arreglos que le conceden mucha elegancia, la cual, como ya he dicho, se encarga de contrarrestar Strummer con sus inmisericordes berreos ocasionales. De hecho, para sumar más a la variación de estilo, Strummer más que cantar parece que rapea en algunos momentos. Parece mentira que dure 5 minutos, ya que da la sensación de ser más breve (signo de calidad). En directo, The Clash hacía una versión más acelerada y violenta, dándole un toque más rockero o punk.

2. “Hitsville in UK”: Siendo realmente una versión de un tema anterior de factura rock, en esta ocasión, con unos coros casi de catequesis, Strummer en un registro grave y sosegado, nos ofrece esta revisión tan curiosa de “Hitsville in UK”. Es normal que tras escuchar los 2 primeros temas de “Sandinista!”, algún punky extremo se sintiera traicionado por Strummer, Jones, Simonon y Headon. Pues eso, que con esta nueva visión más suave y familiar de Hitsville in UK, los The Clash siguen empeñados en sorprender en lo que era su 4º disco.

3. “Junco partner”: En “Sandinista!” hay lugar para mucho experimento sonoro. En “Junco partner” podemos ver eso en sus arreglos y adornos, sobre lo que es una melodía que casi podríamos encuadrar en una especie de reggae. Joe Strummer y su personalidad al micrófono, de momento en esta ocasión, permanece inalterable, cosa que en otros temas no sucederá.

4. “Ivan meets G.I.Joe”: Con “Ivan meets G.I.Joe”, The Clash se atreven con una pista movidita y hasta bailable. La culpa viene sobre todo por los teclados, algún arreglo de viento y sobre todo por el trabajo de base de Topper y Paul en su batería y bajo respectivamente. Podríamos considerarla con algo más de ritmo como la hermana menor en estilo de “The magnificent seven”.

5. “The leader”: No cesan en su empeño los Clash en meter ritmo al disco y con “The leader”, en menos de 2 minutos, ofrecen una canción nuevamente animada y saltarina que termina antes de que te des cuenta.

6. “Something about England”: “Something about England” supone una parada de brío y ritmo en el track list de “Sandinista!”, sobre todo en sus primeros instantes. En esta composición con mensaje al estilo de la banda, apreciamos bastante madurez en su estructura musical y melodía, algo que en principio puede ir en contra de las formas del punk y que en consecuencia hizo que mucha gente no combinara con “Sandinista!”; yo, que no soy radical punk, no me disgusta esta “Something about England”.

7. “Rebel waltz”: Coqueteando de nuevo con formas que nadie en su sano juicio podría haber asignado a The Clash con sus 2 primeros discos, llega “Rebel waltz”, que mezcla delicadeza y cierto tono de trance en su vagamente embriagadora melodía. En el sentido de esta “Rebel waltz” hay muchas piezas en el disco que siguen su camino de melodía envolvente en la que Strummer tampoco se pone demasiado garrulo al micrófono.

8. “Look here”: En “Look here”, sobre una melodía casi charlestoniana y con coros en el apartado vocal, los Clash vuelven a recrearse y a generar un tema con cierto interés dentro de este vasto conjunto de 36 canciones.

9. “The crooked beat”: Valiéndose principalmente de Paul Simonon y su bajo, acompañado de elementos disonantes lejanos y un pachanguerísimo ritmo de batería de Topper Headon, “The crooked beat” martillea con su monotonía, abundando en el carácter tan complejo que como disco tiene “Sandinista!”.
10. “Somebody got murdered”: The Clash vuelven por su fueros con uno de los clásicos y grandes temas de “Sandinista!”. Nº 10 en el listado, muy acertado por cierto, para “Somebody got murdered”, una canción en el que el grupo se deja de devaneos y experimentos y se ponen en marcha al unísono. Strummer sin embargo no exagera en el micrófono y casi se empeña en cantar con cierto orden. El estribillo es sencillo, básicamente apoyado en el título de la canción, pero efectivo y directo. Un tema rock, con mucho de tinte de la new wave de aquellos días, por los que The Clash se vieron influenciados gloriosamente en este ejemplo.

11. “One more time”: Llega la hora de un combo de 2 canciones curioso. En “One more time” nos damos de frente con una canción de sugerente y lúgubre melodía, donde los apoyos vocales en formato casi de reggae suman a la seriedad que Strummer ofrece en esta canción.

12. “One more dub”: El combo se cierra con una variedad velada de la melodía de “One more time” en formato dub, que no podía titularse de otra forma que “One more dub”. En su mayor parte es instrumental, salvo en el tramo final donde vuelve Joe con la voz modificada para rubricar esta sección tan llamativa y fácil de recordar de “Sandinista!”.

13. “Lightning strikes (not once, but twice)”: Volviendo casi a la melodía de rapeo moderado que había en “The magnificent seven”, The Clash introducen a estas alturas del primer cd “Lightning strikes (not once, but twice)”, donde la melodía es rimbombante y saltarina. Llama la atención, pero palidece frente a su sucesora en el orden del listado.

14. “Up in heaven (not only here)”: Otro ejemplo de sonido new wave adoptado por estos chicos surgidos del punk es la gran “Up in heaven (not only here)”. La considero claramente como una de las grandes joyas ocultas de “Sandinista!” y es sin duda una de mis favoritas de las 36. Aquí hay lugar para cierta épica en el sentir que evoca la melodía. Las guitarras son de lo mejor que hemos podido escuchar en el apartado instrumental hasta el momento y Strummer está muy bien llevando la voz cantante, acompañado inestimablemente por Mick Jones a dueto. Si decidiéramos cribar “Sandinista!” y hacer un lp redondo de 10 temas, “Up in heaven (not only here)” sería sin duda una de las elegidas para ese selecto conjunto.

15. “Corner soul”: De la épica maravillosa de las guitarras de “Up in heaven (not only here)”, pasamos a la distensión que nos produce “Corner soul”, construida sobre unos redobles de batería de Headon de corte casi militar. Tono derrotista y relajado para esta pieza.

16. “Let’s go crazy”: Precisamente su título es lo que mucho pensarían que les había pasado a The Clash al componer algo tan tropical, cálido y pachanguero como “Let’s go crazy”. Sin lugar a dudas un motivo de cabreo para los punkers, “Let’s go crazy” no deja de ser un divertimento y una frivolidad que se anotaron The Clash, y es que no podemos dejar de lado que el punk es provocar y que un grupo como The Clash hagan algo así, al fin y al cabo es provocar a sus seguidores conseguidos a raíz de sus 2 primeros discos, por lo que sonido punk sin duda no, pero actitud puede que sí si lo ven así como les he escrito.

17. “If music could talk”: Seguimos relajados, pero ahora con elegancia y con la sensualidad que nos ofrece la clara línea de saxofón que domina a “If music could talk”. En consecuencia, estamos ante una pista de corte jazzístico, donde lo instrumental, sobre todo el saxo, domina sobre lo vocal.

18. “The sound of sinners”: No es baladí la ironía de que “The sound of sinners” se nutra de un sonido o estilo cercano al góspel. De esta forma The Clash finalizan la 1ª mitad de “Sandinista!”, con una clara demostración de variedad estilística, que no deja de sorprendernos, y que como habrán podido escuchar, se vuelve muy acusada en su tramo final. “The sound of sinners” queda bien como final de escucha del primer cd antes de afrontar la 2ª mitad de “Sandinista!”.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Las verdaderas reflexiones vendrán, por lógica, la próxima semana, cuando terminemos con el análisis de esta extensa obra. Aprovechamos para confirmar que hoy a las 16.00h podrán escuchar la redifusión en RUAH del programa final de la temporada con la entrevista a Cyan. En los próximos días publicaremos un post final de temporada informativo e intentaremos que todo el contenido de esta finalizada 4ª temporada esté lo antes posible subido a nuestro perfil de Ivoox.
Leer más...

lunes, 1 de julio de 2013

Discos, música y reflexiones entrevistó a Cyan

Llegamos con la edición de este miércoles día 3 de julio de 2013 a las 23.00h en RUAH (y la consecuente repetición del sábado 6 a las 16.00h en el mismo dial) al final de la 4ª temporada de radio de “Discos, música y reflexiones”. Además, creo que lo hacemos de una de las mejores formas que personalmente podría imaginar, ya que ponemos el punto y final a esta temporada con un programa-entrevista junto a una de las bandas de actualidad de nuestro panorama.

Cyan han editado este año su fabuloso 3er. disco titulado “Delapso”, del cual ya les hemos hablado por estas tierras, al igual que también les dejamos crónica del último concierto del grupo en Madrid. Justo una semana antes de que el grupo presente en Madrid su siguiente videoclip, perteneciente a “Philippe Petit”, sirva como aperitivo la escucha de este final de nuestra temporada, una hora que compartimos en antena con Javi Fernández, vocalista de Cyan, en la que hablamos principalmente de “Delapso”, pero en la que hubo cabida para hablar de otros muchos aspectos de Cyan.

Sin ánimo de resultar presuntuosos, creemos que nos quedó una entrevista bastante interesante y que será del gusto de cualquier seguidor de Cyan. Aparte, la compañía musical, con 5 canciones estupendas seleccionadas de “Delapso”, harán más apetecible si cabe la escucha. Lo dicho, creemos que es un final de temporada muy notable el que les ofrecemos. Les esperamos este miércoles a las 23.00h en RUAH, ya que hasta octubre no habrá nuevo material radiofónico que podrán escuchar y durante este verano podrán escuchar repeticiones del material de esta 4ª temporada que ya agoniza.
Leer más...