viernes, 20 de mayo de 2016

Prince And The Revolution - Music For The Motion Picture “Purple Rain” (1984)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Es preciso homenajear a la figura de Prince tras su reciente fallecimiento. Daba por hecho que ya había hablado hacía tiempo del disco que hoy nos ocupa, pero me equivocaba. Aviso que la película en sí no la he visto (cosa que tengo pendiente desde hace mucho), por lo que aquí nos vamos a centrar en el contenido musical del disco que representa su banda sonora, sin poder comentarles nada relacionado con el film a la presente fecha.

El motivo de hablarles tan de repente de Prince es que queremos terminar nuestra 7ª temporada de radio con él. Y ya sabrán ustedes de nuestro método de trabajo: no hay programa sobre un disco hasta que aún no haya pasado por el blog; primero fue el blog y luego vino el programa de radio. De esta forma, ya les anticipamos sobre qué irá el programa del siguiente sábado 28 de mayo a las 16.00h en Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH).

Prince venía de su anterior “1999”, en el que con canciones como la que titula el trabajo ya se había dejado notar con mucha fuerza. Este “Purple Rain”, aunque yo lo haya citado en el título del post de la manera completa, es el 6º disco de estudio de Prince y el primero firmado junto a The Revolution. Por la notoriedad que alcanzó y que ya hubo con “1999”, parecía que eran los 2 primeros discos del artista de Minneapolis, pero no era así evidentemente.

Este disco “Music For The Motion Picture “Purple Rain””, contiene los detalles básicos para confeccionar un gran éxito: listado ajustado de temas (9), 2 auténticos hitazos en su haber (“When doves cry” y la canción título), sonido muy moderno y que no ha envejecido tan mal como alguna escucha de repaso pueda a veces suponer, sobre todo en los referido a los temas más electrónicos, y un artista del carisma y la talla de Prince.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Let’s go crazy”: Empezamos con una la voz de Prince lejana, con eco y solemnidad, para luego que entren las bases y las notas de teclado de forma algo barroca, en la que el funk y la psicodelia se hacen un mismo género. Canción de título apropiada esta “Let’s go crazy”, ya que en su sonido desenfadado y de fuerte baile hay algo de sala locura que permiten abrir con buen pie.

2. “Take me with U”: “Take me with U” engaña con sus primeros segundos donde una percusión trastabillada nos pone en sobreaviso. Sin embargo, la canción deriva en un medio tiempo, en tono de balada de mucha luz, con bastante manierismo en sus sonidos y que es claramente el tipo de canción que podría definir uno de los principales enfoques sonoros que con maestría siempre mostró Prince en su discografía.

3. “The beautiful ones”: Apostando por el falsete (que no sé si sirvió de inspiración para el Bono de U2 de los primeros años 90) Prince comienza con “The beautiful ones” que si cabe rebaja el ritmo respecto a la ya comedida canción previa. Es una canción elegante que se apoya en maneras hedonistas y relajadas. Ligera y de fácil entrada en nuestros oídos. El tema gana en intensidad en sus últimos instantes, donde Prince se desgañita al micrófono cuando la guitarra eléctrica aborda acordes de tintes épicos.

4. “Computer blue”: Con unas bases y sonidos que pueden llevar a equívocos de “When doves cry”, llega “Computer blue” que entra como un pequeño elefante en una cacharrería con su sonido anguloso y a ratos exagerado y levemente grotesco. Prince abunda en la contundencia en el micrófono en esta canción de melodías o notas principales de cierto carácter obsesivo que terminan por afianzarse muy bien en el recuerdo.

5. “Darling Nikki”: En “Darling Nikki” la producción se desnuda y todo suena casi a maqueta. Se resta ampulosidad a un tema que llama la atención por su carácter severo, con Prince cantando de forma muy marcada y con mucho aplomo, con unas notas musicales que abundan en las bases rítmicas y un paso sincopado. Como curiosidad, creo que Rihanna ha hecho alguna versión de este tema para sus giras.
6. “When doves cry”: Comenzamos la cara “b” y ¡qué forma de comenzar la cara “b”! Ni más ni menos que “When doves cry” es la que nos recibe en la 2ª parte del disco. Mi canción favorita de Prince quizás (digo lo de quizás porque eso de destacar una canción de una trayectoria llena de tanto material aprovechable es aventurado). Canción nuevamente manierista, elegante, barroca, con Prince ofreciendo una de sus mejores interpretaciones al micrófono, comedido y con tono engravecido a ratos que le reporta solemnidad en ratos como cuando pregunta “¿Cómo me pudiste dejar sin más?”. La canción tiene su toque psicodélico en el desarrollo del tramo final y el videoclip que se grabó, con fragmentos de la película y una coreografía de paso lento con Prince junto a The Revolution en plató blanco, es también más que definitorio de una época.

7. “I would die 4 U”: “Music For The Motion Picture “Purple Rain”” es un caso de disco grande en general, pero que si cabe mejora en la cara “b”. “I would die 4 U” es un tema con mayúsculas. Pop bonito, con mucho ritmo, cierto frenesí, que si cabe hace que sus menos de 3 minutos se pasen en un suspiro. No estamos ante un tema de transición, cosa que pudiera parecer por encontrarse ante un templo de canción como es “When doves cry” y por su corta duración. “I would die 4 U” es una de mis composiciones favoritas del disco que nos ocupa.

8. “Baby I’m a star”: “I would die 4 U” cede el testigo a “Baby I’m a star”, que vuelve a las formas barrocas y recargadas y resta la emotividad de “I would die 4 U” para apostar por un mayor músculo en las sensaciones que transmite. Canción de celebración, alocada y que nos permitirá llegar a la cima que supone el final de obra.

9. “Purple rain”: Este disco es otro caso de lp que acaba por la puerta grande, con su gran hit. No es algo muy común, pero cuando sucede esto suele ser en ocasiones importantes. “Purple rain”, canción que da título al disco, a la película y casi a Prince, es una composición con mayúsculas. Es una canción de la que ya se ha podido decir todo y mucho más que eso. Son casi 9 minutos de canción, pero no sobra ni un segundo. La canción comienza con unos acordes de guitarra eléctrica para la historia y con Prince cantando en reverb acusado, con mucho aplomo nuevamente. El estribillo no tarda en entrar en esta epístola lírica que es “Purple rain”. Es uno de los casos en los que un estribillo mejor ha funcionado siendo tan simple, es decir, abundando en la repetición del título de la canción. Poco a poco la canción va ganando intensidad, con un broche en forma de final épico. El videoclip, con actuación de Prince en un garito y un tío con una gorra notable y gafas de sol mirando atentamente es sin duda, al menos para mí, otro momento icónico de la historia del videoclip. Final de disco descomunal, arrollador e inmejorable, porque, ¿qué mejor forma de terminar un disco que con “Purple rain”?

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Prince tomó el relevo a Michael Jackson y su “Thriller” como sensación de la nueva música heredera del R&B. “Music For The Motion Picture “Purple Rain”” llegó en el momento en el que los rescoldos del disco del 82 de Jacko comenzaban a sonar con eco y permitió a Prince consagrarse como un grande.

El disco vendió millones y millones de copias. Y lo hizo con justicia. Es un trabajo animado, por lo general, con momentos muy locos, y con otros pasajes de otras texturas que le confieren la variedad justa para que no sea un disparate de música de baile que gusta del barroquismo de producción.

Tras este disco Prince siguió reinando en los 80 y parte de los 90. Los siguientes 3 discos, “Around The World In A Day”, “Parade” y “Sign ‘O’ The Times” ofrecen varios temas para la historia y en los 90 también hubo varios trabajos más que aprovechables, aunque en esa época a Prince se le fuera yendo un poco la cabeza con lo de renombrarse y tal y Pascual.

Quédense con el Prince más colosal y grande, al que podemos escuchar de cabo a rabo en este trabajo imprescindible para la historia del pop. Dentro de unos días terminaremos nuestra 7ª temporada rindiéndole tributo analizando en las ondas este disco y poniendo varios de los temazos que guarda “Music For The Motion Picture “Purple Rain””. Les esperaremos en el dial de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) el próximo sábado 28 de mayo de 2016 a las 16.00h.

1 comentario:

Abacab dijo...

Seguidores, lectores de "DMR", les informo que curiosamente esta misma tarde he pasado por una biblioteca municipal de cercanía de mi distrito y he conseguido en préstamo "Purple Rain", la película, la cual figuraba en el catálogo del centro por pura casualidad.

Esta misma noche procederé a su visionado. Aunque en este artículo no he podido comentar nada sobre la misma (como dije en las primeras líneas), en el programa del siguiente sábado 28 de mayo de 2016 sí que podré (al menos yo, y supongo que alguno de los tertulianos) hablarles de la parte correspondiente al 7º arte de la obra.