lunes, 18 de junio de 2012

Concierto Homenaje Al Festival “Locos X Los 80”. Torrejón de Ardoz (16-06-2012)

Personalmente en lo musical, el cartel de las fiestas populares de Torrejón de Ardoz de este 2012 no me llegaba. No obstante, sí que había un resquicio para asistir y cumplir con el rigor de hacer acto de presencia por la zona del recinto ferial al menos una vez, y eso fue gracias a que para el sábado de fiestas se programó una especie de revival de los años 80, que a su vez era un guiño a un festival de bombo y platillo del municipio que la crisis se llevó por delante, en el que se incluían varios nombres de mi agrado. Tras pasar previamente por la caseta de la peña de los 80 y participar en el especial en directo que &radio estaba realizando desde allí, me dispuse a ponerme en la cola eterna y burocrática que hay que soportar para acceder al recinto de conciertos de Torrejón de Ardoz desde hace ya unos 3 años.
El simpático Dj El Pulpo andaba metido en el ajo. He de reconocerlo, de primeras me causaba algo de sopor, ya que le he visto en otras ocasiones y tal, pero una vez que El Pulpo anda inmerso en lo suyo, hay que reconocerle el mérito de meter a la gente en el ambiente y es increíble como todo el mundo sigue sus indicaciones al pié de la letra: que si que griten las chicas, pues las chicas gritan; que si hacemos la ola, todo el mundo hace la ola; que si ahora me saco una foto para mi Facebook, que si tal que si cual. Es un torbellino este muchacho. Casi en broma, pensaba para mis adentros, que por la de veces que ha venido por aquí, tendría que tener un convenio con el ayuntamiento (teoría que cobró peso cuando El Pulpo se encargó de amenizar el triunfo de Rajoy en la calle Génova hace unos meses), pero es que ya reconoció en mitad de su actuación que por lo visto tiene buena amistad con Pedro Rollán, alcalde de nuestro municipio. Bueno, pues lo dicho, que El Pulpo animó a base de bien a los torrejoneros con sus arengas, y repertorio de canciones que pinchó, empezando con Maroon 5 y su masivo “Move like Jagger”, y pasando por cosas como el “Waka waka” de Shakira, el “no sé qué te pego” de un tal Michel Telo (creo), dosis de los Tequila y hasta se marcó una interpretación de la sintonía de “Campeones”. Arriba del párrafo verán a El Pulpo liado con sus platos de mezclas y vestido de rojo.
2 eran los motivos principales de mi asistencia y uno de ellos llegaría a continuación de El Pulpo: Un Pingüino En Mi Ascensor, necesario grupo hilarante de techno pop animado y letras surrealistas en muchos casos, compuesto por José Luís Moro y el mítico Mario Gil. Salieron a escena con sus teclados y sintetizadores y el sr. Moro de primeras con su frac pingüinero, que por los rigores de la noche calurosa no tardó el quitarse (en la foto de arriba de este párrafo le verán aún con él y en la de abajo ya liberado de la prenda de marras). Para mi gustazo, estuvieron un razonable tiempo en escena, aunque muy alejado en duración de un concierto al uso de los que hace el grupo de cuando en cuando en salas o aquel que vimos en las Fiestas de la Melonera del distrito de Arganzuela de hace 4 años, donde José Luís y Mario tuvieron hora y media por delante para deleitarnos con su simpático y animado repertorio.
Hubo lugar para sus más antiguos clásicos, ya que en el tramo final no faltó ese “Atrapados en el ascensor” o “Espiando a mi vecina”, pero antes aparecieron piezas como la corrosiva y sangrienta “El balneario”, la oda al paté de merendola típico de los años 80 “Foie gras, foie gras” (que no deja de ser una revisión/adaptación del “Voyage, voyage” de Desireless) y alguna pieza nueva como un tema dedicado al insigne Iñaki Urdangarín (el cual es a su vez una readaptación del “Rasputín” de Boney M; ¡ahí queda eso!). Estimo que fue un descomunal y gran momento esa oda al sexo masivo y descontrolado llevado a los extremos “En la variedad está la diversión”, que se editó en esos días difíciles de mediados de los 90 para cualquier formación que partía de la década anterior, que permitió que la mayoría del público se lo pasara en grande con esa letra algo subida de tono, en la que solamente falta meterse en el campo de la necrofilia.
Pero si por algo se pueden reconocer las actuaciones de Un Pingüino En Mi Ascensor es por ese halo de recuerdo de las épocas pasadas, pero con ciertas socarronería y cachondeo, que puede causar la misma sensación que acudir a esa obra de teatro de Eduardo Aldán “Espinete No Existe”. Y por ello ese “Foie gras, foie gras”, mencionado a esos patés de tapa negra de marca con nombre de manada de cerditos, nos evoca claramente a esos días de helicópteros de “Tulipán” landeando por parques y colegios y otras cosas. En este sector fue impagable esa recuperación de la banda sonora del anuncio de la colonia “Chispas”, que se marcaron José Luís Moro y Mario Gil en la parte final de su actuación. Solamente eché en falta “CAMP”, que en este mismo apartado es una oda a otro momento publicitario mítico de los 80 con ese Manuel Luque y su “busque, compare y si encuentra otro mejor, ¡cómprelo!”. Y es que José Luís Moro, no podemos perder de vista que es publicista de formación y eso se nota mucho en la temática de la discografía de Un Pingüino En Mi Ascensor.
Como esperábamos nada y menos en tanto a número de canciones a tocar de Un Pingüino En Mi Ascensor, el hecho de que al menos cayera una decena de sus temas, me hizo quedarme más que satisfecho en tanto a lo que esperaba. Luego llegaría el turno de un Manuel España de La Guardia, que más bien parecía un Fernando Márquez “El Zurdo” de esa La Mode de la que formó parte precisamente Mario Gil, por su delgadez y su peinado con tupido flequillo, ataviado con gafas de sol (en la foto inmediatamente superior a estas líneas lo podrán comprobar). No faltó el “Cuando brille el sol”, que hizo las delicias de los allí asistentes y otras 2 canciones más que permitieron a este granadino darse un baño de multitudes frente al público que abarrotaba el recinto ferial de Torrejón de Ardoz a esas horas del pasado sábado.
Y tras Manuel España llegaba el turno del otro acicate que me movió a asistir al evento, que no era otro, ni más ni menos, que Javier Ojeda de Danza Invisible. Este inquieto malagueño, amigo de “Discos, música y reflexiones” por su participación en aquel programa entrevista que dedicamos en nuestra 2ª temporada a “Música De Contrabando” de Danza Invisible, salió al escenario como siempre con el depósito de gasolina a tope, para no parar ni un solo instante de los 4 temas que dispuso para la actuación. A saber, cayeron “No quiero bailar” del último disco de Danza Invisible “Tía Lucía”, “Sin aliento” del ya mencionado “Música De Contrabando” y del mítico “A Tu Alcance” no podía faltar “Sabor de amor” y “A este lado de la carretera”. Lo dicho, Javier no paró de moverse por el escenario y de bailar a medida que nos regalaba la interpretación de un repertorio muy bien escogido.
Y cuando salieron Modestia Aparte y sonaba el “Mi generación”, llegó mi buen amigo y director de &radio Francisco José Bujalance, el cual me comentó que teníamos acreditaciones como prensa facilitadas por el ayuntamiento, para acceder a la zona de detrás del escenario y poder hacer alguna entrevista a los artistas; pues para allá que nos fuimos. Una vez adentrados en el backstage, pudimos hablar con Mario Gil en primer término y hacerle una pequeña entrevista, la cual tan pronto tenga se la subiré a nuestro perfil de Ivoox para que la puedan escuchar. Aproveché para lanzarle la propuesta de participar en un especial sobre La Mode y su “El Eterno Femenino” la próxima temporada y no nos puso mala cara (confío en que lo podamos llevar a cabo). También pudimos hablar sobre anécdotas y otras cosas de su trayectoria. Para mi un honor poder hablar con este personaje que en tantos grupos que admiro ha estado (Paraíso, La Mode, El Aviador Dro Y Sus Obreros Especializados, Un Pingüino En Mi Ascensor) y que forma parte de la memoria televisiva colectiva con su papel en el mítico “El Informal” y para los más antiguos del lugar, aquel programa futbolero llamado “El Friki”, que presentaba Juanma López Iturriaga en Telemadrid, en los días en los que “friki” servía para denominar un gol de falta directa y no a un tipo raro o de gustos extravagantes. La imagen de aquí abajo muestra a los Modestia Aparte en el comienzo de su actuación.
A Javier Ojeda también pudimos verle y cierto es que salvo un par de veces anteriores (una en julio de 2006 y otra en septiembre de 2008) que le había visto de pasada y había intercambiado un par de frases, no había hablado con él después de aquel programa que hicimos en “Discos, música y reflexiones” con él hace ya un tiempo. Cuando me identifiqué, me dio un abrazo e incluso comentó a Mario Gil que en aquella ocasión le hicimos una buenísima entrevista; como entenderán, quedé orgulloso de escuchar ese juicio de valor por parte de Javier Ojeda. Con él pudimos estar algo más y la verdad es que nos comentó varias opiniones suyas sobre la música actual, el mundillo indie muy interesantes y alguna anécdota antigua que resultó desternillante (especialmente una que incluía pasta de dientes untada en pomos de las puertas de un hotel y Fernando Márquez “El Zurdo” por ahí en medio diciendo que los pomos tenían miel impregnada; hilarante). Véannos junto a Mario Gil en la puerta de los camerinos del recinto ferial de Torrejón de Ardoz.
Mientras tanto sonaban más y más cantantes. Hasta vimos a Dylan Ferro, el cual se nos escapó y subió a su momento de actuación antes de que pudiéramos entrevistarle. Lo que sí que nos hizo amablemente el líder de Taxi y los antiguos Melón Diesel, fue la foto que Francisco José Bujalance y un servidor nos hicimos con Javier Ojeda y cuyo resultado les dejamos aquí abajo.
Cuando nos marchamos vimos a Dylan Ferro que estaba ya en su turno interpretando temas de Melón Diesel, Taxi y hasta se atrevió con una cover de “With or without you” de U2. Fue una buena noche de música y además como siempre fue un placer poder compartir algunos minutos de charla con gente tan interesante como Mario Gil o Javier Ojeda, ya que nos contaron algunas cosas o anécdotas que los muy aficionados a esto realmente apreciamos. Y hasta aquí nuestra experiencia anual en las fiestas populares de Torrejón de Ardoz. El próximo año, más (supongo).

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

que grande eres victor, la verdad que tuvo que ser una gran noche, desconocia ese pasado de Mario Gil...que inculto tio soy, muy grande las palabras de ojeda hacia tu entrevista de lo cual me alegro, en fin a disfrutaar abacab.

Abacab dijo...

Jairo, bueno, no te fustigues por no saber esos datos, es que Mario Gil es un tío con mucho mucho recorrido. Javier Ojeda estuvo muy majete con nosotros. A ver si le puedo entrevistar otra vez la próxima temporada.

Gracias por escribir.