viernes, 17 de enero de 2014

Daryl Hall & John Oates - Big Bam Boom (1984)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Controvertido disco, por las sensaciones que me transmite quiero decir, el “Big Bam Boom” de Daryl Hall & John Oates. Me explico. Es un disco que se sitúa en un momento dulce para el dúo. Unos días posteriores a su masivo “H2O”, y donde casi todos los singles que sacaban tenían una muy buena aceptación.

De alguna forma, podríamos afirmar que fueron los días de éxito rubricado tras hacer las cosas muy bien durante muchos años, con discos tan fabulosos como el citado que incluía “Maneater” y otros como “Private Eyes”, también muy aprovechable. Lo de la controversia lo terminaré de rematar en las conclusiones del final del artículo. Era difícil mantener el nivel de “H2O”, pero con “Big Bam Boom” creo que el grupo salió solvente.

Hall y Oates tuvieron el tino suficiente para incluir otra gran canción para la galería como fue “Out of touch” y a la par editar un disco que sonaba bastante ajustado a la era en la que se encontraban. El sonido de “Big Bam Boom” termina de mostrar la evolución desde el soul blanco que profesaron en los años 70, al pop de muy buen gusto y con mucho gancho al que evolucionaron en los años 80.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Dance on your knees”: El disco comienza con una pieza instrumental, donde se utiliza el sampler y que más bien sirve a modo de introducción para derivar a partir de los sonidos de percusión de su tramo final en uno de los pesos pesados del disco.

2. “Out of touch”: Uno de los verdaderos activos y quizás el gran clásico de “Big Bam Boom” es “Out of touch”. Es una canción dotada de un estribillo sencillo, pero efectivo. “Estoy fuera de sí cuando no estás cerca” dice Daryl en el segundo sector de dicho estribillo. Los teclados se ensamblan muy bien en el estribillo siguiendo la melodía. Me gusta mucho esos “tiempo” que intercalan en el estribillo los coros que escudan a Hall. Uno de los grandes momentos de la historia de Hall & Oates en formato de canción, que inmerecidamente está en un escalón menor de repercusión que “I can’t go for that (no can do)” o “Maneater”. Incomprensible.

3. “Method of modern love”: Otro single, que por lógica estaba en aquel recopilatorio de fondo blanco, con foto superpuesta de Daryl y John sobre fondo azul, es “Method of modern love”. En esta ocasión estamos ante un tema nada sencillo, de estructura y cambios de ritmo difíciles de pillar en primeras escuchas. Daryl Hall apuesta por deletrear palabras, para dar, si cabe, un ritmo más sincopado a la canción. Tiene sectores de su duración realmente cálidos, donde se alcanza una leve épica muy agradable. En el extremo contrario a la inmediatez de la anterior “Out of touch”, sin embargo puede que con el paso del tiempo les termine por agradar en cierta manera; a mi me gusta bastante.

4. “Bank on your love”: De sonido rockero muy ochentero, sobre todo por los estridentes teclados, resulta “Bank on your love”. Tras un comienzo en el que se han incluido los 2 grandes clásicos, supone una bajada en la exigencia y resultado, palideciendo en atractivo en comparación con las anteriores.

5. “Some things are better left unsaid”: Y no me dirán ustedes que qué razón tan grande la que aportan Hall y Oates en la siguiente canción, al menos en su título. “Some things are better left unsaid”, para mí, es otra vieja conocida, ya que también se encontraba dentro del recopilatorio a través del que me introduje en la trayectoria del dúo. Esta pista es un medio tiempo, que aumenta algo su brío en el estribillo, y que se apoya en sutilezas en lo instrumental en las estrofas. Discreta y correcta. Ayuda a ennoblecer al disco y apuntalar su calidad. No estamos ante un líder de grupo, pero sí frente a un buen gregario que cumple con su papel.
6. “Going thru the motions”: “Going thru the motions” resulta algo petardera en su sonido, donde lo más solvente es la guitarra de John Oates. Abusa de esas estridencias electrónicas de esa época, que tan mal ha envejecido. Comienza con sampleados, que por entonces era lo más y da la impresión que con una producción menos marcada y más suave estaríamos ante una canción mucho mejor, ya que hay partes de la misma que está bastante bien (el estribillo y algunos puentes entre estrofas resultan acertados). En definitiva, una gran canción en potencia, que por los artificios de la época se ha quedado en algo de peor resultado y que resulta poco elegante por momentos. Una pena; personalmente, intento quedarme con lo mejor. También creo que hubiera quedado mejor rematada con una duración menor, inferior a los 4 minutos.

7. “Cold, dark and yesterday”: Mucho más elegante y sugerente resulta “Cold, dark and yesterday”. Es una de esas composiciones con un toque nocturno sensual muy marca de la casa, que suelen rematar bastante bien Hall y Oates. La electrónica es de factura discreta, no pretendiendo llamar la atención, creando una envoltura hipnótica a la acusada percusión y la línea del bajo, ambas muy marcadas. Una buena canción que ayuda a “Big Bam Boom” a consolidarse como un correcto lp.

8. “All american girl”: Una canción que retrata a un tópico ya visto en el propio título, “All american girl”, se sitúa en este tramo final del disco. Su melodía es claramente pop y es bastante saltarina. Estamos ante una canción sencilla, poco pretenciosa, que ofrece divertimento y se aleja de los momentos más destacables del disco, aunque siempre podamos encontrar algún que otro pasaje puntual donde, gracias sobre todo a la tarea vocal de Daryl Hall, nos llevemos alguna alegría. Por ejemplo, su tramo final, con esos coros de altos tonos, suben bastante el resultado de la pieza.

9. “Possession obsession”: Con “Possession obsession” llega el turno de John Oates en las voces y Hall en los coros. Estamos ante una canción que podrían haber firmado por ejemplo los Spandau Ballet de esos días; entonces, sacarán en conclusión que me gusta esta canción, ¿no? En efecto. Soy muy amigo de estos momentos que alternan sensualidad con una cierta galantería en el tono de su melodía (tanto vocal como instrumental). Una canción elegante, sinuosa y sugerente, que incluyo en el conjunto de grandes momentos que regala “Big Bam Boom”.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
“Big Bam Boom”, de portada muy ochentera y algo hortera, finaliza con sonidos de ruido de tráfico y Hall y Oates cantando a capella perdidos en el ruido “Possession obsession”. De esta forma termina otro buen lp de Daryl Hall & John Oates. En términos comerciales el trabajo no funcionó mal. En aspectos de repercusión mediática, sin llegar al nivel de “H2O” y su single “Maneater”, también se consiguió un buen resultado.

En su conjunto, hay momentos en los que el grupo se vende al momento, sobre todo en retoques de producción, cayendo en momentos algo bajos de calidad. No obstante, el sello elegante del grupo prevalece en el conjunto y en global se aprecia claramente. También el tener dentro de su conjunto de canciones un tema como “Out of touch” ayuda mucho.

Volvamos a la controversia que mencionaba en el comienzo del artículo. Eso viene derivado de que este disco contrasta percepciones en el sentido de que es el canto del cisne del dúo. Después de aquí, salvo con su posterior recopilatorio de grandes éxitos, donde se anotaron otro triunfo en forma de canción con la imprescindible “Adult education”, su actividad se fue reduciendo y diluyendo en el tiempo. Algo que resulta en parte poco comprensible por lo bien que habían funcionado Hall & Oates en la primera mitad de los 80.

Como último gran disco de estudio de este dúo de tanto éxito sobre todo en Estados Unidos, resulta mucho la pena de prestarle su atención. Hall y Oates son recordados por “Maneater” y por ello muchos inexpertos les consideran unos “one hit wonder”, cosa totalmente alejada de la realidad (de hecho muchos ni siquiera saben que esa melodía tan sampleada en la historia de la música, la de “I can’t go for that (no can do)”, es de ellos). No discuto que quizás “H2O” y “Private Eyes” sean mejores en conjunto, pero este “Big Bam Boom” no está nada mal. Descúbranlo o quítenle el polvo acumulado que tendrá si es que ya forma parte de sus discografías.

De nuestro programa de radio, mañana sábado a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h en RUAH podrán escuchar la repetición de nuestro programa sobre “By The Way” de Red Hot Chili Peppers. La próxima semana tendremos un nuevo programa en directo, el sábado 25 de enero a las 16.00h en riguroso directo en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). En unos días tendrán noticia sobre de qué irá.

No hay comentarios: