sábado, 1 de junio de 2013

Los Nikis - Marines A Pleno Sol (1985)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Radicalmente distintos en estilo, pero por el mismo motivo que me sucedió con Phil Collins hace unas semanas, Los Nikis son bienvenidos al blog debido a que de forma irracional me han estado viniendo varias de sus canciones a la mente en las últimas semanas. El desencadenante creo fue volver a ver el documental que hizo hace unos meses Tve sobre La Movida Madrileña, en el que había un momento en el que claramente se podía escuchar “La naranja no es mecánica” del disco que hoy nos va a ocupar.

Sea como fuere, es justo prestar atención a este fresco y simpático grupo de Algete (siempre reivindicaron muy bien de donde eran), ya que quizás no estén lo suficientemente valorados o reconocidos a día de hoy. Justifico esto que acabo de decir basándome en la impresión de que muchos grupos indies pueden deber parte de su espíritu al influjo macarra y el punto cómico de las letras que Los Nikis ofrecían en un amplio porcentaje de sus composiciones.

El grupo ya llevaba un tiempo funcionando allá por 1985, habiéndose dado algún garbeo por “La Edad De Oro”, editando varios eps, pero sería con su primer lp “Marines A Pleno Sol” cuando llegarían a su momento más álgido. Creo que en aquellos días Los Nikis eran Emilio Sancho como cantante, Arturo Pérez como guitarra, Joaquín Rodríguez al bajo y Rafa Cabello en la batería. ¿Que nuevamente una canción, “El imperio contraataca”, es la culpable de gran parte del éxito del disco? Sí, pero como casi siempre con matices, ya que el conjunto de temas que rodean a ese clásico en forma de single de nuestro pop que se anotaron Los Nikis, merecen en casi todas las ocasiones la pena. Los Nikis destacaron por la ironía y el humor para sus letras y en “Marines A Pleno Sol” se puede apreciar en muchos casos y en rimas desternillantes en algunas ocasiones.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “El imperio contraataca”: Paradigma de Los Nikis y su canción bandera es “El imperio contraataca”. Un acierto en forma de sátira brutalmente irónica sobre la historia de España y nuestra, en teoría, gloria histórica. Mucha gente la malentendió, dejando de lado su tono sarcástico. Para la memoria quedan frases como “mira como gana la selección, España está aplastando a Yugoslavia por 20 puntos arriba”, para nada atemporal, con unas imágenes de aquel partido de semis de Los Ángeles 84’ con un Antonio Díaz Miguel desaforado en la banda. El videoclip, con el grupo disfrazado frente al estanque del parque del Retiro de Madrid y esas imágenes aderezadas, grabado para “La Bola De Cristal”, es igual de mítico que la canción en sí. Un temazo y un clásico irrefutable de nuestro pop.

2. “Los niños del Brasil”: Era muy común que en los años 80 se editaran canciones sobre el tipejo de Joseph Mengelle y sus experimentos en Brasil. Simple Minds, OMD y también Los Nikis. Desternillante es la letra de esta “Los niños del Brasil”, con esas palabras en alemán y ese ripio “mi nombre es José Mengelle, salo mucho por la tele”. El ritmo es sincopado, con una batería que marca el ritmo de forma sólida y los arranques y parones en la melodía. Muy buena.

3. “La puerta verde”: Dentro del brío que impera en este “Marines A Pleno Sol”, se presenta “La puerta verde” con un ritmo menos acelerado que el de “Los niños del Brasil” y con menos potencia que “El imperio contraataca”. Se ve un claro contraste entre estribillo, con más fuerza, y la delicadeza de las estrofas. Se le tarda en coger el punto, sobre todo porque cambia mucho respecto a las 2 primeras, pero con el tiempo entra.

4. “Diez años en Sing-Sing”: Otra canción destacable, pero no solo de este disco, sino de la discografía de Los Nikis es “Diez años en Sing-Sing”. Narrada la letra en primera persona de un reo condenado. Se recuperan las guitarras enérgicas marca de la casa de “Marines A Pleno Sol”, que habíamos perdido en “La puerta verde”. Dentro de lo que cabe, es una canción optimista (aunque parezca lo contrario), o así lo quiere transmitir el anhelo que tiene el protagonista de la letra.

5. “Luis Enrique”: Contrasta la sección lúgubre y narrativa de “Luis Enrique” con su estribillo contundente, a modo de voz de conciencia ante la ambición de Luis Enrique, ese chico de pueblo turolense que termina de presidente de la nación y cuya ambición termina llevándolo a pique, como reza la letra.

6. “Salvaje pasión”: Quizás “Salvaje pasión” sea el más claro ejemplo de punk pop del disco. Esas réplicas macarras vocales al final de cada frase, le da un toque canalla muy bueno. La letra cuenta una historia bestia, salvaje, tal como se puede intuir en su título. Ahí no hay sorpresas.
7. “La naranja no es mecánica”: Llega el turno de una de mis favoritas y el motivo quizás de que hoy Los Nikis pasen por estas tierras blogueras. Con una melodía muy jovial, Los Nikis se atreven a replicar a Alex, personaje de “La Naranja Mecánica”. En “La naranja no es mecánica” “ya no hay más Moloko” y “nadie compra discos de Ludwig Van”. Con justicia fue una de las canciones que sirvieron a un notable documental de 2 horas que hicieron hace cosa de un año en Tve sobre La Movida. De alguna forma podría poner música a esa sección de la grandiosa película de Kubrick en la que Alex parece haberse reformado tras someterse a brutales terapias de choque.

8. “Ave César”: “Ave César” suena aguerrida en toda su instrumentación, desde su bajo y batería muy graves a los rasgueos eléctricos. Estamos ante otra readaptación de historias en la letra, con una heroica reacción de los gladiadores en pleno Coliseo romano ante el César, negándose a seguir el espectáculo y arremetiendo contra el emperador.

9. “La rebelión de los humanos”: Se ve que a Los Nikis les gustaba tirar del hilo de las historias del cine y ahora se atreven con “El Planeta De Los Simios”. La ironía con Charlton Heston y su carácter de héroe en aquellos días es notable y patente en la letra. En lo musical se siguen con firmeza los patrones de sonido de “Marines A Pleno Sol”.

10. “La canción de la suciedad”: Con “La canción de la suciedad”, no sé por qué se me viene a la cabeza algo que me va a tocar de cerca (yo sé de qué me hablo). Su melodía suena conformista, con sentido arrastrado, vinculado a la letra tan visual, y se aleja de los arreones de ritmo que por general ofrece el disco.

11. “Aurelio el misionero”: Los personajes de la discografía de Los Nikis son también destacables. Míticos resultan gente como “Enrique el ultrasur” y “Aurelio el misionero”, siendo éste el último que nos visitarán en este momento del álbum. Más ironía en la letra, acompañado perfectamente por la instrumentación, muy bullanguera en el tramo final, con esos arreglos algo trompeteros y un descojone notable con los órganos eclesiásticos del final definitivo.

12. “Quizás”: Punk pop en sentido estricto con “Quizás”. Menos de un minuto, compuesto de una parte a base de repetir “Sí” en plan pachorrero y luego acelerarse en lo musical a base de decir “No”. Un final formal chocante para el disco. A mi me gusta. En este caso, lo bueno, si breve (muy breve), 2 veces bueno.

Bonus tracks.
13. “Saturno es aburrido”: En la edición que tengo de “Marines A Pleno Sol”, se incluye como notable añadido del ep previo “Olaf El Vikingo” que el grupo editó poco antes. 4 canciones que como propina son inestimables. Con “Saturno es aburrido” se da lugar a uno de los momentos más lúgubres del disco en melodía, y no es para menos, ya que acompaña a una letra de “cagarse en la puta madre de Saturno” a cargo de Los Nikis. Buen humor en ciertos pasajes o frases de la letra. En lo instrumental, destaca mucho la batería y sus cambios de ritmo puntuales.

14. “Silvia Sobrini”: Por sonido, “Silvia Sobrini” podría ser una canción firmada por los The Cure del “Three Imaginary Boys”. Otro personaje más para el universo de Los Nikis, dotada de una carta de presentación a modo de mucho afterpunk.

15. “Olaf el vikingo”: Y como penúltimo capítulo del disco, llega otro personaje, en esta ocasión el temido “Olaf el vikingo”, para el que “no existe el miedo”. El sentir es nuevamente muy afterpunk en sus formas, y, si cabe, en esta “Olaf el vikingo” mete más intensidad y mala leche que en la anterior “Silvia Sobrini”. Nuevamente, en lo que a la letra se refiere, el devenir del personaje pega un viraje desternillante en el que la petanca y la trata de blancas tiene algo que ver; en sus letras, Los Nikis, genio y figura.

16. “Mi chica se ha ido a Katmandú”: Muy acelerada y animosa, con detalles de rockabilly, es “Mi chica se ha ido a Katmandú”. La historia es desternillante, de esa chica tan punk que decide irse a Katmandú. Buena forma de terminar el disco, ya que la canción es notablemente alegre y supone un mejor cierre que el que hubiera supuesto la más cáustica en sonido “Olaf el vikingo”.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
El disco, de portada azulada y letras amarillas (muy sencillita), funcionó bastante bien para Los Nikis. No llegó al nivel de estruendo de obras del año anterior como “Deseo Carnal” o “La Ley Del Desierto, La Ley Del Mar”, pero apoyado en el desternillante videoclip de “El Imperio contraataca”, emitido generosamente en Tve asociado a la producción que hizo “La Bola De Cristal”, el grupo consiguió ganarse un nombre y en todo caso la simpatía del público. La banda, siguiendo con su toque humorístico, sacaría posteriormente el disco “Submarines A Pleno Sol”, incluyendo una solemne versión del “Amante bandido” de Miguel Bosé.

Sin embargo, el caso de Los Nikis sería con el de otros muchos grupos de los años 80, incluyendo el de nombres tan importantes como Radio Futura o Gabinete Caligari, es decir, que el paso de década fue duro y la banda se iría al traste tras unos años después del lanzamiento de este disco, en el que la repercusión del grupo fue cayendo lentamente.

Vuelvo a la idea de que me da la impresión de que Los Nikis deberían estar más valorados en la actualidad. Su papel, junto al de formaciones como Glutamato Ye-yé es básico para comprender la evolución de la música española, sobre todo en el sector indie. Su estilo podría haberse definido como un punk-pop, ya que el grupo mezclaba una imagen inofensiva (muchas veces ataviados con la prenda que les da su nombre) con una actitud desenfadada, conciertos que se recuerdan como intensos y memorables y una música en el mismo sentido.

En nuestro programa de radio, esta semana podrán escuchar el programa nº 100. Como son 3 partes, el miércoles 5 a las 23.00h escucharán la 1ª hora, el sábado 8 a las 16.00h podrán escuchar la 2ª hora y el miércoles 12 a las 23.00h podrán escuchar la 3ª y última hora, al igual que el sábado 15 a las 16.00h. Todo ello en la sintonía de RUAH. Por cierto, ya hemos subido el programa sobre “Lament” de Ultravox a Ivoox. Vayan a escucharlo aquí.

2 comentarios:

Oloman Oloman dijo...

Buenas. Como a mis socios del blog les gustó el tuyo cuando lo vieron tras añadirte en nuestra página en Facebook, me han pedido que también te incluya en nuestro blogroll.

Y si yo no me incluyo es porque ya sabes que lo mío son otras historias ;)

Un saludo

Abacab dijo...

Oloman Oloman, pues yo encantado de ello. Jajaja, tranquilo, que ya nos conocemos de hace tiempo!

Saludos y gracias por escribir.