jueves, 24 de enero de 2013

Concierto Pastora. Madrid (19-01-2013)

Si por algo se puede definir al concierto que los hermanos Riba y Dolo Beltrán, es decir Pastora, dieron el pasado sábado en la sala Penélope de Madrid fue por el buen ambiente que transmitieron durante las 2 horas de actuación que nos ofrecieron. El grupo se presentaba en Madrid a presentarnos su último trabajo que se editó en la pasada primavera de 2012, primero compuesto en su totalidad en catalán, y de paso para recuperar temas de ayer y anteayer, como bien dijo Dolo en una de las primeras veces que se dirigió al público entre canción y canción.
Llegamos unos 20 minutos antes de la hora fijada para el comienzo del concierto y nos situamos en 3ª fila, justo delante de una columna para así evitar a indeseables que llegan a última hora y se quejan de que no les dejo ver. Cuando nos situamos, justo delante de la mesa de operaciones de Pauet, como sabrán encargado de la parte visual del grupo, el mismo estaba preparando sus instrumentos para deleitarnos con su labor que pudimos ver reflejada en los 2 telones laterales y la pantalla de fondo del escenario.
En torno a las 21.40h salieron los 3 hermanos Riba, ya que el pequeño de la saga se ha unido definitivamente a sus hermanos Caïm y Pauet, y al poco apareció Dolo, con elegante y ajustada gabardina y gafas de sol. El grupo quiso empezar quizás con uno de sus temas más emotivos y sentidos, aquel “Desolado”, single relevante de su 2º disco “La Vida Moderna”. Acto seguido dieron un paso atrás en el tiempo para ofrecernos “Tengo”, que con la aceleración que contiene en su estribillo propició inyectarnos a los asistentes la primera dosis de ritmo y ganas de bailar de las muchas que Pastora otorgaron a lo largo de la noche.
Tras “Un pedazo de tierra”, de la que destaco profundamente la parte visual representada por Pauet, que realizó un cuadro muy apropiado para acompañar la representación del tema, llegaría el primer clásico de verdad del repertorio. No se hizo esperar por tanto la rítmica “Mirona”, aquel single que tomó en su día el relevo en ese apartado de la masiva “Lola”, y que muchos la experimentamos en directo de la misma forma que Dolo, Caïm y Pauet hacían en el correspondiente videoclip, es decir, moviendo insistentemente la cabeza de arriba a abajo. La siguiente imagen muestra a un atareado y aplicado Pauet en su mesa de operaciones en plena actuación.
No fue hasta que terminara “Mirona” cuando canciones de “Una Altra Galáxia” hicieron acto de presencia. Llegaba el turno de “Mals hábits” y “Sentit de l’humor”, que son de los temas más marchosos de la obra, y por tanto de las que mejor quedan para un concierto. Y siguiendo con el escrutinio de lo que el grupo recogió de su último álbum para la ocasión, no podía faltar la fabulosa “Quan la Mercé está contenta! (Donya Mixeires)”, dedicada por lógica por Caïm a todas las Mercedes, en la que el propio Caïm y su hermano Angel Led al micro se encargaron de poner patas arriba la Penélope acompañados de los acordes de guitarra acústica tan luminosos y vitalistas que contiene esta canción, sin duda de las mejores del último disco de Pastora. Aquí Pauet también se sumó a los coros, convirtiendo a Pastora en los Riba’s Five, según comentó el propio Angel Led al mismo tiempo que Dolo se marchaba al camerino a cambiarse de vestuario y dar un respiro a su bonito vestido azul de la primera mitad de actuación; abajo verán una foto de ese momento en el que los Riba se adueñaron por completo del escenario. No faltó tampoco la canción título del disco, un tema que llega también mucho al público, muy electrónico, movido y perfecto para el directo, el cual ya se situó en el tramo final del concierto, poco antes de la parada para afrontar los bises.
El grupo no quiso caer en evidencias, ni en tópicos, y prueba de ello fue que tras la interpretación de la divertida y alegre “Quan la Mercé está contenta! (Donya Mixeires)”, cuando Dolo volvió al escenario con un vestido de lentejuelas blanco, medio oculto sobre una chaqueta vaquera (lo cual se muestra en la siguiente imagen), Pastora se atrevió con “Lola”, la cual incluyó alguna variación lírica en sus primeras estrofas respecto a la versión de estudio, y que por lógica fue uno de los momentos que con más intensidad se vivieron en la sala. Lo de la evidencia, me refiero a que hubiera sido muy facilón colocar este tema en el tramo final y en los bises; decidieron meterlo en la parte media de la actuación y guardar cosas distintas para la parte final.
Desde el gusto personal, cosa que siempre les comento por aquí, me gustó mucho que no faltara “Cósmica”, uno de mis temas favoritos de Pastora. También se situó este tema de “Circuitos De Lujo” en el tramo medio de la actuación y la historia de ese personaje femenino tan particular que narra la letra, sonó realmente bien en la voz en directo de Dolo. Un momento cósmico, como lo definió la propia Dolo antes de que empezara a sonar, tras terminar de narrarnos una curiosa historia de amor. Si bien en el clamor general no fue de los momentos que se acogieron con más intensidad, sí que lo fue al menos en mi caso particular. Aunque la calidad de mi cámara (tanto el video como el sonido) deja mucho que desear, les dejo insertado lo que grabé para que se hagan una mínima y distorsionada idea de lo que fue “Cósmica” en este concierto.
El tramo final tuvo una serie de temas bastante directos. Seguidos Pastora interpretaron “Feel the magic” de ese “U.V.E.N.” de 2011, con una primera parte en la que destacó el “You can do” que Caïm interpretó para la ocasión a petición de su hermano Pauet y Dolo con una pizarra con el eslogan escrito paseando de forma muy graciosa a lo largo del ancho del escenario, y “Cuánta vida”, uno de los temas que más éxito ofrecieron a Pastora en 2008 al ser banda sonora de un anuncio de telefonía. Y antes del descanso previo a los bises, se presentó en escena “Runner” uno de los temas que son más apreciados del primer disco del grupo por los seguidores de la banda, aunque para el gran público no sea muy conocido; a destacar en este momento la carrera estática que se metió entre pecho y espalda la sufrida Dolo.
El bis nos regaló como pieza más destacada “1000 kms”, también del primer disco del grupo, en cuyo momento hay que destacar nuevamente el cuadro que Pauet dibujó para completar la representación en directo de esta siempre destacable canción del debut de Pastora. Y las 2 horas de concierto se rubricaron con “Una mañana” e “Invasión”, que fue la que puso el cierre definitivo. Entre estos 2 temas hubo una parte instrumental bastante cañera, con Caïm apurando a tope la guitarra eléctrica, lo cual permitió a Dolo cambiarse por 3ª y última vez de vestuario, apareciendo en escena con un vestido morado de lentejuelas y parte inferior de plumas, aunque lo que quizás más destacaron fueron las gafas con lucecitas azules que complementaban el estilismo de la cantante de Pastora en esta última canción de la noche, estilismo que podrán ver en la fotografía de abajo de este párrafo; pensaba que el hecho de cambiarse de vestuario supondría un par de canciones más, pero por desgracia no fue así.
Y es que me parecía raro que “Lunes” y “Grandes despedidas” no tomaran parte de la fiesta. Luego Dolo me explicó los motivos en la pequeña entrevista que le hicimos al final de la actuación, la cual les dejamos insertada y trascrita al final del post. Sobre todo me apenó no escuchar “Lunes”, la cual sin duda está en el top 5 de mis preferidas de Pastora de siempre y también tenía esperanzas de escuchar “Semblava mentida” del último disco del grupo, que precisamente fue la canción que incluimos en el programa-entrevista sobre “Circuitos De Lujo” que hicimos hace unos meses en compañía de Dolo Beltrán, a modo de tratar puntualmente la actualidad del grupo; por cierto, si alguien desea escuchar ese programa, que pinche aquí. Quizás “Semblava mentida”, a pesar de ser una canción preciosa y muy sentida, no sea tan aprovechable para el directo como en efecto sí que lo fueron los 4 temas que de “Una Altra Galáxia” que Pastora escogieron para la noche del sábado. De eso ellos sabrán sin duda algo más que servidor. Con todo, no deja de sorprender en parte porque el grupo estrenó acertado videoclip de la citada canción en esa misma semana. La que no esperaba es “Cuerpo transparente”, ya que Dolo me comentó cuando hicimos el programa que es un tema que ya está descartado para sus set list; una pena.
Por cierto, ¿se han fijado el baile con hula hoop que se marcó Dolo en la imagen previa? Bien, hablemos rápidamente del apartado de sorpresas. La que más me sorprendió fue “Decibelios” de “Circuitos De Lujo”, donde el menor de los Riba tuvo otro de sus grandes momentos vocales junto a Dolo. Esta canción junto a “Jungla”, que inició el tramo final de la actuación, fueron quizás los 2 temas que más me sorprendieron que sonaran en el concierto de todos los que el grupo escogió para la ocasión.
Comentando el papel de cada uno de los componentes, Dolo estuvo muy bien al micrófono, a pesar de que en algún momento se perdiera levemente su voz en las mezclas; hay que indicar que hubo algunos problemas técnicos, como fue en que un momento no le funcionaba el pinganillo a la cantante, lo cual probablemente influyera en ese aspecto. Su entrega, bailes por el escenario y su simpatía, fueron elementos que combinados entre sí dieron como resultado que el público terminara encantado con esta bella cantante. Además, hay que destacar su cercanía, dirigiéndose en varias ocasiones al público y contándonos alguna que otra historia de lo más graciosas. Minutos después del concierto, también salió a la sala a saludar a amigos y fans que seguían por allí, tras lo que aprovechamos para conocernos en persona y poder hacer la pequeña entrevista post-concierto que les dejamos al final del post. Siempre Dolo muy bien rodeada, en la foto superior con Angel Led y en la de abajo con Caïm vigilándola muy de cerca.
Los hermanos Riba, cada uno muy bien en su papel. Pauet desde su set se encargó de las proyecciones, valiéndose de sus lienzos, instrumentos y una cámara de video idéntica a una que tengo yo. Aparte de ciertos coros puntuales, su papel fue básico a la hora de completar las canciones. Pastora sin él no sería lo mismo, ya que la concepción artística del grupo no tendría nada que ver sin el trabajo visual que ofrece Pauet. Sus obras realizadas a lo largo de la actuación, creándose en el lapso temporal que suponía la duración de una canción, fueron en ocasiones excepcionales y completaban el concepto de la canción de forma inestimable; puntualmente destacaré esa figura desolada y desesperada ante el cartel que ponía 1000 kms cuando sonaba la canción de mismo título. Precisamente, de fondo podrán ver algo de esa representación tras la silueta de Caïm en la imagen a continuación.
Caïm llevó el peso de las guitarras correctamente. Tuvo sus momentos de lucimiento tanto en lo vocal cuando se encargó de interpretar “Mixeires” como en lo instrumental cuando se marcó ese tramo tan eléctrico entre “Una mañana” e “Invasión” en los bises. Angel Led fue sin duda el más extrovertido de los 3; no vemos por tanto raro que Dolo confesara que es su nuevo compañero de juergas nocturnas, tras el retiro de la noche por parte de Caïm. Aparte de secundar en las voces a Dolo bastante bien en varias canciones, y también a su hermano Caïm en “Quan la Mercé está contenta! (Donya Mixeires)”, se encargó de la parte electrónica, llevando a buen puerto las programaciones de las pistas.
Fueron 2 horas de concierto repleto de buenas vibraciones, buena música y cercanía. La gente, que sin llegar al lleno completó un notable aforo en la sala Penélope, fue a pasárselo bien y creo que no quedaron defraudados con lo que los 3 Riba y Dolo dispusieron. Dolo afirmó en los primeros compases que echaba de menos tocar en Madrid y a buen seguro que por la respuesta que el grupo recibió este pasado sábado no creo que tarden en regresar por nuestras tierras. Mereció la pena salir de casa esta pasada noche de sábado tan fría, lluviosa y ventosa, para ir a esta sala y dejarnos seducir por la interesante propuesta audiovisual que despliegan Pastora. A continuación les dejamos la entrevista que tuvimos con Dolo al final de la actuación, tanto insertada como trascrita por si no tuvieran la ocasión de escucharla en sus ordenadores al no disponer de cascos o altavoces. Terminar agradeciendo como siempre a Carme Tasias de Music Bus y a Esperança Belmonte, mánager de Pastora, que tuvieran en cuenta a “Discos, música y reflexiones” para poder informar de este buen concierto.
¡Ah! Y si quieren saber el set list completo y ordenado, amplíen la anterior foto que nos sacamos con Dolo, en la cual sostengo el que figuraba en la mesa de Pauet firmado y dedicado a nuestro blog y programa de radio por la siempre amable y simpática cantante de Pastora. Ahora, lo dicho, les dejamos con la entrevista.

Entrevista a Dolo Beltrán.
Discos, música y reflexiones: Estamos en la sala Penélope tras el concierto que han ofrecido Pastora esta noche de sábado 19 de enero de 2013. Nos encontramos ahora con una, bueno, podemos decir en confianza amiga de “Discos, música y reflexiones”, su cantante Dolo Beltrán; recuerden que ella estuvo con nosotros en nuestra 3ª temporada analizando “Circuitos De Lujo”. Bueno, primero de todo, darte la enhorabuena, felicitarte por este concierto. Ha sido… Hemos pasado un rato muy bueno en vuestra compañía y, bueno, preguntarte por las sensaciones post-concierto, ¿qué tal ha ido todo?

Dolo Beltrán: Bien, o sea, yo cuando he salido y he visto a la gente y de repente he dicho: “¡Ay! ¿Pero por qué no venimos más?”. O sea una sensación de “os había echado de menos”, ¿no?, creo que hasta lo he dicho. Muy bien, desde arriba todo muy bien. Hemos empezado muy bien. Hemos tenido algunos problemas técnicos, que siempre pasan en directo, pero siempre pasan cuando menos te los esperas, ¿no?, pero en general la sensación de conciertazo.

DMR: ¿Cómo se presenta esta 2013 que acaba de empezar para Pastora?

Dolo Beltrán: Pues, creativo. Estamos dándole así como ya los últimos disparos al disco que sacamos en… Bueno, entre acabando gira y componiendo cosas nuevas.

DMR: Ajá, y ¿qué camino va a tomar este nuevo trabajo que está ya a punto de salir?

Dolo Beltrán: Ni idea. Ni idea, o sea, es que nosotros somos con eso muy “sobre la marcha”, o sea vamos haciendo temas y también depende mucho en el estado en el que estemos nosotros como grupo y personalmente. Al final siempre acaba tirando para un lado o para otro. Pero para nada planeamos ni decimos “sonará así o asá”. Nada, nada. No. Ni idea.

DMR: Bueno, en la crónica, que haremos en nuestro blog en “Discos, música y reflexiones”, somos muy puntillosos normalmente con el set list, ¿no? en tanto a nuestras preferencias. Me gustaría preguntarte si adivinas cuáles son las 2 grandes ausencias que vamos a citar.

Dolo Beltrán: ¿Del concierto?

DMR: De canciones, sí.

Dolo Beltrán: Emm… ¿Las 2 grandes ausencias…? Yo para mí, así canciones… Por ejemplo “Lunes” sería una y otra sería “Y qué pasa si soy del montón”.

DMR: Bueno…

Dolo Beltrán: No sé si he acertado en las 2 pero…

DMR: Has acertado personalmente en una, en “Lunes” efectivamente y otra sería quizás “Grandes despedidas”, que no sé por qué, nos la imaginábamos como cierre de concierto, ¿a lo mejor era demasiado evidente?

Dolo Beltrán: Emm, mira te lo voy a explicar por qué. Porque estamos haciendo un formato que es un formato íntimo ahora, que vamos… Eh, bueno, que somos 3 músicos y el Pauet con las imágenes y “Grandes despedidas” es un tema que es pensado para banda. Entonces para que suene la batería, para que suene un buen bajo, pero real, o sea no una… No las bases electrónicas. Y lo probábamos de hacer, pero nos quedaba como si hiciéramos un playback y no nos molaba y finalmente cayó del repertorio íntimo de este formato que hacemos íntimo.

DMR: Y, “Lunes” entonces, ¿cómo es que se ha quedado fuera? ¿Qué ha pasado?

Dolo Beltrán: Bueno, es una canción que la hemos tocado tanto, tanto, tanto que al final… Es que tenemos tantas ya, que tenemos que ir haciendo… Pero es una canción que se va y vuelve, o sea, nunca la descartamos del todo. Siempre va, vuelve, en fin.

DMR: Muy bien, y ¿cuándo volveremos a ver a Pastora por Madrid?

Dolo Beltrán: Pues, buena pregunta. Yo espero que pronto, la verdad es que es un placer, o sea.

DMR: Pues nosotros también esperamos veros pronto y que todo vaya muy bien en este 2013 y con el nuevo disco.

Dolo Beltrán: Gracias.

DMR: Gracias a ti Dolo.

Dolo Beltrán: A vosotros.

No hay comentarios: