sábado, 28 de abril de 2012

Franco Battiato - Mondi Lontanissimi (1985)

Dentro de las fronteras italianas, allá por el año 1985, Franco Battiato era un artista consagrado y de claro renombre. Para que terminara de abrirse paso en España, aún faltarían un par de años, con la edición de “Nómadas”, un recopilatorio de sus grandes éxitos adaptados al español. Sin embargo, en Italia este músico siciliano ya había alcanzado la madurez y el claro respeto por parte de todos.

En estos días, Battiato se movía dentro del pop ligero, con matices electrónicos, que siempre inquietaron al músico, pero los días del experimentalismo de discos como “Foetus” quedaban lejos. Más quedaba, al menos sobre todo en el ítem que hoy hemos escogido para volver a su figura, tras el análisis que hicimos en 2010 de su disco “L’Arca Di Noè”, de los movimientos que Franco Battiato hizo dentro de la música clásica, visto sobre todo en los arreglos clásicos que impregnan algunas de las canciones, que se encargaba de organizar el que por aquellos días era mano derecha de Battiato, el maestro Giusto Pio.

El anterior trabajo de Franco, “Orizzonti Perduti”, reportó un éxito en forma de balada electroacústica con “La stagione dell’amore”. Uno de los grandes éxitos del artista, que siguió reforzando el buen éxito que “Voglio vederti danzare” y “Centro di gravità permanente” de sus 2 anteriores discos (en España, “Yo quiero verte danzar” y “Centro de gravedad permanente” para los amigos y para que no se me pierdan). El papel principal en el disco que hoy nos ocupa correspondería a esa canción que a partes iguales mezcla los solemnes arreglos orquestales a cargo de Pio con notas inquietantes electrónicas que es la canción “No time no space”, en la que Battiato alterna en la letra partes en italiano con un estribillo en inglés que sin duda era signo de búsqueda de proyección internacional.

A nivel personal, apuntar que junto a “Mask” de Bauhaus y el “In This Light And On This Evening” de Editors, es uno de los discos que ha estado perenne en mi reproductor mp4 (en este caso el más longevo, ya que creo que más allá que desde comienzos de año, lleva más de 12 meses ahí plantado) y completa la revisión de discos que más he podido escuchar en los trayectos muertos en transporte público en los últimos tiempos. A ver si renuevo su contenido en breve.

El primer capítulo de “Mondi Lontanissimi” lo supone “Via Lattea”, que en parte nos puede recordar en sus formas sonoras a “Radio Varsavia”, que abría de manera inmejorable el “L’Arca Di Noè”, ya que es una composición suave, con cierto misterio y que también ofrece una vaga solemnidad con arreglos de viento de orquesta. Una canción muy animada y que no sé si por su melodía o por la inclusión del concepto de la primavera en su título y letra, resulta muy radiante y luminosa, es “Risveglio di primavera”. Las melodías de teclado repiquetean en esta composición donde los adornos clásicos siguen presentes, una constante a lo largo de todo “Mondi Lontanissimi”. El single que más ha perdurado de la obra es “No time no space”, en el que la electrónica se muestra por momentos inquietante y muy movida, pero que destaca sobre todo por la solemnidad que ofrece en lo musical en ese estribillo cantando en inglés. Los cambios de ritmo son otra nota característica relevante de este trabajo de Battiato y “No time, no space” es quizás la pieza que más claramente demuestra esa montaña rusa de melodías y sensaciones. En parte, y como siempre se ha dicho y hemos reafirmado sobre Tino Casal, Battiato también es un visionario y “Personal computer” y todo lo que plantea en su letra, podía ser algo poco común a mitad de los 80. Estamos ante otra pieza muy vital en los teclados y sintetizadores, que se acelera mucho en la parte final instrumental, en sus últimos segundos. Una joya oculta de la obra es “Temporary road”, sobre todo por su ritmo vibrante y el buen ánimo que transmite. Ésta es una composición ligera y trepidante a ratos, en la que Battiato sigue introduciendo matices en inglés en la canción como ese “Nena, te necesito. Entra en mi vida”.
Menos me gusta el carácter de “Il re del mondo”. Es evidentemente el momento menos inmediato del disco, con un sonido que nos puede recordar al Battiato de “L’Era Del Cinghiale Bianco”, pero que si se molestan en traducir la letra como cuando dice eso de que “… si tiene solitario el corazón”, es quizás de los momentos más válidos del disco; curioso. “Cha-son egocentrique” busca llamar la atención y quizás peca de excesiva reiteración. Una pieza pop, que suma al carácter abierto y válido para todos los públicos de este Mondi Lontanissimi. A “I treni di Tozeur” se le tarda en coger el punto. Estamos frente a una balada con una clara presencia clásica en sus notas, que realmente tiene un estribillo en un registro muy alto y emocionante que con justicia hizo muy buen papel cuando llevó a Battiato a interpretarla a Eurovisión junto a la cantante Alize. “L’animale” es un epílogo de sentir demasiado melancólico, que no concuerda con una obra, que como habrán podido escuchar, si acaso abundaría en lo solemne, pero por lo general también en lo animado. No está mal, pero da la impresión incluso de que formara parte de la propia “I treni di Tozeur”, suponiendo un giro radical a cargo del maestro Battiato.

Quizás sea el último disco masivo de Battiato a nivel internacional, ya que estimo que los siguientes “Fisiognomica” y “Giubbe Rosse” no es tan bueno y luego Battiato ha proseguido su investigación musical con volúmenes de discos de poemas y tal. Es curioso que aún en estos días no había dado el salto definitivo a nuestro país, el cual se produciría poco después con la edición de aquel disco “Nómadas” con varios de los clásicos del artista adaptados a nuestra lengua, lo cual le reportó mucho éxito, sobre todo en la nueva puesta en valía de “Yo quiero verte danzar”.

Este “Mondi Lontanissimi”, en cuya portada, además de la silueta de Battiato se aprecian referencias a las inquietudes del cosmos que invaden los temas de ciertas composiciones, como habrán podido escuchar y ya les he ido comentando, fusiona la electrónica con los arreglos orquestales como si nada. Y la verdad es que el resultado es bueno. Quizás las jóvenes generaciones son las que menos podrían entender este disco y a pesar de su cierto riesgo, es el sector de una cierta edad quien puede valorar lo que hizo Battiato con “Mondi Lontanissimi”.

La obra incluye 3 grandes temas del universo de Franco Battiato, como son “Via Lattea”, “I treni di Tozeur” y sobre todo “No time no space”. Solamente porque en su interior guarda estas grandes canciones, valdría la pena, pero es que también merecen atención otras piezas a priori ocultas como son “Temporary road”. Prueba de que no hay que quedarse solamente en el “Yo quiero verte danzar”, o como yendo ya muy muy lejos con “Centro de gravedad permanente”, con Battiato, es este disco que hoy les he traído. Este artista italiano es un grande, más allá de sus 2 grandísimos éxitos internacionales mencionados, y sobre todo de 1979 a 1985 firmó unos lps realmente admirables y sensacionales. Al menos a mi me gustan mucho; ustedes, ya me dirán.

Este miércoles a las 23.00h en RUAH y una hora más tarde en &radio, podrán escuchar el Especial Bosé que hicimos sobre “Velvetina” y que tanto éxito tuvo en su día, en su premiere en directo. Recuerden que a las 16.00h los sábados, es decir, hoy, pueden escuchar la repetición del programa emitido el miércoles en la sintonía de RUAH y en &radio a la misma hora pueden escuchar anteriores coloquios; creo que hoy toca la 1ª parte de aquel Especial OMD En Directo que hicimos un calurosísimo día de agosto del año pasado, rememorando el concierto que el grupo dio en Madrid un par de meses antes. Mañana domingo, a las 16.00h, en la misma &radio es cuando podrán escuchar la redifusión del programa de la semana emitido el miércoles, que les recuerdo fue sobre Pretenders y su “Last Of The Independents”. Hoy a las 16.00h ustedes deciden: o Pretenders en RUAH o coloquio sobre OMD en &radio.

6 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

que gran post recuerdo varias imitaciones de este cantante por parte de martes y 13, la verdad que Franco es uno de esos singlers italianos que han dejado huella

Virgen Ciega dijo...

Oh! Las imitaciones de Martes y 13 de Battiato son tremendas, jajaj!!

Battiato es uno de esos artistas carismáticos y arriesgados que han luchado por aportar algo nuevo, diferenciándose del resto. En cuanto a su época de los 80... Mira que la música ligera no me suele llamar la atención, pero el caso de Battiato era diferente. La presencia electrónica que comentas y también los arreglos de cuerda (y corales en algunos casos) dan ese toque especial, junto con las tremendas letras. Todo el conjunto respira un aire de ciencia ficción que me encanta. Efectivamente, atrás quedaban sus arriesgados experimentos dentro del rock progresivo pero, en su caso, no dejó una moda por otra, sino que, adaptándose a los nuevos tiempos, supo dejar una huella muy personal en todos los palos que tocó.
Saludos virginales ;)

Abacab dijo...

Jairo, sí Martes Y 13 nos ayudaron a acercar a Battiato a nuestro país. Un clásico de la música italiana y muy innovador.

Virgen Ciega, en parte sí que supuso una evolución más o menos lógica la trayectoria musical de Battiato, salvo experimentos aislados que se salían de la misma de cuando en cuando. Estoy de acuerdo tanto con Jairo como contigo en que dejó huella (y la sigue dejando). Saludos.

A los 2, gracias por escribir.

serreina dijo...

Qué buen post, como se me podía haber pasado¡¡¡

Battiato me encanta. Su versión de Ruby Tuesday de los Roling, es una de mis canciones favoritas, por no decir la más favorita.

Saludos

Chuso dijo...

Uso no time no space como alarma recordatorio y L'Oceano di Silenzio como despertador...

Saludos

Abacab dijo...

Serreina, te creerás que aún no he escuchado esa versión? Tengo que ponerme con ello. Saludos.

Chuso, qué forma tan maravillosa de despertarse; eso demuestra buen gusto por tu lado. Saludos.

A los 2, gracias por escribir.