viernes, 25 de marzo de 2011

Orchestral Manoeuvres In The Dark - Architecture & Morality (1981)

Esta semana, por motivos personales, adelanto la entrega unas cuantas horas. Uno es un maniático metódico y no puede concebir que antes de hacerse un programa de radio de los nuestros, el disco protagonista no haya pasado previamente por el blog en forma de artículo escrito. Por ello, como el pasado sábado 19 inauguramos los debates/coloquios/tertulias musicales en nuestro programa de radio con “Architecture & Morality” de OMD, aunque técnicamente su estreno oficial será cuando se emita el programa este miércoles 30 a las 23.00h en RUAH e &radio, pues me he apresurado a hacer un post sobre esta monumental obra del techno pop, que será el artículo de revisión de esta semana.

OMD ya han pasado 2 veces por el blog, 3 si contamos el gran evento de su concierto exclusivo en M80. Las revisiones de discos estrictamente corresponden a “The Pacific Age” de 1986 y su último “History Of Modern” de 2010. Además, “The Pacific Age” también contó con un programa ordinario de los que solemos hacer en la radio, en el que la única voz que comentó algo del mismo fue la mía, como casi siempre es habitual.

Hoy viajamos 3 décadas atrás para analizar el considerado mejor disco de su trayectoria. Y razón no le falta a la gente que hace ese juicio de valor de “Architecture & Morality”. McCluskey, Humphreys, Holmes y Cooper, ya establecidos como la formación clásica de las Maniobras Orquestales En La Oscuridad, venían de editar un oscuro y a ratos moderadamente experimental 2º disco de estudio de título “Organisation”, el cual tuvo una gran aceptación debido al descomunal éxito en solitario que tuvo “Enola gay” como single.

“Organisation”, sin embargo, es un disco algo abigarrado y complicado, con temas muy íntimos y con toques ciertamente oscuros como “Statues”, con lentas decadencias como la por otro lado magnífica “Stanlow” y con ejercicios de nerviosismo y con toques trágicos en su melodía como es la asustadiza “The misunderstanding”. Con su 3ª entrega, OMD rayarían la perfección formal. Pasemos a comprobarlo.

El comienzo del disco nos puede llevar a engaños, ya que “The new stone age” es un tema oscuro, bastante siniestro, agresivo y que incluye unos rudos acordes de guitarras eléctricas. Andy también se muestra hiriente al micrófono, completamente desaforado, dando lugar a un corte que sigue la tradición de “The misunderstanding” de “Organisation”. Personalmente me encanta esta canción; me parece un tema con un arrojo y entrega abrumadora. Sin embargo, no nos encontraremos más piezas de esa factura en el disco, puesto que por ejemplo en el siguiente paso “She’s leaving” ya se muestra por otros derroteros, con una mayor mesura, calma y belleza formal. Es el contrapunto directo al comienzo, con una delicadeza y manierismo que serán comúnmente las características principales del sonido global del disco. Algo que se confirma ya en el primer single del disco y que se presenta en el tercer lugar. Será Paul Humphreys el que se haga cargo de la ejecución vocal de “Souvenir”. Otro tema de factura delicada y que en comparación con la animada “Enola gay”, single anterior del grupo, supongo que supondría un gran choque para los seguidores de OMD en aquellos días. El videoclip va acorde con la canción, con Andy McCluskey pilotando un descapotable rojo y Paul entonando la canción en el pórtico de una mansión. Para proseguir con el disco, se dispone una composición magna como es “Sealand”, la cual podríamos ver como una vuelta de tuerca a la genialidad que ya se apuntó el grupo con “Stanlow” en el anterior disco. Esta pista si cabe es más bella y hace que sus casi 8 minutos de duración te parezcan breves de la perfecta ejecución que se anota el grupo en la misma. Llegamos a esa pequeña suite formada por la oda doble que se hace a Juana De Arco por parte de McCluskey, quien no será la última vez que se vea inspirado por una mujer, ni tampoco es la primera. Comencemos con la propia “Joan of Arc”, que es la 1ª en el orden de aparición y que tiene un carácter de ensoñación, casi infantil y repleto de inocencia por ciertos efectos sonoros y que destaca por el acongojante sentimiento que le pone Andy McCluskey a la hora de interpretarla; esa parte final de la letra en la que Andy parece casi estar llorando, poner el vello de punta de la emoción. Ya si a continuación se dispone su 2ª parte, renombrada “Maid of Orleans”, para que se apreciara diferencia a efectos de ediciones como single, el efecto de impresión es desbordante. Esta pieza es el perfecto ejemplo de cómo conseguir adaptar los sonidos clásicos a la música electrónica. Algo parecido ya hicieron Kraftwerk, maestros de OMD, en “Trans-Europe Express” en la evidentemente titulada “Franz Schubert”, pero OMD aquí se postularán como unos alumnos aventajados, dando lugar a quizás su canción más emocionante de todos los tiempos. Con un par de estrofas únicamente y con una melodía con un potentísimo gancho sentimental, Orchestral Manoeuvres In The Dark sellan un tema clásico con mayúsculas dentro de la historia del techno pop, que a la par se acompañó de un videoclip muy efectista, con una bella actriz haciendo de Juana de Arco y Paul y Andy metidos en una especie de castillo medieval ambientado con una medieval chimenea, con un tablero de ajedrez de por medio. Es una canción que termina en un in crescendo de intensidad brutal, y que unido a su predecesora, conforma una gloriosa parte central de disco. Tras tanta carga sonora y demás, es más que necesario tomar aire y para ello nos sirve la esquelética y frágil instrumental que da título al disco.“Architecture & morality”, como canción, pasa de puntillas y no se empeña para nada en quitar protagonismo a la siguiente pieza en aparecer, la alocada “Georgia”, que junto a “The new stone age” es el tema que menos tiene que ver con el enfoque sonoro del disco al completo. Aquí el grupo se marca una canción mucho más alegre, menos refinada en las formas, y que en parte viene a adelantar el gamberrismo que OMD mostrará en uno de los singles de su siguiente disco, concretamente me refiero a “Telegraph”, un tema que por otro lado es de mis favoritos del grupo. No está mal “Georgia”, pero en este disco creo que está algo fuera de lugar. Más acertada, en lo referido al conjunto de la obra, es el final formal que concede “The beginning and the end”, que rubrica un disco manierista, perfecto en sus formas y muy elegante. Emotividad envuelta en sonido techno pop al fin y al cabo; alguien pensaría que esto no era posible. Aquí termina el track list principal, pero en las actuales ediciones o remasterizaciones se incluyen una serie de temas extras, que en parte algunos son anticipos incluidos en el track list principal del siguiente disco “Dazzle Ships”, como son las soberbias “Romance of the telescope” y “Of all the things we’ve made”, y una serie de caras b tan notables como “Navigation” o “Gravity never failed” y una versión de “Motion and heart”. La que menos viene a aportar es el “Extended souvenir”, ¿qué quieren que les diga?

El tercer disco de estudio de Orchestral Manoeuvres In The Dark “Architecture & Morality” fue un gran éxito en su día y no en vano es considerado a día de hoy, casi de forma unánime, como el mejor ítem de larga duración de la discografía de esta banda británica. Sus 3 singles, “Souvenir”, “Joan of Arc” y “Joan of Arc (Maid of Orleans)” vienen a demostrar por si solos la valía del disco, el cual defiende claramente su conjunto con el resto de composiciones que lo completan.

El siguiente paso de OMD sería “Dazzle Ships” de 1983. Para mi gusto, mi disco favorito de la banda. Sin embargo, en su día sería un descalabro comercial y de reputación y en los días de su publicación y promoción supondría un fuerte revés para el cuarteto, aunque el tiempo haya terminado de poner a esta solemne obra, claramente influenciada por Kraftwerk y su experimentalismo, en su lugar. Desde entonces, nada sería lo mismo y OMD virarían su carrera a terrenos mucho más comerciales, que se alejarían de la innovación que aportaban en sus 4 primeros discos. No por ello deja de haber magníficos temas en la historia posterior de OMD, la cual se alarga hasta la fecha. “So in love” de “Crash”, “We love you” de “The Pacific Age”, y las 2 partes de “History of modern” del disco de mismo título a mi al menos me lo parecen. Y, sí, también en la época en la que Andy McCluskey se quedó solito al frente de OMD también hay temas remarcables como “Pandora’s box”, “Walking on the milky way” o “Dream of me (based on love’s theme)”.

OMD están de gira con su nuevo trabajo de hace unos meses “History Of Modern” y aunque unos pocos ya les vimos de cerca en un pequeño concierto en M80 en el mes de noviembre, el grupo nos visitará el 14 de junio, haciendo parada en la sala Arena de Madrid. El precio, 30,60 euros, es de risa comparado con lo que se viene solicitando últimamente por las giras. Yo ya tengo mi entrada y no faltaré al evento, el cual les será comentado por aquí a su debido tiempo.

De momento hoy la propuesta viene asociada a un grandioso álbum, claramente pretencioso, pero que no defrauda en sus expectativas e intenciones. “Architecture & Morality” debe considerarse claramente como una de las obras cumbres de la música electrónica, como se consideran a “The Man-Machine” de Kraftwerk, “Violator” de Depeche Mode, “Actually” de Pet Shop Boys o “Vienna” de Ultravox. Si están pensando en comprárselo, hasta hace poco (no sé si seguirá la oferta) estaba en Fnac al irrisorio precio de 7,95 euros en su edición de coleccionista, la cual incluye el fenomenal video del concierto en el teatro Drury Lane y los 3 videoclips de los singles (aclarar que el video de “Joan of Arc” es una actuación en el famoso “Top Of The Pops” de la BBC) en un dvd añadido. Este disco de portada lineal (lo cual será marca de la casa en muchas ocasiones), es imprescindible en cualquier colección de discos que se precie.

¿Desean ampliar información sobre esta obra? ¿Se les ha quedado corto el artículo? No se preocupen: este miércoles 30 de marzo a las 23.00h en nuestro programa de radio en RUAH e &radio podrán escuchar la redifusión del programa/debate que realizamos en directo sobre este lp el pasado sábado 19 de marzo a las 16.00h en el dial de &radio. Mi equipo de trabajo y un servidor de ustedes confiamos en que el programa sea de su agrado, si es que no lo escucharon en su día en directo. El resto de la planificación de la programación de nuestro programa en &radio durante la próxima semana, como siempre, lo podrán encontrar en nuestro espacio de la web de la emisora. Igualmente, el sábado a las 19.00h podrán escuchar la repetición del programa de Queen en &radio y también apuntar que ya está subido el audio del programa/entrevista con El Aviador Dro Y Sus Obreros Especializados.

6 comentarios:

el gato kilo dijo...

Ya echaba de menos un articulo sobre este disco que analizamos en la radio a 4 bandas.
Es normal que los aficionados de OMD consideren "architecture and morality" su mejor disco porque lo tiene todo: muy buenas melodias, experimentacion, emocion y el perfeccionamiento de las buenas ideas de los dos discos anteriores en los que tienes claramente antecedentes de lo que vendra en este album.
"Dazzle ships" es un disco enorme tambien pero solo apunta en una direccion que es la experimentacion electronica, ellos realmente pensaban que visto que sus canciones bastante experimentales y sin estribillos claros tenian tanto exito podrian radicalizar su propuesta y tirar hacia el lado mas experimental. Desgraciadamente el publico no trago y eso que "telegraph" tenia madera de hit y que se permitieron rescatar dos canciones de la epoca de "A&M" como son "romance of the telescope" y "of all the things we made", esta ultima me recuerda bastante a "the beginning and the end".

Lo que vino despues ya lo sabemos todos: una version mucho mas comercial del grupo con sus aciertos y sus pifias y es que "dazzle ships" fue como un cisma en su carrera.

Pero vayamos con "A&M", el cual empieza con mucho nervio con ese "new stone age" oscuro, experimental y desolador aunque tiene su antecedente en ·the missunderstanding" el tema se desmarca tanto de lo ofrecido anteriormente por el grupo que Paul y Andy pensaban que la gente devolveria el disco a la tienda al oir este tema pensando que habia un error y no era realmente un disco de OMD, en mi opinion una de sus mejores canciones de todos los tiempos.
"She's leaving" es mucho mas pausada, la cancion llega a su punto algido en la parte final, donde la emocion se apodera de la cancion. Esta fue una cancion complicada que tardaron bastante en estar satisfechos con ella, la discografica queria que fuera cuarto single, a mi la verdad no me parece un single aunque bien podria haberlo sido pues en esa epoca sus singles no eran canciones convencionales, el caso es que el grupo se nego a sacar un cuarto single pues decian que era explotar demasiado el album, hoy en dia se arrepienten de esta decision.

"souvenir" es el triunfo de Paul Humphreys aunque tiene un antecedente "promise" de "organissation" que no esta nada mal aunque no se puede comparar con la perfeccion de "souvenir" con su bella y a la vez potente melodia, es el triunfo de la simplicidad y la inteligencia, decir que Paul tenia muchos problemas para proyectar su voz que no tiene la potencia de la de Andy y tenia que duplicarla y triplicarla en el estudio. Poco a poco Paul iria mejorando sus capacidades vocales como se demostraria posteriormente, sobretodo en temas como "secret" o "forever live & die" y sobretodo en el album de "the listening pool", por eso me da bastante rabia que no cante ni una sola cancion del nuevo album de OMD "history of modern", se juntan despues de tropecientos años y el tio no canta nada...para matarlo.

"sealand" es un final ideal para la cara a del disco, 8 minutos de experimentacion ambiental, la letra esta como podria estar otra secuencia musical, quiero decir que es totalmente secundario, como bien dices no se hace larga en absoluto, en ella Andy trata de evocar un lugar entre la tierra y el mar, un tema muy cinematografico sin duda.

Hasta aqui la cara A.

el gato kilo dijo...

y ahora vamos con la cara b que como sabemos se habre con la suite joan of arc/maid of orleans, no me extraña que OMD se pensasen que cualquier cosa que hicieran podia ser una exito facilmente, dos canciones dedicadas a un personaje historico como juana de arco se convierten en dos de sus mayores hits, no es lo mismo escucharlas entrelazadas con otras canciones que escucharlas una seguida de otra, yo creo que siempre han ansiado volver a conseguir la perfeccion de esta suite, lo intentado en "history of modern" me suena a esto aunque los temas no tengan nada que ver.

Tras esta increible serie de canciones que ya forman parte de la historia de pop electronico tenemos el tema que da titulo al album que es un instrumental que apunta claramente a "dazzle ships" y que en el que se trato de recoger sonidos que les recordasen a las palabras "architecture" y "morality" no debio ser muy facil con palabras semejantes.
"georgia" es un tema que tiene como fondo la guerra fria y que como dices se aleja algo del sonido mas serio del disco, en ella Paul hace una pequeña intervencion vocal, lo cierto es que la cancion podria haber estado incluida en cualquiera de los cuatro primeros albums del grupo.
y para terminar que mejor que "the beginning and the end" una cancion delicada y detallista perfecta para terminar el album, en su dia dijeron que a pesar de estar contentos con la cancion, estaban pensando en mejorarla con una nueva version, que yo sepa esta nueva version nunca se hizo.

En fin un album al que pocos de la epoca le pueden hacer sombra, tambien un disco atipico en el mundo del pop electronico ya que hay mucho uso del melotron un instrumento muy tipico del rock sinfonico y sobretodo si nos fijamos bien, ese año 1981 en el que la moda techno pop explota, los discos tenian una tendencia a la musica de baile, los OMD se desmarcan totalmente de esto con "a&m" y apuestan mas bien por una experimentacion pop y ambiental, dotando de emocion un estilo muy criticado por su frialdad.

Hicistes muy bien en pillarte esa edicion especial del album, es todo una joya, en cuanto a las caras b "gravity never failed" se llamaba en un principio "georgia" pero no les convencia y escribieron una cancion totalmente nueva con este titulo, mientras que la antigua "georgia" rebautizada "gravity.." termino en la cara b del single "dreaming", "motion and heart" estaba pensada para ser el segundo single de "organisation" sin embargo al final se echaron para atras, reconociendo que no habia mas singles en ese album aparte de "enola gay".
A mi me resulta muy curiosa "sacred heart" porque la melodia de sintetizador es descaradamente copiada por The Knife en "marble house" (version album), lo sabra Andy o Paul?

Un Abrazo

Manuel Sánchez Acero dijo...

Siempre analizáis discos muy guays en la radio. Abacab, sigo animándote también desde tu blog a que superéis el Guiness radiofónico jaja ;)

¡Podríamos pensar en algún otro tipo de Guiness con nuestros blogs!

Un abrazo enorme,

Manu UC.

Abacab dijo...

El gato kilo, tus 2 comentarios sumados al post, pueden dar lugar a una "minitesis" universitaria de "Architecture & Morality". Nada que objetar a tus palabras. Como siempre, muchas gracias por completar mis artículos con comentarios tan extensos, acertados y elaborados.

Manuel, al menos estimo personalmente que los discos que pasan por aquí y por la radio merecen algo la pena. Prefiero no pensar ahora en records de ningún tipo que me agobio!

A los 2, gracias por escribir.

Chuso dijo...

Es curioso que este disco sea conocido en España como "arquitectura y moralidad", y el grupo como "Maniobras orquestales en la oscuridad". Hace un par de días le decía a mi hermana que si nos íbamos a ver el concierto de OMD en Madrid y me decía que qué era eso. La tuve que aclarar que se trababa de "Maniobras..."

Abacab dijo...

Chuso, es que hasta los 80 se solían traducir los discos de vinilo que venían de fuera y daba lugar a cosas tronchantes como el disco "Espacio Caliente" de Queen ("Hot Space" de 1981, vamos). Espero que no faltaras al concierto, porque de lo contrario te perdiste un evento brutal. En breve colgaré la crónica del mismo.

Gracias por escribir.