viernes, 22 de marzo de 2013

Discos, música y reflexiones cierra por vacaciones de Semana Santa 2013

Amigas, amigos, les comunico que mañana sábado no habrá revisión de disco, ni tampoco al fin de semana siguiente. He decidido tomarme unas necesarias vacaciones del blog, y que se han hecho extensibles a toda la actividad de “Discos, música y reflexiones”, ya que el programa que estaba previsto para mañana tarde a las 16.00h en directo, lo hemos pospuesto (podrán escuchar, eso sí, la redifusión del programa-entrevista a Javi Crow de The Crow Project).

Regresaremos, eso sí, antes del sábado 6, día en el que habrá una nueva revisión de disco, y lo haremos en esa semana, probablemente el miércoles 3 o jueves 4, con la publicación de la crónica del concierto que el maestro Franco Battiato ofreció ayer en el Teatro Circo Price.

La dificultad de conexión que por motivos personales estoy experimentando últimamente, ha hecho que tome esta decisión de parar como hacen los centros docentes en este periodo. Servirá para coger fuerzas tanto para el blog como para el tramo final de nuestra 4ª temporada de radio. Pues lo dicho, a comer muchas torrijas, a ver muchos nazarenos (foto que les inserto, ya que siempre me llamaron la atención estos personajes porque me evocaban a fantasmas) y, si lo desean, echen un vistazo a artículos anteriores que hayamos publicado y no hayan leído, que seguro que habrá alguno. Descansen y nos vemos en unos días.
Leer más...

miércoles, 20 de marzo de 2013

Concierto Magnética. Madrid (14-03-2013)

La sala Contraclub de la calle Bailén fue el escenario que Magnética escogieron para presentar en Madrid su 2º disco "Friogenia". Fue un lugar que se quedó algo pequeño para todo el público que desafiando al frío y viento de la noche del pasado jueves se pasaron a ver en directo a Magnética.
El grupo no decepcionó. Con un set list basado principalmente en su citado último trabajo, intercalando algún tema antiguo o incluso alguna canción inédita, completaron una hora de actuación que se pasó volando. Magnética estrenaba nuevo batería para la ocasión, David, el cual estuvo situado en un rincón del escenario, supongo que más bien motivado por la peculiar disposición del escenario de la sala Contraclub. Abajo un primer plano del cantante de Magnética Aksel Gil.
Magnética situaron en los primeros compases "De 1 a 2" y "No tienes alma", que sirvieron como prueba de tanteo con el público, que poco a poco se fue calentando y metiéndose de lleno en el concierto. Sería "Insignificante", del anterior disco del grupo (y con mención de excepción al recién nombrado Papa) y "Da igual", las que tomaran el relevo. A esta última invitó el bajista Israel Leal a que se sumara quien se la supiera a cantar, con la seguridad de que al ser uno de los temas más directos e inmediatos de "Friogenia", con una buena dosis de mala leche en su sonido, muchos, en efecto, se la sabían y pude escuchar sus coros entre la gente que llenaba el aforo de la Contraclub. En la siguiente foto podrán ver a David, el nuevo batería de la formación.
Siguieron sucediéndose temas de "Friogenia" y destacó entre el set list que el grupo incluyera la canción "Es una fiesta", tema inédito que aseguraron que normalmente la gente suele decirles al final de las actuaciones que es el que más les gusta. Sonó bien, quizás tenga que escucharla más veces. El grupo dejó abierta la posibilidad de grabarla en estudio, pero con ayuda de iniciativas como el crowdfunding, momento en el que muchos miraron hacia otro lado, silbando al mismo tiempo. La siguiente imagen muestra a Israel y Aksel en perfecta conjunción.
No hubo en sí espacio temporal entre lo que podrían considerarse bises y el resto del concierto, ya que el grupo no abandonó en ningún momento el escenario. En el bis indicado se ofrecieron 2 temas más, decidiendo cerrar con "Volarlo todo", canción bandera de "Friogenia", en la que el esfuerzo por Aksel Gil, cantante de Magnética, de que el público siguiera sus indicaciones de coros del tramo final, funcionó moderadamente bien. Les dejo acto seguido insertado un precario video que saqué de parte de la interpretación de "Volarlo todo".
De esta forma se completó una hora de actuación en la que la lógica de que los temas suenen más potentes en directo que en el estudio, cosa que no siempre se cumple, sí que tuvo lugar. Sirvió esta actuación para ver que Magnética es una de las apuestas más firmes de la presente temporada y a poco que les salgan bien las cosas podrán hacerse un buen hueco en el cada vez más saturado panorama indie nacional.
Entre los componentes, la voz cantante, en el sentido de ejercer como líder del grupo al interaccionar con el público, quizás lo llevó en mayor medida el bajista de Magnética Israel Leal, aunque como era de esperar Aksel Gil le fue dando la réplica poco a poco. El guitarrista de la formación estuvo en un discreto segundo plano, sin querer entrar en polémica, pero sin pasar desapercibido para un espectador que espetó en al menos una veintena de ocasiones la expresión “ese guitarra”; el asunto no pudo pasar desapercibido para Magnética, los cuales terminaron haciendo guiños a ese espectador y a buen seguro tuvieron pesadillas repetidas con ese grito de guerra al acostarse por la noche o de buena mañana si al concierto le tomó el relevo una buena juerga. Nosotros, como teníamos que madrugar al día siguiente, a las 22.53h, hora de finalización del concierto, recogimos los bártulos y despedimos la conexión. Esto dio de sí el concierto de Magnética; para quedar más que satisfechos.
Leer más...

sábado, 16 de marzo de 2013

Heaven 17 - The Luxury Gap (1983)

INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES.
Creo que hace ya tiempo comentamos por aquí el “Penthouse And Pavement” de los Heaven 17, ¿no? Creo que es turno para volver a este trío, quizás no lo suficientemente valorados históricamente, y en esta ocasión seguiremos el orden, metiéndonos ahora de lleno con su 2º trabajo, el que tomara el testigo del notable disco mencionado del que ya hablamos.

Lo dicho, “Penthouse And Pavement” tuvo una buena acogida por parte del público (aunque no tan acusada como con otras formaciones del género) en 1981, y también por parte de la crítica. En las letras de las canciones que editaban Glenn Gregory, Ian Craig Marsh y Martyn Ware el contenido político social estaba muy presente y se continuaría con el enfoque en “The Luxury Gap”, 2ª entrega de larga duración del grupo.

Además, da la casualidad de que en este disco que hoy comentamos se encuentra la canción más exitosa o recordada de los Heaven 17, esa “Temptation” tan rotunda y fabulosa. Quizás el disco no esté al nivel de disco emblemático que le ha concedido el paso del tiempo a su antecesor, pero quizás objetivamente sí que lo esté si nos centramos solamente en el contenido musical.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Crushed by the wheels of industry”: Se ve ya claramente en el título de la primera canción, “Crushed by the wheels of industry”, lo ya citado en la introducción del contenido lírico político social de las canciones de Heaven 17. En esta canción tan liviana por los coros femeninos que acompañan a la vigorosa y siempre notable voz de Glenn Gregory, lo baladí y lo fresco está asociado a lo instrumental, pero no tanto en la letra. Es un buen comienzo de álbum en todo caso, muy animado, que se dota de acertados cambios de ritmo.

2. “Who’ll stop the rain”: Los coros son factor clave en este disco y tras haberlos recibido en la canción anterior, en “Who’ll stop the rain” prosiguen, pero si cabe con un enfoque más desenfadado que “Crushed by the wheels of industry”. Quizás demasiado chorra, intrascendente y frívola, pero no desentona en exceso.

3. “Let me go”: En el tercer capítulo de “The Luxury Gap” escucharemos una de las mejores canciones del disco y quizás de Heaven 17 de su trayectoria. “Let me go” es una pista pop, pero que dentro de su melodía alegre alberga un poso amargo que se puede extraer de la letra. Los coros aquí los hace el propio Glenn Gregory, dándole un carácter más solemne a esta composición de buena nota del disco. ¿Recuerda alguno que fue música de fondo en nuestros programas de radio individuales de la 3ª temporada en las ondas de “Discos, música y reflexiones”? Añadir que dispuso de un buen videoclip de carácter muy urbano en una ciudad desolada.

4. “Key to the world”: En la siguiente canción se abusa de los metales de viento. De esa forma se le concede a “Key to the world” un carácter algo verbenero. Los coros femeninos retornan de forma menos estridente, que para eso están los efectos de viento, teniendo en esta ocasión un toque hedonista. Sin ser mal asunto, será una de las canciones que más fácilmente podrán olvidar del disco.

5. “Temptation”: Personalmente, si tengo que citar una canción de Heaven 17 a bote pronto, cual ejercicio de psicoanálisis, diría “Temptation”. Es uno de los grandes clásicos del grupo y está estratégicamente situado en la mitad del set list formal del disco (sin contar añadidos o bonus tracks de reediciones). La canción se sirve en lo instrumental de arreglos clásicos solemnes que acompañan perfectamente a la rotunda interpretación vocal de Gregory. Aquí el papel femenino vocal es básico en el estribillo. El videoclip, con un Gregory interpretando a un libidinoso, grotesco y oscuro directivo relamiéndose con su secretaria y con el trío ejerciendo como tribunal inquisitorio, es cuanto menos gracioso. Algunos podrán identificarla gracias a su inclusión en “Trainspotting” cuando Renton está merodeando por la discoteca buscando a su Dianne. Es una canción de formas ambiciosas, pero que no se estrella y consigue su cometido. Quizás de primeras no les entre, a mi me tardó un tiempo, pero luego te engancha y caes claramente en su tentación. Suena trascendental, nerviosa, rotunda y amenazante.
6. “Come live with me”: Siguiendo o, mejor dicho, intentando seguir el carácter vagamente derrotista de “Let me go”, llega “Come live with me”. Tiene un sentir más apagado y más de bajón. Transmite desesperanza Glenn Gregory en esta pieza de cierta mesura y calma, que busca bajarnos un poco el ritmo cardiaco que nos ha podido elevar la previa “Temptation”. Correcta, pero mejorable.

7. “Lady Ice and Mr. Hex”: Se dota principalmente de notas de piano y percusión notable “Lady Ice and Mr. Hex”, quizás la pieza menos evidente del disco y una de las más elegantes. Los cambios de ritmo que incluye son notables y destaca lo ligero de ciertas estrofas.

8. “We live so fast”: En efecto “We live so fast” transmite lo que dice en su título, al menos en parte. Los coros femeninos vuelven a tener papel protagonista en esta composición pop directa y bailable. Quizás el carácter de temas como éste es el regusto principal que transmite en general “The Luxury Gap”, es decir, desenfado y aparente frivolidad.

9. “Best kept secret”: El disco dispone de un buen epílogo con “Best kept secret”. Esta canción tiene un enfoque íntimo y relajado, perfecto para los últimos momentos de escucha. Es otro ejemplo de elegancia, detalle o característica visto en muchas de las piezas que forman parte de este “The Luxury Gap”. La edición que tengo se dota de unos remixes añadidos de varios de los temas que no añaden nada en especial a la versión original, con lo que me abstendré de hablar de ellos.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
El 2º disco de estudio, de relajada y paradisiaca imagen del trío en su portada, de Heaven 17 mantuvo el nivel de éxito y aceptación del debut de esta formación de Sheffield. Apoyados en los triunfos individuales de sus singles “Let me go” y sobre todo “Temptation”, Gregory, Marsh y Ware aguantaron el tipo en los días en los que poco a poco la música electrónica iba avanzando y se apreciaban cambios notables en las formaciones que rompieron en el año 1981.

Con Heaven 17 no pasaría cosa distinta. Siguieron con un trabajo digno como fue el “How Men Are” de 1984, pero pasado el ecuador de la década de los 80, el grupo viró de estilo en pro de conquistar nuevos mercados, es decir, cruzando el charco. El problema es que al igual que le pasó al Titanic, Heaven 17 chocaron con iceberg, que no era otro que el éxito conseguido más allá de Europa no fue demasiado alto y muchos de los fans anteriores se fueron despegando del grupo.

La banda realmente, como dijeron en el libreto de uno de sus últimos discos, no se fueron y siempre estuvieron, pero el caso es que su relevancia está a años luz de donde estuvieron situados en la primera mitad de los 80. Mucha gente a día de hoy no tiene ni idea de quienes son. Es una pena, ya que discos como “The Luxury Gap” siempre suenan agradables y son de esos trabajos atemporales cuya escucha no desentona en cualquier momento del año.

Esta próxima semana en nuestro programa de radio podrán escuchar nuevamente el programa-entrevista con The Crow Project, tanto hoy sábado a las 16.00h como el miércoles a las 23.00h en RUAH y en &radio. Paramos hasta después de Semana Santa. Había previsto programa para el día 23 de abril, pero he decidido darme y dar vacaciones a nuestros colaboradores. El 6 de abril, salvo cambio de última hora al día 13, retornaremos con un programa especial de 2 horas, que no irá sobre nada en particular, sino que hará balance de la historia radiofónica de “Discos, música y reflexiones”. ¿El motivo? Llegamos a nuestro programa nº 100. Creo que sobran los motivos. Esperamos que estén ahí y les avisamos que ese día abriremos las líneas telefónicas para que contacten con nosotros si les apetece formar parte del directo y en consecuencia de esta celebración.
Leer más...

domingo, 10 de marzo de 2013

Discos, música y reflexiones entrevistó a The Crow Project

La 3ª entrevista de nuestra 4ª temporada de radio la hemos dedicado al interesante proyecto musical liderado por Javier Arribas, Javi Crow de nombre artístico, junto a Alex Beelah, The Crow Project. Ya comentamos en nuestro blog su interesante y notable disco de debut “Nightmare City” y en esta ocasión lo hemos llevado a nuestro programa de radio para acercárselo un poco más.

Junto a Javi Crow tuvimos ocasión de compartir una hora de radio en la que analizamos a fondo el trabajo “Nightmare City”, además de hablar del pasado, presente y futuro de la banda. Aparte de las buenas canciones que escogimos del disco protagonista, también tuvimos la exclusiva de poder escuchar un tema que formará parte del próximo disco de The Crow Project.

La cita será a las 23.00h en RUAH y en &radio este próximo miércoles 13 de marzo de 2013. Igualmente lo podrán escuchar también el miércoles día 20 de marzo a la misma hora y en las mismas emisiones y el sábado 16 de marzo, pero a las 16.00h en los mismos lugares. Les recomendamos que no se lo pierdan. Encabezando el post, una foto con Javi Crow en los estudios de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH), al cual agradecemos su gentileza de haberse desplazado en persona para hacer el programa.
Leer más...

sábado, 9 de marzo de 2013

Discos, música y reflexiones cubrirá el concierto en Madrid de Magnética (14-03-2013)

Uno de los grupos que más interés están suscitando en los últimos tiempos es Magnética. De la mano de su 2º disco “Friogenia”, son actualidad. Este próximo jueves 14 de marzo de 2013 a las 22.00h en la sala Contraclub habrá una ocasión de poder experimentar como el grupo ejecuta los temas de este último trabajo en directo, a la par de escuchar canciones previas.

Nosotros no nos lo perderemos y estaremos allí puntualmente para poder informarles de esta interesante actuación. Como siempre, recomendamos que no esperen a que se lo contemos a posteriori, sino que lo vivan de primera mano y se den un paseo el jueves por la noche para visitar este local sito en la calle Bailén nº 16 de Madrid para poder pasar un buen rato de la mano de Magnética. Agradecemos a Pablo Camuñas de Promociones Sin Fronteras que nos haya tenido en cuenta para dar cuenta de este evento.
Leer más...

Siouxsie And The Banshees - Join Hands (1979)

INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES.
Que Siouxsie Sioux fuera seguidora de cerca, muy de cerca, de los Sex Pistols influyó notablemente en los primeros pasos musicales que diera junto a los Banshees. Es cierto que a Siouxsie se le recuerda más bien por ser la reina del rock siniestro de los años 80, pero más allá de eso, si nos detenemos a escuchar el disco que hoy nos ocupa “Join Hands”, 2º trabajo de estudio de Siouxsie And The Banshees, más allá del oscurantismo, que también se aprecia, lo que notamos es rabia y fuerza punk en su sonido.

1978 vio el debut con “The Scream”, un disco que está muy bien valorado a día de hoy, y aunque se pudiera pensar a priori por parte de quienes no conozcan la trayectoria de Siouxsie And The Banshees que este “The Scream” fuera el disco más salvaje de la trayectoria del grupo, por su cercanía temporal al estallido punk, se equivocan.

“Join Hands”, nuestro protagonista de hoy, es mucho más apocalíptico, rabioso y potente que “The Scream”. Es un disco bastante atípico y anárquico en su estructura, lo cual también redunda en su sentido punk. Siouxsie Sioux, John McKay, Kenny Morris y Steve Severin parecían ir contracorriente y en el año en el que las bandas que surgieron al calor del punk parecían que iban suavizando sus posturas, esta formación se desmarcó por su cuenta apretando los dientes más que en su debut de 1978.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Poppy day”: Suenan las campanas, como si de una llamada a una misa negra se tratara, y luego entra una batería monótona e inmutable, acompañada de una marea distorsionada de guitarra eléctrica. El tono de Siouxsie en esta “Poppy day”, que de “poppy” solamente tiene el título, se ajusta al siniestrismo que destila, y ese es su principal papel, de cara a adelantar lo que Siouxsie And The Banshees de aquí en adelante harían. Lo consiguen en poco más de 2 minutos. Eficacia.

2. “Regal zone”: En la 2ª pista, sin dejar de lado el tono agrio y el toque siniestro (acuciado por los sonidos de viento de tan mal rollo añadidos), se ve un enfoque más punk y más agresivo. “Regal zone” es la primera sacudida de intensidad real, ya que “Poppy day” no dejaba de ser una intro breve y más inquietante que potente. Aquí podemos escuchar a la Siouxsie más bullanguera y jaranera, muy característica en su proceder ante el micrófono en estos primeros días junto a The Banshees.

3. “Placebo effect”: Otro ejemplo de rudeza y aspereza, con un claro oscurantismo, es la tercera canción “Placebo effect”. La línea melódica es más clara que en las 2 canciones anteriores, pero eso no significa que la canción sea accesible, ya que genera igual de mal rollo que las 2 antecesoras. En el apartado vocal Siouxsie Sioux regala uno de los mejores momentos del álbum en ese apartado.

4. “Icon”: Que “Icon” sea el ejemplo más pop del disco, tampoco es decir mucho, pero entre tanta agresividad y oscuridad mezcladas a partes iguales, resulta como un pequeño tragaluz que deja pasar la luminosidad justa dentro de esta obra tan opresiva como es “Join Hands”. El estribillo se ve claro, es directo y suena incluso levemente alegre. Destaca oír como la estructura va ganando ritmo desde los esqueléticos acordes de guitarra de sus primeros segundos. Muy notable el papel de Steve Severin al bajo, bien conjuntado con la batería de Kenny Morris en la base rítmica una vez que entran para dar réplica a la guitarra. Es fácil cogerle cariño a “Icon”, básicamente por aportar el carácter más amable en todo lo que llevamos de disco.
5. “Premature burial”: No obstante, no se despisten, ya que en “Premature burial”, se vuelve al gesto torcido. Estamos ante una canción de ritmo lento, pero contundente. Siouxsie está aquí realmente solemne a las voces, haciéndose unos coros de corte muy siniestro, que conforman un corte bastante inquietante, muy en la onda en la que se mueve por lo general “Join Hands”. Por cierto, de su letra se saca el título del disco, como podrán escuchar en su tramo final.

6. “Playground twist”: “Playground twist” se presenta con su melodía aderezada de repiques de campanas. En esta canción se ha suavizado el toque siniestro, destacando más bien por su intensidad, estando más cercana al contenido del previo “The Scream” que a la oscuridad abrasiva de “Join Hands”. Hay lugar para notas de saxofón a cargo de John McKay que adornan a la canción y a su melodía inquebrantable, con esa base distorsionada de guitarra que hace de colchón al resto de elementos. Bien Siouxsie Sioux a las voces, en otro momento bastante correcto en ese apartado.

7. “Mother/Oh mein pa pa”: En “Join Hands” incluso destila desconfianza la aparentemente inofensiva nana de “Mother/Oh mein pa pa”, que viene de la continuidad de “Playground twist”. Las voces de Siouxsie suenan lejanas y distorsionadas, con algún grito más cercano superpuesto y la música es básicamente una de esas melodías que tenían algunos muñecos de cuerda para bebés que puedan encontrar en cualquier tienda de recién nacidos. Lo que pasa es que aquí nada es gratuito y al igual que Visage conseguiría lo mismo en su 1er. disco con “Mind of a toy”, Siouxsie And The Banshees ya lograron en esta canción transmitir mucho mal rollo con una pieza de este estilo, supongo que básicamente por el conjunto de canciones que la rodean.

8. “The lords prayer”: Dije al comienzo del post que el disco es ambiguo y caótico en estructura, ya que la escucha es, aunque desasosegante y difícil, rápida y cuando quieres darte cuenta estás terminando con los últimos sonidos infantiles de “Mother/Oh mein pa pa”. Lo que pasa es que en último lugar el grupo dispone una versión kilométrica de “The lords prayer” de casi 15 minutos, donde Siouxsie se desmelena más que nunca y en la que los Banshees nuevamente se ponen en “modo punk” puro y duro. Excesiva y sesuda tarea punk para cerrar este disco tan agreste, que a cualquiera que lo escuche le puede suponer un perfecto exorcismo musical en toda regla. En esta canción Siouxsie Sioux, salvando las distancias y con su estilo personal, nos puede recordar vagamente en sus momentos más excesivos de estos 14 minutos de punk incluso a Janis Joplin.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Con este disco de portada blanquecina, con siluetas que se asemejan a guerreros orientales, Siouxsie And The Banshees radicalizaron su postura mostrada en “The Scream”. Su debut, dentro de la frescura e intensidad, resulta mucho más fácil de acceso. En “Join Hands” confluye una fuerza y rabia no mostrada a tan alto nivel en “The Scream” con las formas siniestras y oscuras que el grupo iría abrazando de aquí en adelante. Tras su edición, por cierto, Morris y McKay abandonarían la banda.

En siguientes trabajos el grupo fue dejando progresivamente de lado la intensidad y fuerza de las melodías para adentrarse o preocuparse más de crear atmósferas oscuras, a ratos teñidas de melancolía. La intensidad aparecería de cuando en cuando, por supuesto, y para muestra pueden escuchar “Bring the house down” en el “Hyaena” de 1984, que hasta la fecha era el único disco de Siouxsie And The Banshees comentado hasta la fecha; en ese “Hyaena” pueden darse cuenta que las preocupaciones del grupo tenían un enfoque distinto al mostrado en su 2º disco.

La importancia de este “Join Hands” la pueden apreciar incluso en el 7º arte en la referente película “Control” de Anton Corbijn, donde se puede ver que en la colección de vinilos de Ian Curtis aparecía un ejemplar de este trabajo. Quizás haya otros discos de Siouxsie And The Banshees que les gusten más que este “Join Hands”, pero a veces es necesario experimentar cosas que de primera, segunda o tercera escucha no les entren y calibrar su importancia dentro de una formación. “Join Hands” considero es muy importante dentro de la trayectoria de esta banda y de ahí que hoy haya acometido la nada fácil tarea de darles mi impresión del mismo.

Como siempre, terminamos hablando de nuestro programa de radio. Este miércoles a las 23.00h (y también al siguiente) y el próximo sábado a las 16.00h, tanto en RUAH como en &radio, podrán escuchar el tercer programa entrevista de la temporada. En los próximos días crearemos el evento en Facebook y publicaremos post al respecto informando de qué irá… De momento esta tarde a las 16.00h en RUAH escuchen nuestro programa en directo sobre “Lament” de Ultravox. El programa sobre “Songs From The Big Chair” de Tears For Fears lo intentaremos subir lo antes posible a Ivoox.
Leer más...

sábado, 2 de marzo de 2013

Miss Kittin & The Hacker - The First Album (2001)

INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES.
Estamos razonablemente intercalando cositas del mundo de la música electrónica cada ciertas semanas, cosa de la que ahora caigo, pero que ha salido así, de forma involuntaria. Empezamos con Frankie Goes To Hollywood hace ya unas semanas con su “Welcome To The Pleasure Dome” y un par de semanas atrás retrocedimos hasta finales de los 70 para dar paso en el blog a la interesante figura de Gary Numan con su disco de debut.
 
Hoy tengo el gusto de presentarles, por si aún no la conocen, a una de las damas de culto de la música electrónica de comienzos de milenio o siglo, Miss Kittin, alias de Carolina Herve, en su proyecto junto al productor Michel Amato, que en esta ocasión toma el nombre artístico de The Hacker sumado al de esta singular figura de la siempre interesante escena francesa de música electrónica.
 
Todavía recuerdo cuando vi por primera vez el videoclip de la canción “1982” en la Viva (creo que en aquella ocasión no fue en la “zwei”, sino en la de los triangulitos). Me sorprendió mucho ver a la hierática Miss Kittin y ese maniquí al estilo de los de “Showroom dummies” de Kraftwerk por ahí moviéndose con sintetizador en la mano.
 
Sin duda me llamó la atención y tardaría bastante tiempo hasta que me hice con el disco que hoy revisamos. Fue cuando precisamente Miss Kittin sacó su 2º disco con The Hacker en 2009, y aproveché la inercia para hacerme con los 2. Se ve que es un proyecto esporádico en el tiempo y no permanente, ya que 8 años entre el 1er. y 2º disco y hasta la fecha, 2013, nada más, lo pone en evidencia. “The First Album” suena retro, pero adaptado a los sonidos que abundaban en 2001, lo cual fue una tarea exitosa a la hora de sellar un disco que a partes iguales es frío, bailable, hipnótico y sobre todo provocador (verán ciertas letras). No tiene prácticamente desperdicio.
 
ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Life on MTV”: La primera canción, que en parte pone de manifiesto la adulteración que estaba sufriendo en aquellos días la MTV, que desgraciadamente (salvo los fines de semana por la mañana) se ha vuelto crónica con tanto reality adolescente, es claro ejemplo de las pistas sonoras de “The First Album”. Miss Kittin más bien suelta un discurso al transmitir la letra, más que cantar; un discurso frío, hierático y que casi suena a telediario de medianoche. Los sintetizadores tienen un regusto ochentero, alejado de las distorsiones y contundencia que abundaban en la 2ª mitad de los 90. La idea o metáfora que queda es que a Miss Kittin le parece sexy la vida en la MTV.
 
2. “Frank Sinatra”: La primera controversia lírica viene en la 2ª canción, que más allá del título, no es precisamente un homenaje a Frank Sinatra. Más bien, el pobre de Frank es leit motiv de una conversación frívola en mitad de una noche de desparrame, sexo y drogas, en la que alguien dice “¿Conoces a Frank Sinatra? Está muerto… Muerto… Jajajaja”. Y eso deriva de que “Todas las noches con mis amigos estrella, bebo champán y como caviar. Esnifando en la zona VIP hablamos sobre Frank Sinatra…”. Y el estribillo si acaso suma más a la provocación: “Ser famoso está tan bien. Chúpame la polla y besa mi culo. En limusinas tenemos sexo cada noche con mis amigos famosos”. Oda a la frivolidad, al crapulismo VIP y una canción que en su letra no dejará a nadie indiferente. Las notas sintéticas siguen siendo claras y de sonido marcado, sin entrar en bases más bailables, ofreciendo un ritmo de aplomo.
 
3. “Walk on by”: En “Walk on by” la voz de Miss Kittin se diluye o difumina y nos encontramos con una pista más acelerada, con bases algo menos marcadas y con un sonido de trance o hipnotismo derivado de su ritmo. Nos sirve como ejemplo del sector más de este palo que nos encontraremos en mitad del disco, donde destacará “Flexibility”.
 
4. “1982”: Con la siguiente canción, de título evidente en alusión a un año, conocí a Miss Kittin And The Hacker y con su video tan curioso que ya he comentado. La letra se compone de encadenar con una mínima lógica que no lleve al disparate total sin sentido los títulos de varios himnos del techno pop de comienzos de los 80. Veamos por ejemplo esa estrofa: “Vi tu cara desteñida en gris, esperando un triste lunes…”, con alusión directa al “Fade to grey” de Visage y al “Blue monday” de New Order. El sonido, más allá del mimetismo involuntario al que nos podría llevar su videoclip, es un guiño al sonido más techno pop de Kraftwerk, que se podría encontrar en temas como “The model” o “Showroom dummies”. Fue single y en Centroeuropa tuvo su repercusión en su día. En España, todo hay que apuntarlo, pasó de puntillas.
 
5. “Stock exchange”: Casi, tras escribir el título de la canción, me echo a escribir acto seguido “woman”, que es lo que Miss Kittin suelta tras esta canción, donde no sé si de forma provocada se cita a la ciudad de Vienna, que recordemos también es ejemplo del techno pop de los primeros 80 gracias a Ultravox. Es “Stock exchange” una de las pistas más interesantes del disco, que no en vano nos encontraremos al final del disco con una remezcla de Adamsky. Aquí los ambientes nos reflejan cubatas de whisky con cola y bares de hoteles de negocios. El tono de Miss Kittin adopta un cierto trascendentalismo, muy comedido, dentro de la frialdad vocal de esta francesa. En su estructura musical, resulta muy interesante poder escuchar como se van sumando los sonidos sintéticos diversos que la componen.
 
6. “You and us”: Más obsesiva e hipnótica es la repetitiva, de ahí su efecto hipnótico principal, “You and us”. “De esto va nuestra música, vosotros y nosotros” se encarga de marcarnos a fuego Miss Kittin durante toda la canción de bases duras y nerviosas. La letra es básica y mínima, pero lo que ya he citado tiene un toque trascendental bastante curioso.
 
7. “Flexibility”: El comienzo de “Flexibility” es muy marcado en las bases rítmicas. Toma el mismo sentido que “You and us” y nos puede evocar en parte a lo que Underworld hicieron en algunos momentos de su carrera. Esta canción, a ratos, precisamente nos puede recordar esa música que sonaba en “Trainspotting” cuando Renton estaba sufriendo el mono en su cama. En esta nerviosa, agitada y también hipnótica canción, la letra se compone básicamente de palabras sueltas que va diciendo Miss Kittin. Es interesante, nocturna y un pasaje que me gusta bastante de este disco “The First Album”.
8. “L’homme dans l’ombre”: Tiene un enfoque muy oscuro “L’homme dans l’ombre”, con Miss Kittin muy rotunda y severa al micrófono. Las bases son muy nerviosas y contrastan con el sonido atmosférico de sus teclados más relevantes.
 
9. “Slow track”: Tomando como base sonidos que nos podrían recordar a los Depeche Mode con su “World in my eyes”, con algo de los Kraftwerk de 1986, se presenta la más calmada “Slow track”. En esta canción la voz de Miss Kittin se deforma en la producción, engraveciéndola. Tema compás de espera para afrontar el tramo final donde encontraremos un par de canciones con letra llamativa, al estilo de las que hemos encontrado en el comienzo del álbum.
 
10. “Nurse”: Demasiado retro, pero poco llamativa resulta “Nurse”. Es de los temas de menos relumbrón del disco y de los que menos te puedes acordar en las primeras escuchas. Lo que más llama la atención es el algo más de énfasis que le pone Miss Kittin a algunos pasajes de su tarea vocal, pero aparte de eso, poco más.
 
11. “Stripper”: No me dirán ustedes que en “Stripper” no suena trascendental Miss Kittin. Quizás sea la canción donde más énfasis ponga a las voces, lo cual tampoco es decir mucho, pero es curioso escuchar como va subiendo registros en la repetición de esa frase que acapara el tema “Mi novia es una stripper…”.
 
12. “Dj song”: La otra canción que llama la atención del tramo final de “The First Album”, en lo que a la letra se refiere, es “Dj song”. Se nos advierte que es dura la vida del dj, tarea que Miss Kittin desarrolla al margen de su tarea como compositora e intérprete (recuerdo que en el último concierto de Kraftwerk con Florian Schneider, aquel en la expo de Zaragoza de hace 6 años y pico, Miss Kittin iba en plan dj set).
 
13. “Walking in the sunshine”: Cuando podemos pensar que a estas alturas no nos vamos a llevar más sorpresas, el disco cierra con otro de sus grandes aciertos y su gran joya oculta. Son realmente llamativos y encandiladores los sonidos de “Walking in the sunshine”, mucho más pop y menos lúgubres y fríos que los de la mayoría del disco. Supone una bocanada de aire fresco en un ambiente sonoro a ratos demasiado opresivo y la rúbrica de oro al listado de temas formal del disco, antes de catar las 2 propinas. Es una pista acelerada, a ratos endiablada, con una melodía de teclados muy clara y sencilla, pero resultona.
 
Bonus tracks.
14. “Frank Sinatra 2001”: Para remarcar el mensaje provocativo que nos ofreció “Frank Sinatra” en el 2º lugar del set list, se nos regala su versión 2001, que se diferencia por meter algún loop vocal acertado por ahí y porque la risotada de Miss Kittin suena más de coña, incisiva y maliciosa, dándole un toque menos frívolo que la otra carcajada que soltaba en la versión original. Choca que tras todos los improperios que se sueltan, se termine con un pitido de censura, ¿verdad?
 
15. “Stock exchange (Adamsky remix)”: También se nos regala una revisión de otra de las grandes canciones de “The First Album”. Adamsky hace un remix acertado de “Stock exchange”, transformándola en una pieza más liviana y relajada que la original. En parte, los detalles de producción me recuerdan algo al disco que poco después sacaría Madonna “American Life”, concretamente a ciertos sonidos de “Love profussion” (cosas mías).
 
RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
¿En España? ¿Que cómo funcionó este “The First Album”, de portada controvertida e impactante, de Miss Kittin & The Hacker? Pues yo creo que salvo gente que siempre está al quite de qué pasa en la escena electrónica europea, pasó completamente desapercibido. En Europa y sobre todo en la parte central del continente ya fue otra cosa.
 
El caso es que el disco con el tiempo va cogiendo un puntito de disco de culto que supongo se agravará con el paso de los años. Miss Kittin y The Hacker se atrevieron a tomar sonidos retros y desfasados de la electrónica para darles una vuelta añadiéndoles ciertos detalles de producción que los adaptaran a los sonidos de comienzos de milenio. La frialdad vocal de Miss Kittin y lo controvertido de las letras le dan una fuerte personalidad al disco.
 
Sin embargo, esto es un proyecto circunstancial, que tuvo su continuación en 2009 con “2”, 2º disco de Miss Kittin & The Hacker, y veremos si en el futuro Herve y Amato se vuelven a unir. Miss Kittin ha editado varios trabajos en solitario y Amato tiene su reputación como productor y puede presumir de haber trabajado con gente muy grande. Lo bueno, si breve, 2 veces bueno y esta desconexión temporal de este proyecto lo hace si cabe más interesante y se valora más. “The First Album”, controvertido, retro, pero interesante. Disfrutable por cualquier seguidor medio de música electrónica o techno pop.
 
De nuestro programa de radio, decirles que esta semana podrán volver a escuchar el programa sobre Tears For Fears y su “Songs From The Big Chair”, tanto mañana a las 16.00h como el miércoles a las 23.00h, tanto en &radio como en RUAH. El próximo sábado tendremos programa en directo a las 16.00h en RUAH analizando el disco “Lament” de Ultravox. Por cierto, ya subimos el programa sobre Eurythmics y su “Revenge” a nuestro perfil en Ivoox. Escúchenlo pinchando aquí.
Leer más...