domingo, 17 de junio de 2012

Najwa - Donde Rugen Los Volcanes (2012)

Por problemas técnicos nos fue imposible publicar esta semana el sábado como es tradicional, cosa que subsanamos a primera hora del domingo, lo antes que la tecnología nos lo ha permitido. Bueno, al tema. A Najwa siempre le ha gustado experimentar y eso es algo que hace que su carrera musical resulte interesante en la gran mayoría de los casos. Quizás en parte del insuperable “Mayday” y en “Walkabout” fue donde menos riesgo tomó y más cercana al pop accesible se movió, pero sin perder de vista el matiz electrónico de las composiciones.

Tras el intenso “El Último Primate”, primero compuesto en su totalidad en castellano, Najwa repite idioma, pero no propuesta musical, ya que el anterior trabajo, a pesar de su malditismo y potencia, era orgánico. Ahora Najwa apuesta nuevamente con fuerza por lo sintético y electrónico y qué mejor manera para volver a las inquietudes electrónicas que de la mano del productor con el que estimo mejor ha funcionado en su trayectoria, Raúl Santos, que además da un paso adelante desde el fondo del asunto para acompañar a Najwa en el directo decididamente y también en las fotos promocionales del disco.

El resultado es un disco a ratos bastante experimental y que en algunos momentos nos puede evocar lejanamente a “Carefully” de 2001, cosa que me confirmó en parte el propio Raúl Santos en aquella reunión con los medios que Najwa realizó hace unas semanas. No obstante, no todo es tan fácil, ya que aparte de la diferencia evidente del inglés en el que estaba compuesto “Carefully”, el sonido no es exactamente igual y Najwa y Raúl se han valido de nuevos elementos para sumar a la obra un carácter novedoso.

En los primeros compases ya Najwa nos advierte con “lanzar una moneda al cielo, donde todo puede pasar…” y a la par avanza con la certeza de que “Nada nos puede pasar”. Sobre unas líneas de sintetizadores rotundos e inquietantes nos ofrece esta introducción tan potente a la obra en la que decididamente vuelve al terreno de la electrónica nacional, donde dominó con elegancia en la primera mitad de la primera década del milenio. Tras “Nada nos puede pasar” llega el momento de enfrentarnos a la canción que concede el título a la obra. Aquí Raúl y Najwa apuestan por meter más beats y dotar de un sentido más bailable a la composición frente a la solemnidad de la primera pista de la obra. El videoclip grabado en Lanzarote, con Najwa moviéndose en esos desiertos de rocas volcánicas, con esas cazadoras que incluyen detalles de fuego en su estilismo, estimo que es bastante acertado y casa a la perfección con esta carta de presentación de la obra como su primer single. Una de mis preferidas es “Somos su nuevo invitado”. Esos loops vocales que se introducen como parejas de notas intercaladas, conceden a la pista un encanto especial, sumado a las melodías sintéticas tan rítmicas que sobre todo nos encontramos al final de esta canción que a veces nos muestra ciertas imágenes oníricas o mejor dicho de pesadillas (“Elefantes con patas de araña”). De imágenes oníricas pasamos a sonido orínico en “Mi cama”, y es que el título de este pasaje cuadra perfectamente con el sentir que transmite. Se rebaja la potencia de baile que hemos apreciado y disfrutado en los momentos anteriores para afrontar un ejercicio electrónico más pausado. Sin embargo, acto seguido se da paso a uno de los momentos más obsesivos de la obra, ya visto en el aceleramiento vocal que imprime Najwa al micrófono. “A ver si me das” ahonda en el sector más oscuro de “Donde Rugen Los Volcanes” y tiene la particularidad de insertarse entre la citada “Mi cama” y con el momento quizás más bello y delicado del disco.
Sin duda, la siguiente canción es ya otra de mis debilidades de este último trabajo de Najwa junto a Raúl Santos; “Oigo el zumbido” ofrece unas melodías electrónicas más ambientales, muy formales y cargadas de fuerte sentimiento y emotividad en perfecta concordancia con la letra que nos ofrece Najwa. Ya solamente por esos momentos finales “tocar tu alma, volver a casa contigo, contigo…” y la simbiosis que se alcanza con la música, basta para conseguir que nos emocionemos suficientemente. En la reunión con los medios que Najwa y Raúl Santos tuvieron hace cosa de un mes y pico y a la que asistimos, nos explicaron algunos de los elementos o instrumentos sintéticos con los que están funcionando. Uno de ellos es ese creador de loops vocales o secuenciador de voces, que crea un efecto de trance increíble. Y en “Nunca estuve a salvo”, el momento álgido del malditismo que transmite él álbum, es donde mejor podemos ver esos loops vocales de Najwa, que en directo si cabe llamaban mucho más la atención. Claramente se tratan las carencias afectivas dolorosas en ciertos pasajes de la letra como cuando Najwa habla de ese “padre lejano que le juró amor en vano”. No solo por lo intenso y duro de la letra, sino por su sonido inquietante, estamos ante la canción más agreste de “Donde Rugen Los Volcanes”, pero no por ello deben de dejar de prestarle atención, ya que merece muchísimo la pena. “Lenguaje verde” regresa a parámetros más normalizados y quizás puede ser paradigma del sonido medio que transmite el disco. Nos puede recordar vagamente a la canción título, pero claramente ofrece un menor ritmo en sus melodías. Es curioso que tenga la sensación de que “Pájaros de mal agüero” me da la impresión de que en directo, tanto cuando vimos a Najwa en Joy Eslava, como cuando la interpretaron en la reunión de medios, suena mucho más maldita y oscura. En estudio tiene un sonido muy delicado en sus comienzos, con ese enfoque casi acústico sobre esa línea de percusión. Luego, es cierto que la canción se va enrevesando con esa maraña de melodías electrónicas enrevesadas que le restan ese toque casi ingenuo de sus primeros instantes. Buen epílogo, cercano al trip hop de los mejores Massive Attack, y que nos recuerda a la Najwa de “Carefully” claramente, es “En esta noche”. Lenta cadencia, con un ambiente claramente nocturno, que no solamente se transmite por dejarnos influenciar por su título, sino por el sonido y la envoltura creada muy a propósito.

Con “Donde Rugen Los Volcanes”, cuya imagen de la portada, de muy buen gusto, creo que transmite muy bien lo que te vas a encontrar en su interior, Najwa decide apostar por recuperar su puesto en el olimpo de las grandes figuras de la electrónica de nuestro país, terreno que algunos pueden considerar que nunca debería haber dejado. Realmente Najwa jamás se fue, ya que aunque “Walkabout” puede sonar más orgánico, no se puede afirmar que sea un disco en el que se abrace al género folk ni nada por el estilo. Y, además recuerden aquella adaptación de “El Último Primate” que Najwa nos propuso en el Festival Be Open.

Paso decisivo, como ya hemos dicho en la introducción, ha sido retornar a colaborar con el gran Raúl Santos, figura con la que a su lado ha dado lugar a unas obras de una calidad incontestable. Además, parece que el bueno de Raúl en esta ocasión da un paso adelante para acompañar decididamente a Najwa en la promoción de la obra y también pasa a jugar un papel realmente relevante en el directo, cosa que ya vimos en la Joy Eslava hace no demasiado.

Las uniones que funcionan siempre es un placer que, si no son continuas, sí que al menos se junten de cuando en cuando. “Donde Rugen Los Volcanes” es sinónimo de riesgo, atrevimiento, inquietud y calidad. Es probable que al público generalista no llegue como sí que llegaron en sus días temas como “Capable” o “Go Cain”, pero creo que Najwa y Raúl no tienen esa intención. Es un disco que supongo que los aficionados a la electrónica de buena calidad sabrán apreciar, al igual que todos los que seguimos a Najwa desde hace mucho tiempo. Además, su presentación en directo también promete, por lo que no olviden revisar su agenda. Najwa, al menos a nosotros, nunca nos decepciona.

En nuestro programa de radio, este miércoles a las 23.00h en RUAH y una hora más tarde en &radio, podrán escuchar un nuevo programa especial de entrevistas. Este fin de semana desvelaremos al invitado, pero les aseguro que ha sido un triunfo para nuestro programa y un objetivo cumplido tras llevar razonablemente un tiempo detrás del mismo. Espero que les guste tanto como el Especial Pastora que llevamos a cabo con Dolo Beltrán, programa que pudieron escuchar ayer a las 16.00h en RUAH y que no a mucho tardar tendremos subido en nuestro perfil de Ivoox. No pierdan comba, que este final de temporada promete y luego no regresaremos hasta comienzos o mediados de octubre con nuestra 4ª temporada (con esto ya les confirmamos que al menos seguiremos un año más con nuestro espacio en las ondas, pero ya les comentaré más cosas en el tradicional post de balance que publicaremos al final de la temporada).

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

Nawja sin duda esta rodeada por un halo mistico, esta mujer siempre me ha atraido bien en su faceta de actriz la cual llevo tiempo sin ver o por su carrera musical que de algun modo va creciendo, saludos desde mis mundos amigo.

Abacab dijo...

Jairo, sí, sin duda que eso que comentas es inherente a todo lo que desarrolla esta mujer. De siempre me ha gustado mucho su carrera musical y como actriz tampoco está mal.

Saludos y gracias por escribir.