sábado, 26 de enero de 2013

Supersubmarina - Electroviral (2010)

INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES.
Retornamos al indie patrio, a su sector pop-rock. Hoy nos toca prestar atención a una de las bandas que más sensación han causado en los últimos tiempos y de las que más se ha notado la crecida de popularidad. Hablamos de Supersubmarina, otro exponente de buena música independiente venida del sur de la península, concretamente de la provincia de Jaén. Cuarteto compuesto por su vocalista y guitarrista José Chino, Pope al bajo, Jaime a la guitarra y Juanca en la batería, este cuarteto (que creo se ha convertido en quinteto oficial en los últimos tiempos), tiene 2 discos de larga duración en su haber hasta la fecha.

Aunque “Santacruz” es su actualidad, trabajo editado en el recientemente finalizado 2012, nosotros, a nuestro estilo, volvemos a ir contracorriente y nos da por analizar esta semana lo que fue su disco anterior, que a la par fue su debut en formato grande, más allá de algún maxi editado previamente.

Y es que el grupo había tenido ya muy buena acogida con un maxi que editaron en 2009, y del que aún se incluyeron alguna que otra canción en el “Electroviral” que protagoniza el presente post. No estamos ante un grupo que como otras bandas han tenido que esperar mucho para tener una cierta repercusión en el mundo de la música, ya que Supersubmarina creo que se formó en 2007.

Dentro del sector nacional, para que se hagan una idea si no los conocen, Supersubmarina nos podría recordar en parte a Editors o a Bloc Party en sus melodías directas, muy guitarreras y contundentes. Dentro del sector independiente de nuestro país tienen un estilo definido, que les diferencia claramente del sonido más pausado como normal general de otras bandas.

Sin llegar al estruendo de Vetusta Morla con su “Un Día En El Mundo” (aunque hay que apuntar que los de Tres Cantos llevaban varios años ya formados), Supersubmarina han conseguido una interesante repercusión que parte principalmente de “Electroviral” y se ha confirmado con “Santacruz”. “Electroviral” es un trabajo bastante bueno. Veamos lo que incluye en su listado de temas.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Mágica electroviral”: El disco abre fuego con una introducción instrumental y eléctrica pista, con un sintetizador correoso y distorsionado que lleva el peso de la melodía sobre el resto de inquietantes y nerviosos elementos que conforman estos primeros segundos musicales del disco.

2. “Eléctrico”: En la 2ª pista José Chino entra con fuerza diciendo que toma un impulso eléctrico, muy lógico teniendo en cuenta que parte encadenada esta canción de la pista introductoria “Mágica electroviral”. Esta canción “Eléctrico” es directa, potente y bastante cañera. Quizás de primeras no se aprecian todas sus bondades. En mi caso han sido las repetidas escuchas las que me han abierto los oídos hacia ellas. La estrofa puente al estribillo aporta por ejemplo un cambio de ritmo interesantísimo, en ese sector donde entre otras cosas José dice eso de “algo giró en mi barriga, la fricción me provocó algo que no podré explicar, algo parecido a una descarga…”. El estribillo es sencillo y directo, y también creo que la parte final de la canción es muy destacable en general, con esa repetición de lo dicho en la estrofa puente mencionada.

3. “Niebla”: En el 3er. lugar se presenta una de las mejores canciones. Una pista que si la escuchan detenidamente podría funcionar como un perfecto antídoto contra las ganas de dejar a tu pareja, a no ser que los motivos sean realmente irreconciliables. “Niebla” tiene un estribillo realmente bueno con ese “su caminar, su despertar, su forma de hablar, su mal humor, su estar mejor, su pelo y su voz”, que parte del “piensa si algún día ella no está echarás de menos hasta…” y una melodía que abunda en lo sentimental que ya aporta la letra. Realmente la letra la pueden ustedes aplicar también a cualquier otra persona, sin necesidad de que el vínculo sea sentimental. Muy buena, una joya oculta del disco, que dispuso de un videoclip muy curioso del grupo tocando a pleno sol, en torno a una fuente de esas cuyos chorros salen directos del suelo, en una plaza de ahora no recuerdo si de Alicante o Murcia.

4. “Supersubmarina”: Que el grupo haya titulado a la 4ª pista del disco, y a la par uno de sus temas más conocidos, de la misma forma que el nombre de la banda, no sé a qué se debe. “Supersubmarina”, la canción, habla de ausencias y reuniones esperadas. Destaca por su estribillo realmente rítmico con esas figuras de repeticiones silábicas, con el “sususususu sususususu” o el “si te si te si” o el “no te no te no te”, que tan sencillas son, pero que tan bien funcionan sobre los acordes vitalistas que ofrece. Una gran canción. Comentario aparte merece ese videoclip, con referencias a la sociedad soviética, en el que los bailes de ese profesor de geografía ante un añejo jurado, resultan arrebatadores y quitan el hipo.

5. “Ana”: En “Niebla” y en la previa “Supersubmarina” era claro que había 2 personajes femeninos no relevados. En la 5ª canción de “Electroviral” el personaje tiene nombre propio. Se nos cuenta la historia de Ana, una chica de 30 años que tiene un intenso pasado. “Ana” se acelera notablemente en el estribillo donde funciona en la letra muy bien ciertos versos como es “es el verbo en carne viva” para describir a la buena de Ana, que “ya no va con 15, ya solo conoce a 3”. Otro tema que va ganando enteros con las escuchas sucesivas.

6. “Ln Granada”: El grupo hace una oda a Granada en la 6ª pista de “Electroviral” “Ln Granada”, con un ritmo de medio tiempo y partes instrumentales más recargadas que reportan una estructura notable. Me gustan mucho esos versos en los que José Chino nos regala ese juego de palabras en “Las farolas nos alhambran al pasar”. El estribillo, que aporta la parte vocal a ese sector más vigoroso en lo instrumental dispuesto en el tramo final “Y bailar con la muerte no es buen plan, yo prefiero que me mates tú a bailar” es también destacable y efectivo. Gran tema, que garantiza al grupo una buena recepción siempre que actúen en la homenajeada ciudad.

7. “Chas! Y aparezco a tu lado”: Me quedé a cuadros cuando vi que el grupo había incluido una versión en el track list de Alex Y Cristina, ya que ver “Chas! Y aparezco a tu lado” en el listado no dejaba dudas a que era una versión. El grupo la lleva a su terreno endureciendo su sonido y dándole un enfoque fresco, en el que destaca el cierto toque macarra que pone José Chino a las voces. Fue necesario varias el sexo de la persona a la que se dirige la pista, no queriendo jugar el grupo a las ambigüedades en este apartado. Es de alguna forma como un pequeño descanso situado en mitad del disco, para luego afrontar la 2ª mitad, que va a superar en intensidad, si cabe, a la primera parte.
8. “Cientocero”: Supersubmarina incluyen una canción agria en su letra, con claro contenido en contra de los excesos de las drogas en la pista “Cientocero”. Ese título evoca esas horas tardías de la madrugada en la que a más de uno se le ha ido de las manos la noche. Los acordes de guitarra son endiablados a ratos, alternando con partes más machaconas. “Cientocero” es uno de los temas más identificables del disco, por otro lado.

9. “XXI”: Después de la proclama en contra de la cocaína y demás, también hay lugar para un alegato o arenga en pro de la generación a la que pertenece el grupo. En “XXI” se dirige José Chino en su letra a la generación que ha de llevar el timón del futuro. A esos “bichos del XXI” se dedica esta pista que prosigue las pautas sonoras de cuerdas del disco, quizás con un ritmo algo más endiablado y acelerado, y en la que destaca mucho la intro de batería que se marca Juanca en los primeros compases.

10. “Elástica galáctica”: Tras el cierto tono sesudo y en ocasiones agrio de las 2 últimas canciones, ahora llega el turno de un tema más luminoso y de melodía más vitalista. Realmente “Elástica galáctica” viene a quitar hierro al asunto, con una letra también más relajada y menos trascendental. Juega bien su papel dentro del conjunto, aunque por individual no sea tan válida como otros pasajes de “Electroviral”.

11. “Ola de calor”: Llega el turno de una de mis preferidas y de las que marco con la etiqueta personal de “Discos, música y reflexiones” como joya oculta del disco de esta semana. Me estoy refiriendo a “Ola de calor”, una de las piezas más directas, contundentes y potentes de la obra. La cierta chulería o prepotencia que ofrece José Chino en su interpretación, adaptado a lo que se dice en el estribillo, “y gritarás y gritarás, y gritarás y gritarás, y no te oiré…”, le da un toque especial a esta canción de sonido potente, de bases y acordes muy marcados en las estrofas. Nuevamente en el estribillo apreciamos un cambio de ritmo sobresaliente en lo instrumental. Tiene cierta épica que juega a su favor en esa sensación positiva que a mi me despierta al oírla y que a buen seguro también les producirá a más de alguno de ustedes.

12. “Centro de atención”: “Centro de atención” comienza con ritmo potente, apoyado en la batería de Juanca. Es otro ejemplo de la mayor fuerza y contundencia sonora del disco. Creo que quizás hubiera sido dejar en este lugar a “Ola de calor”, cambiándose el orden de las 2 pistas en el listado, ya que como pienso que la anterior pista es mucho mejor, ayudaría a corroborar un final de disco más redondo situándola en este penúltimo peldaño que ocupa “Centro de atención” que si bien no molesta y tiene una letra concisa y que llama la atención, no es tampoco de los pasajes más memorables de “Electroviral”.

13. “Eres”: El problema se acrecienta, en lo personal que me atañe, cuando descubrimos que “Eres” es la encargada de cerrar el disco. Me voy a explicar: esta canción me recuerda mucho en sus formas, más pausadas, a cierto grupo que no me gusta nada (y que según muchos creen debería volverme loco) y José Chino de hecho me recuerda mucho en su tono a su cantante. Supongo que todo esto es personal y que inevitablemente me lleva a uno de los pocos casos de extrema manía que tengo en el mundo de la música, pero el caso es que no me deja buen sabor de boca este final de disco. Destaco sobre todo la parte instrumental ciertamente lánguida de los últimos segundos de la pista, que me evocan, en este caso sí, favorablemente en algunos sonidos al “Walking in my shoes” de Depeche Mode. Del otro grupo que aborrezco y al que me recuerda tanto esta pista, no voy a citar ni el nombre, pero muchos podrán intuir de quiénes se tratan (básicamente porque no han pasado por el blog, ni pasarán, y si han pasado bandas como Coldplay, The Killers, Interpol, Editors o Franz Ferdinand, pueden imaginar una de las que faltan).

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Este debut de larga duración de Supersubmarina, de portada gris incorporando estructura de torreta de alta tensión, permitió al grupo ampliar mucho su espectro de seguidores, que ya partía de una buena base que les conocía de sus tiempos de maquetas y maxisingles. Sentó las bases para que la banda alcanzara un nombre a incluir dentro de los carteles de los festivales más importantes del verano que vino después de la edición de su 2º disco.

De “Santacruz”, siguiente disco del grupo, solamente he escuchado un par de singles, “En mis venas” y “Canción de guerra”. El estilo parece seguir las mismas pautas que ciertos pasajes de este “Electroviral” que hemos revisado hoy, pero no me quiero aventurar a decir nada más, ya que sería hablar sin conocimiento; ya lo tengo en mi poder y no tardaré en meterme con él. Lo que está claro que este 2012 el grupo se ha permitido el lujo de plantar cara a bandas consolidadas como Love Of Lesbian, disputándoles el trono del año en el que los de Santi Balmes han sacado su nuevo disco “La Noche Eterna. Los Días No Vividos”.

Se puede demostrar el éxito del grupo citando que a mediados de diciembre llenaron 2 días consecutivos La Riviera; de hecho, en esa misma semana de las actuaciones en Madrid, vi un cartel por la calle que anunciaba la 2ª fecha, indicando “entradas agotadas” de la 1ª cita. Je, pues cuando fui a comprar las entradas esa misma tarde (les aseguro que el cartel lo habían puesto ese mismo día) no quedaban ya, y me quedé con las ganas de ver al grupo y poder informar igualmente de lo que ofrecieron en su 2ª noche en Madrid, cosa que hubiéramos hecho aunque no estuviéramos acreditados. Será en otra ocasión, supongo.

No obstante, no disertemos más sobre el presente del grupo, el cual permite imaginar a la vez un futuro prometedor. Lo que terminaré diciendo es que “Electroviral” fue un primer disco verdaderamente interesante, de notable alto en calificación, repleto de grandes canciones. En un futuro, quizás cuando ya el grupo haya lanzado su 3er. disco, les hablaremos de “Santacruz”, con un par de cojones, a nuestro estilo habitual de ir a destiempo. Es lo que hay. Hoy hemos decidido que toque “Electroviral”; siempre es buen momento para escucharlo.

De nuestro programa de radio, hace unos minutos pudieron escuchar nuestro programa en directo en RUAH sobre “Reggatta De Blanc” de The Police e informarles que estos 2 próximos miércoles a las 23.00h y al siguiente sábado a las 16.00h en RUAH y en &radio podrán escuchar el programa sobre “War” de U2. El audio del programa sobre “Day & Age” de The Killers no tardaremos en subirlo a Ivoox, o eso espero y confío.

No hay comentarios: