sábado, 23 de junio de 2012

Wax - Magnetic Heaven (1986)

Sí, es muy posible que el proyecto que inició Graham Gouldman cuando se finiquitaron los 10cc en la primera mitad de los años 80 junto al cantante Andrew Gold, que vino a llamarse Wax, puedan ser considerados unos “one-hit wonder”, ya que de su, también, corta trayectoria solamente se recuerda ese gran bombazo de adrenalina y buenas vibraciones que es la canción “Right between the eyes”.

Encontrar el disco es tarea difícil y yo tuve que tirar de software de intercambio de archivos para dar con el álbum del año 1986 donde se encuentra el tema de marras, porque ya saben: si “Discos, música y reflexiones” existe es para ir más allá de los singles y grandes éxitos y ver si dentro de los lp’s hay temas que no fueron single que merezcan la pena.

Pues no se crean que en el p2p es fácil también de localizar. Primero conseguí una especie de rippeado “afritangado” extraído de lo que sería un vinilo y tras mucho y mucho insistir, di con uno que sería una remaster en cd que se escuchaba bastante bien. Ya lo he hablado con alguno de mis colaboradores, pero el caso es que estoy de acuerdo con él (me estoy refiriendo a nuestro contertulio de los coloquios de nuestro programa de radio Óscar Cañas) en que de primeras “Magnetic Heaven” cuesta cogérsele el truco. Ahora bien, es un trabajo que merece mucho la pena tras darle las generosas y abundantes escuchas que se merece. Si a la 5ª vez que lo escuchan no les ha entrado, háganme caso y procedan a darle unas cuentas audiciones más.

Por lo que fuera, recuerdo que no sé si el año pasado o el anterior 2010 estuve escuchándolo mucho en esta época del año por las mañanas camino del trabajo. Y la verdad es que es muy apropiado ya que me resultó como banda sonora inmejorable para estos días en los que el camino a la oficina se hace ya de día con el sol brillando en todo lo alto.

Tradicionalmente en los 80, era muy común meter en el primer lugar del disco el mayor atractivo, y aquí no nos encontramos ante una excepción. “Right between the eyes” apertura del disco con sus dosis enérgicas de teclados, sus cálidos riffs de guitarra y ese estribillo tan potente y que tanto ánimo destila. El videoclip es también muy común de aquellos días, en el que se intercalan imágenes de modelos y de cine mudo en blanco y negro sobre la presencia del grupo tocando. Es una de esas canciones carne de M80 o Kiss Fm y que las nuevas generaciones tradicionalmente no conocen, pero que suenan irremediablemente bien y, salvo su videoclip (que verlo en youtube es algo ridículo), ha asumido muy bien el paso del tiempo. “Hear no evil”, segunda canción de “Magnetic Heaven” tiene ciertas estrofas dispuestas sobre las notas de teclado más suaves, que son realmente acertadas. Tiene una base rítmica dominada por un paso medio marcial de la batería y quizás el estribillo es el punto más flaco de su total, pero en definitiva y con el paso de las escuchas termina por no desentonar. Quizás uno de los momentos de pop más azucarado o accesible sea la siguiente “Shadows of love”, tanto por su melodía de teclados delicados, como de ciertos agudos que se marca Gold en el micrófono. No está mal, pero no está entre mis favoritas del disco, aunque no me disguste para nada pasar por su escucha al darle un repaso a este “Magnetic Heaven”. Una especie de medio tiempo y que incluso creo que fue single es esa oda a “Marie Clarie”, la cual se presenta suave y casi coral en su parte del estribillo. Rotunda e interesante es “Ball and chain”, la cual sitúo en el grupo de composiciones que más me llaman la atención de este disco de Wax. Las notas de teclado son marcadas y acusadas y la melodía muestra un vigor cuanto menos interesante, todo ello en el núcleo del estribillo, y que se nota mucho más tras las 2 últimas composiciones.
Personalmente no me resulta demasiado memorable “Systematic”, que se encargaba y tenía el honor de abrir la cara “b” del vinilo. Quizás algo estridentes los teclados de su estructura y un estribillo demasiado plano, consistente básicamente en la repetición de la palabra que le concede el título y poco más. “Breakout” sí que llega con mayores ganas y ritmo en sus sintetizadores tan característicos de mediados de la década de los 80 y sobre todo se ve el ímpetu en la fuerza que ofrece el estribillo de la misma. Contrasta mucho, eso sí, con la siguiente “Only a visitor”, que se perfila como la pista con mayor misterio, calma, languidez y mesura de “Magnetic Heaven”. Es quizás una de las joyas ocultas del álbum y les garantizo que mientras escribo estas líneas, y tras escucharla tumbado en mi cama a las 14.22h de un soleado primer sábado de verano, queda muy pero que muy bien para obtener un correcto clima de relax y deleite musical. Buena es también “Rise up”, algo exótica en sus notas y formas y que además nos pueden recordar vagamente a ciertas maneras que Toto mostraban en su casi contemporáneo (bueno, 4 años antes) “Toto IV”, aquel que incluía “Africa”. Se termina con la instrumental canción título, que añade misterio y experimentalismo al disco a partes iguales, con una cadencia de medio tiempo e interesantes matices en sus notas.

El éxito del disco se asoció principalmente a “Right between the eyes”. Eso es innegable. Permitió a Wax conseguir una buena repercusión a mediados de los 80, pero que no se mantuvo con demasiada fuerza en sus siguientes pasos, lo que propició que como conjunto no durara mucho.

Este disco, de portada que incluye un retrato boceto de las dos cabezas visibles de la formación, Graham Gouldman y Andrew Gold, más allá del gran éxito de la historia del pop que incluye que es “Right between the eyes”, ofrece más de una composición añadida que resulta acertada; es más, tras varias escuchas les garantizo que se le termina de coger muy bien el punto y sus 10 temas de listado hace que no se haga nada pesado, durando lo justo.

Es siempre interesante pararse a escuchar “Only a visitor” o moverse algo con “Rise up”. Reitero lo que les he comentado en la introducción, es decir, que puede que de primeras no les termine de entrar y vean una diferencia abismal entre su primera canción y el resto. Yo durante mucho tiempo lo pensé, pero como sucede en muchas ocasiones, llega una escucha en la que algo hace “clic” y ves todo de otra manera. Es bueno este “Magnetic Heaven” de Wax y además viene pintiparado para estos primeros días de verano. Ya saben que no menciono mucho a los productores, pero hoy hay que terminar reseñando que este disco fue otro excelente trabajo de Phil Thornalley en la producción, como otros tantos que ha realizado durante su dilatada trayectoria.

De nuestro programa de radio, informarles que este miércoles en nuestros horarios de emisión (vean arriba los banners informativos si tienen dudas), se emitirá el Especial The Cure sobre “Pornography” que hicimos en directo aquel 21 de abril del presente año. La 3ª temporada de radio de “Discos, música y reflexiones” se va a alargar más que las otras y terminaremos a mediados de julio, con lo que aún creo que podremos deleitarles con alguna sorpresilla más… Permanezcan atentos. Por cierto, el Especial Love Of Lesbian con la entrevista a Santi Balmes se emite esta tarde a las 16.00h en RUAH y mañana a la misma hora en &radio, en esas repeticiones que tenemos los fines de semana. Lo subiremos a nuestro perfil de Ivoox en la próxima semana.

4 comentarios:

Sergio85 dijo...

Hola Abacab!

Primero que nada felicidades por las geniales reseñas que haces de cada álbum, en los que la verdad en la mayoría, coincido en gustos. A mí también me gusta disfrutar y "desmenuzar" de principio a fin la personalidad de cada álbum y canciones, así como quedarse pensando cómo hay canciones tan buenas de las que la gente casi no se acuerda, o bien que no fueron sencillos promocionales. Me gusta mucho al leer tu blog, el poder contrastar lo que conozco de bandas o agrupaciones, con tus comentarios e impresiones tan detalladas canción por canción.

En cuanto a Magnetic Heaven se refiere, coincido completamente contigo, al escucharlo inmediatamente de transportas a la década de los excesos. La verdad me considero muy suertudo de haber encontrado el LP en un bazar y hoy puedo decir que es uno de mis favoritos y que cuando lo escucho me pone de muy buen humor. Mis favoritas son (además del conocido hit single) Systematic y Breakout.

La verdad siento que Systematic debió haber sido un sencillo más famoso. En Reino Unido se editó un Maxi Single con versiones remix tanto de Systematic y Breakout; siento que cobran más fuerza y realmente me sorprende la exagerada producción de cómo fueron hechas, así como la creatividad para poder alargarlas hasta casi 7 minutos.

Considero que la versión 12" de Systematic es uno de mis remixes favoritos, deberías darle una escuchada si tienes oportunidad; es algo difícil de conseguir, pero si buscas bien tal vez puedas encontrarla.

Tengo por ahí un Maxi de otra canción de ellos que se llama "Bridge to your heart" (extraído de su siguiente álbum American English), vale también mucho la pena, con su ritmo bailable y coros muy al estilo de los 80.

Muchas gracias por permitirnos recordar a través de tus palabras a tan buenas agrupaciones y discos.

Saludos!!

Abacab dijo...

Sergio85, intentaré escuchar los remixes y maxis que me comentas, a los que aún no he accedido.

Celebro que te guste lo que hago en este blog.

Saludos y gracias por escribir.

Anónimo dijo...

Lastima que no grabaron ningun directo antes de disolverse y mas aun en la red no hay nada en vivo de calidad de wax , solo el nuevo wax banda heavy que compro el nombre.

Abacab dijo...

Anónimo, pues ya te lo comentas, sí que es cierto que sería curioso escuchar gran parte del repertorio de Wax en vivo. Desconocía que hay una banda heavy que se ha hecho con el nombre.

Gracias por escribir.