miércoles, 5 de agosto de 2009

1984 Madonna - Like A Virgin

Antes de empezar, les aclararé unos aspectos sobre la publicación de los siguientes post durante el ajetreado mes de agosto. Como ven, con más de 48 horas de antelación sobre el horario habitual, les dejo la revisión de esta semana, que en condiciones normales hubiera sido el sábado 8 de agosto. Hubiera podido publicarla el domingo, pero como supongo que algunos de ustedes entran por aquí durante el sábado, pues así cuando lleguen ya la tienen, y no piensan nada raro. El motivo es un viaje este fin de semana que tengo a la provincia de Castellón, para relajarme lo que pueda en la playa.

Por otro lado, la revisión que tocaría el sábado 15, no sé si será anticipada al próximo lunes 10 o si por lo contrario tendrán ustedes que esperar al martes 18. Un viaje por el norte de Marruecos tiene la culpa, pero creo que tras un largo año, y algo duro, me lo merezco. Ya tengo pensado quien pasará por aquí, pero no sé si entre el domingo y el lunes por la mañana me dará tiempo a terminar el post. Haré lo que pueda para que en ese periodo entre viaje y viaje les pueda dejar aquí la revisión de turno. Además, supongo que habrán notado algunas diferencias en el diseño del blog (imagen, carátula, compresión de entradas en la página principal); espero comentarios sobre si estos cambios son de su agrado o no. Bueno, pasemos al lío tras estas aclaraciones sobre la dinámica que seguiré en las próximas semanas y la reseña-aviso sobre los cambios de aspecto del blog.

Ha llegado la hora de que pase por “Discos, música y reflexiones” la llamada Reina del Pop, Madonna. Quise hacer un tributo, como muchos de ustedes saben, a mi apreciada Cyndi Lauper, decidiendo que fuera ella quien pasara primero por esta humilde bitácora. En parte, mi intención era paliar su derrota frente a Madonna en el pulso que mantuvieron en los años 80, por ser la cantante más reconocida dentro del pop surgido a mediados de dicha década. No obstante, ya advertí que Madonna Louise Ciccone acabaría apareciendo por estos andurriales, y hoy le ha llegado el turno.

Alguno podría pensar que quizás debido a esta senda veraniega de propuestas, que puse en marcha hace unas semanas atrás, la mejor opción sería escoger el lp “Madonna: The First Album”, básicamente porque en el mismo se incluye el tema “Holiday”. Mis dudas tuve, pero me he decidido en esta ocasión a escoger un disco clave dentro de la década de los 80, y sin duda el primer verdadero boom mediático de Madonna, que no fue otro que su 2º álbum, “Like A Virgin”.

Tras dar varios tumbos por Nueva York buscando hacerse un hueco en el mundo del espectáculo, cine, moda, etc. con alguna sesioncita de fotos no muy afortunada, que posteriormente le traería algún dolor de cabeza, Madonna consiguió abrirse camino en el mundo de la música a través de lo que es una notable carta de presentación, concretada en el citado “Madonna: The First Album”. Canciones como “Holiday”, “Lucky star” o “Borderline”, habían conseguido resultados más que aceptables en las listas de los más vendidos.

Este debut del año 1983, vino a preparar el camino para lo que sería una auténtica sacudida a todos los niveles. En 1984 Madonna sacaría a la venta su segundo disco, titulado “Like A Virgin”. La provocación comenzaría a estar asociada de forma muy clara a cualquier movimiento que realizara la cantante y poco a poco se iría labrando esa imagen de mujer fatal y provocadora, que alcanzaría sus niveles más altos a comienzos de los años 90.

Aprovechando el inicio de la MTV, Madonna sería una de las primeras en hacer un buen uso de este medio de comunicación para que su imagen, sus videos y sus canciones estuvieran hasta en la sopa en aquellos meses. La difusión constante de su veneciano video de la canción título y esa especie de vodevil-revival que fue el “maryliniano” clip de “Material girl”, convirtieron a Madonna rápidamente en uno de los iconos imborrables de la década de los 80. La exposición de la cantante a los medios de comunicación, supuso una tremenda saturación de la que seguiremos hablando después de analizar el lp que provocó todo este alboroto, y dentro del cual se encuentran los 2 himnos mencionados, aparte de otras canciones que merecen la pena igualmente o más.

Para no comenzar de forma floja, en el primer paso se nos dispone “Material girl”. Como ya les he referido en la introducción, el clip rodado al efecto supuso una recreación de la imagen de Marylin Monroe por parte de Madonna y un asedio por parte de un galán barbudo con pelo repeinado, que termina por seducirla en una sucia furgoneta; curioso contrapunto. La letra de la canción no deja de ser un alegato a ese dicho tan socorrido de “por el interés te quiero, Andrés”, y una declaración de principios de una chica que va al sol que más calienta: “Porque estamos viviendo en un mundo material y yo soy una chica material”. Manieristas teclados de corte cabaretero, sobre una machacona base rítmica y un registro vocal bastante agudo por parte de Madonna. La oscilación de la entonación del estribillo es sencillamente embriagadora y tiene un gancho enorme. Un acierto y un tema pop inolvidable de aquellos días. Tras este inicio de sonido sarcástico, se da paso a un tema pop de registro más serio titulado “Angel”, el cual también tuvo su reconocimiento como sencillo extraído del álbum. Su base se conforma de unas juguetonas e inocentes notas de teclado de lejano influjo oriental, que se disponen sobre otras con más cuerpo que hacen de soporte. Madonna hace uso de su registro más grave y solemne. Otro bonito corte pop para continuar y que sirve de puente entre “Material girl” y la canción título. La propia “Like a virgin” es una canción que describe las sensaciones intensas que Madonna siente frente a su amante o pareja. Recomendable ver el inicio de “Reservoir Dogs” de Quentin Tarantino, en la cual, el mismo Tarantino hace una curiosa reflexión sobre el sentido de la letra, dándole a la misma un enfoque algo terrenal… si no la han visto todavía, descúbranla por su cuenta: desternillante. Más de lo mismo, aderezado eso sí, de la forma más adecuada para su gancho social. Es decir, sintetizadores de base, una sencillita melodía de teclados con sonido inocente y Madonna volviendo a sus niveles vocales más agudos. La cantante confiesa que se siente “como una virgen tocada por primera vez, cuando tu corazón late cerca del mío”, en ese estribillo tan memorable dentro de su trayectoria y la historia general del pop. “Over and over” tiene el ritmo más acelerado de lo que llevamos de lp. Madonna vuelve a optar por engravecer su voz para un corte fácilmente olvidable, y más aún cuando éste se encuentra como preludio de un combo de 2 canciones acongojantes. La increíble balada de desamor “Love don’t live here anymore”, supone la Madonna más sentimental del disco y es reseñable que este precioso corte fue recuperado una década después para un recopilatorio de baladas que sacó a mediados de los 90. Sonido nocturno, a ratos orquestal, de sutiles matices clásicos, que forman la canción más elegante con distancia del disco. Prefiero esta pista a otras baladas que tiene por ahí Madonna, que tampoco están mal, pero que son más lloronas en su sonido como “Live to tell” o “Crazy for you”; sin que esto signifique que estas no me gusten. Simplemente digo que “Love don’t live here anymore”, para el gran público que solamente conocen “Like a virgin” y “Material girl” del presente disco, es una de esas joyas ocultas que tanto me gustan. Ayuda en gran parte que Madonna está más que acertada al micrófono, aportando una intensidad muy ajustada y emocionante.Ahora bien, la verdadera canción pop con gancho, atemporal y un seguro de éxito en cualquier fiesta que se precie, es “Into the groove”. Claramente asociada al debut cinematográfico de Madonna (y quizás su única película aceptable), el film “Desesperadamente Buscando A Susan”, en la cual la cantante compartió protagonismo con Rosanna Arquette, dispuso de un clip promocional de la propia película, que a la par es el mejor videoclip promocional de una película que he visto nunca; de hecho, hace más apetecible de ver la película, de lo que lo es en realidad (y eso que no está mal y no deja de ser entretenida en sí). El entrelazado de sintetizadores, teclados, la batería eléctrica, y la llevadera forma de cantar de Madonna, que engarza frases que transmiten en sí mismas mucho ritmo, crean una canción dance arrolladora. Versos como “solo cuando bailo puedo sentirme tan libre, de noche cierro las puertas, dónde nadie más pueda ver”, “no intentes ocultarlo, el amor no lleva disfraz, veo el fuego arder en tus ojos” transmiten una fuerte sensación de movimiento; sobre todo adoro esa parte que dice “Vive tu fantasía cerca de mi, simplemente deja que la música te libere. Toca mi cuerpo y muévete a tiempo. Ahora sé que eres mío”, y más aún cuando repite ese “Ahora sé que eres mío” durante 4 veces en un tremendo in-crescendo, que me pone el vello de punta cuando lo escucho. A medida que se reproduce el disco mientras que escribo la crónica, y ahora en concreto esta canción, he de decirles que tengo una fuerte necesidad de dejar el teclado, levantarme de la silla y ponerme a bailotear en mi cuarto… imagínense. Un inmortal de la música disco y sin lugar a dudas uno de los mejores temas dance de la década de los 80 y… ¡Qué coño!, de la historia de la música. Sublime. Advertir, eso sí, que “Into the groove” no se encuentra en todas las ediciones del disco. En la que yo tengo sí, y por eso la incluyo en la revisión. Tras este soberbio combo, cualquier cosa nos parecerá inferior. A continuación se nos presenta “Dress you up”, que desde un primer momento nos pretende agradar. Es quizás de los temas más rítmicos y más movidos. En realidad no está mal del todo, aunque creo que ese grito que mete Madonna al inicio de cada estribillo me tira algo para atrás. Creo que se pasa de intensidad. La técnica y estructura viene a ser la misma que en casi todo el disco, es decir, sintetizadores de base rítmica y por encima destacando notas fantasiosas e inocentes de teclado. Aquí hay que destacar también un solo de guitarra más o menos a los 2 minutos de duración, para agregar algo de variedad instrumental. Decir que “Dress you up” fue uno de los singles extraídos y que alcanzó un meritorio top 5. “Shoo-bee-doo” aporta una balada de esas lloronas que he referido antes y junto a “Love don’t live here anymore” conforman los únicos momentos algo lentos del disco. Sin sonar mal, tampoco tiene nada que la convierta en un momento memorable del disco. “Pretender” en otro tema pop algo machacón y bastante ramplón. “Stay” mejora ligeramente el nivel mostrado en las últimas pistas del álbum, que bien hay que decir que es muy fuerte del 1er al 6º corte, pero que posteriormente palidece ligeramente. También hay que añadir, que las canciones que se nos presentan en la primera parte son de tan alta calidad y exigencia pop, que cualquier cosa a su lado parece poca. Analizando estas últimas 4 canciones por separado, hay que decir que no están nada mal, aunque también he decir que esta afirmación la tecleo mientras escucho la última pieza “Stay”, que es mi favorita del núcleo reseñado. No podía ser de otra manera, ya que un disco tan importante no se puede cerrar de forma anodina. Madonna te pide que “estés” y efectivamente nos quedaremos con ella hasta los presentes días.

A nivel comercial, “Like A Virgin” fue una conmoción semejante a la que “Thriller” de Michael Jackson había creado unos añitos atrás. De hecho, no sé si alguno de ustedes se habrá percatado de un extraño paralelismo entre la postura reclinada de ambos artistas en las portadas de los respectivos discos. En la carátula del disco que hoy nos ocupa, la cantante aparece tumbada con una especie de vestido de novia, con una expresión de deseo dibujada en su cara.

Este álbum, convirtió a Madonna en la estrella pop femenina por excelencia, tragándose por completo a la buena de Cyndi Lauper, que también aspiraba en convertirse en el símbolo de la década, con sus favores a “The Goonies” y demás. Número 1 en la lista de ventas, hasta que mi querida dama del rock, Kate Bush, llegó con su “Hounds Of Love” y le dijo a Madonna que ya bastaba y que era hora de que su excelente disco, tras el exorcismo musical/personal que supuso “The Dreaming, se pusiera en lo más alto.

Como he referido al principio, la ayuda promocional que en esos primeros años de MTV proporcionaba dicha cadena, fue clave en la consolidación de Madonna frente al gran público. También el hecho de que se produjera su debut en el mundo del cine, con una comedia de enredo bastante ajustada a lo que se hacía en aquellos años, la citada “Desesperadamente Buscando A Susan”, echó más leña al fuego del mainstream que se generó alrededor de la persona de Madonna Louise Ciccone.

Con 2 discos, ya no había duda de quién era la sensación femenina de la música de la época. El éxito o nivel de exigencia se mantuvo en los siguientes años, de la mano del disco “True Blue”, que volvió a regalarnos joyas pop como “Papa don’t preach” o la exótica “La isla bonita”. Igualmente, Madonna siguió colaborando en otros proyectos cinematográficos como numerosas bandas sonoras y papeles como actriz en otros filmes.

La confirmación definitiva de que Madonna será durante muchos años, por mérito, trayectoria, calidad y permanencia, la más grande estrella femenina del pop, vino asociada al lanzamiento de su 2º disco con las palabras “Like A…” en el título, en este caso acompañadas de “Prayer”. La canción título del disco y su… no tengo adjetivos positivos para calificarlo, videoclip promocional con esa historia entrelazada del novio negro de Madonna, condenado por un delito que no cometió, y su escenificación como Santo y Madonna recibiendo su beso, a la par que esa rotunda imagen de la cantante bailando en una colina en plena noche con las cruces ardiendo, hicieron gran parte del papel. “Express yourself” o “Cherish” aportaron algo más de inercia ganadora, pero el grueso vino de la mano de la citada “Like a prayer” y su efectista clip.

A dicho disco le siguió una multitudinaria y arrolladora gira mundial titulada ni más ni menos que “El Tour De La Ambición Rubia”, que fue un tremendo éxito a lo largo de todo el planeta. A partir de aquí, provocaciones hacia la iglesia, conversión religiosa de la cantante y altos y bajos discográficos, a parte de las numerosas aventuras amorosas de Madonna, de las cuales no les voy a hablar.
Hará unas semanas la Reina del Pop visitó Madrid, tras 19 años de olvido. El alto precio de las entradas y en parte, el cierto cabreo por parte de muchos fans madrileños por tanto desaire durante tanto tiempo, hicieron que gran parte del papel que salió a la venta se quedará en las taquillas. Un servidor de ustedes no acudió al evento, pero sí que lo hizo un amiguete, que me pasó unas imágenes previas al show que les sitúo en el artículo flanqueando el presente párrafo. Las razones por las que no acudí son 3: 1ª el precio de las entradas. 2ª el dispendio de varios euros gastados hace poco para Madness, Spandau Ballet y Depeche Mode. 3º que a mi me hubiera gustado ver a Madonna precisamente aquella vez que vino en 1990 de la mano del “Blonde Ambition Tour”, ocasión en la que se enfundó la camiseta del Atlético de Madrid con el dorsal 16 a la espalda. Para mí, buen aficionado atlético como ya sabrán, ese detalle supone un punto a favor de la Ciccone.
Madonna es muy grande, aunque he de decir que sus últimos discos no son santo de mi devoción. Quizás su última gran obra fue aquel “Ray Of Light” de 1998, con tan buenas canciones como “Frozen”, el tema que le da título, o las baladas “Substitute for love” o “The power of goodbye”. Hoy les propongo que se trasladen casi 25 años atrás para comprobar la génesis de la expansión sin límites de esta artista. “Like A Virgin” solo fue el inicio de la ascensión a la cima por parte de esta diva. Además, no me negarán que es un disco que ni pintado para estas fechas. Más veraniego no puede ser; solamente le falta que tuviera una toma en directo o un remix de “Holiday” como bonus track (que en muchos discos de otros grupos, sucede a menudo eso de meter propinas revisadas de obras anteriores) y ya sería perfecto. Que lo disfruten ustedes, estén donde estén.

17 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

pienso como tu la mejor madonna es la de los 80-90, estos días son muy duros para mi y leer tu blog me ayuda el finde me dejo mi pareja 7 años de relación le encanta madonna, bueno la madonna de ahora no como a mi, y no he podido evitar leer tu entrada, a pesar de tenerlo tan reciente. Mi cabeza estos días no deja de buscar canciones que me consuelen, y me toquen la fibra, no se como olvidarla y tu de pasarlo mal creo que sabes algun post he leido, me recomiendas algún tema que pueda oir y alivia mis heridas, un saludo y sigue asi eres un maquina.

Dirty Clothes dijo...

Te guste o no, es Madonna, y siempre genera reacciones alrededor... Gran repaso a su trayectoria...

dirty saludos¡¡¡¡

manel dijo...

Magnífico trabajo compañero bloggero. En lo referente a Madonna, like a virgin, creo que fue el principio de la liberación "total" de la mujer. Ella es una mujer fuerte, lista, inteligente, guapa y muy creativa. Vamos una "super-woman". Musilcamente el disco "like a virgin" fue un exitazo, con múltiples exitos (a cúal mejor). Paradigma de los 80,s. Lo bueno de Madonna es que casi 30 años después sigue al pie del cañón, aunque quizás, sólo quizás, nunca ha habido otro LP como like a virgin.

Saludos

Hasta los cojones. dijo...

Ja, ja, ja…
Ahora si que se te ve, si, ja, ja, ja…
Pero si quieres otro consejito, mejor en el lateral, que así solo se ve lo del concurso y tu blog pierde protagonismo ;)
Joder, menudo repaso le has pegado a Madona. Fijo que ahora se tiene que estar fumando un cigarrito, ja, ja, ja…
Y si, Like a virgin, sin lugar a dudas ;)

Salu2 y más suerte si cabe en el concurso.

Abacab dijo...

En un intervalo de unas pocas horas, entre viaje y viaje, respondo a vuestros comentarios, recien llegadito de Almenara (Castellón), habiéndome levantado a las 5 de la madrugada...

Vaya Jairo, siento todo lo que me comentas. 7 años de relación son muchos años de sensaciones (yo llevo 5 y ya me parece un mundo) y supongo que debe hacerse muy duro. Pues te recomiendo que eches un ojo al disco "Música De Contrabando" de Danza Invisible que revisé allá hace un año y que podrás encontrar en los post de agosto de 2008. Especialmente céntrate en "Agua sin sueño" y "Sin aliento" (ambas fáciles de encontrar en youtube); de esta forma espero animarte algo más y también compensar algo tu petición sobre música española que me hiciste y que tengo en mente atender en próximas revisiones. Si me queda tiempo, pasaré ahora por tu blog a ver tus impresiones sobre los últimos acontecimientos deportivos, que tanto me gusta como comentas. Un fuerte abrazo amigo y mucho ánimo!

Jejeje, Dirty Clothes, ¿has conseguido esta vez leer todo del tirón? ;) jejeje, yo sigo con mi coña. Supongo que habrás podido comprobar que en el párrafo grande he intercalado una foto del artista o grupo, para que se haga algo más ligerito. Gracias por tu cumplido, espero que te sigan gustando mis revisiones. Un saludo.

Excelente reflexión compañero Manel. Efectivamente "Like A Virgin" tiene muchas connotaciones sociales a su alrededor igual de importantes que la música en sí. Estoy de acuerdo en que quizás este disco puede que sea el mejor de sus trabajos, aunque "True Blue" y "Like A Prayer" me hacen dudar un poco sobre la más destacada de sus obras. Espero seguir viéndote por aquí y leer tus comentarios. Saludos.

Jajaja Hasta Los Cojones, ves que seguí tu consejo, ¿eh? Lo que pasa es que un servidor es un zote brutal en lenguaje html y no tengo ni repajolera idea de donde insertar el código para que salga en el lateral. Ya me di cuenta que queda algo macarrónico, pero bueno. Gracias por tus ánimos por el concurso, pero llevo estancado varios días y ya no tengo esperanza alguna de llegar al 5º puesto. Pero lo que más valoro, es ver que gente nueva, como tú, os hayais apuntado al club ;). Saludos.

A todos, gracias por escribir.

jairo fernandez quindos dijo...

abacab muy buena recomendacion le echare un ojo a tu post de danza invisible un grupo el cual siempre me encanto al igual que toda la musica de los 80 española. seguro que me ayuda tu recomendación un saludo y espero con ansia tu proximo post.

Abacab dijo...

Jairo, espero que ese disco de Danza Invisible, o al menos esas 2 canciones que te he destacado, te ayuden en estos días, te hagan sonreir y pasar un buen rato.

Aprovecho para anunciar en esta respuesta a tu comentario (por si alguien la lee), que el próximo post será publicado el martes 19 de este mes y será el correspondiente a este sábado 15.

No me ha dado tiempo en estos 2 días a escribirlo y es una revisión que quiero que sea muy especial... a la par que muy arriesgada. Ya la verán.

He tenido que actualizar la entrada de Madonna, incluyendo 2 párrafos más al inicio, que trataban sobre la dinámica de las publicaciones de estos días, que por error se quedaron excluidos al postear (ya les contaré el próximo día lo que pasó).

No obstante, que cuelgue la próxima revisión el martes 19, no significa que el sábado 22 se quede huérfano de crónica; también la habrá y también sé de quien.

Gracias por escribir.

Deckard dijo...

Tu impecable revisión de la primera y seguramente mejor época de Madonna, me ha permitido recordar temas que tenía medio olvidados, que me hacen olvidar de nuevo un presente de ésta artista que en líneas generales no me entusiasma demasiado... En Youtube hay colgados varios vídeos de su gira del '85, con una calidad de interpretación, de coreografía y de movimientos sobre el escenario, que me han vuelto a dejar impresionado/apasionado ¡Tremenda la energía que gastaba ésta chica en aquellos años gloriosos años de la primera mitad de los '80!

Pero tengo que hacerte un reproche... Tu mención a Kate Bush, me ha hecho volver a revisitar y a escuchar, una y mil veces, su verdaderamente abrumador "Running up that Hill", que me mantiene desde hace días en un estado de congoja y angustia interior verdaderamente indescritibles, y del que no sé si voy a saber salir y ser capaz de superar... ¿Crees que ésto puede tener cura, que volveré a encontrar la poca paz interior que me quedaba, robada por esa voz, por esos sentimientos que se intuyen y se comparten inmediatamente, que se hacen propios, expresados verbalmente en una letra que a veces dice lo contrario de lo que realmente quiere decir? Porque comienza afirmando que no duele, pero a mi me duele, y me duele mucho, y no sé cómo apartar ese dolor, cómo recuperar la esperanza y la ilusión perdidas, cómo dejar de estar siempre al borde del precipio, y apartarme del abismo... ;-)

Luz de Gas RadioBlog dijo...

I love Madonna, forever.

Nos gustaría incluirte en el programa del radioblog del 26 de agosto entre las 18 y 19 horas, ya nos lo confirmas cuanto antes y recuerda que si estas en España te lo hariamos a traves de un teléfono fijo

Confirmanos cuanto antes

Un saludo

Respóndeme al mail info@luzdegasradioblog que no tengo tu correo por eso te lo digo por aquí

jairo F.Quindós dijo...

Abacab te acabo de dar un premio en mi blog ok si kieres pasa y echale un ojo por cierto que opinas del disco de danza invisible Al amanecer lo encontre en un mercadillo y lo compre, dame tu sabio consejo un abrazo amigo.

Abacab dijo...

Bueno, vamos por orden respondiendo a las últimas impresiones o comentarios de la entrada, tras mis vacaciones y tras colgar la revisión que estaba pendiente.

Deckard, antes de nada siento haberte sumergido en el complejo universo emocional que te puede suponer siempre escuchar cualquier obra de la dama del rock británico Kate Bush. "Running up that hill (a deal with god)" es simplemente acongojante, punzante, intensa, emocional... se me acaban los adjetivos. No entraré a hablarte de la sentida "Cloudbusting" y esa especial historia de relación paternofilial que nos cuenta, porque de lo contrario nos podemos quedar embobados hasta altas horas de la madrugada. De Madonna, decirte que es cierto que hay muy buen material de la época que he rescatado por youtube.

Luz de Gas, ahora mismo procederé a escribirte a tu e-mail. Será un tremendo honor aparecer en tu excelente programa.

Amigo Jairo, has encontrado una joyita muy apañada de los Danza Invisible. Excelente elección. Es un buen trabajo y más que aceptable. No obstante, prefiero el citado "Música De Contrabando" que te comenté que revisé en septiembre (no agosto, me equivoqué al revisarlo) del año pasado. Recientemente me he conseguido hacer con "Maratón" y "Directo", no exentos de dificultad a la hora de encontrarlos, y son obras maestras. Danza Invisible siempre grandes. Ahora me pasaré por tu blog para ver ese premio que me has dado (muchas gracias) y para echar un vistazo a toda la actualidad deportiva que hayas comentado estos últimos días.

Gracias por escribir.

© Reina dijo...

Ayss!!!! Me encanta Madonna: es la reina del pop y de la provovación.

Bss

:) Reina

Abacab dijo...

@ Reina, qué sorpresa verte por aquí! Me alegra tu visita y que hayas disfrutado con el post de Madonna.

Gracias por escribir.

© Reina dijo...

Vaaale!! También me encanta Maddonna, por "transgresora"!!!

Ays xdsss, Abacab, envíame un correo para saber cómo escucharlo todo; q para algunas cosas me falta practica, jajajaja!!!!

Un besito. :) Reina

Abacab dijo...

@Reina, de Madonna aún no hemos grabado el programa. Ya te he enviado el mail con la explicación de cómo va a ir el programa de radio... cuando al fin lo estrenemos.

Gracias por escribir.

cvb dijo...

Para mí el mejor disco de Madonna es este sin duda, me gusto toda la frescura que desprende y sobre todo dos canciones medio-exitosas como "Angel" y "Dress you up" me fascinan. Mejor que el buen "True blue", por supuesto que el lp debut y que el irregular "Like a prayer".
En los 90 su trayectoria se hace más irregular, comienza espectacular con "Vogue" y "Justify my love", pero cuando se adentra en baladas "taurinas" o algo así, aburre.
Lo que sucede lista como es, es que se marca luego el fenomenal "Ray of light" con William Orbit, y de su etapa posterior destacaría también el discotequero "Confessions". Luego una sombra de la que fue, tratando de competir con crias EDM.

Abacab dijo...

cvb, buena síntesis de la trayectoria de Madonna. Me he reído mucho con lo de "baladas taurinas" XD; supongo que será por "You'll see", que también tenía su versión en español "Verás" (una rareza en todos los sentidos).

Quizás este "Like A Virgin" sea el disco que más me gusta de Madonna. Por otro lado, personalmente sí que veo a "Like A Prayer" con mejores ojos, pero sobre todo por lo que deslumbran ciertas cosas que tiene como su canción título (de videoclip brutal).

Gracias por escribir.