sábado, 22 de enero de 2011

Wet Wet Wet - Popped In Souled Out (1987)

Uno de los grupos de los que erróneamente en nuestro país se tiende a pensar que son un fenómeno de un solo éxito es la banda escocesa Wet Wet Wet. En parte es cierto que su versión de la canción de The Troggs “Love is all around” para la banda sonora de “Cuatro Bodas Y Un Funeral” ha sido lo que más repercusión ha tenido en nuestro país y poco más, pero sin embargo en el Reino Unido esta banda llevaba teniendo un aceptable éxito desde la 2ª mitad de los 80.

Podríamos afirmar que Wet Wet Wet son un grupo algo parecido a otras bandas como New Order, The Lightning Seeds o Erasure, que en España a la mayoría del público suenan a chino (salvo por 2 o 3 canciones), pero que en lo que a las islas británicas se refiere y también a nivel mundial son más conocidas; ya se sabe que los Pirineos son un aislante sonoro en ambos sentidos de circulación demasiado importante.

Según he leído y he oído por ahí, Wet Wet Wet en sus inicios eran un grupo que se dedicaba a hacer versiones ni más ni menos que de los Clash del malogrado Joe Strummer. Escuchando posteriormente la romántica revisión de “Love is all around” e incluso su disco de debut, que es el que he escogido para esta semana, esta curiosidad de la banda encabezada por el cantante Marti Pellow puede parecer mentira. Junto a Pellow casi siempre han estado a su lado en el grupo Tommy Cunningham, batería y fundador real del grupo, Neil Mitchell a los teclados y Graeme Clark al bajo, que a su vez eran los componentes que daban forma al por entonces cuarteto oficial de Wet Wet Wet.

“Popped In Souled Out”, en lo que su traducción algo macarrónica al español podría ser, significaría algo como “Dentro del pop, fuera del soul”. Esto en cierta forma es una medio broma o coña, ya que Wet Wet Wet es un grupo cuyo estilo pop y fresco en la mayoría de ocasiones está fuertemente impregnado de cierto soul blanco; según algunos como Jarvis Cocker un “falso soul horrible”. Luego les hablaré de esa polémica con el líder de Pulp, pero eso será en el apartado de conclusiones, después del análisis del disco.

El debut discográfico de larga duración de Wet Wet Wet se abre con la canción que terminó de llamarme la atención con respecto a la banda. “Wishing I was lucky” es un ejercicio pop muy rítmico, basado en unas notas de teclado muy marcadas a cargo de Neil, con una guitarra eléctrica dirigiendo la melodía de forma muy acertada en ciertas partes de su duración, destacando también el bajo tan vibrante del que se nutre. Algo que ayudó perfectamente a la canción fue el simpático videoclip que se grabó, en el que aparecían los 4 componentes del grupo viendo la tele y a medida que iban dando al mando a distancia se introducían en el aparato, saliendo en el programa que estaban viendo en cuestión. De mis canciones favoritas de Wet Wet Wet de siempre; al respecto de lo referente a mis parecidos razonables, es innegable la semejanza entre el cantante Marti Pellow y el presentador Jesús Vázquez en este videoclip. “East of the river” bebe de las canciones más pop y comerciales de décadas anteriores, con esos elementos clásicos y de viento que la adornan. Un tema orquestal a ratos, muy luminoso y lleno de vitalidad y buen ánimo. En lo lírico no es muy complicada, destacando ese estribillo cantando en un registro tan alto por Pellow. En parte, se puede establecer un tímido parecido musical con “Shout to the top” de los Style Council de Paul Weller y Mick Talbot. “I remember” toma el relevo, volviéndose algo más sensual en su sonido, restando algo de carácter hinchado, haciendo uso de una marcada base rítmica de percusión y bajo. Con un tema de este estilo, parece ser que los Wet Wet Wet quisieran tomar el relevo de unos Spandau Ballet en trayectoria descendiente por aquellos días. Un tema de este estilo no cuesta imaginárnoslo en la voz de Tony Hadley y con esos instrumentos y toques de viento y saxo a cargo de Steve Norman. Entre los 4 singles promocionales hubo lugar para 2 baladas. Quizás “Angel eyes (home and away)” es la más acertada de las 2. Su videoclip muestra al grupo vestidos con traje y corbata, siguiendo la estética de la portada de la obra, y también se escenifica a una orquesta tocando, que está directamente relacionada con ese aporte clásico del sonido de la canción. Tampoco es que se trate de una composición con un estribillo muy marcado. Quizás su mayor atractivo resida en ciertos adornos vocales que se marca Marti Pellow, demostrando ser un correctísimo cantante, dentro de lo que es un gran sonido romántico, dando lugar sin duda un clásico con mayúsculas dentro de la historia de esta formación escocesa. Puede que la canción que más éxito tuvo del disco fue “Sweet little mistery”. Después de “Love is all around”, fue la siguiente canción que conocí del grupo y aunque no suena mal, he de decir que jamás me ha llamado especialmente la atención. Era objeto de redifusión constante en el programa “So 80’s” de la Vh1 que veía frecuentemente allá por el 2000-2001. Aquí el grupo se marcó otro clip interesante, al menos por el hecho de rodarlo en Gambia. “I don’t believe (Sonny’s letter)” se sobrepasa en lo que a envoltura pastelera se refiere, excediéndose quizás en repeticiones líricas, que le restan interés y más aún cuando le dará el relevo otro sencillo y en todo caso una tremenda balada.“Temptation” fue el 4º single. Tiene un enfoque parecido a “Angel eyes (home and away)”. Lo único que aquí el estribillo es más claro que en la otra, y quizás por esa evidencia sonora es más fácilmente olvidable o, mejor dicho, no es recordada con tanta intensidad para los seguidores de la banda como sí sucede con “Angel eyes (home and away)”. En todo caso y dejando estos agravios comparativos respecto a “Angel eyes (home and away)”, “Temptation” es un corte muy correcto y que suele escucharse con agrado cuando llega su turno en el track list, que incluso incluye un interesante solo de guitarra eléctrica como preludio de su parte final. Un ejercicio pop notable, con una intensidad importante es “I can give you everything”. Particularmente me resulta muy interesante la versión en directo en el dvd “Playing Away At Home” que representa un concierto de los Wet Wet Wet en el estadio del Celtic de Glasgow completamente abarrotado. Después de este momento tan animado y genuinamente pop, da pereza meterse en una balada “souleada” como es “The moment you left me”, que en parte me recuerda a uno de los singles posteriores del grupo como fue “Hold back the river”. Algo mejor resulta “Words of wisdom”. Un ejercicio de pop con ciertos aires funkies, en lo referido a la línea del bajo, y cuya textura en parte nos podría recordar a ciertos retazos de los Level 42. En esta pieza aparecen algunas ayudas vocales, o mejor dicho adornos, en forma de coros femeninos, los cuales le dan un pequeño toque hedonista a esta pista. Abundando en el sector soul y romántico de la obra, Wet Wet Wet se marcan ahora una aceptable revisión de “Don’t let me be lonely tonight” de James Taylor, con una remarcable presencia en los instrumental de los elementos de viento y con Marti Pellow gustándose especialmente en las tareas vocales. Si no tenemos en cuenta la distinta versión de “Wishing I was lucky” que da final a la obra, esta banda escocesa pretende cerrar su disco de debut con la saltarina y animada “World in another”. Una maniobra pop que no desentona, pero que confirma algo que apuntaré a continuación en las reflexiones o conclusiones: la parte final del disco palidece respecto a la 1ª mitad. La distinta versión de “Wishing I was lucky” quizás tiene un mayor énfasis en los elementos de viento y resulta interesante sobre todo ver las variaciones de entonación que ofrece Marti al cantar respecto al single reconocido.

A nivel del Reino Unido sobre todo, “Popped In Souled Out” tuvo muy buena acogida. Ya lo he mencionado, pero hay que remarcar que Wet Wet Wet es un grupo que no ha tenido nunca una especial repercusión en España, más allá del éxito mundial del “Love is all around”. El grupo liderado por Marti Pellow era una banda de estética juvenil, con esa imagen de niños guapitos y buenos, algo pijos quizás, que hacen pop suavecito; estas características hacían que el grupo, como es habitual en estos casos, tuviera un amplio sector de fans entre el público femenino. La portada del disco, como han podido ver en mitad del artículo, puede representar perfectamente la elegancia sonora dentro del género pop que ofrece el álbum.

Consideraciones comerciales o sociales aparte, y centrándonos en lo estrictamente musical, el debut de esta banda escocesa es un aceptable disco pop. Eso sí, dispone de lo que sería una “cara a” del vinilo de una muy alta exigencia, y por el contrario la 2ª parte del disco es mucho más anodina y con un gancho sonoro mucho menor en intensidad. Por ello, afirmo que este álbum, restando un par de temas de la parte final hubiera quedado mucho más redondo.

Tras este disco, Wet Wet Wet alcanzarían el nº 1 con un single benéfico para una fundación infantil con una versión de The Beatles de “With a little help from my friends” y continuarían una tradición de discos editados a finales de los 80 y comienzos de los 90, que en las islas británicas tuvieron un éxito comercial razonable, hasta que “Picture This” y su ya citado hit para “Cuatro Bodas Y Un Funeral” les proporcionara su momento de máximo esplendor. En aquellos días de tanto éxito fue cuando el cantante de Pulp, Jarvis Cocker salió en un programa de tv con una camiseta que ponía “Odio a Wet Wet Wet” y les tildó de “grupo de falso soul horrible”; lo he comentado varias veces respecto a otros piques o rivalidades dentro del mundo de la música: me encantan Pulp (mil veces más que Wet Wet Wet), pero por ejemplo escuchando este disco de Pellow y sus compañeros lo paso igualmente bien.

Sin embargo, el grupo no aprovechó el tirón en demasía, alargando demasiado lo que sería su siguiente obra, que pasaría bastante desapercibida a pesar de algún medio hit con algún single perdido. Luego llegaría la marcha de su fundador, el batería Tommy Cunningham, algún disco en solitario de Pellow y la final reunión hace un tiempo, con nada de repercusión o eco en los medios (al menos en lo que se refiere a nuestras tierras). “Popped In Souled Out” es un disco que les ayudará a sentirse animados, ya que destila alegría en muchos de sus cortes. Eso nunca viene mal. También tiene su dosis de baladas por si quieren hacer uso del mismo para algún otro momento. No creo que les disguste, siempre y cuando dejen las consideraciones peyorativas de la comercialidad a un lado y se centren en pasarlo bien.

En nuestro programa de radio en RUAH dedicaremos este próximo miércoles 26 de enero a las 23.00h el programa a Morrissey y su disco “Vauxhall And I”, pudiendo si lo desean esta tarde a las 19.00h escuchar la repetición del programa de este pasado miércoles, en el que estuvimos analizando la magna obra “Brothers In Arms” de Dire Straits. Como ya “twitteé” ayer, el audio del programa sobre “The Top” de The Cure ya está subido y disponible para que lo escuchen en el reproductor de la columna derecha del blog como “Dmr 2-12”.

3 comentarios:

serreina dijo...

Reconozco que no conozco mucho su obra, y que como bien dices creía que era una banda con un solo exito, pues es lo único que conocía, junto con una versión de Elvis que hicieron en un especial presentado por John Stamos, y presidido por Michael Jackson, Priscila, y la hija de Elvis. un tesoro que tengo grabado en VHS, de hace ya unos cuantos años.

Saludos

jairo F.Quindós dijo...

sin duda como serraina desconozco a este grupo, pero leyendote seguro que me animo a oirlos, bueno un fuerte abrazo Victor voy a ver si clickeo por aqui un rato jijijiji

Abacab dijo...

Serreina, yo no he escuchado esa versión. Tendré que buscarla por youtube a ver si está.

Jairo, aquí no son muy conocidos, la verdad. Clickea todo lo que quieras! jejeje.

A los 2, gracias por escribir.