viernes, 23 de enero de 2015

Eladio Y Los Seres Queridos - Orden Invisible (2014)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
El músico vigués Eladio Santos junto a sus Seres Queridos, David Outumuro en la batería, Oscar Durán al bajo y Marcos Vázquez en los teclados, cumplió hace unos meses con el calendario de frecuencia de producción discográfica. “Orden Invisible” supone el 3er. disco de estudio de Eladio Y Los Seres Queridos, un trabajo bien medido y reposado que toma el relevo de forma correcta al predecesor de 2011 “Están Ustedes Unidos”.

Dentro del nuevo disco, formalmente en estructura clásica de 12 temas, nota hasta la fecha inmutable en la discografía de la banda, hay variedad de estados de ánimo. Eladio Y Los Seres Queridos, pasan de la melancolía triste a la melancolía emocional, todo ello desde una sobriedad y elegancia remarcable, también ofreciendo pasajes más animados y luminosos.

Aunque a veces la temática que envuelve a las letras tiene un trasfondo duro o de lectura algo amarga, no estamos para nada ante un disco introspectivo u oscuro. Es un trabajo que bien analizado tiene el don de camuflar sus verdaderas formas bajo diversas capas instrumentales. Todo ello ayudado por la cálida y cercana interpretación vocal de Eladio Santos al micro. Su portada, de cuadro muy naturista y luminoso, creo que le va como anillo al dedo. 12 canciones notables son las que tenemos por delante, las que forman este “Orden Invisible” al que ya empezamos a hincarle el diente paso a paso, canción a canción.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Seremos santos inocentes”: Con un sonido impetuoso de unos teclados añejos que se hacen acreedores de la personalidad principal de la melodía entra “Seremos santos inocentes”. Estructuralmente tiene sus paradas de ritmo, destacando la primera de todas para la entrada de la voz de Eladio sobre unas notas de piano que le sirven de fondo para ir dejando en la retina versos que se quedan rápido, como la paradoja “si fuimos antes, seremos después”. Una canción emocionante, de las mejores del disco (por tanto inteligentemente situada como apertura), que tras la parada inicial después de la intro va alcanzando intensidad, terminando con una emotividad desbordante muy bien llevada.

2. “Niño salvaje”: De emotividad pasamos a una textura más sesuda, la que nos reporta “Niño salvaje”, donde los acordes se endurecen bastante. Un tema de matiz rock, de buen rock suave que diría el propio Loquillo. Lo consideramos un tema de cierta transición a un núcleo central del disco que es donde se va a desarrollar el meollo de “Orden Invisible” de cabo a rabo.

3. “Eternamente”: Con “Eternamente” llegamos al 3er. episodio de la obra y nosotros consideramos que se abre un sector central que es consistente desde la variedad. “Eternamente” es una canción de amor eterno. Eladio se vale de la temática últimamente muy recurrente de los vampiros para sellar una canción para nada vulgar. Melódicamente el trabajo de los teclados es cristalino y preciosista. Hay secciones distintas que con sus variaciones en el ritmo coinciden en elegancia, tal como lo es uno de los personajes descritos en la letra. Muy buena canción, aunque quizás les suceda como a nosotros, que tengan que darle varias escuchas al disco para llegar a puntuarla como se merece.

4. “Los dinosaurios”: Tras el romanticismo de “Eternamente” llega un pasaje desenfadado, el que más lo ha sido en lo que llevamos de disco, de sonido muy ampuloso/fastuoso. “Los dinosaurios” tiene una estructura cíclica en la letra que le concede inmediatez. De esa forma Eladio Y Los Seres Queridos quitan densidad al disco y mantienen el equilibrio, una tónica dentro de “Orden Invisible” que es un punto a su favor.

5. “Bella durmiente”: Hablaba de sensaciones en la introducción del artículo y mencionaba la melancolía triste. Me estaba refiriendo sobre todo a “Bella durmiente”. Una pieza que, sobre un sonido acústico y ayuda puntuales de coros, narra la triste historia de alguien que se deja llevar vitalmente en el peor sentido posible. El trabajo de Eladio Santos a las voces cantando la letra, con su calidez y cercanía crea una sensación de pura congoja, siempre y cuando se escuche la canción con detenimiento y recogimiento. Pieza muy bella, pero muy dolida; baste un verso para justificarnos: “y entre la vida y la muerte, ella tiró de los hilos y se durmió para siempre. Está en el fondo del río como una bella durmiente”.

6. “La misa”: Es preciso animarse y con la irónica líricamente hablando “La misa” Eladio Y Los Seres Queridos firman un episodio muy luminoso y animado de “Orden Invisible”. Los teclados de fantasía tan luminosos hacen muy buena parte del trabajo. Recordamos con gusto que esta canción fue uno de los puntos álgidos del concierto de presentación del disco en la sala El Sol de Madrid al que asistimos. De esta forma sigue afianzándose un núcleo central muy sólido. El ritmo es sesudo y trabajado, no en vano la canción finaliza en “fade out”, perdiéndose la voz de Eladio trovando la letra.
7. “Highway to heaven”: ¿Y que yo siempre también me liaba con “Highway to hell” y “Stairway to heaven”? Pues parece que Eladio Y Los Seres Queridos quieren jugar con mis lapsus adolescents con “Highway to heaven”. Ahora es el turno de la melancolía emocional, pero desde la tranquilidad. Y es que aunque la canción no dispone de un estribillo lírico tal cual (más bien es la melodía instrumental), el puente hacia lo que lo sería cuando Eladio dice “Life is a highway to heaven, quien nos espera al final con los brazos abiertos”, creo que el disco alcanza uno de los mejores momentos puntuales que ofrece. Tremendo acierto de canción y que creemos cierra el núcleo central potente de “Orden Invisible”.

8. “Dispositivo celestial”: Tras un combo de 5 canciones sensacional, a nada que baje algo el listón, nos salta el aviso. “Dispositivo celestial” funciona en el sector más movido del disco. Es una canción acelerada, de las más rápidas del disco y en la que Eladio canta con más fuerza de la obra, siendo quizás la menos luminosa de la obra. Sin embargo, creemos que supone un pequeño bajón tras el núcleo excelso del centro de obra y también las 2 pistas de apertura.

9. “El hundimiento”: Haciendo uso de la metáfora del Titanic y su hundimiento, Eladio Y Los Seres Queridos forman la canción “El hundimiento”, la cual sobre todo destaca por su potente instrumentación orquestada, muy fastuosa. Tras el tono serio de “Dispositivo celestial”, “Orden Invisible” recupera el regusto brillante de su conjunto. Me gusta mucho que en la letra se recupere el término “quijotada”. A veces consideramos importante poner de manifiesto detalles sencillos u ocultos como éste.

10. “El silencio”: Llega el turno para una canción recogida, casi a capella, donde más desnuda escuchamos la voz de Eladio Santos. Una canción bonita, sentida y que con una estructura orquestal muy esquelética consigue emocionar. Eladio se pregunta “Y al silencio, ¿quién lo puede hacer callar?”.

11. “Te espero aquí”: Con “Te espero aquí” Eladio Y Los Seres Queridos ofrecen un puente hasta el final del disco. Una canción de formato acústico y alegre, que quedará en cierto olvido por el subidón final que nos espera.

12. “Junto a los seres queridos”: Eladio Y Los Seres Queridos se guardan un as en la manga para poner el lazo al disco. “Junto a los seres queridos” es la canción más pop y más alegre del disco. Un acierto el querer terminar con este capítulo tan movidito y bailable, tras la acumulación de sentimientos que se han ido jalonando durante la obra. La máquina sonora suena inquebrantable, sin fisuras, con muy buena base rítmica y en perfecta conjunción con Eladio Santos y su voz en registro medio. Gran cierre de obra para un disco que por lo general reporta sensaciones más pausadas, calmadas y reflexivas que esta alegría bullanguera de final.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
El tercer trabajo de estudio de Eladio Y Los Seres Queridos muestra madurez y una cuidada elaboración. La producción de la obra es realmente buena, a cargo de Manuel Colmenero y Javibu Carretero, pero más allá del aspecto formal el acierto reside en la buena distribución de su track list. Siempre ponemos mucho énfasis en que el resultado de un lp depende mucho de su orden, de qué sensaciones transmite en una escucha de inicio a final. Y ahí “Orden Invisible” aprueba con solvencia.

El sentir principal que transmite el disco es sentimiento y calidez. La voz de Eladio Santos y su interpretación vocal hace también mucho por ello. Melódicamente hemos podido comprobar que el disco apuesta por distintos capítulos, que van desde lo fastuoso a lo acústico, desde lo rockero a lo orquestal.

Otro aspecto positivo es el traslado de la obra al escenario. Ya comentamos en su momento, hace unos meses atrás, que los temas de “Orden Invisible”, si cabe, mejoran en directo. En definitiva, “Orden Invisible” es un trabajo que consolida el trabajo de la formación. Siempre resulta espinoso el 3er. disco de estudio en cualquier banda o grupo. Creo que Eladio Y Los Seres Queridos con “Orden Invisible” han hecho algo más que solventar la papeleta.

Terminamos comentando que esta semana es de repetición en nuestro programa de radio. Mañana sábado a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h, siempre en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH), podrán escuchar el programa que dedicamos a Madness y su disco de debut. La próxima semana un nuevo programa del que iremos avanzando información durante la semana entrante. Avanzamos que se trata de una entrevista. En breve, más.