lunes, 26 de marzo de 2012

Concierto The Noises. Madrid (22-03-2012)

Dentro de la fiesta de presentación del Festival Electropop de Pamplona que se celebró el pasado jueves en la sala Taboo, en el programa del evento se encuadraban The Noises, grupo que teníamos pendientes de ver más a fondo tras la primera toma de contacto que tuvimos con su música y directo en el pasado Fnac Music Festival. Y he de reconocer que me sorprendieron brutalmente en el plano positivo. Quizás fuera la lejanía desde donde les pude ver en aquel festival del mes de diciembre, pero el caso es que no me percaté de muchos detalles de la actitud del grupo en escena, que en esta ocasión viví en primer plano.Llegamos con demasiada anticipación, ya que poco después de las 21.30h estábamos en la puerta de la sala y The Noises no tocarían hasta la medianoche. De casualidad nos encontramos con nuestra buena amiga Mónica Caballero de Promociones Sin Fronteras de camino a la sala y nos informó que el plan de la noche incluía un grupo previo a The Noises que comenzarían a las 23.00h y luego tras The Noises 3 sesiones de distintos djs.Y la verdad es que el grupo anterior Sala And The Strange Sounds resultaron muy interesantes. Por lo general, este grupo de formación clásica, cuarteto incluyendo batería, bajista, guitarra y vocalista-guitarra, sellaron una actuación muy animada. El grupo profesa un estilo rock puro y duro, con ciertos guiños en su género al after punk. Su set list se centró lógicamente en el material que están a puntito de editar, que no es ni más ni menos que su debut. Salvo, como ellos mismos advirtieron, con el tema “Let me down”, que es en sus propias palabras lo que más se parece a una balada de su repertorio, el resto de temas fueron descargas potentes de rock muy vital y para muestra de ellos y que se lo puedan imaginar fielmente, escogieron una versión de Los Ramones para completar su set list. Buenas maneras, buena actitud y una lógica puya a ciertos sectores que nos les apoyaron, dedicándoles de forma airada el tema “Danny Boy”. En breve el grupo estará tocando en el recinto Madrid Arena y en la sala El Sol; además, en el mes de mayo sacan su disco al mercado. Interesantes Sala And The Strange Sounds, con un repertorio completamente cantado en inglés, que veremos si a lo largo de su historia se muta al castellano como a tantas bandas indies les ha sucedido (Second, Love Of Lesbian, etc.). Apuntar que el batería del grupo llevaba un casco que me recordó en parte a aquel Julián Hernández de Siniestro Total cuando igualmente se encargaba de la batería cuando Miguel Costas era el vocalista de los de Vigo.Y tras unos pocos minutos para preparar el escenario, llegó el turno de The Noises, que desde el comienzo llamaron claramente la atención. Gran parte de la culpa la tuvo su vocalista, Fran Gómez, el cual vino completamente desmelenado y con un descarrile de adrenalina, que le sumó una intensidad a la actuación increíble; reiteramos que esa intensidad no la percibimos en el Fnac Music Festival, no sé si porque no se dio lugar o porque desde nuestra alejada posición no nos percatamos de la misma. El caso es que aquí ya desde los primeros compases el propio cantante de The Noises nos advirtió que estaba loco y esa sana locura fue rasgo reconocible de la actuación en la parte ajena a lo estrictamente musical. Abajo un primer plano de Fran Gómez frente al micrófono.The Noises abrieron fuego con “Mandanga”, un tema resultón, rítmico y pegadizo, en el que fácilmente se te queda la reiteración del estribillo “quieres más, quieres más…”; no en vano, fue de los temas que reconocí que el grupo tocaron en la otra ocasión que les pude ver. No sé si ya en este primer tema el vocalista de The Noises, Fran, hizo su primera incursión en el público de la sala, para bailar algo de pogo. Las guitarras, muy del gusto del sonido Strokes de su debut (muy presente en toda la noche), nos metieron de lleno en el universo de marcha y animosidad que por lo general destila el disco de debut “Bellavista” de The Noises.El desparpajo de Fran se notó más si cabe que en la foto superior, cuando avisó que el 2º tema sería escogido como siguiente single, para al instante mirar el setlist que tenía a sus pies y corregir que no era así, que habían cambiado el setlist y se había colado. La verdad es que no sé si “1984 (nos oyen)” la escogerán para hacer un videoclip como mínimo, pero la verdad es que el tema lo merece, ya que está muy bien y fue uno de los momentos que más me gustaron de la actuación. Lo de “nos oyen”, me recuerda vagamente en la letra al “Observándonos (satélites)” de Soda Stereo, aunque el estilo musical de los argentinos tampoco tiene mucho que ver con el de The Noises. Abajo una foto de The Noises desde un lateral detrás del escenario.Pero el concierto no se basó únicamente en el primer y hasta la fecha único lp del grupo de título “Bellavista”, sino que The Noises tuvieron a bien ir presentando nuevas composiciones, que ni siquiera Mónica Caballero de Promociones Sin Fronteras, y encargada de la comunicación del grupo en esos momentos conocía, según me confesó poco antes de la actuación. Sonaron bastante bien las 3 canciones nuevas, de título “Cristal”, “Abismo” y “Caza”, gustándome especialmente la 2ª de las mencionadas, que inició una parte menos movida que alcanzaría el final del concierto para posteriormente afrontar los bises.En esa 2ª mitad de actuación The Noises se atrevieron a fusionar a los Strokes y a los Pixies, saliendo airosos del envite y dentro de este sector menos luminoso o acelerado melódicamente destacó del repertorio propio del grupo otro gran tema de título “Equilibrios”, que sin duda es otro de los momentos más destacables de “Bellavista” desde mi punto de vista, viéndolo como lógico todos aquellos que saben de mis preferencias y gustos musicales de toda la vida. “Shake” y la novedad ya citada de “Caza” dieron lugar al final formar de actuación, tras lo que solamente cabía esperar las propinas. El vocalista de The Noises llevaba su propia corona, pero no de espinas (tal y como se pondrá de moda en unos pocos días), sino de pandereta.Y el bis que dispusieron los Noises fue arrollador, de la mano de 2 trallazos como son “Rara avis” que se situó en primer lugar y en la que Fran se encargó de que el público hiciera correctamente los pegadizos coros que incluye el tema y luego el grupo quiso terminar en lo más alto con “La ciudad es tuya”, primer sencillo de su ópera prima. Con “La ciudad es tuya” y su melodía tan animada, luminosa, bailable y genuinamente pop, The Noises pusieron el broche final a una actuación muy buena, que solamente se vio tímidamente enturbiada por algún que otro problema de sonido ajeno al grupo, en forma de petardeo de los bafles, que por fortuna solamente se cebó con una de las canciones que sonaron.Chuso Ruiz y Pablo de la Fuente con sus guitarras, Sergio Benavente al bajo y Oliver Ruiz desde su batería funcionaron como una máquina de rock luminoso y animado, que no tuvo fisuras. Fran Gómez como vocalista y frontman estuvo arrollador (ya lo comentamos en las redes sociales hace unos días); el cantante de The Noises no paró de animar a la sala en todo momento, de meterse en mitad del público a bailar chocándose cuál bola de pinball y de arengar a la gente para que se sumara a la fiesta.Se notaban que The Noises jugaban en casa, ya que había mucho seguidor de la formación dentro del grupo y ello ayudó inestimablemente a que en la sala Taboo se respirara un buen ambiente. Fue una hora y unos pocos minutos lo que The Noises estuvieron en escena, pero de sobra y suficiente para llamar la atención de una forma clara y concisa, lejos de la dilución que supuso su actuación en el Fnac Music Festival, ya que aunque ello supone un premio para la formación el hecho de estar dentro de un cartelazo como el del festival citado, el hecho de que solamente tuvieran 25 minutos para defenderse sobre las tablas les hizo un flaco favor y en todo caso no se puede percibir la fuerza que en distancias más cortas tiene la formación. Ya lo dijimos en aquella crónica, pero en el Fnac Music Festival el grupo tuvo tan poco tiempo que cuando estaban empezando ya habían acabado; recordemos que a los sublimes Second también se les dejó muy poco tiempo en las tablas. Bueno, es lo que tienen los festivales. Para hacerse una idea más fiel de un grupo, conciertos como el que protagoniza esta crónica.Vamos, que nos lo pasamos muy bien con The Noises y me sorprendieron en todos los sentidos. Sobre todo en el campo de la actitud en escena, ya que la música me sonó bien lo que escuché en diciembre en el Palacio de los Deportes y esta actuación vino a confirmármelo de una forma más clara. No habrá que perder de vista a The Noises y comprobar su evolución en los tiempos venideros. Agradecemos a Mónica Caballero su atención y amabilidad una vez más; ojalá otros responsables de agencias de comunicación tomaran ejemplo de ella, ya que sin duda nos iría mucho, pero que mucho mejor.

No hay comentarios: