viernes, 29 de noviembre de 2013

Vipership - Lately (2013)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Cuando hay ilusión y ganas por algo, normalmente las cosas suelen funcionar. Eduardo de la Mata, Clara Brea y Edu Ostos suman sus talentos en Vipership y el resultado de momento es su primer lp “Lately”. El disco ha salido hace poco al mercado y el grupo está en plena promoción del mismo. Hace unos días acudimos a la cita destacada de la presentación del mismo en Madrid.
 
El grupo ya lleva desde comienzos de 2013 en marcha y hace unos meses ya lanzaron su anticipo “Here comes the rain”, el cual tuvo una meritoria acogida en internet, con un buen ritmo de visionados y visitas de su videoclip en Youtube. “Lately” principalmente es una obra enérgica y que transmite la frescura que normalmente tienen asociada los debuts discográficos de las bandas (¿quién no recuerda las formas que ofrecía el “Three Imaginary Boys” de The Cure?).
 
Tenemos por delante 13 canciones que sin embargo no resultan cortadas ni mucho menos por el mismo patrón. Una cosa es la sensación global o el poso que te deja el disco y otra cosa son los distintos tramos que ofrecen Vipership en esos 13 capítulos. Hay pasajes instrumentales, momentos rotundos, instantes bailables y hasta algún ejemplo de leve siniestrismo en algún pasaje de alguna canción. Sin más, sumerjámonos en “Lately” de Vipership.
 
ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Lately I”: A modo conceptual, Vipership ha comenzado su debut introduciendo un tema instrumental, con acordes de guitarra de lejanos ecos de Pink Floyd. Los interludios instrumentales regresarán en el ecuador y al final. Una intro que quizás no representa el sentido o sensaciones primarias que dejará la escucha del disco en su totalidad.
 
2. “From another time”: La voz de Clara entra con fuerza en “From another time”. Una canción directa, que como podrán escuchar se aleja de las formas de la intrumental introductoria. La mayor rabia se concentra en el estribillo, alternando una latencia en el resto de estrofas. Todo suena rotundo aquí, desde la batería de Edu Ostos, por los arreones eléctricos de Eduardo de la Mata y Clara, y también la voz de esta última.
 
3. “Magic tricks”: Con “Magic tricks” dejamos un poco de lado los retazos post-punk de “From another time”, para afrontar un tema más cercano al rock. Ofrece unos cambios de ritmo notables entre estribillos y estrofas. Podemos escuchar claramente a Eduardo de la Mata aportando algunas voces.
 
4. “Babble”: Quizás una de las mejores canciones del disco sea “Babble”. Situada en el 4º lugar, esta canción prosigue suavizando las formas progresivamente. Es una canción que se mueve en un pop-rock de lo más accesible. Las guitarras se liberan de la rabia para volverse rítmicas. Clara en las voces claramente se gusta y se muestra en el tono más sensual y seductor de lo que llevamos de disco, sobre todo en algunas partes. Si el grupo decidió dejarla para el final del concierto de presentación del disco, querrá decir algo. Incluye un sector onírico e hipnótico que le otorga la complejidad necesaria.
 
5. “The sigh”: Vipership sitúan con “The sigh” un ejemplo de “canción Dr. Jeckyll & Mr. Hide”, en la que se alternan partes sinuosas, misteriosas y susurrantes, con un estribillo contundente y potente. Tiene un cierto puntito siniestro sobre todo en sus primeros compases.
 
6. “Lately II”: Más ajustable a una hipotética letra que la 1ª “Lately” que nos encontramos al inicio, es la 2ª parte, situada como ecuador de la obra. Es una pena que no haya podido disfrutar de una letra que le hubiera dando mayor relevancia, ya que melódicamente considero que es un pasaje destacable del disco. La base es contundente, a la par que sincopada, y la guitarra rítmica sobre esas tablas dibuja una melodía y acordes muy agradables. Su sector intermedio se vuelve lento y elegante, prescindiendo de las bases marcadas, completando una notoria composición instrumental, que en su recta final vuelve a sus matices iniciales.
 
7. “Married”: Clara no quiere esperar ni un segundo a volver con sus tareas vocales tras los minutos instrumentales de “Lately II”. En “Married” incluso nos podemos llevar a equívocos y pensar que nos encontramos con los Hole de mediados de los 90. Dentro de su sonido rudo, hay lugar para unas partes de factura inquisidora con Eduardo y Clara haciendo a la par ese “Mira lo que has hecho”.
8. “Lobster monster”: con el gracioso juego de palabras que supone en inglés, “Lobster monster” comienza sigilosa. Con algunas gotas de blues en los acordes las cuerdas y algún sonido de factura psicodélica, es quizás la canción más esquelética y economizadora de “Lately”. Su concepción es minimalista, a pesar de que en el estribillo sume elementos y contundencia al asunto. En directo me pareció que jugó un buen papel cuando le llegó el turno.
 
9. “Thanks 4 keeping the wolves on”: Tras la originalidad de “Lobster monster” llegamos a “Thanks 4 keeping the wolves on”. Una canción de medio tiempo dentro de las sensaciones de rabia amarga que desprende “Lately”. Salvo algunos cambios de ritmo notables y algunas notas que suenan bastante bien, es quizás una de las canciones que menos destaquen de “Lately”.
 
10. “Here comes the rain”: Gloriosa, vibrante y acelerada es “Here comes the rain”, el single con el que Vipership se presentaron en sociedad. Sonido after punk bien llevado, con punteos de guitarra vertiginosos y Clara cantando con un desdén y descaro notable. El puente entre estrofa y estribillo es realmente buenísimo. La canción se acompañó un videoclip en el que Clara no jugaba el arma de su expresiva mirada, escudada en unas gafas de sol y con Eduardo por ahí divagando en mitad del campo y otros lugares. “Podría ser peor” repite Clara en su estribillo; de hecho, está bastante bien.
 
11. “So busy”: Vipership se proponen terminar el disco a lo grande. Tras la notable “Here comes the rain” llega el turno de otra de las grandes canciones de “Lately”. “So busy” es la canción más pop del disco, pero sin ser un tema alegre y facilón. Sencillamente el grupo adopta formas elegantes y comedidas en gran parte de la pista y posteriormente nos regala unos pasajes de notas y acordes que invitan claramente al baile. Clara deja de lado por lógica concordante la rabia vocal y se pone llevadera y muy melódica. Presten especialmente a su evolución sonora a partir del 3er. minuto de duración: un tremendo acierto (y más aún en el directo, créanme).
 
12. “She loves her monkeys”: Sería poco adecuado, a pesar de ser un temazo, cerrar “Lately” con un tema como “So busy”. Por ello, Vipership endurecen algo sus formas con “She loves her monkeys”, no llevándolo quizás a los puntos más enfurecidos de la obra, pero sí para dar la vuelta a la obra de una forma lógica de estilo de obra. A pesar de que “She loves her monkeys” tiene un tímido arrebato bailable en un sector, al estilo de lo que descaradamente ofrecía “So busy”, no es su cometido.
 
13. “Lately III”: De forma conceptual en la estructura se termina con la 3ª instrumental de “Lately”. Primero oímos sonidos lejanos, con una melodía de silbido y de forma fantasmagórica escuchamos venir la voz de ultratumba del fantasma de Clara. Solamente unas cuerdas son las que dibujan la melodía para que esa velada voz tenga algo de apoyo. En torno a los 2 minutos y 40 segundos la melodía se normaliza, a base de sonidos acústicos, consiguiendo otro sector instrumental de muy alta satisfacción sonora para aquel que escucha.
 
RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Todavía es pronto para poder juzgar a “Lately” por sus resultados y logros, ya que hace muy poco que ha visto la luz. Lo que sí podemos constatar es que ha puesto al grupo en escena con mucha entrega y ganas (tales que han movido a sus componentes a incluso cambiar de vida para centrarse de forma profesional al proyecto). Vipership cuentan con el apoyo de muchos críticos y periodistas musicales de enjundia, de tal repercusión que nuestro apoyo resulta ínfimo e insignificante en comparación con logros tales como haber acudido al programa “Disco Grande” del legendario (en activo y Ondas calentito bajo el brazo) Julio Ruiz.
 
Esta gente tiene ilusión desbordante por la música y descomunal pasión por ella. “Lately” tiene los factores reconocibles de un debut: ganas de comerse el mundo concretadas en un disco enérgico y a ratos rabioso. Aunque el disco no es monolítico, la sensación principal que transmite es de fuerza y mucha caña. Sin embargo, hay matices sonoros que me hacen dudar de si el grupo seguirá esta senda en siguientes entregas o se moverá a un terreno más suave y bailable. Su concepto artístico es fresco y resuelto a base de dibujos y figuras que representan las conceptos de varias de las canciones.
 
“Lately” funciona bien. Por ponerle algún pero, podría haber intentado ser más sintético, habiendo cribado un par de temas más del track list para reducir algo sus 53 minutos y dejarlos en unos redondos 45. Al margen de esa opinión, su escucha no resulta para nada soporífera, primero porque es un disco que te sacude en muchas ocasiones y segundo porque no es vulgar, sino que ofrece arreglos y requiebros en las canciones que le hacen notablemente interesante. Vipership han llegado para quedarse. Desde aquí les damos todo nuestro apoyo posible y les seguiremos la pista. Por lo que conozco personalmente a uno de sus componentes, Eduardo de la Mata, por cómo vive la música, le gusta y la siente, a nada que les vayan las cosas medio bien, llegarán lejos. Luego no vayan diciendo por ahí que no se lo hemos advertido.
 
De nuestro programa de radio informarles que este sábado a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h en Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) podrán escuchar las redifusiones de nuestro 4º programa de esta 5ª temporada sobre Oasis y su “(What’s The Story?) Morning Glory”. El podcast del programa sobre Suede ya está en Ivoox. En breve publicaremos una entrada por aquí con el audio insertado. El próximo sábado 7 de diciembre de 2013, no nos vamos de puente: llega nuestro 5º programa de la 5ª temporada a las 16.00h en riguroso directo en RUAH. Esta próxima semana ya informaremos sobre quién irá. Paciencia.

No hay comentarios: