martes, 18 de junio de 2013

Concierto The Noises. Madrid (15-06-2013)

Las cosas hay que confesarlas y ser honesto. ¿Que este sábado por la tarde me apetecía más bien poco tener que desplazarme desde Torrejón de Ardoz, ciudad en la que resido, al centro de Madrid por la noche para ir a un concierto al que asistía sin acompañante? Pues sí. ¿Que luego, tras vivir el concierto que ofrecieron The Noises, el vencer a la pereza mereció la pena? También. Y es que el hecho de que el plan que me esperaba en la céntrica y mítica sala El Sol fuera una actuación del grupo liderado por el puro nervio de cantante que es Fran Gómez, era un acicate importante. Además, teníamos mucha curiosidad por calibrar el estado actual de la banda tras haber editado nuevo material en formato Ep: “Rapto”. 
Con media hora de antelación respecto a las 23.00h, momento previsto del inicio del concierto, llegué a la sala, tomando cómodamente asiento en unos sofás negros que ofrece el local. Me deleité la espera con la escucha del hilo sonoro previo al concierto, que no sé si sería elección del grupo. Si así fuera, les doy otro punto positivo, ya que lo que sonaba era parte del disco en directo “The Name Of This Band Is Talking Heads”; muchos ya saben que servidor es admirador y devoto del cuarteto neoyorkino liderado por David Byrne, con lo que ese aperitivo sembraba el terreno favorablemente para coger con más ganas lo que se sobrevendría en los siguientes minutos.
Poco más tarde de las 23.00h salieron a escena los 5 componentes que dan forma en la actualidad a The Noises. Con un Fran Gómez más emocionado por volver a sentir la experiencia del directo después de varios meses que catártico, como fue el caso de la vez inmediatamente anterior que les vimos, el grupo comenzó a presentar nuevos temas. Mónica Caballero me había pasado semanas antes amablemente enlaces para escuchar las canciones de “Rapto”. Nuevamente, creo que hay que ser honesto y admitir que, motivado por todos los asuntos personales que ya saben (los cuales propiciaron la interrupción del blog/programa de radio durante el mes de mayo), no pude escuchar nada del nuevo material de The Noises antes del concierto. Por un lado, esto fue mejor: ¿qué mejor forma que una actuación en directo para escuchar por 1ª vez una canción?
Ciertamente el material nuevo de The Noises suena muy bien. De primeras oídas, me quedé con “Candidato” (creo que Fran dijo que se titulaba así), una canción que apareció a mitad de actuación, más o menos, y que va ganando energía e intensidad sin que te des cuenta, para terminar en un absoluto subidón; realmente parece mentira cuando en sus primeros segundos intuyes un medio tiempo (cosa rara en The Noises, formación en la que el ritmo acelerado es clave en sus composiciones).
Dentro de las nuevas, “Caza” (nuevamente dudo del título, así creo recordarlo) tampoco sonó mal. Precisamente se situó a continuación de “Candidato”, dando lugar a un sector muy notable de la actuación. Las canciones que forman parte de “Bellavista” ya son pequeños clásicos del repertorio de The Noises y se reciben con la correspondiente animosidad que se merecen por parte del público. Por ejemplo, no tardó mucho en sonar esa “Last night” particular de los Noises que es “Mandanga”. Destacó mucho en el bis “La ciudad es tuya”, con invitación previa de Fran a que todos hiciéramos con la ciudad lo que nos saliera de…
The Noises contaban con algunos miembros nuevos en el escenario y hubo hueco para que Fran Gómez invitara al anterior bajista del grupo a que subiera al escenario a saludar. También hubo otro momento de “auto-invitación” por parte de algunos fans, los más animosos y en concordancia con lo que Fran Gómez transmite desde las tablas, que se subieron al escenario a bailar pogo y a duchar a la gente de cerveza agitando unos tercios con los que iban armados. Todo ello se llevó a cabo sin lamentar altercados e incidentes y quedó como un punto anecdótico simpático de la noche.
Eran las 00.15h y The Noises entonaban retirada tras algo más de una hora de enérgica y notable actuación. Fran, sin estar tan fuera de sí como la vez que les vimos en la sala Taboo hace unos meses, no perdió su arrolladora personalidad en escena y se desquitó poniéndose gorras (como ejemplo la foto superior), máscaras monstruosas en algunos momentos. Reconoció su ímpetu ante el respetable, por si alguno no conociera su enérgica actitud frente al micrófono, y consiguió acordarse de los nombres de gente importante en el apartado de agradecimientos. El resto de sus compañeros tocaron a la perfección, ensamblando las notas perfectamente, sin haber prácticamente lugar para siquiera una leve descoordinación. La máquina sonora de The Noises, por tanto, estuvo bien engranada este pasado sábado.
Se desprende de este concierto en la sala El Sol, donde el grupo consiguió, aún sin llegar al lleno total, un aforo más que notable, que The Noises van por buen camino. Las nuevas canciones muestran una cierta evolución y partida respecto a “Bellavista”, con una mayor madurez pero sin perder la frescura. Seguiremos los pasos del grupo y confiamos en tenerles en nuestra 5ª temporada de radio hablando de alguno de sus ítems discográficos hasta la fecha, ya que en esta 4ª temporada finalmente no pudimos coordinarlo.
El regreso para Torrejón de Ardoz fue duro. Teniendo en cuenta que son las fiestas populares del municipio el autobús nocturno interurbano iba hasta los topes, tocándome en mala suerte en el pasillo estar al lado de gente brutalmente indeseable, que iba hasta arriba de todo. Amenizaron el trayecto fumando y metiéndose lonchas sin pudor alguno y con total impunidad (a ver quién es el guapo que les dice algo a esos parientes lejanos y bochornosos de Camarón o Farruquito). Por suerte, no hubo que lamentar heridos y pude salir del autobús con cuidado de no pisar una raya que uno de ellos estaba perfilando en el suelo. Tomé las de Villadiego a toda prisa y sin mirar atrás. Bueno, pues termino afirmando que ni la pereza previa a la hora de salir para el centro, ni esta situación tensa (nunca sabes cómo va a reaccionar gente así cuando estás cerca de ellos; no en vano, se metieron con un chico que iba una fila delante mía) de regreso a casa, influyen lo más mínimo en la sensación positiva que he sacado de esta buena actuación de The Noises. De lo que rodee al concierto, intenten ustedes que vaya lo mejor posible, del concierto en sí ya se encargan The Noises y ahí normalmente no habrá fallos.

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

vaya viendo como acabo la noche Abacab no es poco decir que salir Ileso es una gran noticia, buena cronica, yo desconozco este grupo aunque viendo tus comentarios seguro que no tardan en sonar mas, un abrazo desde mis caoticos mundos amigo.

Abacab dijo...

Jairo, ni te imaginas lo que pasé en ese viaje de regreso... Seguro que The Noises irán ganando protagonismo en los años venideros.

Para caótica también mi vida! Veo que andamos de cráneo los 2. Un abrazo enorme y gracias por escribir.