sábado, 8 de septiembre de 2012

Pet Shop Boys - Bilingual (1996)

Antes de nada, avisar que participamos en los Premios Bitácoras 2012 en la categoría de Cultura (no hay música, en fin) y que todo aquel que lo estime oportuno nos puede votar ya mismo. Nada más tienen que pulsar el botoncito que aparece temporalmente (mientras dure el plazo de votación) en la parte izquierda superior del blog. A ver si este año terminamos mejor, que el año pasado fue un batacazo (no entramos ni en los 100 primeros, cuando en el 2010 fuimos el nº 35). A todo aquel que nos estime dar uno de sus votos: muchas gracias. Y tras esto, a lo nuestro.

Se acabaron las vacaciones, al menos por lo que a mi respecta. ¿Qué tal lo pasaron ustedes? Por mi parte todo más o menos bien. Lo que sí les advierto, y ya comenté por las redes sociales, es que en estas primeras semanas, o en todo caso de aquí al final de año, iré comentando los discos que han formado parte de la banda sonora de mis vacaciones personales y también otros que han rodeado a mi verano, en parte como terapia contra el síndrome postvacacional.

Y el disco con el que reiniciamos la actividad es uno que pega mucho con el verano, la fiesta y la playa. Quizás sea más apropiado como banda sonora de un viaje a Ibiza que a Fuerteventura, pero les aseguro que su escucha en la playa de esta isla canaria que tanto me gusta, quedaba bastante apropiada. Sea como fuere, se daba el hecho de que llevaba mucho tiempo con “Bilingual” de Pet Shop Boys en el cajón de discos guardando polvo y tuve a bien acordarme de él para ser el protagonista principal de esa semana en Fuerteventura; haber escogido el último disco de Russian Red hubiera sido quizás demasiado evidente, ¿no?

“Bilingual” es un disco controvertido, ya que quizás fue el primero que no supuso tanto éxito para Pet Shop Boys a nivel comercial masivo. Muchos recordamos que el anterior Very, con la célebre revisión de “Go west” de Village People, funcionó bastante bien y Neil Tennant y Chris Lowe, con sus peculiares sombreros futuristas del video de esa cover, estaban hasta en la sopa en los programas musicales de la televisión del momento con la redifusión constante del videoclip.

Y no es que “Bilingual” no dispusiera de buena promo y que al menos 2 o 3 singles hayan quedado bastante bien en la memoria colectiva, principalmente Single y Se a vida é, pero por lo que fuera, el grupo perdió parte de los focos intensos sociales que les alumbraban desde comienzos de su carrera hasta el mencionado trabajo anterior “Very”. No obstante, “Bilingual” es muy buen disco y viene a reforzar la sentencia que el colaborador en el intercambio del anterior post, El gato Kilo, apuntó en un post en su blog, que es que Pet Shop Boys nunca han editado un disco malo, sino que pueden ser más o menos buenos. Tal cual. Pasemos a deleitarnos con este trabajo que tan buen ánimo transmite y nos ayudará a enfocar septiembre con mejor cara.

No cabe duda que los Tennant y Lowe desde el primer momento evidencian el carácter tan discotequero del disco ni más ni menos que con una canción titulada “Discoteca”, en la que Tennant narra la experiencia de encontrarse en país ajeno del que no hace gala de ser bilingüe en los primeros momentos de la letra no hablo tu idioma, no entiendo una sola palabra, pero en la que intercala frases en español como la reiterativa pregunta “¿Hay una discoteca por aquí?” y esa pregunta que se suele hacer a los gorilas de los lugares de moda “Dígame cuánto tiempo tengo que esperar”. En el plano musical, no es que nos encontremos ante una canción alegre. Tiene una melodía sombría y nocturna, que con las barreras o trabas que Tennant nos canta en la letra transmite una sensación de noche poco boyante. Los ritmos de percusión, parejos a la batucada brasileña demuestran el ojo que tuvieron los Pet Shop Boys tras comprobar el reciente éxito en aquellos días de Mick Hucknall de Simply Red con “Fairground” y de hecho sirven para unir umbilicalmente a esta correcta apertura, que quizás de primeras no les capture pero que lo hará tras las sucesivas y necesarias escuchas a este disco, con quizás el single que más se recuerda del disco, que además se titula “Single”. En el plano melódico se pierde algo de carácter decadente, y a ratos se gana solemnidad. La letra describe muy bien esas experiencias de viajes de negocios y nuevamente Neil hace algún guiño al castellano cuando nos cuenta que al final del día que describe intenta flirtear, presentándose a su objetivo con un “Me llamo Neil”. Es necesario hacer mención al videoclip. Muy ajustado a la letra, representa en tono cómico y satírico lo que la misma describe y ofrece momentos muy graciosos como ese intento de ligar mencionado de Neil en la barra del bar de un hotel o cuando parece que va a reflejar lo cómodo y placentero que es viajar en Business class y tras estirarse se ha de encoger el vocalista de Pet Shop Boys porque 2 tíos corpulentos se le sientan uno a cada lado. Por cierto, creo que es la época en la que Neil Tennant más me ha recordado de aspecto al presentador Jordi González. También hay que decir que al final del clip se le va un poco la olla al asunto, con coreografías exageradas y los aviones por encima también haciendo de las suyas, pero en definitiva es un videoclip sobresaliente y quizás mi favorito del grupo junto al de la cover de “Always on my mind”, debido a la impagable interpretación de aquel vejete algo loco. Ahora sí, un tema disco claramente es “Metamorphosis”, con voces femeninas de registro muy alto como invitadas a los coros que es lo que más se te queda de la canción y un buen ejemplo de música discotequera de mediados de los 90. Puede chocarte de inicio, pero no se preocupen, que también se le termina por coger el puntito. Tennant más que cantar rapea en esta ocasión y da lugar a un tema cuanto menos curioso y que va inyectando más ritmo al disco. Controvertida también puede resultar “Electricity”. Con unos sonidos muy Kraftwerk en el inicio y una cadencia más lenta. Tennant casi susurra y en esta ocasión recita. También se utiliza para el somero estribillo efecto distorsionador y robotizador para la voz de Tennant. Interesante experimento, que funciona insertado en la obra y además causa un buen efecto de contraste con la canción que le va a suceder en el orden. Ahora toca más batucada y en este caso, desde mi punto de vista, gloriosa. Otro sencillo extraído de Bilingual y en esta ocasión la canción más vitalista y optimista de la obra. Sí, hemos llegado a “Se a vida é (that’s the way life is)”. Composición luminosa, alegre, marchosa, que concede algo de petardeo con los elementos de viento de metal que se incluyen en cierto momento, pero que en conjunto me encanta. Es controvertida, ya que no gustó a todos, pero a mi sí me llega y mucho. Es quizás la culpable de que el disco transmita una sensación tan veraniega y también por las imágenes ajenas al grupo que conforman el video oficial, en el que solamente se ve a Neil y Chris como telón a esas imágenes; creo que se perdió la ocasión de hacer un gran video, pero el envejecimiento que los 2 Pet Shop Boys ya mostraban en esta época, con Tennant sufriendo cada vez más los duros embustes de la alopecia, supongo que hizo que el grupo comenzara a salir cada vez menos en sus videos. “It always come as a surprise” es el momento más descabalado del disco. Un tema lento, cálido, muy sentido y acertado, cuyo único pecado es que no coordina con el resto (salvo por la base de percusión en cierta manera), pero si nos lo tomamos como uno de esos necesarios momentos en los que estando en la discoteca te sales a tomar el aire o fumar un cigarrito, lo veremos con una mayor lógica. Tennant está muy bien en el micrófono, demostrando su gran pericia vocal.
En esos tonos almidonados tan de los Pet Shop Boys, al estilo de una “Suburbia”, pero mucho menos mítica y de repercusión inferior en el tiempo, se incluye en “Bilingual” “A red letter day”, que también fue single. Nos permite recordar la esencia del grupo y ver que aún son capaces de facturar canciones en la línea que enamoró al público en la 2ª mitad de los 80. Tras “A red letter day” llega “Up against it”, que no se aleja mucho del tono de la canción previa. Se pierde quizás ligeramente algo del tono más pasteloso de “A red letter day”, pero nuevamente nos encontramos ante una pieza techno pop muy reconocible del tandem Lowe-Tennant. “The survivors”, simplemente por su título nos puede hacer pensar en un tema épico. No, para nada. Es una canción de bella factura, quizás la más elegante en sus formas de “Bilingual”, sobre todo por sus arreglos de corte orquestal que nos pueden recordar a cosas más solemnes como “Left to my own devices”, que aunque tampoco será la que más fácilmente recuerden del disco, sí que reporta unos minutos de música de muy buen gusto y con formas tan refinadas, que hasta parece que transmiten sensación de olor a colonia. Es curioso, pero la canción que más me gustó de inicio fue “Before”, que también fue single. Fue el primer single de la obra y sonó mucho en junio de 1996, aunque en el programa “Del 40 Al 1” nunca pusieron su video y recuerdo que estaba en la parte baja de la lista y pasaban por encima del mismo solamente poniendo los 5 o 6 segundos de rigor. A día de hoy la escucho y curiosamente me parece que es la canción que peor ha envejecido. Es curioso, pero me parece demasiado retro en sus formas. Quizás haya sido la sorpresa más clara que me he llevado al redescubrir “Bilingual” tras mucho tiempo. No obstante, no se equivoquen, “Before” me sigue gustando; supongo que será como todo aquel que tuvo una pareja con la que acabó bien y tras reencontrarse tras mucho tiempo, aunque la vea desmejorada, le sigue teniendo cariño. Algo así, supongo. Los ritmos latinos regresan en “To step aside”, pero sobre todo destaca por esa especie de coros retorcidos que no sé si son de niños o de qué coño son, pero que no quedan nada mal. Creo que junto a “Se a vida é (that’s the way life is)” fue single en Estados Unidos y la verdad es que “To step aside” tiene su potencial. No está nada mal y para estas tierras donde no fue sencillo, podemos considerarla como una de las canciones no conocidas que pueden sorprenderte al escuchar el disco al completo, o que al menos te llame la atención por lo de sus coros tan peculiares. Un final alegre se nos plantea con “Saturday night forever”. El gato Kilo, colaborador del último post que realizamos a modo de intercambio, comentó en su blog que hubiera sido un mejor cierre la que finalmente se quedó como cara b de single “The boy who couldn’t keep his clothes on”. Pues puede ser, pero no queda mal esta “Saturday night forever”. Me gusta su bombo y platillo y su fanfarria, aunque si nos ponemos severos se la puede acusar de algo repetitiva. Sin embargo, y en el apartado de los añadidos que incluye la versión que tengo, que son todo remixes (algunos no muy memorables), destaco precisamente el “International club mix” que Danny Tenaglia hizo de la mencionada “The boy who couldn’t keep his clothes on”, la cual en verdad es muy buena y rítmica y me agrada sobremanera. La tildaría de la joya oculta que incluye la edición de “Bilingual” que poseo y es que aunque resulte algo petardera, lo que no podemos negar es que esta composición transmite mucha marcha; me imagino que a Tennant y Lowe se les ocurriría tras quedarse obnubilados viendo a un go-gó bailando en la tarima de una discoteca con el torso desnudo; para eso habría que preguntarles al grupo en entrevista, la lástima es que no voy a tener ocasión de entrevistar a estos 2 muchachos en mi vida, creo.

Sí, de acuerdo. Los singles de “Bilingual” funcionaron bien, llegando casi todos al top 10, pero creo que ninguno al top 5 en el Reino Unido; sin embargo, en Estados Unidos creo que algunos llegaron al nº 1 en la lista de Dance. Este trabajo tuvo su protagonismo en los medios, al igual que el siguiente “Nightlife”, cosa que ya no sucedería con “Release”, que injustamente pasó prácticamente desapercibido para muchos, pero aún así “Bilingual” está lejos de los días de mayor vino y rosas de Pet Shop Boys.

Es curioso que “Before” fuera el primer single y que por España fuera tan ignorado. Tuvo mucho más calado “Se a vida é (that’s the way life is)” y sobre todo “Single”. El periodo promocional de “Bilingual” se alargó mucho y en ese tiempo lucho a capa y espada contra el reinante brit pop de aquellos días. Y es que, admitámoslo, los focos en esa época estaban puestos sobre los Oasis y los Blur. Tal cual. A Pet Shop Boys se les empezaban a considerar parte de otra época, pero ellos se han encargado con su trabajo de demostrar que son atemporales y durareros.

“Bilingual” es como el buen vino. Con el paso del tiempo ha ido cogiendo mejor aroma y sabor que el que pudo reportar en su momento de publicación. Conozco mucha gente que lo valora de siempre y otros que con la perspectiva lo ven con mejores ojos. Es más que aceptable y con momentos impagables de la historia de este dúo de techno pop. La portada es simple a más no poder, pero creo que ese color amarillo limón tan intenso le pega bastante bien a esta obra tan apropiada para el veranito. Si algún lector del blog va a disfrutar de días de sol y playa en las próximas semanas, les recomiendo que se lleven este disco a su destino y hagan la prueba de escucharlo en la playa por la tarde. Creo que pega, y mucho, para esos momentos.

¡Ah! ¿Que qué hay de nuestro programa de radio? Sí, probablemente comencemos tanto en RUAH como en &radio a mediados de octubre con la 4ª temporada. Tengan paciencia. De momento escuchen el programa que quieran de todos los que hemos hecho hasta la fecha, dándose un paseo por nuestro perfil en Ivoox. Eso sí, les adelanto que a partir de ahora pasará a ser un programa quincenal en lugar de semanal. Del resto ya les hablaré cuando quede menos para el reinicio del asunto.

6 comentarios:

Chary Serrano dijo...

Muy bien artículo y ya sabes... votado en las dos

el gato kilo dijo...

La verdad es que empezaria a hablar de “BILINGUAL” y no acabaría nunca, por cierto que la foto que has puesto es de la época “Release” cuando estaban ya unos años mas viejos, como vean que has puesto esa foto te matan.

Sin duda “Bilingual” es uno de mis discos favoritos de PSB, uno de los mas valientes y esta repleto de buenísimas canciones, tengo pensado algún dia dedicarle un articulo completo tal y como has hecho tu si es que mi hígado me lo permite, tener trece años no es ninguna desgracia excepto cuando eres un gato.

“Bilingual” fue su reivindicación como grupo internacional y una especie de respuesta contra el britpop aunque ellos, al contrario que yo , no eran antibritpop, de hecho la cara b de “before” es el tema “the truck driver and his mate” con unas guitarras muy britpop y Tennant y Lowe ya habían remezclado el tema “boys and girls” de Blur.

Sin embargo hay que reconocer que el maldito britpop (un monton de grupos mediocres que jugaban a ser los Smiths pero que jamás pasaron de ser unos Beatles de tercera división) tuvo bastante culpa de que “Bilingual” no tuviera tanto éxito como discos anteriores, otra parte de culpa la tuvo la nueva electrónica mas dura que estaba en alza también procedente de las islas británicas con grupos como The Chemical Brothers o The prodigy, si a esto le sumamos la salida del armario de Tennant un tiempo antes del lanzamiento de este álbum pues no es de extrañar que el disco se resintiera en ventas.

Con todo el álbum tuvo bastante éxito sobretodo gracias a “se a vida e” que fue todo un pelotazo internacional pero no fue suficiente para emular el éxito de albums como “very” o “actually”, sin duda faltaba un “go west” pero finalmente consiguió vender algo mas de un millón y medio de copias que se dice pronto, eso si muy lejos de los 4 millones de “very”, curiosamente España fue uno de los países donde mejor funciono “Bilingual” que fue disco de oro.

En cuanto al resto de singles “before” me gusta mucho musicalmente, creo que el trabajo de Danny Tenaglia en este tema es excelente pero también pienso que Neil Tennant tiene el tono demasiado subido, es por eso que enseguida dejaron de tocar este tema en directo, era una autentica tortura para Tennant, es curioso que fue el single que mas alto llego en UK (numero 7) pero su impacto a nivel europeo fue nulo, siendo “se a vida e” (nº 8) el single mas importante de “Bilingual”.

Los otros dos sencillos también son destacables “single-Bilingual” es de las canciones mas locas que han hecho nunca, la combinación de electrónica y percusiones machaconas es de lo mejor que les he escuchado nunca, por otro lado “A red letter day” es quizás el single que mas se identifica con su sonido mas clásico, recuerdo que fueron a “sorpresa sorpresa” a hacer un playback de esta canción y sorprender a un fan, pero Tennant y Lowe pondrían una condición para actuar en un programa tan basura como el de la gemio, ellos iban aparecían por sorpresa y cantaban la canción pero nada de saludar al fan ante las cámaras ni mierdas de esas (eso por lo visto lo hicieron fuera de cámara).

el gato kilo dijo...

El sonido latino del álbum se adelanto realmente a su tiempo, poco después de “Bilingual” lo latino se puso de moda y gente como Ricky Martin y Chayanne nos machacaron los oídos a base de bien, nada que ver con delicias delicadas como “it’s always comes a surprise” o temas de corte mas experimental como “discoteca” que a pesar del titulo, es cierto que es un tema mas bien oscuro y triste, en realidad es una metáfora de una persona que se da cuenta de que tiene el Sida y a partir de aquí tiene que lidiar con una situación en la que no entiende nada como cuando vas a un país extranjero.
El final del disco es el final feliz donde encuentra de alguna forma la felicidad “Saturday night forever” que es totalmente coherente en el contexto del disco aunque como canción suelta me parezca mediocre al lado de “the boy who couldn’t…” pero quizás esta ultima no encajaba tan bien para cerrar la línea argumental de “bilingual”.

De todas formas no hay ni una sola canción mala en el disco quizás mi favorita sea “to step aside” , tiene un toque melancolico que me llamo la atención desde la primera vez que la escuche, supongo que no podían acabar el álbum con esta canción tan poco alegre y ahí entra “Saturday night forever”.

El momento compositivo de Tennant y Lowe en esa época era realmente envidiable (lo sigue siendo) e incluso con las caras b de los singles de ese álbum se podría haber hecho un “Bilingual 2” tan bueno como el original.

En fin todo un discazo para disfrutar de el no solo en verano sino en cualquier época del año, un disco que te puede subir el animo incluso en las Islas Canallas.

Un abrazo

Abacab dijo...

Chary, muchas gracias por todo!

El gato kilo, lo de la foto es que no daba con ninguna de la época y es la que más me cuadraba. Por lo demás, agradezco tus comentarios, ya que explican mejor el sentido de las canciones, puesto que mis interpretaciones son libres, sin haber indagado por ahí sobre el fondo auténtico de las mismas. Siempre aportas mucho con tus palabras en estas ocasiones.

A los 2, gracias por escribir.

cvb dijo...

Bueno, sí "gato" tiene razón disco malo, en sí no tienen estos señores. Si que es verdad -en mi opinión- y son interesantes sus comentarios, tras Very, tienen que amoldarse -no digo, que voluntariamente- de estrellas totales, a pasar un poco a un plano menor, dentro del éxito.
Tristemente como bien apuntas, el éxito del britpop ¡que horror! y además las nuevas modas de la electrónica noventeras, muy eclectica pero alejada del synthpop de los 80 con gente muy distinta pero con las reverencias de la crítica (Chemical B., Prodigy, Moby, Orbital, etc.) hacen en parte que el éxito de PSB vaya decreciendo. También apunta "gato" el "coming out" de Neil, ¡hombre, quiero pensar que eso no fue relevante, sería triste!
Yo es que parto de la base que "Bilingual" es un disco bastante bueno, pero por ejemplo no recuerdo hasta esa fecha un primer single tan "flojito" como "Before" (ese house-popi), unido a que "C'e la vida" no me acaba -para incursión en lo latino, la soberbia "Domino dancing"; en suma veo esos dos factores, luego sí es cierto hay aciertos netos, con riesgo "Discoteca/Single", y temas más PSB como "electricity" o "a red letter day", tb la bonita balada "the survivors".
En fin, un bastante buen lp, al que le falta un hit de más relumbrón, aunque en España C' e la vida gustó mucho incluso a no fans de PSB.
Respecto a los dos elepés siguientes, veo que la pequeña pendiente descendiente se acentúa. Nightlife es tremendamente irregular, lo mismo tiene el trallazo inicial "for you own good" (en plan Faithless), Closer, el elegante " i don´t know...", y mi favorita "radiophonic" (soy puro PSB, en ese sentido), con un fallido rap en hapiness, y baladas que me invitan al bostezo, con el regular homenaje a V.People, en N.y.city boy.
Pero luego ya en Release... creo que es el lp más flojo -no digo malo, de su carrera- veo al menos dos temazos muy PSB en ese disco "Samurai in atom" y "Here".
Afortunadamente no se adentran mucho más en el pop de guitarras. La edición de su sorprendente disco 3, lo corrobora, y los dos sensacionales singles del nuevo compiliado Miracles y Flamboyant, nos corroboran que, aunque pueden darse -faltaría más- sus escarceos en cualquier territorio musical, la esencia de PSB es el pop electrónico elegante y bailable.

Abacab dijo...

Cvb, fíjate que en su día "Before" me gustó y a día de hoy me parece que ha envejecido bastante mal. Tengo la misma percepción de trayectoria descendente. "Nightlife" no me gusta en demasía e incluso "Release" me gusta más (si bien es un disco que poco tiene que ver con lo que bien dices que es la esencia de PSB). Por cierto, desvelo un secreto de "DMR": "Gato" no es otro que Alfredo Morales.

Gracias por escribir.