sábado, 6 de septiembre de 2008

1986 Danza Invisible - Música de Contrabando

Ya advertí la pasada semana en el último artículo que colgué sobre el concierto de Danza Invisible en las fiestas de Alcalá de Henares, que tarde o temprano revisaríamos su disco “Música De Contrabando” de 1986. He llegado a la conclusión de que ahora que tenemos fresco el asunto, no hay mejor momento para proceder al respecto. Pues… allá vamos.

2ª mitad de los años 80 en el panorama musical español. La movida madrileña, que tan buen resultado musical nos dio, ya daba a su fin y se abría un período de incertidumbre sobre lo que nos encontraríamos a partir de ahora. De dicho movimiento cultural que se coció principalmente en los ambientes de la capital española a comienzos de la década, algunos grupos decaían para desaparecer al poco tiempo y otros empezaban a labrar una trayectoria sólida que se mantuviera en el futuro. Dentro del 2º grupo citado se encontraban Danza Invisible.

Este grupo malagueño, fue uno de los invitados de otras provincias a formar parte del escaparate frontal de la “movida” (al igual que otros grupos como Golpes Bajos que venían de Vigo), tras previamente haber sido profetas en su tierra al ganar algún que otro concurso musical. Ya en la capital, la banda se ganó el galardón de “Grupo Peor Vestido” en el mítico Rockola. Consiguieron aparecer en el programa abanderado de la época “La Edad de Oro”, tocando temas como “Tiempo de amor”, que daba la razón a la gente que les comparaba cerradamente con el sonido creado por Simple Minds. En 1985 se había lanzado el mini-lp “Maratón”, que venía a incluir temas que se convertirán con el paso del tiempo en clásicos del repertorio de la banda como “El club del alcohol”. Al año siguiente la banda se involucró en la creación de un disco que transmitiera una mayor solidez. Como ya venía siendo habitual, la banda se valió de los servicios como letrista de Rodrigo Rosado para terminar de dar forma a las nuevas canciones que tomarían parte en “Música De Contrabando”.

El disco abre con “Ocio y negocio”. Una canción en la onda de las primeras composiciones de la banda como la citada “Tiempo de amor”, que hace que se mire de reojo a la formación cuya sombra se haría tan alargada sobre los Danza en sus primeros años, los Simple Minds. La letra critica abiertamente las diferencias de clases atacando frontalmente a las clases altas dominantes mostrado en frases como “no diría estas cosas si yo fuera rico y mi mayor problema fuera elegir un champagne”. Para continuar se coloca “Contrabando”, la pseudo-canción título, que nos puede recordar vagamente a los sonidos de los Stray Cats y la frase “Música en la playa… ¡oh! Vaya, vaya” me da por pensar si “Los Refrescos” unos años después se inspiraron en esta canción para lo que fue su mayor éxito. En todo caso nos encontramos con una canción alegre y optimista, frente a la crítica social y al dinero que nos encontrábamos en el tema que abría el disco. Instrumentalmente es importante la línea de bajo de Chris Navas y las secciones de viento utilizadas para aderezar el sonido. “Mercado negro” sigue muy en la onda de la canción que la precede en la que destacan las notas de guitarra utilizadas en la parte del estribillo que en este caso se limita al título de la canción. A continuación encontramos uno de los momentos inolvidables del disco hoy revisado. “Sin aliento” supone la excepción en la titularidad de las letras del disco a favor de Rodrigo Rosado, tratándose en esta ocasión de una composición a cargo del entonces batería de la banda Ricardo Texidó. Nuevamente se me antoja importante el bajo de Chris Navas, sin dejar evidentemente de lado las guitarras de Antonio Luís Gil y de Manolo Rubio. El estribillo “Sin tomar aliento estoy, rodeado de calor, ¡Escucha!, tengo que respirar, respirar” es de los que más fuerza aportan a lo largo de toda la trayectoria de la banda. Igualmente es otro de los temas que con más intensidad interpreta la banda en sus actuaciones en directo. Instrumentalmente es otro de los cortes que más nos recuerdan al pop/rock británico de la época y que tanto gustaban a la banda por entonces, sobre todo a Chris Navas y a Ricardo Texidó, que eran los que llevaban en aquella época la dirección musical del grupo. Tras este vibrante tema pop y clásico de Danza Invisible, sin ninguna duda, nos damos de frente con la aguerrida, instrumentalmente hablando, y corrosiva, letrísticamente hablando, “Espuelas”. No es que lo diga yo, se ve claramente en partes como “vivo o muerto, mantén los ojos firmes frente al enemigo… sangrándote”. Tras este agrio y contundente instante aportado por “Espuelas” nos damos de frente con su antítesis “Agua sin sueño”. Se trata de otro momento brillante y que junto a las 2 canciones que la preceden, son las únicas que se escogieron para el recopilatorio que publicó la banda hará unos años, antes de la grabación del disco “Efectos Personales”. La batería de la canción y la base rítmica en general es plácida y relajada. Las notas de guitarra son cristalinas y Javier Ojeda canta igualmente sosegado versos enigmáticos como el propio estribillo “Agua sin sueño, tu húmedo tálamo”. Como podrían comprobar si leyeron el artículo anterior, la banda todavía tira de esta preciosa canción en sus repertorios actuales y de hecho la presentan con todos los honores como habrán podido leer. “El joven nostálgico” es un tema pop alegre y acelerado y la única en su estilo propiamente dicho que nos encontramos en este álbum. Un corte apoyado en estupendos riff de guitarra a cargo de Manolo y Antonio, una animada batería dirigida por Ricardo y un trepidante bajo a cargo de Chris. Los coros en el estribillo corren igualmente a cargo de los chicos de la banda. Sin embargo después de este desenfadado corte, nos encontramos con otras 2 canciones de sonido aguerrido seguidas. “En guerra” y “Es probable que no sea el hombre de tu vida (pero en ese caso acabaré contigo)” hablan simplemente por sus títulos. En lo musical “En guerra” es más movida rítmicamente hablando que “Es probable…” que es bastante decadente en dicho apartado. En “En guerra” la producción pone de relevancia más que nunca al bajo de Chris Navas que es quien domina el plano frontal de la canción durante gran parte de la misma. Fuertemente agresiva en la letra es “Es probable…”, supongo que no hará falta que les ponga ejemplos con fragmentos de la misma y podrán llegar a la conclusión leyendo el título completo de la canción, que les he puesto la primera vez que la he mencionado. Para finalizar la obra se colocó “No habrá fiestas para mañana”. Se trata de una canción extremadamente melancólica tanto en el título de la misma, como en el sonido, como en la letra. “Abandónate como una hoja al viento, ¡viento!” son las últimas palabras que canta Javier Ojeda en el disco, confiriendo un melancólico y entrañable final, sustentándose en las guitarras tanto acústica como eléctrica que corren a cargo de Manolo Rubio y Antonio Luís Gil.

“Música De Contrabando” supone el inicio de la consagración definitiva de la banda y para que la misma se hiciera un hueco definitivo en la historia de oro del pop español. Como curiosidad, cabe destacar que antes de que se hiciera famosa en solitario, Lisa Stansfield hace coros en el disco del que hoy hemos hablado. La portada del disco es un fotograma de una película en de James Cagney que curiosamente falleció al tiempo que el disco se estaba grabando y en este apartado se puede apreciar un ligero guiño a las portadas que editaban “The Smiths” por aquellos días, que ponía de relevancia los referentes musicales que seguían Danza Invisible en esa época.

Posteriormente se editaría el exitoso “A Tu Alcance”, que incluía el gran clásico de Danza “Sabor de amor”, que abriría la banda al público de masas, y por otro lado la excelente adaptación del “Bright side of the road” de Van Morrison, concretada en “A este lado de la carretera”. Ya situados en la primera línea del panorama pop español y latino en general, se editarían los también exitosos lps “Catalina”, “Bazaar” o “Clima raro”. Tras este último disco mencionado que, según comenta el propio Javier Ojeda, venía a describir el ambiente que se vivía en el seno de la banda en aquellos días, Ricardo Texidó abandona la formación definitivamente tras tensiones en deliberaciones sobre la trayectoria y el sonido que debería perseguir la banda a partir de entonces. Para un servidor, siempre resulta trágico que un miembro consolidado de una banda, abandone el barco y que no regrese. No sé hasta qué punto el resto de miembros sintieron la marcha de su compañero. La próxima vez que tenga ocasión de charlar brevemente con Javier Ojeda tras un concierto intentaré preguntárselo.

A mediados de los 90 el grupo seguiría en la brecha con discos como “Por Ahora” y “En Equilibrio”, que incluyeron canciones que aún permanecen en la memoria popular tales como “A sudar” o “Por ahí se va” (éste quizás fuera su último gran éxito). A comienzos de siglo la banda edito su recopilatorio de grandes éxitos y al año siguiente el malentendido “Efectos Personales”, disco que no funcionó comercialmente pese a que el primer single promocional “Pero ahora”, desde mi punto de vista es una canción brillante. Supone una fusión de un sonido cercano a lo jazzístico con la aflamencada e intensa interpretación de Javier Ojeda, mostrándonos uno de sus más desgañitados ejercicios vocales en lo que a grabaciones de estudio se refieren. Tras el primer concierto que vi de Danza Invisible en julio de 2006 le pregunté a Javier Ojeda que por qué no tocaban esta canción en directo. No obtuve respuesta al respecto. Definitivamente, la gente no supo por dónde cogerlo y tras esta mala aceptación la discográfica de turno pasó de hacer más promoción del disco.

Esto puso a Danza en una posición no muy favorable: una banda cuyos miembros rondaban ya la cuarentena (si es que no la tocaban de lleno), un mal resultado comercial del último trabajo editado, con la consecuente falta de confianza por parte de la casa de discos y el surgimiento de otros grupos, de bastante menos talento que Danza Invisible, que se hacían hueco entre el peculiar público español. Aún así la banda en 2003 editó “Pura Danza”, un disco con mucho toque de pop latino y que en comparación con este “Música De Contrabando” analizado hoy, te hacen preguntarte si hablamos del mismo grupo. El éxito comercial si cabe fue menor que el disco anterior y la promoción en medios peor aún, ya que al menos de “Efectos Personales” recuerdo haber visto el videoclip de “Pero Ahora” en el extinto del 40 al 1 con Fernandisco al frente.

A pesar de estos pasos en falso de la banda y de no haber conseguido hacer diana en los últimos tiempos, el grupo sigue haciendo extensas giras y cada año consiguen cerrar un dignísimo número de actuaciones, que hasta el propio Javier Ojeda en su blog personal considera bastante aceptable, teniendo igualmente presente que hace más de una década que no tienen un hit a nivel nacional. En el mismo blog del cantante de la banda, a comienzos de este año se mostraban intenciones de grabar nuevo material para editarlo de la forma que fuera este año, pero de momento no hay noticias. Actualmente Danza Invisible sigue inmersa en su gira veraniega y les puedo decir que el día 13 de septiembre tocan en Madrid en las fiestas del distrito de Arganzuela; lo digo por si les da por hacerme caso respecto a lo que les dije la semana pasada y les apetece pasarse.

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

buscare este disco y se el lugar en el mercadillo lo pillare fijo me anima saber que es un disco posterior al que compre, disco "al amanecer". vaya forma de vestir alguno me recuerda al cantante de the cure. un saludo y sigue asi

Abacab dijo...

Efectivamente los comienzos de Danza Invisible tenían mucho vínculo con la nueva ola británica, de la que formaba parte mi grupo favorito de todos los tiempos The Cure.

Si algún día tocan por aquí cerca Danza Invisible gratis y te apetece bajarte un día a Madrid, te aviso para que los veas si te animas y puedes.

Echa no obstante un ojo en su web. Lo único que por la crisis este año no tienen muchos conciertos. El año pasado vinieron 6 veces por Madrid y este año ni una...

Si no tienes suerte a la hora de conseguir "Música De Contrabando", coméntamelo y veremos qué podemos hacer.

Gracias por escribir.