viernes, 15 de noviembre de 2013

Loquillo Y Trogloditas - Mientras Respiremos (1993)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
No se imaginan ustedes lo que me está contando mantener la actividad del blog y del programa de radio en los últimos tiempos. Espero que al menos aunque fuera para una sola persona esté mereciendo la pena. Como no tengo mucho tiempo, centrémonos.

Como verán, aquí no somos partidistas, no entendiendo de enemistades. El último análisis de disco correspondió a Miguel Bosé y hoy tenemos como protagonista a Loquillo; es sabido el mal rollo que siempre ha existido entre los 2 artistas, ya que personalmente recuerdo declaraciones de Loquillo respecto a Miguel que cuanto menos han sido subidas de tono. Bueno, al margen de eso, hoy tenemos por delante uno de los considerados mejores discos que Loquillo ha editado a lo largo de su trayectoria discográfica, el álbum “Mientras Respiremos”, firmado junto a Trogloditas en 1993.

Este disco no deja de tener su controversia, ya que el propio autor ha reconocido tener con el mismo ciertas sensaciones encontradas. Loquillo Y Trogloditas venían saliendo de la vorágine que supuso aquella gira de “Morir En Primavera”, a la que está asociado el magnífico disco en directo “¡A Por Ellos...! Que Son Pocos Y Cobardes”.

“Hombres” de 1991, fue un disco irregular, con sus aciertos y sus patinazos en forma de canciones y en definitiva un lp que salió casi por inercia. Loquillo, después de eso, parece que se asqueó un poco de todo y tomó como prisma el country (tuvo mucho que ver un viaje a Nashville por lo visto) y localizó su vida en San Sebastián. Consecuencia de todo eso vino “Mientras Respiremos”. Un disco que no vino en el mejor momento de cohesión en la banda, pero que por su resultado compositivo no da impresión para nada de ello.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Los olvidados”: “Mientras Respiremos” comienza con una de sus mejores canciones o al menos de las que más me gustan. “Los olvidados” es un comienzo aguerrido, donde se aprecian las influencias del country en la melodía, sobre todo en los arreglos de las guitarras. Loquillo imprime en la voz la suficiente potencia, sin pasarse, en una canción que tiene una cierta épica mezclada con un tono perdedor que le da un encanto irresistible al cerrarse todo con una aureola sonora muy solemne.

2. “Hoy he vuelto a beber”: Si Loquillo firmaba sus discos como “el que berreaba o se encargaba de los gritos”, “Hoy he vuelto a beber” sería muy fiel a esa función. Aquí quizás podemos escuchar al Loco más desaforado y raspado al micrófono. Una canción rockera trasnochada, rugosa, aguerrida y de fuerte carácter canalla, quizás más propia de cosas que podía editar el grupo 10 años atrás.

3. “Los ojos vendados”: Fue single “Los ojos vendados”, asociada a una campaña contra los abusos de autoridad que llevó a cabo Amnistía Internacional. El sonido es parecido al de “Los olvidados”, pero tiene un sonido más lúgubre, gracias al tono grave de Loquillo y aunque pierda algo de la épica, gana en elegancia. Canción rotunda a ratos, con buenas guitarras y correctas notas de saxofón que le añaden ese toque nocturno tan interesante que desprende. Otro de los motivos por los que “Mientras Respiremos” merece mucho la pena.

4. “Maldigo mi destino”: Pasamos al rock acelerado, con marcado acento de la personalidad de Loquillo Y Trogloditas. Guitarras de potentes riffs y teclados alocados apoyando a Loquillo, que se mueve en su registro vocal medio (una de las marcas distintivas de este disco es cómo cambia de tonos Loquillo a la hora de cantar una u otra canción).

5. “Dime por qué”: La voz más grave y contundente de Loquillo en este disco curiosamente va asociada a la pieza más delicada y clásica instrumentalmente hablando. “Dime por qué” es rara avis dentro de la discografía de Loquillo Y Trogloditas. Una pieza de carácter orquestal, con claros arreglos de cuerda, en donde Loquillo narra el fin de una historia de amor, concretado en los momentos del abandono o del “se acabó”. Reconozco que de primeras me chocó (y a quién no, teniendo en cuenta el trabajo previo del grupo), pero a día de hoy es otra de mis favoritas. Fue single, con un videoclip muy sencillo, con Loquillo en una habitación y con el resto de la banda vestidos como músicos de orquesta (alguna mueca a cargo de Ricard Puigdomenech resulta bastante graciosa). Por cierto, la imagen del post es una captura del videoclip.

6. “Mientras respiremos”: La canción título quizás es de los temas que más podemos asociar a la tradición de Loquillo junto a Trogloditas. Lo vemos en los coros que incluye, principalmente. Es una pieza desenfadada, con cierta alegría y conformismo velado, aunque no del todo evidente, tintado con una ironía clara en su prosa. Podría parecer un capítulo de relleno, pero no lo considero así.

7. “Días mejores”: Optimista claramente en su título y mensaje, “Días mejores” tiene su bombo y platillo con esos arreglos de metales de viento que se hacen muy destacables en el cuerpo sonoro. Loquillo se muestra comedido en esta pieza que puede suponer uno de los momentos más alegres y luminosos del álbum. Es una de esas canciones que gana con el paso de las escuchas, de las que quizás no reparas en la primera audición. No está nada mal.
8. “El renegado”: Loquillo Y Trogloditas apuestan ahora por un medio tiempo rock. Con “El renegado” perdemos el vértigo y el bombo y platillo que ofrecía “Días mejores”. Dentro de que la melodía no es oscura, sí que contrasta la taciturna interpretación de las estrofas por parte del Loco, y el arranque de rabia comedida en los estribillos. Una canción de contrastes en muchos aspectos.

9. “Balada para un viejo sombrero”: Personalmente considero a “Balada para un viejo sombrero” un ejemplo de lo que Loquillo ofrecería en el futuro. Es una canción relajada, con algunos coros puntuales que escudan a Loquillo a las voces. Estamos ante otro ejemplo de la chulería bien llevada que el Loco sabe mostrar al micro.

10. “John Milner”: Quizás la mejor melodía o línea de guitarra rítmica del disco (y de en mucho tiempo de la discografía de la formación) está en “John Milner”. Es una canción que tiene su peso dentro de la historia de Loquillo, ya que ha sido recuperado en discos en directo posteriores. Composición llevadera, de encantadores acordes, donde Loquillo nos narra la historia del personaje. Y es que “Mientras Respiremos” es un trabajo donde Loquillo hace de narrador de historias de personajes en tercera persona en bastantes ocasiones. La melodía, el comedimiento de Loquillo en las voces y la letra están en perfecta sintonía para ofrecer un triunfo en forma de canción.

11. “Cuentas pendientes”: Con “Cuentas pendientes” volvemos a las influencias del country, en un medio tiempo del género, en el que Loquillo canta con desdén. Los coros de los Trogloditas vuelven a tener su empaque e importancia de antaño, por 1ª vez en el disco. Quizás sea una de las canciones menos remarcables del disco. También puede ser que el disco adolezca de ser algo extenso (cosa que comentaré al final del post) y a estas alturas ya estemos satisfechos y no alcance para decirnos mucho más este momento.

12. “El hombre de negro”: Para este disco, Loquillo y compañía decidieron versionar a Johnny Cash. Otro ejemplo evidente de las nuevas aportaciones musicales que el country aportó a Loquillo, en forma de tributo muy digno, ya que es una cover respetuosa y acertada. No hace mucho, Loquillo revisó el tema rodeándose de otras estrellas amigas como Bunbury, Calamaro y Jaime Urrutia. Una agradable sorpresa para el tramo final.

13. “La cofradía”: Con arreglos de cuerdas y poso amargo, “La cofradía” pone el serio punto y final a este sobresaliente disco. Única en su estilo dentro del disco, Loquillo no quiere cerrar de forma disoluta como podría haber supuesto finalizar con otras canciones del conjunto como por ejemplo la canción título. De ahí que siempre pongamos especial hincapié en el orden del track list en un lp; el resultado puede variar notablemente. “La cofradía” dignifica a “Mientras Respiremos”, con un final reflexivo y serio, de mucha elegancia.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Este disco, cuya portada muestra a Loquillo paseando por el paseo marítimo de San Sebastián, no supuso un hito, comercialmente hablando quiero decir, dentro de la historia de Loquillo. Tuvo mucha menos repercusión en su día que los trabajos anteriores, aunque el tiempo con justicia le ha acabado poniendo en su lugar. El ambiente en el grupo no era bueno. Loquillo se tomó un respiro yendo por 1ª vez en solitario en mucho tiempo y se asoció a Gabriel Sopeña para editar el sorprendente disco de poemas adaptados “La Vida Por Delante” (no pierdan de vista ejemplos como “La vida que yo veo (bizitzak)”).

El retorno con los “troglos” se produjo en 1996 con el rudo y sucio “Tiempos Asesinos”, un disco al que tengo cariño, ya que fue el primero que viví su promoción como seguidor del trabajo de Loquillo Y Trogloditas, aunque no hace mucho vi una entrevista en la que Loquillo mostraba un enorme disgusto al recordar este disco; vaya por Dios…

De alguna forma, “Mientras Respiremos” ofrece una sensación encontrada, que en parte creo que justifica lo mismo que siente Loquillo respecto al mismo. Artísticamente es un gran disco. Para algunos el mejor trabajo de Loquillo en global incluso. Sin embargo, en parte este lp supone el inicio del fin de Loquillo Y Trogloditas. El feeling nunca volvió a ser bueno y se produjeron idas y venidas. En los dosmiles Puigdomenech abandonó el barco y ya se incorporaron Igor Paskual y Jaime Stinus por ejemplo. Los Trogloditas originales no se parecían en mucho a lo que ya era.

Sin embargo, Loquillo continúa y en actividad febril. Cada cierto tiempo tenemos nueva entrega por su parte en distintos campos musicales: hace poco editó su 3er. disco de poemas adaptados a la música (en este caso en exclusiva con el autor Luis Alberto de Cuenca) y a los pocos meses se editó su regreso discográfico, ni mas ni menos, con Sabino Méndez.

“Mientras Respiremos” es una joya. Quizás su único “pero” sería que hubiera quedado más redondo con un par de canciones menos. Por lo demás, incluye una serie de canciones fabulosas. Estamos ante un disco ecléctico y en este tipo de discos es donde mejor resultado artístico ha conseguido Loquillo junto a los “Troglos” (véase el “Mis Problemas Con Las Mujeres” de los años 80).

Terminamos hablando de nuestro programa de radio. Este sábado a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h en la sintonía de RUAH podrán escuchar nuevamente el programa sobre Suede y su “Coming Up”. En breve subiremos el audio del programa sobre Bowie y publicaremos el correspondiente post por aquí con el audio insertado para que lo puedan escuchar o descargárselo. El próximo sábado tendrá lugar el 4º programa de la temporada. De eso informaremos a lo largo de esta semana.

No hay comentarios: