sábado, 9 de febrero de 2013

Rod Stewart - Blondes Have More Fun (1978)

INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES.
El otro clásico que pasa por 1ª vez por “Discos, música y reflexiones”, tras cumplir la semana pasada con el vacío de Elton John, es Rod Stewart. Estamos ante un artista con una dilatadísima carrera, al igual que el caso de John, pero tradicionalmente más asociado al sector más rock que al pop, por mucho que en la actualidad se haya reconvertido al estilo crooner con los volúmenes de grandes canciones americanas.

Viajamos hasta finales de los 70, cuando Rod Stewart era un perfecto crápula y un icono del rock; no hace más falta que echar un ojo a la portada del disco que nos va a ocupar y como entre sus amistades se podía ver a gente como el salvaje George Best, futbolista genial, pero alocado en lo personal de los años 70 (tengo por ahí una foto de Rod y Georgie, que da temor de imaginar lo que estos 2 pájaros podrían hacer sueltos en la noche).

Si en esos días los Bee Gees se hicieron discotequeros con la banda sonora de “Fiebre Del Sábado Noche”, Stewart parece que quiso darles réplica, sobre todo por el sonido funky y bailable de su canción insignia del disco que nos va a ocupar, la inmortal “Da ya think I’m sexy?”.

No obstante, no conviene despistarse, ya que el disco no va a ser un ejemplo de cabo a rabo de sonidos dance y discotequeros y más bien este single y gran éxito de Rod en formato individual, es casi el único ejemplo de ese estilo del disco, quizás junto a otra canción únicamente. “Blondes Have More Fun” es muy ecléctico, reportando un abanico muy amplio de géneros en las 10 canciones que lo forman.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Da ya think I’m sexy?”: “Blondes Have More Fun” comienza por todo lo grande, poniéndonos en el primer lugar su tema icono. Recuerdo que la primera vez que me hice eco de su melodía de teclados tan característica no fue escuchando el original, sino una canción a base de samplers que mi padre utilizó en su programa “Micrófono Abierto Al Fútbol Base” en la extinta emisora Frecuencia Torrejón, que se llamaba “Intro disco”, de no sé qué grupo o disc jockey, cuyo vinilo original, por desgracia, se extravió para siempre. Uno de los sonidos que utilizaba el tema era el de la melodía de este “Da ya think I’m sexy?”, que luego descubrí y que desde el primer momento te engancha. La voz rasgada de Rod pocas veces ha sonado mejor en una canción y más ajustada en sus texturas a lo que dice la letra. En efecto, suena sexy e irresistible, con un cierto poso trasnochado en las últimas partes vocales de la pista. Es una canción que al igual que “Stayin’ alive” de los Bee Gees es banda sonora de aquellos días donde las bolas giratorias de las discotecas vivían sus días de mayor gloria.

2. “Dirty weekend”: Recordándome en parte a la música que le pusieron a Rod cuando se mofaron de él en “South Park”, se presenta la guitarrera y muy rockera “Dirty weekend”, que nos pone en evidencia que el Rod más rockero sigue ahí y que el inicio discotequero nos puede llevar a engaños. Tema rock, desgañitado, con mucho morro y descaro, que no queda mal.

3. “Ain’t love a bitch”: El estilo de leve balada con apoyo primordial en cuerdas acústicas está presente en “Blondes Have More Fun” y lo vemos en “Ain’t love a bitch”, que en 3er. lugar del set list no se va a situar tan lejos del sonido que otros temas de Rod como “Maggie May” ofrecen. Como ven, ya habido lugar para baile, rock y sentimentalismo.

4. “The best days of my life”: En 4º lugar se presenta la también emotiva y sentida “The best days of my life”, que da una vuelta más a la tuerca de la emotividad y lo sentido en el disco. Comienza con unos acordes acústicos, que a la larga será casi el único escudo instrumental que acompañará a la rasgada, y más desnuda que nunca en el disco, voz de Stewart. Se van incluyendo leves ayudas de teclados sensibleros y leves arreglos orquestales elegantes a esta baladita tan bonita.

5. “Is that the thanks I get?”: La otra pregunta que Rod se hace en el disco, aparte de la que nos hace a nosotros preguntando por su sex appeal, es si esos son los agradecimientos que se merece. Una pista que tiene una curiosa evolución desde su cierta rabia y sonido rock muy setentero, hasta los compases más disolutos, desenfadados y hasta levemente pachangueros de su tramo final, con alguna carcajada incluida, donde la repetición del título de la canción es lo que protagoniza esos instantes. Un tema con cierta pretenciosidad y ambición, en el que Rod se vale en ocasiones de ciertos coros ornamentales que no desentonan.
6. “Attractive female wanted”: Uno de los momentos más crápulas y descarados (vean si no el título) es “Attractive female wanted”, en cuya letra, para más INRI, se menciona a Mr. Playboy Hugh Heffner. El ritmo es a base de tirones en su base y desde la forma de cantar, hasta el sonido y el regusto que dejan los acordes eléctricos de las guitarras, se puede apreciar el poso canalla del tema, al que ayuda también el embriagador solo de saxofón que hay mediada la canción.

7. “Blondes (have more fun)”: No hay descanso entre “Attractive female wanted” y la canción que cede el título al disco. Ahora el ritmo cobra un lógico aceleramiento en una pieza de carácter claramente pop rock de la década que nos ocupa o incluso reminiscente de años anteriores. Vean las líneas cardiacas de piano, los sonidos de viento y como la estructura no está muy alejada de un tema que un Elvis en su día podría habernos firmado. Tema alocado, acelerado, muy alegre y desenfadado el que da nombre a la obra.

8. “Last summer”: Tras el vértigo rock clásico que Rod nos ha ofertado en el último pasaje, el artista se toma unas vacaciones figuradas en el track list del disco de la mano de la ya de por sí evidente en su título “Last summer”. Es una canción de sonidos suaves de viento y acordes cálidos de guitarra, sobre una base rítmica de medio tiempo, que nos puede trasladar mentalmente a cualquier playa caribeña e imaginarnos que estamos en una tumbona con un refresco en la mano (de hecho en la letra algo de eso creo que se menciona).

9. “Standin’ in the shadows of love”: Tras el descanso que ha supuesto “Last summer”, llegamos al otro ejemplo que podría ser en parte algo discotequera en su melodía, aunque de manera mucho menos evidente que “Da ya think I’m sexy?”. “Standin’ in the shadows of love”, única pista que no firma o co-firma Rod Stewart, tiene un poso de cierto baile, pero el componente es mucho más rockero en su estructura, y si no, presten atención a sus instrumentos. Sin embargo es su melodía tan directa la que nos puede recordar algo a la canción tan famosa que abre “Blondes Have More Fun”, considerándola la hermana menor de gustos rockeros de la misma. Para mi gusto es otro de los momentos más memorables del disco y con una melodía muy directa, aprovechable, con gancho y acertada.

10. “Scarred and scared”: Se termina con una canción de esas perfectas para liquidar un álbum. El efecto sentimental ya se consigue de forma instantánea con la efectiva melodía de armónicas de los primeros segundos. “Scarred and scared” es una sentida balada que sirve para poner el punto y final a un disco al que muchos que no hayan accedido, como me sucedió a mí en su día, tendrán por impresión de que se trate de un disco dance y discotequero por el papel de su canción más reconocida, cosa que como habrán podido escuchar, no es así. Con este leve poso americano en sus texturas y con su generosa dosis de sentimentalismo, “Scarred and scared” pone el cierre correcto a este disco clásico del señor Stewart dentro de su obra.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Como tantas otras veces, nos encontramos ante un ejemplo de disco deslumbrado en su conjunto por el éxito descomunal de uno de sus temas en formato single. Aquí, como ya he dicho en varias ocasiones en el artículo, tenemos el caso de que “Da ya think I’m sexy?” puede hacernos pensar en un lp de contenido muy diferente al que realmente tiene. Podríamos pensar que Rod ofreciera un contenido discotequero para aprovechar el tirón de formaciones como Boney M y éxitos de gente como los Bee Gees para lanzar un disco completo de ese estilo, pero no fue así.

“Da ya think I’m sexy?” tan solo (como si eso fuera poco) es la punta del iceberg de una obra variadísima en sus 10 canciones. Rod se muestra rockero, tanto contemporáneo a esos días como más clásico, canalla, sentimental en sus baladas y a ratos hasta pachanguero, pero con clase.

Quizás junto a “Tonight I’m Yours” y otros de comienzos de los 70 como “Every Picture Tells A Story”, sea de los álbumes más reconocidos de Rod Stewart de toda su discografía, aunque también haya mucho crítico musical que reniegue ya del Rod Stewart de finales de los 70 en adelante, considerando solamente lo que hizo en sus primeros años en solitario y en The Faces. Lo que sí resultó interesante asociado a este álbum fue de cara a ver el Rod que nos encontraríamos de aquí en adelante, con el citado “Tonight I’m yours” y otros discos que viraron al pop con maestría y permitieron al artista incluso anotarse en su día ser el artista con el concierto más multitudinario ofrecido en la historia en la playa de Copacabana.

Este “Blondes Have More Fun”, con portada y contraportada socarrona y muy característica de lo que Rod haría en aquellos días, nos ofrece una colección de canciones variadas, reportando una escucha bastante entretenida, habiendo lugar para todos los momentos que nos podamos imaginar, dándose el hecho de que casi ni te enteras cuando ya estás escuchando esas últimos sonidos de armónica de “Scarred and scared” que dan fin al disco. No está nada mal, pero como ya comenté con el caso de Elton John la semana pasada, Rod Stewart es un artista que por el motivo que sea (quizás muchas veces por su voz tan rasgada) puede que no les entre. Si tienen la suficiente tolerancia al estilo de Rod, sin necesidad de ser fan, sabrán sacarle partido a este “Blondes Have More Fun”, donde no todo lo que reluce son las bolas de cristales giratorias de discoteca.

Esta tarde a las 16.00h en RUAH, programa en directo sobre Faith No More y su “King For A Day… Fool For A Lifetime”. Este próximo miércoles a las 23.00h en RUAH y en &radio (y también al siguiente) y el siguiente sábado a las 16.00h en las mismas sintonías, podrán escuchar el programa sobre “Revenge” de Eurythimcs. Por cierto, el programa de The Killers y su “Day & Age” ya lo subimos a Ivoox. Y en último lugar, decir que no hemos sido seleccionados por el jurado de los Premios 20Blogs como finalistas de la categoría de música. Agradecemos nuevamente a todos los que nos apoyaron y que propició que quedáramos en 4º lugar en la votación popular.

2 comentarios:

Sergio Reina dijo...

Qué gran cantante¡¡¡ No tengo ningún disco suyo, pero si un recopilatorio con lo mejorcito de su filmografía¡¡¡ Y me gusta¡¡¡

Apuntado queda el disco.

Saludos

Abacab dijo...

Sergio Reina, ya me dirás qué te parece el disco cuando accedas al completo a él.

Saludos y gracias por escribir.