viernes, 6 de septiembre de 2013

Najwa - Walkabout (2006)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Regresamos definitivamente tras el necesario periodo vacacional, solamente interrumpido para avisar del nuevo funcionamiento del blog y del intercambio de colaboraciones con “Atrocidades Del Pop Español”. ¿Qué tal su verano? ¿Bien? El nuestro ha sido el más soso y lineal en muchos años, pero las necesidades obligan en ocasiones. En todo caso, volvemos con ganas renovadas, las suficientes para retomar el pulso bloggero con cierta ilusión y más haciéndolo de la mano de nuestra admirada Najwa.

El que fuera su 3er. disco en solitario editado en 2006 y de nombre “Walkabout”, es un disco que llevo escuchando periódicamente casi desde su publicación. En estos días he llegado a plantearme que incluso puede que me guste más que “Mayday”, al cual consideraba de forma consciente como mi obra favorita de esta cantante y actriz, aunque tras reflexionar a fondo el subconsciente creo que ha hecho en este tiempo su labor a favor del protagonista de este post de reencuentro.

Najwa se tomó con cierta calma la buena acogida de “Mayday” de 2003 y tardó 3 años en editar un nuevo disco. Suponemos que su actividad dentro del 7º arte y el querer afianzar su buen rumbo en el apartado musical hicieron que hasta 2006 no llegara el alumbramiento de “Walkabout”.

Recuerdo que de forma aséptica y resumida, en la prensa de aquellos días se citaba este disco como un viraje de Najwa hacia lo acústico. En realidad, en ciertos arreglos, sí que se puede apreciar ese toque más orgánico, pero la electrónica de buen gusto y refinada, de retazos de trip hop, género que siempre le ha venido muy bien a Najwa, sigue teniendo el papel principal.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “I’ll wait for us”: Lo del carácter acústico se aprecia sobre todo en la primera canción y sobre todo en su primera mitad; esto nos puede hacer pensar que más de un crítico elaboraría su reseña tras escuchar apenas los 2 primeros minutos de “Walkabout”. Quizás “I’ll wait for us” sea la mejor canción de apertura de todos los discos en solitario de Najwa Nimri. Desde su primera mitad a base de sonidos de guitarra acústica hasta el momento en el que entran las programaciones, es realmente aprovechable. Es un tema de cierta longitud, muy sentido, que a la par estaría quizás entre las 3 o 4 mejores canciones del disco. Comienzo formidable.

2. “So often”: Menos sentimental, algo más turbia u oscura, resulta “So often”, donde además no hay mucho atisbo del componente acústico tan cacareado en su día que incluye “Walkabout”. Siendo una canción que está dentro de la media de nivel de exigencia que tiene este disco, no resulta muy destacable, salvo por el cierto trance que suponen los coros del estribillo, realmente remarcables (ahí se alcaza un ritmo muy válido). Quizás podría haber formado parte en su día sin mayor problema de acople en “Mayday”.

3. “Just in case”: Najwa nos pide en “Just in case” “abróchate de nuevo el cinturón de seguridad”. Esta 3ª pista de “Walkabout” sí que destaca por su sonido acústico y orgánico, donde lo electrónico simplemente nos aporta leves matices. Estamos con “Just in case” ante uno de los momentos más delicados de la obra; se trata de una pieza muy bonita.

4. “Capable”: “Capable” fue el primer single de “Walkabout”. Fue una canción que tuvo un gancho comercial notable en su día. Recuerdo que hasta fue sintonía de un reality show basado en el mundo de las modelos que una cadena privada emitió en aquellos días. El videoclip, muy sencillo con Najwa apareciendo muchas veces en pantalla, grabado sobre fondo negro, se puso bastante en los programas musicales que aún existían en aquellos días en televisión. Es la canción pop por excelencia, donde lo acústico no se ve muy claramente, y donde la electrónica también es suave; de hecho, destacan mucho los arreglos orquestales que se incluyen. Estamos ante una composición que como single podría engañar algo, ya que su patrón está muy cercano a las formas de “Mayday”, cosa que se puede comprobar, al escuchar “Walkabout” al completo, que no es así. En todo caso, “Capable” es una muy buena canción y de esas que los fans añoran que sonaran en los exclusivos conciertos que Najwa ofrece en sus giras, donde solamente los temas del último disco son los que suenan.

5. “Push it”: Tras el single que muchos recordarán llega una canción que quizás de primeras les pueda parecer que desmerezca, pero no se dejen llevar por las primeras impresiones, ya que “Push it” es una de esas composiciones que con el paso de las escuchas termina por agradar, y mucho; al menos a mí me ha sucedido así. Los matices acústicos y electrónicos coexisten de forma sorprendentemente armónica y Najwa canta en un registro algo más alegre y luminoso de lo habitual. El principal problema de “Push it” es que se sitúa entre las 2 canciones más destacables del disco.
6. “Le tien, le mien”: “Capable”, aparte de ser un tema pop con mucho gancho, destaca por ser el primer single y su repercusión en su día, sin embargo, estimo que “Le tien, le mien” destaca simple y llanamente por ser la mejor canción del disco. Se puso de relevancia en su momento que en “Walkabout”, aparte de lo acústico de su sonido, se incluía un tema en francés, saliéndose Najwa de su habitual inglés. La jugada le salió brutal. “Le tien, le mien” ofrece un ritmo muy bueno en su estribillo. La instrumentación abunda en lo orquestal en plena simbiosis con lo electrónico. Suena solemne, pero sin embargo su carácter es íntimo a la par. Sentida, bonita, delicada, “Le tien, le mien” también tiene unos coros agudos que ayudan mucho al sentir que transmite. No sé si objetivamente será la mejor canción del disco, pero sí que les puedo decir que es mi canción favorita de “Walkabout” con casi toda seguridad.

7. “I like it”: Con “I like it” y su ritmo pausado Najwa nos saca de la intensidad que ofreció la previa “Le tien, le mien”, pero esto principalmente en sus primeros instantes, ya que en el estribillo el ritmo se vuelve más acusado y marcado. Lo acústico, orquestal y electrónico coinciden en “I like it”, una pieza que tiene un leve carácter más oscuro y amargo.

8. “Sexy light”: Sinuosa y encantadora es “Sexy light”. Ahora Najwa apuesta claramente por una pista orgánica y sencilla que hasta Carla Bruni se podría haber agenciado para alguno de sus discos. Es momento de relajarse, ya que las 2 canciones anteriores, de una u otra manera, nos han generado emociones notables.

9. “One of those days”: Afrontamos el tramo final con la controvertida “One of those days”. Lo de controvertida lo digo porque es una canción que ofrece unos cambios de ritmo algo chocantes y una electrónica que chirría algo en ocasiones. Quizás con unos arreglos distintos estaríamos ante una canción potencialmente mejor. Con todo, no desmerece dentro de “Walkabout”; de alguna forma, cumple con un papel de canción de esparcimiento o un momento de divertimento que Najwa se anota en el álbum.

10. “Being safe”: El final lo supone “Being safe”, que destaca en su letra por esa paradoja que Najwa nos plantea con “estar seguro no es estar vivo” (de alguna forma eso marca la actitud y el devenir de ella y su carrera; luego explico esto más a fondo en las reflexiones finales del post). En una canción con aires de grandeza al apoyarse en solemnes arreglos orquestales. Aun así, transmite un aire vitalista y luminoso, con el que se consigue sellar el disco bastante bien. Creo que es otra de las canciones muy destacables del disco.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
El 3er. disco en solitario de Najwa mantuvo el pulso o la buena inercia que generó el anterior “Mayday”. Este “Walkabout”, de portada floreada en tonos pasteles, con foto de Najwa incluida, supondría un paréntesis de 4 años hasta que Najwa volara otra vez en solitario. En 2008 decidió volver con Carlos Jean para editar un nuevo disco bajo el nombre de Najwajean, titulado “Till It Breaks”, disco que funcionó bien, pero no tanto como aquel “No Blood” de finales de milenio.

Al comentar “Being safe” decía que eso que dice Najwa en la letra de “estar seguro no es estar vivo” es muy aplicable a su trayectoria. Me apoyo en el hecho de que Najwa al pasarse al español, comenzó a firmar obras mucho más inquietantes y a priori menos accesibles. Podría haber optado por seguir ofreciendo esa electrónica sutil, de sonidos suaves y armoniosos, ya fuera en castellano o en inglés, pero no. Najwa optó por oscurecer su sonido en “El Último Primate” de 2010 y por enrevesarlo más aún en el no muy lejano “Donde Rugen Los Volcanes”.

A Najwa no se le puede acusar de inmovilista por tanto. Hasta que vea la luz su siguiente paso y comprobar con qué nos sorprende esta chica, seguiremos desquitándonos de nuestra espera para algún día poder conseguir entrevistar a Najwa en nuestro programa de radio (cosa que hemos intentado en varias ocasiones sin éxito por el motivo que fuera) revisando alguno de sus discos; ahora me doy cuenta que Najwa es quizás uno de los 10 artistas que más veces ha pasado por “Discos, música y reflexiones” hasta la fecha entre revisiones de discos, crónicas de conciertos y artículos de otras cosas. Sin embargo, en lo que a la radio se refiere (y haciendo un juego de palabras con la primera canción de este disco) seguimos esperando por Najwa.

Terminamos por esta semana. “Walkabout” de Najwa es fabuloso (como todos sus discos, según mi opinión) y también accesible (no tantos los 2 últimos en castellano; no se lleven a engaños pensando que porque les suene todo más cercano en su lengua materna vaya a ser más fácil de escuchar). Escúchenlo lo antes que puedan si no lo conocen aún o recupérenlo si hace ya tiempo que lo tienen acumulando polvo.

No hay comentarios: