sábado, 13 de septiembre de 2008

1998 Pulp - This Is Hardcore

Momento de iniciarnos en 2 aspectos. Primero: abordar la década de los 90. Segundo: adentrarnos en el llamado britpop. Aunque existan grupos con más nombre a nivel internacional y más al alcance del pueblo llano de dicha corriente, como los rivales Blur y Oasis, siempre he tenido un mayor aprecio por los chicos de Jarvis Cocker. Esto no quiere decir que desprecie en absoluto el trabajo de los hermanos Gallagher o de Albarn y sus secuaces, hecho que se comprobará en futuras revisiones que se publicarán.

A mediados de los años 90, Pulp había conseguido, tras un arduo devenir y una larga trayectoria, el éxito y reconocimiento mundial. En 1998 se cumplían nada más y nada menos que 15 años de la edición del esquelético “It”, primer lp de la formación, aunque para el gran público, que desconocía los cimientos de la historia de la banda, la percepción era de una banda joven. El motivo era que hasta el lanzamiento del recopilatorio “Intro” en 1992, no se había obtenido repercusión alguna, a pesar de que en discos anteriores como “Freaks” o “Separations” encontremos más de un tema decente, al que quizás le faltara una mejor producción, tales como “I want you” o “There’s no emotion”.

La consagración de la banda vino de la mano de la edición del notable “His ‘n’ Hers” y del imprescindible “Different Class” que incluye el himno de la banda “Common people”. Tras la edición del último álbum citado y la correspondiente gira, la mano derecha de Jarvis, Russell Senior, deja el grupo abriendo un interrogante en lo que pasaría con la banda, ya que muchos conceden a Russell el papel principal en el enderezamiento del rumbo de Pulp al éxito allá por la segunda mitad/finales de los 80. Para compensar esta baja, se concede al guitarrista Mark Webber la condición de miembro oficial de Pulp y el resto de chicos Nick Banks, Candida Doyle y Steve Mackey seguirán respectivamente en su batería, teclados y bajo.

El listón no estaba precisamente bajo tras “Different Class”. La edición de “Common people” como single y el gran calado que tuvo a nivel mundial, sumado a otros sencillos como “Miss Shapes” o el guiño a “Gloria” puesto de manifiesto en la estupenda “Disco 2000”, hicieron que este disco compitiera de lleno nada más y nada menos con “(What’s The Story?) Morning Glory” de Oasis y con “The Great Escape” de Blur, quedando prácticamente al mismo nivel de repercusión y de valoración por parte de la crítica, y dependiendo de qué sector de la misma, superándolos. Ahí es nada. Es decir, que con la marcha de uno de los pilares base de la formación y con las cotas de triunfo alcanzado la cosa no iba a ser fácil.

No obstante, subestimar al sr. Cocker puede ser un grave error, y más si después de la situación ante la que se encontraba Pulp en 1997, se saca de la manga un lp de 12 canciones con un gancho importante y si cabe con un carácter más sombrio y oscuro que el anterior disco, que era más reluciente e iluminado, dato que se puede apreciar en las portadas de ambos discos. En este caso se eligió una instantánea de una boyante rubia tumbada en el suelo, no sabemos exactamente en qué estado… dejo abierta la posibilidad a las elucubraciones de sus despiertas mentes para esta ocasión. “This Is Hardcore” es un disco que nuevamente estará cargado de la ironía y el sarcasmo punzante en las letras que aporta Cocker y que cuenta con una excelente producción, que a ratos me parece mejor que la de su predecesor. Musicalmente el disco no echa de menos a Russell y me da por pensar en que cuando alguien importante se va de un grupo, el nivel no decae en el primer disco después de la marcha, sino más adelante (véase en el más que aceptable “Ultra” en el caso de Depeche Mode tras la salida de Alan Wilder. Evidentemente es una opinión personal) y que en la primera obra después de los traumáticos abandonos siempre suele quedar algo de la inspiración grupal de una formación clásica.

“The Fear” inicia el disco. Canción que trata sobre miedos sin dar más rodeos y que podría aplicarse a la situación que vivía la banda en esos instantes de no saber cuál sería la reacción tras la publicación de su exitoso “Different Class”. El estribillo muestra un épico Jarvis Cocker diciendo cosas tales como “aquí esta el miedo otra vez, el fin esta cerca de nuevo”. En lo instrumental considero importantes los inquietantes teclados a cargo de Candida Doyle. Se trata de un más que aceptable comienzo de disco y con bastante fuerza. A continuación y cambiando al plano tranquilo y sosegado de los Pulp, se nos presenta “Dishes”. Con Jarvis en sus entonaciones más graves, se nos presenta una parte personal de Jarvis en la letra, haciendo algún que otro juego comparativo con Jesucristo, véase “No soy Jesús, aunque tengo las mismas iniciales” o mostrar su lado más humano al decir “me gustaría transformar esta agua en vino, pero es imposible”. Resulta especialmente bonita la parte de guitarra de claro sonido que nos encontramos en el tramo final y que da paso al Jarvis más melancólico, para que vuelva a terminar nuevamente relajado y tranquilo. Tras este apacible momento nos damos de frente con “Party hard”. Se trata del muro de sonido más fuerte del disco compuesto a base de inquebrantables guitarras eléctricas con una fuerte base rítmica llevada por Steve y Nick al bajo y batería. Los teclados de Candida igualmente resultan agresivamente solemnes y, justo lo contrario de lo que cabría esperar, encontramos nuevamente a un Jarvis manejándose en tonalidades graves para describir aspectos de su vida y que nos pueden evocar a los tiempos en los que Jarvis Cocker era un adolescente que no tenía demasiado éxito con las mujeres y al que le costaba relacionarse, como se puede ver en el inicio: “Rara vez hago amigos con alguien de este planeta”. También considero muy válidos versos como “El entretenimiento a veces se puede complicar cuando lo que amas es lo mismo que te trae de cabeza”. Por otro lado, veo ciertamente cómico el momento en que se describe el instante en que la fiesta descrita se enrarece: “Me lo estaba pasando genial, hasta que tu tío Psicosis apareció”. En fin. Se trata de uno de los singles que se extrajeron, el 3º para ser más exactos y se acompañó de un video rodado en un plató de suelo blanco y fondos negros con Jarvis rondando a un amplio grupo de cheerleaders y el resto de la banda tocando sesudamente. Sin duda uno de los himnos del álbum y de las mejores canciones que contiene, sin dejar de lado que sea la más enérgica con muchos cuerpos de distancia. “Help the aged” es una proclama a favor de la tercera edad y un toque de atención a la conciencia social por parte de Jarvis. Canción que combina partes relajadas con un estribillo ciertamente épico e intenso, supuso el 4º sencillo que aportó “This Is Hardcore”. Como se puede intuir tiene un fuerte carácter sentimental y nostálgico apreciado en partes como “mientras tanto intentamos olvidar que nada dura para siempre” o “puedes teñirte el pelo, pero es la única cosa que puedes cambiar, porque no puedes huir de ti mismo”. De la nostalgia y emotividad de “Help the aged” pasamos al oscurantismo de la canción título. Curioso gesto de descaro por parte de la banda es el hecho de editar como primer single un tema de corte tan poco comercial. Se trata de una larga canción, con sonido clásico y sombrío. Supone el tributo al mundo del cine por parte de Cocker, no sólo en las claras referencias en la letra “No hagas ni un movimiento, hasta que diga ¡Acción!”, sino también en un video ajustado al sonido de la canción que muestra el making off y el rodaje de un supuesto thriller con asesinatos, detectives amordazados, infartos en mitad de fiestas, peleas… todo un compendio de imágenes evocadoras del cine de los años 60. Desde mi punto de vista, y comercialmente hablando, considero un grave error que “This is hardcore” fuera escogido como single de adelanto. No porque considere a la misma una mala canción, no. Lo que sucede es que una canción de este corte no está a la altura del público medio, al no tener un claro estribillo y ser de tan larga duración. Se le coge aprecio con el paso del tiempo y las sucesivas escuchas del disco, pero no en la inmediatez las cortas distancias que supone el contacto con el primer single de un lp. En parte supuso que el disco empezara con mal pie, al contrario de lo que se hizo en el álbum anterior editando “Miss Shapes” y “Common People”. Podría tratarse de un tema cercano en el sonido a la antigua “Sheffield sex city” que se incluía en el disco “Intro” y que si se hubiera concebido al igual que ésta, es decir, como una elaborada pieza oculta dentro del disco, pero sin ser reconocida como single, hubiera adquirido con el tiempo un mejor estatus y sería vista con mejores ojos. A mí, como a la mayoría de la gente, al principio no me hacía mucha gracia, pero actualmente me agrada escucharla. Tras el desconcierto que puede suponer “This is hardcore”, se nos presenta “Tv movie”, un tema de corte acústico con alguna que otra agudeza en las letras por parte de Jarvis: “Sin ti, mi vida se ha convertido en un aburrimiento sin fin. Una película hecha para televisión: mal diálogo, mala interpretación, sin interés. Demadiado larga, sin historia y sin sexo”. Nuevamente se nos habla de la soledad que nos visita al finalizar una relación amorosa, tema muy recurrente en las letras de Cocker. Tras alcanzar un punto álgido, sin dejar el carácter acústico, la canción vuelve a tranquilizarse para terminar de una forma íntima, cálida y relajada con la esperanza por parte del protagonista de la historia de que vuelva quien se marchó. “A little soul” es de los temas más deliciosos compuestos por Pulp en toda su historia. Elegida como 2º single, se acompañó de un excelente video en el que todos los componentes tenían su “replicante” infantil que les animaban a ir al estudio a grabar. Es curioso el desplante que tiene Jarvis con su “doble” al final de la canción y la cara de asco con que le mira; suponemos que terminaría hasta el gorro, ya que no deja de darle la tabarra en todo el metraje. Nuevamente en la letra se ven referencias al abandono amoroso y los fallos sentimentales. El final del estribillo no deja de ser una de las verdades universales de la humanidad: “aparento ser un hombre mayor, pero lo único que tengo es un alma pequeña”. Sonido nuevamente relajado, cercano a lo acústico y poco estruendoso que sigue permitiéndonos una plácida audición. Tras este excelente corte, nos topamos con “Seductive Barry”. Personalmente no me hace mucha gracia, aunque quizás sirva como agravante el hecho de que esté a continuación de la maravilla “A little soul”. Es una canción que nos presenta al Jarvis recitante de temas como “I spy”, y que intenta impregnar un cierto aire de misterio que no le encuentro demasiado gracia. Me resulta aburrida y plomiza. Pasemos a “I’m a man”. Canción pop por excelencia del disco. De corta duración y con un estribillo pegadizo. Tampoco es que se trate de un momento especialmente memorable y se puede olvidar con facilidad. Con “Sylvia” volvemos nuevamente a la buena senda. Nos encontramos al Jarvis más sentimental y entregado de todo el disco, sobre todo en la parte referida al estribillo. Bajo mi punto de vista sería un tema perfecto si se hubiera excluido ese retorno final instrumental cuando parece que la canción había terminado. No sabía precisar si la tal Sylvia es una chica real de las que tanto inspiraron a Jarvis siempre a la hora de componer y que le costó alguna que otra bofetada por airear sus intimidades, pero en este caso se refiere a una chica con cierta mala suerte en la vida. Suele pasar. En fin, “Glory days” es un tema nuevamente pop, pero esta vez es mucho más decente y respetuoso que la facilota “Just a man”, trepidante ritmo creado por las guitarras de Mark y el bajo de Steve y Jarv nuevamente combinando tonos graves y agudos en la entonación. Excelente sin más. Para finalizar este disco se dispuso poner “The day after the revolution”. De sonido melancólico, con una guitarra eléctrica tomando el protagonismo principal sonoro y tema de los que gustan para terminar un disco. Quizás sean algo excesivos esos minutos hipnóticos a base de nota de teclado pulsada que se sostienen durante un rato y que solo se ven interrumpidos por la despedida de Jarvis Cocker “Bye, bye” a mitad de dicho metraje.

“This Is Hardcore” fracasó en la difícil tarea de superar o igualar el reconocimiento mundial que tuvo su predecesor. Las cosas no estaban nada fáciles y el ya comentado hecho de la edición como single de adelanto de la complicada “This is hardcore” no ayudó mucho a que el disco calara en el grueso de sociedad. Sin embargo es un disco que fue muy bien recibido en centro Europa, sobre todo en Alemania. Recuerdo el gran apoyo que tuvo por parte de Viva Zwei, con constantes proyecciones de los videoclips realizados.

Las bondades de este disco es que no se trata de un disco previsible, eso es lo que quizás hace que me guste más que “Different Class” que a ratos se me hace algo cargante o facilón, a pesar de la excelencia que contiene. Tiene canciones realmente buenas como “Party Hard” y “A little soul”, y en conjunto es un disco mucho más íntimo que los anteriores de Pulp. De una belleza plástica e inquietante es la portada del disco, que ya les comenté al inicio del artículo de hoy.

A comienzos de siglo la banda prosiguió su carrera con la edición del fallido “We Love Life”. Ciertamente es un álbum irregular. A pesar de que aporte algún buen momento, en conjunto falla. Tras este disco, la banda sacó su inevitable grandes éxitos y desde entonces no se ha vuelto a saber nada de la actividad conjunta de los miembros. Sí es cierto que Jarvis Cocker sigue vinculado al mundo de la música y dejando de un lado proyectos o colaboraciones esporádicas con otros artistas, lo más relevante fue la edición de su primer disco en solitario. Se trata de un lp que está en la onda de lo que eran sus primeras composiciones, pero esta vez con la producción y los arreglos que aquellas se merecían para no parecer simples esbozos o esqueletos de canciones (véase por ejemplo el valioso single “Don’t let him waste your time”).

Cierto es que no ha habido separación oficial, pero ¿quien sabe? De momento nos quedan los discos editados hasta ahora, de los cuáles les he presentado el gran desconocido por el público de su etapa como banda de relumbrón, debido a estar a la larga sombra de “Different Class”. Ahora que llega el otoño, lo considero un disco de muy buena escucha para esos días de diario cuando ya ha anochecido sobre las 20.30h. No obstante, si a esas horas no pueden escucharlo, háganlo en cualquier otro momento ya que de lo contrario se estarían perdiendo un disco bastante potable y que no desmerece para nada los anteriores trabajos que grabaron Pulp. ¡Ah!, que se me olvida y si no Jarvis no me perdonará nunca: como dice el grupo en los libretos de sus discos, “No lean las letras mientras escuchen la grabación”. Pues… eso. Gracias

6 comentarios:

Chuso dijo...

Por desgracia "This is hardcore" marca un poco el comienzo del final del grupo. Aún así contiene verdaderas maravillas, como Sylvia, de la cual admiro hasta su reprise final...

Abacab dijo...

Comparto contigo esa sensación de tristeza asociado al comienzo del fin de Pulp tras el disco en cuestión. No obstante, el disco es una maravilla y efectivamente "Sylvia" es brutal y fue mi favorita durante mucho tiempo. Gracias por escribir.

seeyouinthenextlife dijo...

Estoy muy de acuerdo con vosotros en que la cancion Sylvia es un hitazo lo mires por donde lo mires y que me decis de Help the Aged?, tambien es otro temazo y el video es brutal.
Y el nuevo disco de Jarvis es para escucharlo bien, tiene otro hitazo que se llama 'Angela' y a vuelto a ser un poco mas gamberrete y ha utilizar el sonido mas sucio.
Perdonad que hable asi a trompicones pero comentar con personas que tienen el gusta afin a uno me pone nervioso,jajajaja.

Abacab haces uno analisis de los discos muy interesantes. Haber cuando te animas con el 'Dog Man Star' de Suede.

Abacab dijo...

Suede "Dog Man Star" ummmm, pues tiempo al tiempo Seeyouinthenextlife, tiempo al tiempo; Brett y cia. pasarán por aquí en los meses venideros, aunque he de apuntarte que a lo mejor me desmarco por "Coming Up". Estoy en dudas de por dónde le hincaré el diente a Suede.

Gracias por escribir.

Anónimo dijo...

Dani: Enhorabuena por el artículo, es simplemente sensacional. Larga vida a PULP. Felicidades!...llegué a ésta página buscando significado del I spy! Saludos,

Abacab dijo...

Anónimo o Dani, pues muchas gracias, estoy encantado de que el artículo te haya gustado. Yo también añado como tú un "Pulp forever". ;)

Gracias por escribir.