jueves, 18 de septiembre de 2014

Concierto Bonnie Tyler. Móstoles (12-09-2014)

Antes de retornar mañana con la actividad habitual tras las vacaciones, una crónica más de nuestras experiencias veraniegas de conciertos. Pensaba que con lo de Duncan Dhu de la semana pasada cumplíamos con los habituales conciertos de fiestas de pueblos lejanos de donde vivo, pero me equivocaba. Mariano González, nuestro amigo y colaborador radiofónico, me informaba a mitad de la pasada semana que Bonnie Tyler tocaba en las fiestas de Móstoles, pueblo que hemos visitado con cierta frecuencia en los últimos 5 años para acudir a sus notables conciertos programados en sus fiestas. De esta forma, rememoraría en parte la vez anterior que vi a la señora Tyler en directo, la cual fue otra ocasión memorable en un multitudinario concierto que ofreció junto a Alan Parsons Project en la plaza Mayor de Madrid, en unos días en los que el consistorio de la capital ofrecía buenísimos conciertos gratuitos de artistas internacional, hace ya 10 años (fue, creo recordar, un 14 de mayo de 2014).
Con la compañía de un buen amigo, que a veces es algo vehemente en sus vivencias de conciertos, pero que en esta ocasión estuvo muy templado, nos animamos a irnos a Móstoles tomando el tren de Cercanías, asumiendo el retorno a Torrejón de Ardoz de madrugada cogiendo, ni más ni menos que 4 autobuses.
No llegamos con mucha antelación, quedarían unos 15 minutos para el comienzo cuando llegamos al recinto del parque Liana, tras tener que vaciar una botella de Sprite en 3 vasos de plástico en la puerta a instancias de la policía local de Móstoles. Conseguimos situarnos bastante ladeados mirando al escenario de frente a la izquierda en una 6 o 7ª fila. No estaba mal. Bonnie Tyler fue puntual y a las 23.59h, tal como rezaba la hora en algunos lugares, saltó al escenario junto a su banda, tras una presentación a la antigua por parte de su manager que dijo “Móstoles, please welcome Bonnie Tyler!!”.
Comenzó con mucha fuerza Tyler, la cual de primeras demostró conservarse más que bien para la edad que ya tiene esta diva, escudada con su banda, la cual creía formada por guitarrista, bajista y batería durante buena parte del concierto, para luego darme cuenta al final del show que también había un teclista cuando le presentó Bonnie; el caso es que las torres de bafles nos tapaban al músico y por tanto pensábamos que los sonidos sintéticos venían pregrabados desde la mesa de mezclas; quizás lo que hizo en el mismo sitio Ana Torroja hace 2 años nos jugó una gracia en el subconsciente de ver esa solución musical para la escena.
No tardó mucho en sonar uno de los 3 grandes clásicos de la artista. Reconozcamos que dentro de su historia hay 3 canciones que brillan con distancia del resto: “It’s a heartache”, “Total eclypse of the heart” y “I need a hero”. Pues fueron apareciendo por este orden y por tanto a “It’s a heartache” le tocó el papel de animar especialmente al público a los pocos minutos de actuación. La voz de la señora Tyler sonaba tan rota como la recordaba en directo en 2004 y la artista se movía con elegancia y soltura mientras que con su personalísima voz nos ofrecía uno de sus momentos más memorables en formato de canción.
Ya valoro yo también desde estos primeros párrafos: el concierto estuvo más que bien. De 8 sobre 10 podríamos calificar. Y, ¿en dónde residió el éxito? Pues en gran parte en la elección del set list. Tyler supo alternar sus grandes éxitos, con otras buenas canciones de su repertorio, con versiones de artistas conocidos y con temas de su último trabajo, los cuales fueron también de alto nivel y gusto. Tyler tuvo un ligerísimo reproche en tanto a una canción que según ella fue un éxito en los 90, aunque no tanto en España (yo, lo reconozco, no conocía la canción; quizás me sonaba muy lejanamente). Por lo demás, estuvo muy simpática y encantada de cantar en Móstoles. Derrochó carisma, cosa que es básica a la hora de que un artista cale en el colectivo general; en este sentido, rememoré las sensaciones que Bonnie ya me causó hacía una década atrás.
El 2º gran momento que supondría “Total eclypse of the heart”, con toda la carga emocional y épica que tiene este clásico de los años 80, se encargaría de cerrar la parte principal del concierto tras la que la banda y la diva se fueron a los camerinos para retornar con los bises. Fue muy especial vivir este tema en directo de la mano de su intérprete original. Tyler, aunque readaptó la entonación en algunos pasajes del estribillo en la larga duración de la versión que hizo en directo, resistió bien el envite que supone la interpretación de este tema, una canción que por otro lado siempre me ha recordado en su final del estribillo al del “Born to run” de Bruce Springsteen. Para mí quizás fue el momento más especial del evento.
Volvió Bonnie Tyler y su banda para los bises, momento que aprovechó para presentar a su banda y también subir a escena a su marido (del cual dijo que llevaban casados 41 años, ahí es nada) y a su manager (arriba de este párrafo Bonnie con su manager). Tras los muchos agradecimientos, comenzaron las propinas que nos llevarían hasta la hora y media de actuación que esta diva ofreció en su inesperada visita a Móstoles. Los bises se nutrieron principalmente de versiones. Comenzó con algo de Janis Joplin, para luego demostrar su debilidad por Tina Turner, atreviéndose ni más ni menos que con 2 versiones de la misma. En este terreno nos ofreció un “The best” que agradó bastante a la gente. En la versión de Joplin, parecíamos viajar a Woodstock en el tiempo, ya que el guitarrista de la banda se marcó un solo en el que particularmente me evocó a Hendrix con ciertas formas de darle a la eléctrica. Todo muy apropiado, por supuesto.
Terminaría Bonnie Tyler con el último gran hit, “I need a hero”. Tras su introducción, ya que Bonnie en casi todos los momentos memorables nos contó algo de sus temas, hablando de su inclusión en la película de Kevin Bacon “Footlose”, el torbellino de este enérgico tema envolvió a la gente que abarrotó la zona del parque Liana donde se celebró el concierto, ya que fue el pasaje de la actuación en donde la gente se movió más; con lógica, por supuesto.

Con “I need a hero” llegó al final la actuación. Cumplió más que de sobra Bonnie Tyler en este curioso concierto que ofreció en Móstoles; lo de curioso viene porque es poco común que los consistorios se animen a contratar artistas internacionales para los conciertos gratuitos de sus fiestas populares. Así sucedió en su día con las visitas de Boney M, Gloria Gaynor o Village People en Torrejón de Ardoz. Ojalá esto sucediera más a menudo. La señora Tyler demostró estar en un perfecto estado de forma a su edad. Cantó bien, siempre dentro de su personal registro, y agradó con lo que escogió para interpretar esa noche.
No nos planteamos, ni de coña, intentar hacernos una foto o algo con ella (lo de diva lo estoy diciendo con todas sus consecuencias en el artículo) y por tanto intentamos retornar lo antes posible para nuestro municipio, lo cual logramos a las 4.30h tras 4 búhos (2 interurbanos y 2 de la EMT madrileña). No era una cosa nueva para nosotros, ya que así volvimos en su día tras ver a Ana Torroja o el año pasado tras el concierto de Fangoria en Alcorcón. Mereció mucho la pena el paseo nocturno tras haber vivido un concierto más que aceptable por parte de una artista tan entrañable y querida como es Bonnie Tyler.

No hay comentarios: