sábado, 18 de noviembre de 2017

Ballantine’s We Sound -Anni B Sweet + Jack Bisonte + Eme DJ-. Madrid (15-11-2017)

SINOPSIS (por Víctor Prats).
El pasado miércoles 15 de noviembre de 2017 tuvo lugar la presentación de la iniciativa de mecenazgo cultural que Ballantines ha tenido a bien lanzar. Concebida en dos niveles: a nivel de radio en Europa FM con el lanzamiento de un espacio que tendrá lugar los sábados a las 20:00h (por fortuna no seremos competencia directa, con lo que se podrán ustedes montar unos buenos sábados por la tarde musicales escuchando primero “DMR” en Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) y luego Ballantines We Sound Radio en Europa FM) en el que se busca promocionar a bandas emergentes y que se alejan del perfil mainstream, y a nivel de facilitar lugares de ensayo para nuevas bandas y la creación de una programación de conciertos que ayude a difundir esas creaciones.
Estuve muy de acuerdo en casi todo lo que Patricio Sánchez, director de Europa FM (en la imagen superior), ofreció en su discurso inaugural (aspectos como lo de la necesidad y amplitud de miras de su emisora para mirar hacia un sector alejado del mainstream y otras cosas como las de que cada música y estilo tiene su momento -cosa que ya saben perseguimos mucho en las propuestas de “DMR”).
Para este evento, Ballantine's programó 3 actuaciones. A la malagueña Anni B Sweet la situó como cabeza de cartel, con Jack Bisonte como teloneros y también con Eme DJ como encargada de poner acertadas sesiones musicales tanto antes como después de la presentación y las actuaciones. Para la prensa tanto Anni como el dúo Jack Bisonte nos interpretaron un tema cada uno en acústico en exclusiva, y luego con el público general ya accedido al recinto del Florida-Retiro (lugar que aún no había visitado, por cierto), tuvieron que pelear contra el sonido ambiente de sectores no demasiado interesados en lo que había sobre el escenario. Al respecto Jack Bisonte llamó al orden con un mayor fruncimiento de ceño, y Anni apostó por la ironía en ese mismo aspecto. Y es que ciertamente a ratos el ambiente de cháchara estaba a un nivel de sonido bastante alto.
Jack Bisonte con 40 minutos y Anni cumpliendo junto a banda con una hora, nos ofrecieron una buena noche musical, y también Eme DJ nos deleitó con selecciones de artistas a ratos de corte funk y a ratos de corte electrónico, lo cual fue también muy de agradecer. En definitiva, una puesta de largo de un proyecto musical de promoción que dignifica a Ballantine's y que confiamos tenga una gran aceptación. Agradezco a Andrés Bueno que contara con nosotros para narrarles de este evento y ya mismo les dejo con la crónica extensa de la velada a cargo de Mariano González.

CRÓNICA (por Mariano González).
Qué bueno fue, qué disfrute poder asistir al Ballentines We Sound. Aparte de poder deleitarnos con una artista excelente, Anni B Sweet, y con un dúo prometedor, Jack Bisonte, pude disfrutar de algo parecido al resarcimiento, al cumplimiento de un antiguo propósito. Ya se sabe que a los que son, por lo menos, un poco melómanos no les falta una lista con las muescas que aún quedan en su lista de eventos pendientes. Tal es mi caso; una concatenación de circunstancias, a veces de índole laboral, a veces de tipo físico, me habían impedido acudir a un concierto de Ana López (o sea Anni B Sweet) hasta hoy mismo. O tal vez es una verdad a medias. En el Día de la Música de 2009, en El Corte Inglés de Sol, en la sección de música, mi amigo Víctor y yo casi inopinadamente nos topamos con un pequeño recital de Anni mientras ojeábamos discos. Eran los tiempos del “Star, Restart, Undo” y en buena medida el particular KM.0 de la malagueña. No obstante no fue un concierto al uso.
“DMR”, en la persona de Víctor Prats, sí que ha estado presente en otras citas con Anni B Sweet; en concreto en el Festival Be Open en 2010 y un concierto en el Fnac de Castellana en 2012. Sin embargo para mí ha sido la primera vez, un aliciente sin duda; es como la sensación de estrenar algo. Cosa que he de agradecer a mi amigo Víctor Prats, que me avisó del evento para que le acompañase en el día de hoy. Reconoceré que fue con “Oh, Monsters” cuando comencé a escuchar a Anni con el detenimiento entusiasta con el que se escucha a los artistas que nos van siendo predilectos. No es que su primer disco me deje indiferente, es un debut excelente, pero siento cierta debilidad por los trabajos con un dejo sombrío, melancólico. Tal fue el caso y desde entonces tengo por cierto que Anni B Sweet es una de las propuestas más interesantes de la música española.
Como también es interesante la apuesta de Ballantine’s para favorecer la aparición de nuevos talentos, principalmente por la vertiente de la música indie. Ballantine’s va a poner a disposición de grupos noveles ocho locales de ensayo (en Madrid en la sala Ritmo Y Compás) con las posibilidad de que algunas de esas bandas puedan telonear a importantes nombres. El requisito es ser una banda emergente e inscribirse en la página www.ballantineswesoundstudios.es. Este proyecto es de gran interés, toda vez que cualquier iniciativa que desarrolle un especie de mecenazgo comprometido puede permitir aflorar talentos que pudieran acabar siendo ignotos de otra manera. Pero aún hay más. Europa FM también participará en este interesante patrocinio musical añadiendo, los sábados a las 20h, a su parrilla un programa, patrocinado por Ballantine’s, dedicado a artistas más “underground” y con especial atención a los que están dando sus primeros pasos. Todo esto nos fue siendo explicado por Antonio Crous por parte Ballantine’s, el locutor de Europa FM Tony Loarces, el director de la cadena Patricio Sánchez y el agitador cultural Borja Prieto. En esta parte de exposición y presentación se fueron intercalando algunas canciones de Jack Bisonte y una de Anni B Sweet, “Locked in verses”, todas ellas en un formato acústico en su facción más minimalista. Anni curiosamente llevaba una indumentaria roja totalmente distinta a la del concierto en sí. A estas alturas, lógicamente el ambienta no era todavía tan animado como lo sería a posteriori.
Hubo un pequeño ínterin entre la presentación y los conciertos propiamente dichos que nos fue sabrosamente amenizado por un notable catering, hasta que por fin el dúo Jack Bisonte salió a las tablas. Jack Bisonte, a los que no conocíamos, se mueven cómodamente en el territorio del folk y las melodías acústicas. En las canciones que acompañaron a la presentación del Ballantine’s We Sound mostraron su faz más bucólica e íntima, con melodías cálidas y sencillas. Sin embargo cuando a posteriori les llegó su turno, ofrecieron unas canciones enérgicas, mucho más contundentes. El grupo sonó con aplomo y empaque a pesar de basarse solamente en una guitarra acústica y una batería. En la primera canción el vocalista Carlos Amelivia anduvo entre el público llegando a colocarse casi en medio de la sala.
En los momentos más reposados el ruido ambiente interfirió con la música y Carlos Amelivia reconvino ligeramente al respetable para que, al ser posible, guardase un mayor silencio. En líneas generales Jack Bisonte me sorprendieron por la inquieta energía de sus canciones, yo me esperaba un estilo más introspectivo y calmado; lo cual no es malo, que te sorprendan en un concierto está más cerca de la virtud que del error. Como anécdota, el implacable telón (al más puro estilo teatral) se cerró una canción antes de lo debido, lo que hizo reclamar al grupo, con deportividad, que se volviese abrir para rematar su concierto. Fue una actuación solvente que, a ratos, más que folk parecía rock hecho con guitarras acústicas.
No hubimos de esperar mucho para que comenzara la actuación de Anni B Sweet, serían algo más de las 22:15h cuando ella y su banda comenzaron a tocar los acordes de “Getting older”, una de las canciones señeras de “Oh, Monsters”; fue un buen e intenso comienzo. Ya decíamos antes que Anni salió con un atuendo distinto al que le habíamos visto un rato antes; en esta ocasión en lugar de llevar un traje rojo, llevaba un vestido azul marino y brillante. Lo siguiente en sonar fue “Beginner”, canción llena de evocaciones melancólicas y que es además un brillante comienzo de su último disco, “Chasing Ilusions”. Esta canción, como en general casi todas las que se tocaron, sonaron con más filo y contundencia que en sus respectivos discos originales. De hecho Anni B Sweet se mostró enérgica durante toda la noche, aunque paradójicamente en una de sus alocuciones al público nos dijo que esa noche se encontraba un poco tímida; quién lo diría, su interpretación fue bastante decidida.

A continuación vino “Knives”, un momento sumamente popero que sonó fresca y divertida, reflejando bien el espíritu de la canción. Todo un clásico como “Motorway” fue la que cogió el testigo; no podía faltar en el concierto, fue quizá la canción que hace ya unos ocho años nos hizo fijarnos en la malagueña. Conservó la dulce calidez de la melodía y fue un momento muy agradecido por los fans. “Dare to love” nos devolvió a tiempos recientes, lo que significa que pudimos deleitarnos con uno de los estribillos más relucientes del show, una mezcla generacional de las décadas de los sesenta y de los ochenta; cosa que evocan muchas canciones de “Chasing Ilusions”. Sensaciones que continuaron con ”Never”, esta vez con un estribillo más vivaz. Hasta este momento el mayor porcentaje de canciones pertenecía a “Chasing Ilusions”, no en vano estamos en los últimos momentos de su gira correspondiente y ya se empieza a vislumbrar lo que será su próximo disco, que según anunció Anni será en castellano. El siguiente paso fue una curiosidad, una canción que no entró inicialmente en “Chasing Ilusions” pero que se puede encontrar en su versión deluxe. La curiosidad fue bienvenida, se trató de la canción “Our Home” y sonó estupenda; se trata todo un golpe de mano pop, directo y vivaz. Tocó, después, volver atrás en el tiempo para escuchar “Oh I Oh Oh I” y su ritmo folk divertido, un poco estrambótico, y no obstante con un interesante trabajo de percusión; fue uno de los instantes distendidos de la noche.
Otro momento interesante fue la canción título del último disco, probablemente una de las canciones de “Chasing Ilusions” que pasará a ser un pequeño clásico y buen representante de su sonido. Siguiendo la onda de la banda, rigurosa y bien engrasada, el rápido estribillo de la canción cobró aún más agilidad en directo. Estupendo trabajo el de la banda por cierto, aportando musculatura instrumental. Como ejemplo valga la canción “Monsters”, desbordante y con un excelente solo de Javier Doria irradiando electricidad por doquier. Casi empequeñece a la versión de estudio. El sorpresón vino cuando la encadenaron, nada más y nada menos, con “White rabbit” de Jefferson Airplane, magnífico exponente de la psicodelia sesentera y todo un reto para quienes osen versionarla; tengan en cuenta el chorro de voz de Grace Slick. Del reto salieron Anni y su banda completamente airosos, nada hubo ni en las voces ni en la instrumentación que impida decir que fue una dignísima versión.
Volviendo con “Oh, Monsters” llegó el turno de quizá la canción más roquera de Anni B Sweet, “Ridiculous games 2060”, y el momento más genuinamente movido del concierto. Se mantuvo la intensidad del riff y su pulsión saltarina y fulgurante, y con ello su dejo irónico; es curioso que una canción tan incitante al baile tenga una letra que esté tan lejos de ser luminosa. “Quedan pocas canciones” ya nos avisó Anni, y era el momento de las apuestas, de las cábalas para tratar de predecir qué nos quedaría por escuchar. Reconozco que me equivoqué, mi suposición era que al concierto lo rematarían con la celebrada versión de “Take on me”, uno de los primeros éxito de Anni B Sweet. Sin embargo no hubo decepción en absoluto, la última canción del concierto fue “Drive”, una de mis favoritas del último disco. Me encanta ese toque americano, sugerente y levemente oscuro, en la onda de Chris Isaak. Contentos de lo que acabábamos de escuchar, el telón se cerró ante un público satisfecho.

El ambiente fue in crescendo conforme avanzaba la noche y en el momento en que Anni B Sweet comenzó su concierto el aforo estaba razonablemente lleno. En “DMR” era la primera vez que íbamos al antiguo Florida Park a un concierto y desde luego es un sitio bastante apañado para citas musicales como las de ayer. Yo, por mi parte, me beneficié de los sillones que rodeaban la pista y pude seguir la música cómodamente, sin hacer caso a mis problemas físicos. Así que por fin puedo decir que he saldado gustosamente una antigua cuenta pendiente y puedo corroborar que el buen hacer de Anni B Sweet en estudio tiene como equivalencia un espléndido directo. Mencionar también, cómo no, a Jack Bisonte a los que deseamos mucha suerte.
El broche fue lo puso la reputada Marta Fierro o, lo que lo mismo, Eme DJ, que puso a bailar a todo el mundo desde el principio con un especie de Mash Up de James Brown y Prince. No obstante, el día siguiente era lectivo y hubimos de retirarnos pronto, no sin antes retratarnos en el photocall de la entrada como constancia y recuerdo de que estuvimos ahí.
Desde “DMR” apoyamos sin duda el proyecto de Ballantine´s y de Europa FM para impulsar a jóvenes talentos y mitigar las estrecheces que han de pasar muchos artistas noveles. Esperemos que de todo esto salgan buenas bandas y que, a no tardar mucho, podamos ir a sus conciertos. Agradecemos a la organización y en particular a Andrés Bueno que hayan contado con nosotros para poder dar cuenta del Ballantines We Sound.

No hay comentarios: