viernes, 11 de diciembre de 2015

Austra - Olympia (2013)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
En su día me quede con las ganas de reseñar una serie de discos que yo califico como “La saga Austra”, me refiero a todo lo que ha salido de este colectivo de músicos que aparte del grupo madre han desarrollado otros proyectos no poco importantes: Katie Stelmanis la cantante del grupo ya contaba con un excelente álbum en solitario antes de formar Austra. Por su parte la percusionista Maya Popsteski además de militar en Austra tenía su propio proyecto en solitario llamado Princess Century y el dúo Trust junto a Robert Alfons, aunque este último grupo ya son palabras mayores y por supuesto pasaran por este blog.

Hoy me he decidido a repasar el segundo y hasta la fecha último álbum de Austra “Olympia”. Los segundos álbumes suelen tener un punto traumático, sobre todo si vienes de un primer disco notable como fue “Feel It Break”, álbum que dio a conocer a Austra y con el cual estuvieron girando sin descanso durante casi dos años. La gira de “Olympia” ha sido igual de extensa o incluso más; de hecho su primer concierto en Madrid perteneciente a esa gira fue cubierto por DMR.

Además de un primer álbum que fue un éxito de crítica, el álbum de Trust “Trst” tampoco había pasado desapercibido con lo cual las miradas estaban puestas en este segundo álbum de Austra “Olympia” el cual iremos analizando canción a canción.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “What we done?”: El álbum comienza de forma extraña con este tema en el que Postepski se emplea en buscar una serie de sonidos electrónicos un tanto retorcidos que consiguen darle una sensación de misterio a una historia en la que la protagonista tiene una aventura con una chica menor. La sutileza del fondo musical termina por explotar y la profunda voz de Katie consigue dejarte en ese punto emotivo que tanto recuerda a los temas de “Feel It Break”. Definitivamente Austra han vuelto.

2. “Forgive me”: Mucho más melódica que la canción que precede, “Forgive me” es un tema de electro pop entre la Human League y Bjork. No llega a ser muy bailable, ya que un cierto toque oscuro está presente, al igual que el tema del arrepentimiento de manera casi obsesiva. Esta canción fue elegida como tercer single y contó con un video subido de tono donde podemos ver como se practica la prostitución y el voyerismo en un parque, algo mucho más habitual de lo que nos pensamos; como pieza audiovisual es todo un acierto, pues incluso siendo un videoclip duro consigue transmitir ternura, necesidad y desesperación. Tan solo Katie aparece en el video y su papel es irrelevante.

3. “Painful like”: Éste fue uno de los temas desvelados antes de la salida del disco. Se trata de un tema con pretensiones dance, muy luminoso, que marca claramente la diferencia con los temas del álbum anterior, mucho más oscuros. “Painful like” tiene una letra muy simple, pero a la vez muy efectiva sobre vivir libremente donde sea si no puede ser en tu ciudad. Podría ser un himno gay electro-indie; Stelmanis declaró en su día sentirse muy afortunada de vivir en una ciudad tan libre sexualmente como Toronto y que “Painful like” estaba dedicada a todos aquellos que no habían tenido la misma suerte. El tema contó con un curioso video donde la banda aparece con estética fluorescente y todo termina un poco de manera caótica con unos patinadores y hasta monstruos venidos de otros mundos.

4. “Sleep”: Podría titularse perfectamente “Drunk”, pues la sensación es que Katie nos está contando una experiencia íntima con alguien que conoces estando borracho; yo creo que a todo el mundo le ha pasado. Aquí lo interesante realmente es como los sintetizadores consiguen emular en un medio tiempo poco ortodoxo, esa sensación de falta de voluntad que nos transmite la letra.

5. “Home”: Se trata del single principal del álbum, y es simplemente todo un temazo desde el primer momento en el que comienza con ese piano machacón y Katie con esa voz inconfundible diciéndonos que no puede estar tranquila en la cama si no está su pareja con ella. A pesar de todo esto, estamos ante un tema bastante luminoso con algunos toques orientales. Lo curioso de “Home” es que es un tema que va in crescendo; llega a su culmen en la última parte para luego irse apagando poco a poco. En definitiva un tema incontestable, ya clásico en su repertorio. Por supuesto “Home” contó con su video donde podemos ver a los componentes del grupo en una sala en lo que parece ser los momentos que preceden a la salida al escenario. El acierto de este clip es el saber jugar y deformar esa naturalidad que muchos grupos intentan vender para crear una naturalidad impostada y artificial; todo es tan natural que no puede ser otra cosa que falso.

6. “Fire”: Estamos ante unos de los temas más interesantes a nivel instrumental de este álbum. Ese comienzo dramático con esas cuerdas sintetizadas y esos coros envolventes te atrapan para luego, sin abandonar ese dramatismo, ir hacia terrenos más dance siempre acompañado de las voces de Katie y las hermanas Romy y Sari Lightman. Un auténtico lujo.
7. “I don’t care (I’m a man)”: Actúa simplemente como pequeña introducción de apenas un minuto hacia la segunda mitad del álbum, con una letra mínima donde Katie parece ponerse en la piel de un misógino al que nada parece importarle excepto su propia satisfacción.

8. “We become”: Estamos ante uno de los temas en los que más se nota el trabajo de las voces de las gemelas Lightman. La melodía es una auténtica delicia: por un lado tiene un punto veraniego, pero por otro es melancólica y triste. Un medio tiempo que va de menos a más.

9. “Reconcile”: A veces en las segundas partes de los discos, éstos se desinflan; no es para nada el caso de “Olympia”. En “Reconcile” tenemos un tema de gran intensidad, potenciándose en el estribillo (lo cual compensa la simpleza de éste). De nuevo los coros y diversos juegos de voces están muy presentes, notándose el trabajo grupal que lo aleja de su álbum de debut.

10. “Annie (oh muse, you)”: Ciertamente sensual, moderadamente bailable combinando acertadas percusiones e influencias house, es de los temas en los que más se nota ese cambio entre el tinte gótico del primer álbum y la luminosidad de la obra que nos ocupa. Aquí Austra dejan la oscuridad y se abren a la luz.

11. “You changed my life”: Los primeros minutos de este tema podrían pertenecer perfectamente al primer y único álbum en solitario de Katie Stelmanis, ya que es una pieza agridulce tocada al piano. Sin embargo, en un momento dado la banda entra con Maya a la cabeza (su batería esta omnipresente en el tema) y se crea una melodía repetitiva que podría seguir minutos y minutos sin cansar. Desgraciadamente no pasa de tres.

12. “Hurt me now”: Austra se despiden con una pieza de alto contenido dramático. Sintetizadores abrasadores y derroche vocal. Puede recordar por su intensidad a temas como “The choke” de su disco anterior, pero yo pienso que “Hurt me now” es mucho más excesivo, algo a lo que Austra no tienen miedo ya que ellos son excesivos en más de un aspecto. El tema contó con un video un tanto siniestro donde aparecen una serie de extraños personajes en una sala bailando; entre ellos destaca una mujer verde que parece venida de otro planeta y cuya cabeza cortada acaba en las manos de Katie. Todo muy alegre.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Ante la papeleta de resolver su segundo disco, Austra han salido más que airosos. No han repetido la fórmula del primero, muy al contrario han cambiado bastante el planteamiento. “Feel It Break” era un disco oscuro, muy electrónico, realizado mayormente por Katie Stelmanis en una habitación ayudada de ordenadores. “Olympia”, por el contrario, es un trabajo grupal donde el trío se ha visto convertido en sexteto aportando cada uno sus ideas, letras, música, etc.

El resultado es el de un disco mucho más orgánico, perfeccionista y luminoso que su debut. Lo curioso es que ambos discos se complementan perfectamente, cada uno mostrando las diferentes caras de Austra.

En cuanto a repercusión ha superado con creces la conseguida con su primer álbum, con lo cual podemos hablar claramente de triunfo, aunque aún son un grupo de culto y les falta bastante para entrar en los puestos más altos de las listas. Pero bueno, al menos han entrado, que es lo importante.

El futuro de Austra tras “Olympia” es prometedor a la vez que cambiante. Ya no son un sexteto, sino que han vuelto a la formación de trío (cuarteto en directo con Ryan Wonsiak a los sintetizadores). Las hermanas Lightman han dejado el grupo para consagrarse a su propio proyecto, Tasseomancy, y Katie ha declarado que el próximo lanzamiento de Austra irá en una onda mucho más electrónica. Al menos así lo atestigua el ep “Habitat”, que incluye cuatro temas no incluidos en “Olympia” de corte experimental con excepción de la canción que le da título. Esta canción, aunque se perfilaba como un single claro, terminó excluida de las sesiones de “Olympia” y ciertamente en cuanto a sonido pertenece más a “Feel It Break”, con lo cual es normal que se quedase fuera pero ante la presión de los seguidores del grupo decidieron finalmente darle salida en forma de ep e incluso dotar a la canción de un video que no deja indiferente donde podemos ver en unas habitaciones de hotel a una serie de parejas que pueden resultar incomodas a las mentes más conservadoras.

Maya por su parte sigue lanzando material como Princess Century, una vez desligada de Robert Alfons y Trust. Ahora solo falta que Katie, Dorian y Maya se vuelvan a meter en el estudio para volver a sorprendernos con un nuevo álbum que puede ser el que definitivamente les dé el empujón definitivo hacia el éxito.

Texto: Alfredo Morales.