viernes, 29 de abril de 2016

Temporada 7/ Programa 13: Izal y “Agujeros De Gusano” (2013)

En el tramo final de nuestra temporada afrontamos uno de los platos fuertes de la misma. Teníamos entre ceja y ceja entrevistar a Izal sobre su disco “Agujeros De Gusano”, uno de los discos que claramente más nos han gustado en los últimos 5 años. Y el pasado sábado 16 de abril, sobre las 14.00h, antes de empezar en directo a debatir sobre Talking Heads y su 2º disco de estudio, hicimos lo mismo con el 2º disco de Izal en compañía de Emanuel Pérez “Gato”, su carismático bajista.

Con Gato compartimos la hora de programa y pudimos charlar largo y tendido sobre “Agujeros De Gusano”, al margen de también, y por lógica, comentar la actualidad del grupo. Gato nos desveló varios aspectos interesantes de ese fenomenal disco que es “Agujeros De Gusano” y con él pudimos recordar con alegría los grandes momentos que el grupo vivió durante la promoción y gira de este lp.

Les esperamos este sábado 30 de abril de 2016 a las 16.00h en el dial de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). Podrán escuchar un programa que quizás sea de los mejores en formato entrevista que hemos llevado a cabo; a ello ayudó mucho la paciencia y amabilidad de Gato durante el rato que estuvo en el teléfono atendiéndonos.

Esperemos que el resultado a ustedes les parezca tan notable como nos parece a nosotros que quizás podamos carecer de cierta objetividad. Agradecemos a Gloria González de G-News su labor para facilitarnos la realización de este programa.

Links de interés:
Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/232674070432081 y https://www.facebook.com/events/1195889067101868
Emisión on-line RUAH: http://www.ruah.es/online.html
Leer más...

martes, 26 de abril de 2016

DMR entrevistó a Izal

Que los certámenes de premios a blogs nos ignoren, unos y otros, la verdad, jode, porque somos quizás poco humildes y opinamos que el trabajo que hacemos el personal de “DMR” es de alta calidad y exigencia (no tenemos ya abuelas que nos lo digan, lo sentimos). Sin embargo, el verdadero premio lo consideramos cuando tenemos la ocasión de acudir como medio de comunicación acreditado a conciertos como el del pasado viernes de Love Of Lesbian o el de la banda que nos ocupa en este artículo promocional del pasado mes de enero.

Mucho más premio si cabe es cuando tenemos ocasión de compartir una hora de radio con protagonistas de bandas tan importantes como son Izal. Fue Emanuel Pérez “Gato”, su bajista y co-fundador junto a Mikel Izal, quien nos permitió cumplir con un deseo que ya mostramos hacía meses atrás cuando publicamos nuestra crítica de “Agujeros De Gusano”.

Con Gato tratamos, como no podía ser de otra forma, la actualidad del grupo, que entre otras cosas pasa por el estreno del fabuloso videoclip de su último single “El baile” (una de las canciones de la temporada), pero sobre todo tuvimos ocasión de comentar muchos aspectos del lp anterior a “Copacabana” y rememorar tantos y tantos buenos momentos que al grupo le ha reportado “Agujeros De Gusano”.

Gato nos atendió amablemente durante un buen rato, desafiando a jugarretas de la cobertura telefónica, antes de que lleváramos a cabo el programa en directo sobre Talking Heads y “More Songs About Buildings And Food” el pasado 16 de abril. Fue en torno a las 14.00h y fue un enorme placer para nosotros. Creemos que el resultado fue muy bueno (nuevamente volvemos a mostrar que no tenemos abuelas que nos doren la píldora). Les invitamos a comprobarlo en el estreno que tendrá lugar este sábado 30 de abril de 2016 a las 16.00h en el dial de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH).

Termino este artículo con agradecimiento especial y sincero a Gloria González de G-News sus gestiones para que hayamos podido llevar a cabo este programa con Emanuel Pérez “Gato”.
Leer más...

lunes, 25 de abril de 2016

Concierto Love Of Lesbian. Madrid (22-04-2016)

Y Love Of Lesbian regresaron a la actividad en directo dando un manotazo en la mesa. Cuando otros grandes grupos como Vetusta Morla o Izal duplican o triplican fechas en la capital, el quinteto catalán retornó a la sala La Riviera y puso el cartel de “no hay entradas” en 3 noches consecutivas. Tenían por delante el reto de defender en directo un disco tan personal como es “El Poeta Halley”. Y con maestría y picaresca supieron salir del paso con solvencia, anotándose un nuevo triunfo en Madrid, al menos la noche que les vimos, que fue la 2ª de las 3 programadas.
El viernes 22 de abril salimos para la sala La Riviera cuando los últimos rayos de sol de la tarde enmendaban como buenamente podían un día turbio y lluvioso. Llegamos al recinto sobre las 20.20h y en el acceso de prensa tuvimos una amable charla con Carme Tasias de Music Bus, la cual se vio interrumpida cuando la propia Carme me informó que el concierto arrancaría a las 20.30h; por cierto, detalle muy positivo este de comenzar a esa hora. De esa forma, y ofreciendo un repertorio generoso, se sale de la sala con tiempo de sobra para poder ir a cenar algo a algún restaurante. Si un concierto empieza a las 22h, mal te las vas a ver para cenar fuera de casa. Nada más saber de la acertada y temprana hora de inicio, me despedí atropelladamente de Carme y accedí rápido al recinto; pensaba que, como es tristemente habitual, el show arrancaría a las 21.30h o a las 21h como temprano. Reitero, y disculpen si soy pesado, que es un acierto arrancar un concierto a esa hora.
La sala ya estaba casi a reventar, pero conseguí una situación más o menos aceptable (sin necesidad de echar morro, como por desgracia hacen muchos que llegan tarde) y me coloqué cerca de la columna derecha que hay en la sala según miras al escenario, lugar aproximado donde vi a Suede 2 años y medio atrás. Ahí conocí a una pareja muy agradable, Cristina y Javier, con los que compartí interesante conversación los pocos minutos que en esta ocasión mediaron entre mi entrada a la sala y el arranque de la música y con los que coreé a pleno pulmón varias de las canciones que sonaron.
Los lesbianos fueron más o menos puntuales y algo antes de las 20.40h las luces se apagaban para dar paso a los “5 más 2” (Ricky Falkner y Dani Ferrer acompañan, como en giras anteriores, al grupo en escena). La histeria total se desató cuando ese hombre-objeto que baila “Dancing queen” que es Santi Balmes salió en último lugar para comenzar directamente con una de las canciones más destacables del último disco, “Cuando no me ves”. Acierto de pleno, creo, aunque yo tenía casi seguro que comenzarían con “Planeador”, como inicio menos arriesgado y más obvio del show.
No obstante, “Planeador” también estuvo situada en el quinteto de apertura, pero el mejor momento del primer combo de temas para mi gusto lo protagonizó el rutilante single “Bajo el volcán”. Sorprendentemente ganó mucho en directo, y no en pro de meterle más caña, sino de restarle parte de la intensidad instrumental que tiene en estudio; curioso. Aquí la fabulosa “Bajo el volcán” en el video que grabamos de la misma.

El grupo mostró su habilidad a la hora de escrutar “El Poeta Halley” en directo. Me deleité en el plano personal con una de mis favoritas, “Océanos de sed”, de la cual Balmes afirmó no saber ni él de qué va, siendo un ejercicio de escritura automática (pues bien vamos nosotros intentando desentrañar de qué van las canciones el pasado viernes...). No hubo riesgos y no hubo cabida para temas de perfil bajo, íntimo o recogido (quizás para futuras ocasiones). Por tanto, no desfilaron temas como “En busca del mago”, “Los males pasajeros” (quizás la que más eché de menos de este palo) o la canción título. La única concesión en este sentido fue “Contraespionaje”. El resto de composiciones apostaron por la vertiente potente, cosa que se vio en la estrategia de enlazar las contundentes “IMT” y “El Yin y el Yen”.
Acierto fue que “El ciclo lunar de Halley Star” fuera el punto final a la fiesta de casi 2 horas y media de actuación. Los ritmos funk de este tema fueron lanzados de forma más acusada si cabe que en el formato del disco por parte de Saldarriaga y al término se cedieron los amplificadores al “Purple rain” de Prince, que a modo de homenaje sirvió para que desfiláramos la gente en pro de sus coches, metros o paseos, si es que tienen la suerte de vivir relativamente cerca de la sala. “El ciclo lunar de Halley Star” supuso un final de concierto de apoteosis. Aquí queda el video que grabamos de la misma, en este caso con el móvil (un Lg L1II...) con sonido saturadísimo (escúchenlo a niveles mínimos) y con imagen atroz; es lo que hay, no tenemos mejores medios.

Y, ¿esto es todo? ¿Aquí acaba nuestra crónica? Parece mentira que no nos conozcan. Ya saben que nos gusta extendernos y lo único que sucede es que en esta ocasión no apostamos por la narración lineal, sino que vamos a acometer una nueva crónica de concierto de forma algo desestructurada, a medida que nos van asaltando los recuerdos.
Miren, por ejemplo ahora me viene a la mente un momento en el que Balmes se puso la venda antes de que le escalabren, por ejemplo nosotros mismos, que somos muy dados a lo que viene al cuento. Santi dijo que era probable que muchos se marcharan de la sala diciendo algo como “menudos cabrones, que no han tocado ésta, ni ésta, ni la otra…”. Y es que Love Of Lesbian, como dijo Santi Balmes en el speech que comentamos, tienen ya un repertorio extenso, con lo que las bajas son notables. Comprobamos con tristeza que “Las malas lenguas” de “1999 (O Cómo…)” es una de las damnificadas y que “Universos infinitos” tampoco fue de la partida. Aquí abajo un primer plano con mucho zoom de un Santi Balmes desgañitado al micrófono.
Del disco “boom” de la banda, que a su vez les informamos que es el que protagoniza la entrada que más visitas de largo tiene en la presente bitácora, apareció en primer lugar “Segundo asalto”, en una versión acústica en la que solamente estuvieron en escena Santi, Julian y Jordi Roig, “Allí donde solíamos gritar” (que, por fortuna, han retomado en formato normal, con intensidad instrumental desde el primer segundo), “Club de fans de John Boy” y la sesuda, concienzuda y simplemente maravillosa “1999”. Quedaría hueco en los bises para “Algunas plantas”, con proclama de Balmes hacia la legalización de la marihuana.
Hubo sorpresas agradables. Unas cuantas canciones por las que no apostaba y que funcionaron muy bien. La primera de las que nos descolocaron, pero que encajó sin chirriar fue “Música de ascensores”, más bien en el primer sector de actuación. En el primero de los bises, los lesbianos, con reproche al aire de Juli intentando reivindicar el ep “Nouvelle Cuisine Caníbal” que sacó el grupo antes de “El Poeta Halley” (y nosotros nos damos por aludidos, ya que ni siquiera le mencionamos en el artículo del último disco del grupo del pasado viernes a modo de antecedentes… Glups), afirmando que fue un disco que muchos no entendieron por mucho que lo explicaron. Y curiosamente la elegida “El manifiesto delirista” se coronó como uno de los puntos álgidos de la actuación. Sí, así fue. Una pequeña venganza por su quizás no muy gran aceptación cuando fue editada en el correspondiente EP.
Canciones muy para los fans, de esas que siempre son muy agradables de escuchar, como son “Noches reversibles” o “Maniobras de escapismo”, vinieron a completar un set list en el que también hubo un momento muy destacado para “Belice” del anterior trabajo de larga duración “La Noche Eterna. Los Días No Vividos”. No podía faltar “Si tú me dices Ben, yo digo Affleck”, que tuvo sus correspondientes galones como gran hit al situarse en los bises y “Oniria e insomnia”, que también tomó partida en el tramo final del show cuando nadie se la esperaba. “Los seres únicos”, también del lp anterior, sonó en formato muy emotivo al estar dedicada a Bowie (artista de cabecera para Balmes) y al también malogrado el día antes en este horrible año de pérdidas que está siendo el 2016, Prince.
Y así a grandes trazos o pinceladas, el quinteto oficial compuesto por Balmes a las voces, Juli a las guitarras, Joanra Planell al bajo, Oriol Bonet en la batería y Jordi Roig a las guitarras, más Falkner y Ferrer como acompañamiento de lujo, firmó la 2ª de sus noches de histeria en Madrid. Balmes se mantiene bien como un frontman que llena el escenario a pesar de su reducida estatura (cosa sobre la que bromeó junto a Julián en un par de ocasiones durante el show); Santi se cambió hasta en 3 ocasiones de camisa o camiseta, lució a ratos esa chistera con ojo de pupila puntero-láser azul e incluso cual Anthony Kiedis se cantó una canción de torso desnudo; aquí abajo la prueba.
Julián Saldarriaga claramente es el 2º de a bordo. Hizo varias intervenciones al micro entre canción y canción secundando a Santi en este sentido. Más discretos, centrados en sus labores instrumentales, estuvieron Jordi y Joanra. De Oriol Bonet destaca, creo que ya lo he dicho en alguna de las crónicas anteriores de conciertos de LOL que pueden encontrar en este blog, que es el que quizás más expresión de disfrute tiene durante la actuación. Desde nuestra posición le veíamos siempre en la batería con una sonrisa de oreja a oreja. Por cierto, ¿hace falta decir qué canción es la que estaba sonando cuando tomamos la siguiente fotografía en la que aparecen Julián y Joanra?
No olvidemos los detalles de la escenografía. Es muy plausible el juego de luces que ha dispuesto Love Of Lesbian para esta gira y las proyecciones que se reproducen sobre el telón de fondo, más allá de estar perfectamente coordinadas en tiempo con las letras cuando se apuesta por ello, aciertan al decidirse por utilizar varias de las imágenes que forman parte de la estética e historia del grupo; por ejemplo, pudimos ver a la chica de la pareja protagonista de los videos de “1999 (O Cómo…)” en varias ocasiones y otros videoclips como el de “Bajo el volcán” que se proyectó mientras que sonó la canción.
Arriba de estas líneas, Oriol Bonet medio oculto en su batería. Nuestro veredicto es que Love Of Lesbian no se jugaron el tipo y apostaron a caballo ganador. No hubo riesgos de atreverse con los temas menos directos de “El Poeta Halley” y dispusieron su generosa selección de canciones muy cuidadosamente colocadas en el extenso listado de temas que tocaron. No faltaron tampoco los singles “tótem” de discos anteriores (salvo “Universos infinitos”) y hubo algún que otro guiño a temas de carácter ya añejo que el grupo sabe que son muy del agrado de sus devotos. Toda esta receta por lógica desembocó en un gran éxito que se vio refrendado con gusto para la percepción de Balmes al chequear que el público coreaba como posesos cada una de las nuevas canciones; y es que está claro que a los lesbianos no les resbalan las críticas (léase lo anterior sobre el pasado ep que comentó Juli) y son varios los comentarios disonantes de críticos y algunos fans sobre el último álbum.
Quizás sea el mejor concierto de los que he vivido de Love Of Lesbian. No es un caso como me sucede con Second, que les haya visto un porrón de veces, pero sí que habré sumado un quinteto de ocasiones en los que he visto al grupo. El presente y futuro inmediato promete un verano de éxitos en el directo para la banda y veremos cómo juegan su papel los siguientes temas que sea escogidos como single/videoclip para reforzar la posición del grupo en la actualidad musical. Finalizo diciendo que ha sido un placer nuevamente informar de las andanzas de Love Of Lesbian (confiamos en que no sea la última) y agradecemos mucho a Carme Tasias de Music Bus una vez más que nos tuviera en cuenta para poder contarles sobre este destacado concierto y también por el cariño con el que siempre nos trata a “DMR”.
Leer más...

viernes, 22 de abril de 2016

Love Of Lesbian - El Poeta Halley (2016)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Ya iba siendo hora de que el grupo liderado por Santi Balmes volviera a publicar. Casi se iban a cumplir 4 años del lanzamiento de “La Noche Eterna. Los Días No Vividos”, ese doble disco increíblemente ligero, y el quinteto ya venía avisando meses atrás de que el plazo de espera para escuchar nuevo material en formato de larga duración se iba a acabar. Por cierto, que en la 1ª frase de este artículo haya dicho lo de “grupo liderado por Santi Balmes” no es una puntada sin hilo. Luego lo iré justificando.

El anterior trabajo, al que el propio Balmes calificó en nuestro programa como un ejercicio de generosidad, permitió al grupo afianzar su notable masa de seguidores y ganar alguno que otro más gracias al papel que canciones como por ejemplo la desternillante “Si tú me dices Ben, yo digo Affleck” jugaron como singles. El grupo triunfó allá donde fue y eso se vio en conciertos como el de Madrid en La Riviera y otros muchos ofrecidos en festivales donde fueron cabeza destacada de cartel. 

Ahora bien, los componentes del grupo son inquietos y al margen de Love Of Lesbian hacen sus aventuras. Santi Balmes desde 2012 ha publicado un par de libros, dirigidos a distintos sectores demográficos de lectores y el 2º de a bordo Julián Saldarriaga también se ha atrevido con ejercicios musicales paralelos como el que ha llevado a cabo con Mi Capitán. De lo que Oriol Bonet, batería de la banda, Jordi Roig, el otro guitarrista, y el bajista Joanra Planell hayan hecho por su cuenta, lo confesamos, nos han llegado menos noticias; por cierto, al respecto y a modo de intro de la cuenta atrás para el nuevo disco, el grupo grabó un desternillante video en el que parodiaban una entrevista en la que hablaban de lo que habían hecho en este parón de actividad. Merece la pena que lo busquen en Youtube y lo vean, se echarán unas risas.

Y por fin en este 2016, llega “El Poeta Halley”. De primeras nos damos de frente con una nueva posible broma en forma de juego de palabras, que tan usual de ver es en Love Of Lesbian, por aquello del famoso cometa. Pero, no. No nos encontramos ante un disco chorra o con excesos de humor y ya informamos, antes de pasar a analizar el listado de sus canciones, que no hay hueco para cosas tan alocadas como “Me amo” o “Marlene, la vecina del Ártico”.

Este “El Poeta Halley” es el disco más serio, sesudo y concienzudo que Love Of Lesbian ha editado hasta la fecha. Supera en ese sentido a “1999 (O Cómo…)”. Aquel disco de hace 7 años, ofrecía en su listado unas cuantas canciones de sonido más desenfadado, dentro de su conceptualización en el desarrollo de la narración de una antigua historia de amor, recordando su ocurrencia una década atrás y viendo el presente de la misma y sus rescoldos.

Ahora bien, el concepto principal aquí seguido (ya que “El Poeta Halley” tiene una idea que planea -y nunca mejor utilizado este verbo- durante su minutaje) tiene una metáfora mucho menos accesible y difícil de captar de primeras. En las letras se puede apreciar claramente que nos encontramos ante las composiciones donde Balmes más intenta plasmar sus inquietudes como escritor (en el formato que sea -novelista, poeta, letrista-) y sus figuras líricas avanzan en un mayor nivel de complejidad, si bien sin llegar a los niveles de un Manolo García de El Último De La Fila en sus momentos más encriptados.

Por tanto, “El Poeta Halley” no es un disco fácil. Aquí no vamos a hablar de si es mejor, peor o compararlo en nivel de satisfacción con los anteriores trabajos de Love Of Lesbian. No es nuestro propósito. Nuestro trabajo es intentar acercarles los temas que lo componen e intentar interpretar lo que la banda nos plantea en estas nuevas canciones. Llevamos varias semanas con su escucha y creo que ya podemos atrevernos con él. Vayamos paso a paso y con cautela.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Planeador”: Arranca el disco con sonido ambicioso tras superar los primeros compases íntimos y acústicos. La máquina sonora rítmica entra con bríos nerviosos. Santi Balmes plantea en la letra de alguna manera la pérdida de la falta de inspiración lírica de un creador, o al menos eso sacamos de la metáfora de “Planeador”. La canción arranca, para, mete ritmos intensos (que me evocan al Springsteen más épico de “Born To Run”) y a ratos hay pasajes arrolladores. Termina de la misma forma que empezó, es decir, marchándose sigilosamente.

2. “Bajo el volcán”: Metan en una batidora a “Allí donde solíamos gritar” y “Universos infinitos”. Quizás les salga como resultado una cosa aberrante o nosotros pensamos que podría salir una genialidad como es “Bajo el volcán”. Love Of Lesbian aciertan con el single de adelanto. Una canción intensa, tanto en lo lírico (donde en este caso la letra vuelve a tratar el tema del amor que se acabó en otra interesante metáfora) como en lo instrumental. Ha tenido un videoclip acertado, donde vemos a los componentes del grupo en un compendio de imágenes de anuncio de apocalipsis. A día de hoy quizás sea nuestra favorita del disco. Los primeros sonidos no sé por qué me evocan a “2502” de Second, pero en texturas menos eléctricas, ¿les pasa a ustedes lo mismo?

3. “Cuando no me ves”: Sin adoptar un sentir de sonrisa abierta, la verdad es que “El Poeta Halley” arranca con energía y fuerza, pero con un cariz muy serio en su trasfondo. “Cuando no me ves” sigue en el empeño de conformar una apertura muy movida, siendo la canción más acelerada en su totalidad hasta el momento. Podría ser futuro single del disco; tiene todas las trazas para ello y destaca en su potencial con respecto a muchos otros capítulos del disco que no son tan para las masas. 

4. “Los males pasajeros”: Uno de los puntos más positivos que veo en “El Poeta Halley” es el arranque tan bueno que ofrece. Sus 4 temas de aperturas, cada uno en su sonido y formas, aciertan. “Los males pasajeros” nos da la bienvenida al sector calmado y reflexivo del lp. Y quizás sea de las mejores composiciones en ese sentido. Su estribillo “se irán, huirán, fluirán…”, con leve sensación de desánimo en el cantar relajado de Santi, es fácil de recordar y deleitará a buen seguro a cualquier seguidor de recorrido de la banda. También considero adecuado el subidón de intensidad que tiene la canción en su tramo final, remarcando el mensaje del ya comentado estribillo.

5. “IMT”: Toca el turno de “IMT”. Esta es una de las canciones que creo que mejor funcionarán en directo. Es una pista de sonido rockero, con cierta rabia y mucho desdén en la interpretación vocal de Santi Balmes. Los coros ayudan lo justo y necesario para una canción que ofrece una dosis de contundencia solvente y que no desmerece.

6. “En busca del mago”: Cambio radical de tercio. “El Poeta Halley” entre otras cosas pasará a la historia de la discografía de Love Of Lesbian por contener la canción más triste y melancólica que hayan podido componer hasta el momento y en un futuro. “En busca del mago” ofrece la narración de un cuento o fábula de un pájaro que es complemento de los números de magos. Tanto en la letra como en la melodía se alcanzan cotas de mucho sentimiento. Aunque la moraleja es positiva (hay que mirar siempre hacia delante), no deja de ser un tema que será curioso de experimentar en vivo si es que lo incluyen en los set list, que veremos.

7. “Océanos de sed”: Me gusta mucho “Océano de sol” de Antonio Vega, y en este disco hay otro temazo que incluye la palabra “océano”, en este caso en plural, y no siendo de aguas. Canción de sonido crespuscular, afrontada desde una épica ambiciosa. Los punteos y acordes de las guitarras eléctricas en las estrofas me gustan mucho. Perfecta para escuchar en un atardecer primaveral de los que se acercan en estas fechas.
8. “Psiconautas”: “Psiconautas” es la canción que más debate o controversia pueda haber causado, incluso en el foro interno de la banda (por lo que leí en una entrevista que comentaba el bajista Joanra Planell). Aquí los Love Of Lesbian se vuelven progresivos/psicodélicos. Y es que “Psiconautas” envuelve 2 canciones en una sola. Una primera parte en la que la letra muestra al Balmes más reconocible con el pasado (yo lo veo en versos como “el padre gritó “¡psicodelia!”, y después brindó”) y que podría ser la continuación de “Algunas plantas” y lo que le sucede al mozo protagonista de aquella canción tras una noche de excesos. En esta primera parte de “Psiconautas” está el sonido más relajado y pop del disco. Sin embargo, llegamos a una zona instrumental, muy psicodélica, de transición que desemboca en una 2ª parte de sonido contundente y muy oscuro. Composición compleja, larga y que hay que asimilar con su tiempo. Termina entrando, como le sucedió al propio Joanra según él confesó y como me ha pasado a mí, aunque yo no llego al punto de decir “ésta es la canción”. También será curiosa de ver en sus conciertos de la presente gira.

9. “Canción de bruma”: Lugar ahora para un momento íntimo en el que la voz de Santi Balmes suena realmente profunda. “Canción de bruma” se pasa casi en un suspiro. Incluso supone curiosamente un momento de relajo tras la propuesta anterior que nos ha supuesto un mayor desgaste de atención.

10. “Contraespionaje”: Seguimos en el sector relajado. Medio tiempo amable el que nos ofrece “Contraespionaje”, siendo una especie de leve subida de intensidad con respecto a la lenta canción anterior. Sobria y relajada melancolía, visto en versos como los del estribillo: “septiembre vendrá a buscarme y aún no sé la lección sobre saber comportarse al nacer y en el adiós”. Canción que pasa desapercibida en el listado de canciones, siendo de alguna forma, parafraseando su letra, como un vecino que trabaja como gris funcionario.

11. “El Yin y el Yen”: Toca levantarse un poquito para moverse y saltar. Para eso llegan los riffs endiablados de “El Yin y el Yen”. Quizás sea la canción que más chirría dentro de la medición tan controlada del disco. Su título, con juego de palabras marca de la casa, y su sonido gamberro nos evocan quizás a capítulos del pasado como “Miau” de “1999 (O Cómo…)”. Reparemos en su mensaje: su letra es hiriente y pagaría por saber a quién le ha dedicado Santi Balmes esta canción de “vete a tomar por el culo” que ha firmado. Quizás todo sea creación literaria, pero quien se dé por aludido del círculo cercano al del letrista de Love Of Lesbian sabrá bien qué es lo que habrá hecho. En algunos lugares, sin embargo afirman que Balmes habla de sí mismo… Solamente él sabrá.

12. “El ciclo lunar de Halley Star”: La canción marchosa por excelencia del disco, para mí más que la anterior “El Yin y el Yen”, es la que ahora toca. Este combo de 2 canciones rompe el sentir del segundo sector del disco. Love Of Lesbian se atreven con sonidos funk que les quedan muy bien. “El ciclo lunar de Halley Star” engancha por sus coros y es una canción donde Santi Balmes a ratos exagera mucho su voz más rasgada como cuando canto eso de “la peor versión de mi”. Estamos ante otro de mis capítulos favoritos del disco y que evoluciona de forma muy curiosa (reparen en su primer minuto y luego escuchen el último y verán los cambios).

13. “El poeta Halley”: El disco termina con una canción que termina nivelando la balanza a favor del sentir íntimo e introspectivo de “El Poeta Halley”. Y para más señas es la canción título. Balmes planea con su discurso sobre una melodía acústica de factura melancólica y termina cediendo el micro al maestro Joan Manuel Serrat que termina recitando unos versos, que en metáfora plantean nuevamente aspectos sobre los que un escritor muchas veces pueda reparar.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
¿Éxito? Sí: número 1 en la lista de discos más vendidos. Así es el resultado en términos cuantitativos, lo cual no es poco, pero ahondemos un poco más en todo. Opino que “El Poeta Halley” es un disco notable. Love Of Lesbian ofrecen el trabajo hasta la fecha más maduro que han llevado a cabo y no sé si quizás el más ambicioso. Santi Balmes puede que no suene tan cercano en lo que narra como en otras ocasiones, y nos obliga a más escuchas para intentar desentrañar el sentido del disco, cosa que aún no sé si habremos hecho correctamente. La idea de la inspiración del creador literario flota sobre el contenido de la obra, siendo el tema principal (sobre otros muchos) y en ese sentido por eso creo que Balmes ha entregado a sus compañeros de banda su disco más personal.

No creo que sume muchos nuevos adeptos este álbum a la legión extensa de seguidores de Love Of Lesbian (cierto, lectores de la presente bitácora: del anterior dijimos lo mismo, pero este aspecto yo creo que es más acusado en esta nueva entrega). Ni tampoco creo que haga falta (ojo: 3 salas La Riviera con entradas agotadas en poquísimo tiempo desde que salieron a la venta en días consecutivos). “El Poeta Halley” es un trabajo que a muchos seguidores de la banda gustará y a otros quizás les cueste más llegar a cogerle el punto a la complejidad del disco, ya que incluso los temas menos sesudos tienen su aquel. Es un disco para escucha en la intimidad. Su digestión auditiva es más amable en el salón de tu casa o habitación que por la calle (y eso que yo lo he estado machacando en paseos por el centro de Madrid en mi reproductor mp4). Hay que prestarle mucha atención para saber sacarle su esencia.

Creo que el grupo ha preferido hacer 3 salas La Riviera por su formato y su sonido, que por lo general es introspectivo e íntimo. A pesar de que hay cabida para temas más moviditos o cañeros, la sensación de esos pasajes queda eclipsada por la profundidad que transmiten los capítulos más recogidos y emocionales. De haber sellado un trabajo más desenfadado, es probable que los lesbianos se hubieran atrevido ya por fin en solitario con el Palacio de los Deportes, aunque ya recordemos que allí ya triunfaron a finales de 2011 dentro del Fnac Music Festival, siendo claramente el grupo que más histeria desató en aquel cartelazo.

Tengan paciencia con “El Poeta Halley” y ofrézcanle más escuchas de las habituales que pueda precisar un disco para que lo tengan asimilado. Es un lp elegante, bien elaborado y estructurado de forma correcta, que nos plantea un viaje al interior del sentimiento del creador literario (y por extensión al del propio Santi Balmes), que por lo general nos va a provocar una escucha relajada y placentera aderezada con algún momento más acelerado o potente para no resultar excesivamente monolítico.

Les voy a hacer más fácil su idea de este disco, si es que se da el caso de que sean también fans de The Cure (grupo favorito de quien escribe y al que curiosamente Love Of Lesbian telonearon en el “Dream Tour” de 2000): “El Poeta Halley” sería como el “Bloodflowers” de la discografía de los de Sant Vicent dels Horts; es decir, no llega a la perfección o alcance de “1999 (O Cómo…)” (que sería el “Disintegration” particular de Love Of Lesbian), pero los más fans de la banda lo abrazarán con sumo cariño.
Leer más...

jueves, 21 de abril de 2016

DMR cubrirá el concierto en Madrid de Love Of Lesbian (22-04-2016)

Tiempo hacía ya desde que Love Of Lesbian tocaron la última vez en sala por Madrid. Tras el tiempo sabático, el grupo retorna con “El Poeta Halley”, su último disco y que mañana ya les anticipamos será el protagonista del artículo semanal, y en su gira hacen parada en Madrid por triplicado, agotando 3 días consecutivos las entradas en la sala La Riviera.

El pistoletazo de salida se da hoy jueves 21, pero nosotros tendremos la suerte de asistir al 2º de los conciertos. El papel está agotado, como ya hemos dicho, por lo que si no han conseguido entrada para ninguno de los 3 días, les invitamos a que se pasen por estas tierras la próxima semana para leer nuestra crónica; ya saben que nuestro trabajo suele ser extenso, por lo que hasta el martes 26 no creo que lo tengamos, aunque intentaremos ofrecer nuestra labor antes.

Hacemos triplete en este año 2016, y tras comprobar el estado de bandas tan importantes como Izal y Second en las giras de sus últimos discos, ahora es el turno de ver cómo retornan a la actividad de conciertos el grupo que lidera el carismático cantante Santi Balmes.

Agradecemos nuevamente a Carme Tasias de Music Bus que haya tenido en cuenta a “DMR” para poder informarles de las andanzas en vivo y en directo de una de las bandas más destacadas del panorama musical independiente de la península ibérica.
Leer más...

domingo, 17 de abril de 2016

Programa Digo Detroit “Ascendente” (Temporada 7/ Programa 11)

El pasado 12 de marzo emitimos el programa entrevista que realizamos con Felipe Cedeño de Digo Detroit. En compañía del líder de la banda y además uno de sus cantantes actuales, pudimos hablar sobre la última entrega de la formación de Barcelona, en el que se muestran unas muy buenas y prometedoras maneras para lo que puedan ser los siguientes pasos del grupo.

La grabación del programa la llevamos a cabo sin embargo en la fecha del 27 de febrero de 2016 en torno a las 16.00h, antes de la emisión y realización en directo del programa que dedicamos a “Olympia” de Austra, el cual dirigió y presentó Alfredo Morales en su despedida (al menos presencial) de nuestra aventura radiofónica.

Feli Cedeño estuvo muy amable, como casi todos nuestros invitados al programa, y nos contó muchas cosas interesantes sobre el último disco de la banda y sobre otros aspectos más generales de Digo Detroit. Si no lo pudieron escuchar el pasado sábado 12 de marzo de 2016 a las 16.00h en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) (ya saben que este año no está habiendo lugar para redifusiones), abajo del texto les dejamos el reproductor insertado y el enlace a Ivoox para la descarga del audio si lo prefieren justo a continuación: http://www.ivoox.com/dmr-7-11-audios-mp3_rf_11192838_1.html

Por cierto, la fotografía que preside este artículo no es del día de la grabación, sino del día de la emisión, en plena supervisión de que todo sonara correctamente en nuestro dial. Termino agradeciendo una vez más a Cookie de Promociones Sin Fronteras sus gestiones para que pudiéramos llevar a cabo este programa de nuestra 7ª temporada que tanto disfrutamos de llevar a cabo.
Leer más...

viernes, 15 de abril de 2016

Temporada 7/ Programa 12: Talking Heads y “More Songs About Buildings And Food” (1978)

Seguimos cubriendo huecos de grupos que aún no han sido objeto de coloquio musical, aunque ya hayan desfilado hace mucho tiempo en otro tipo de formato de programa por nuestra andadura por la radio. El grupo liderado por David Byrne serán los protagonistas de la continuación de nuestra 7ª temporada y lo hará de la mano de su 2º disco de estudio.

En “More Songs About Buildings And Food” de 1978 el cuarteto que completaban junto a Byrne Tina Weymouth, Chris Frantz y Jerry Harrison, contaban por 1ª vez con Brian Eno en la producción, lo cual ya nos llevó a observar notables cambios respecto al debut “77” del año anterior.

Será este programa un mano a mano entre Mariano González, que aún participará vía telefónica, y servidor de ustedes. La cita es a las 16.00h en el dial de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH) este sábado 16 de abril de 2016. Una vez más, les esperamos.

Links de interés:
Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/497548467119989
Emisión on-line RUAH: http://www.ruah.es/online.html
Leer más...

viernes, 8 de abril de 2016

After The Rain - Kings Without A Crown (2015)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Conocí a After The Rain en un singular concierto el día de San Valentín del año pasado junto al grupo Sleep Lane. Ya entonces me llamaron la atención por la energía, falta de prejuicios y ganas de mezclar distintas influencias bajo el paraguas común de la electrónica.

A pesar de que yo les haya conocido no hace mucho, el grupo ya tenía su pequeña historia pues se formó en 2011 gracias a un anuncio de Yun L. Díaz (programaciones, guitarras) en una web musical. En ese anuncio Yun solicitaba cantante y ahí es donde entró José Ícaro (voz, teclados); vamos que fue una cosa tipo Meetic o E-darling, pero en plan musical o más hablando en serio la versión moderna de esos anuncios que se publicaban en la prensa musical hace 20 o 30 años y de los que han salido grandes grupos.

Si bien en ese concierto de San Valentín junto a Sleep Lane pudimos comprobar el potencial de After The Rain, teníamos ganas de verlo plasmado en su primer álbum. Un disco que se ha hecho esperar y que han ido madurando desde la propia formación del grupo y aquí tenemos el resultado titulado “Kings Without A Crown”, que ya adelanto no dejara indiferente.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Cosmic mission”: El tema es introducido con una melodía propia de algunos videojuegos retro para luego ir creciendo consiguiendo un tema dance realmente logrado. Retrofuturista, si se puede utilizar este término. Y es que escuchándolo he pensado que así es como yo pensaba que sonaría el pop mainstream del futuro, pero claramente me equivoque. Una pena.

2. “Wir sind After The Rain”: Éste es sin duda uno de los puntos fuertes del álbum y una excelente carta de presentación. La referencia a Kraftwerk en el título es obvia y está claro que los alemanes se encuentran entre las influencias del dúo, aunque el tema en sí poco tiene que ver con “the robots” y si bastante con las producciones de Giorgio Moroder como la famosa “I feel love” de Donna Summer, eso sí, debidamente actualizada con un gran trabajo en los sonidos de percusión creando otra gran tema bailable.

3. “A pleasure like you”: Es un buen corte de synthpop, apoyado en un buen trabajo vocal que incluye unos coros realmente envolventes y que musicalmente pareciera una mezcla entre los oscuros Depeche Mode y los luminosos Erasure, dos influencias claras sin duda. A mi desde luego ese puente me parece muy clarke, ¿Podemos hablar de ejercicio de estilo? Pues sí, saldándose con nota además.

4. “Everything is possible”: Curioso tema cuya letra denota melancolía y optimismo a la vez. Parece que al dúo le encanta contraponer conceptos en teoría opuestos y jugar con ellos. El tema comienza como una balada para poco después pasar al medio tiempo, llegando a ser al final un tema perfectamente bailable. Un ejercicio no de estilo sino de absoluta originalidad. Quizás el mejor tema del disco; ya si le hubiesen puesto unas cuerdas al final sería totalmente perfecto.

5. “Mirrored eyes”: Si bien los 80’s están muy presentes en la música de After The Rain, los 90’s no se quedan atrás y aquí tenemos un tema que suena mucho a finales de esa década. Sin duda el tema más “makina” del álbum y la verdad es que funciona y muy bien, a pesar de esas guitarras demasiado camufladas.

6. “The target is you”: ¿Os acordáis de esos sonidos pregrabados que llevaban los pequeños teclados Casio baratos de los 80? Pues esta canción comienza así. Lo sorprendente es que a partir de estos sonidos, After The Rain construye otro de los puntos fuertes del álbum. Aquí las guitaras ya no son tan tímidas como en el tema anterior y van creciendo hasta casi crear un tema techno glam donde la melodía está muy presente al igual que la profunda interpretación vocal de Ícaro. De las mejores del álbum.
7. “Invincible (you are the one)”: Continuamos con guitarras potentes. Las ganas de continuar el baile siguen ahí. Líneas de bajo remarcables e incluso un cierto toque kitsch en algunos momentos. Uno de esos temas en los que mejor han sabido condensar todas sus influencias.

8. “Future will be fine”: Un tema bastante optimista y eso a pesar de un comienzo un tanto dubitativo que finalmente se convierte en una celebración. Los golpes de sintetizador rebotan mientras las melodías hacen su trabajo y consiguen instalarse en nuestra cabeza, mostrando claramente que uno de los puntos fuertes del grupo es precisamente ése: las buenas melodías.

9. “Every second”: Aún recuerdo cuando escuche esta canción en directo. Me pareció una canción con un enorme potencial. Sin embargo, debo decir que su versión en estudio no ha cumplido mis expectativas. La encuentro demasiado plástica y previsible. Es de destacar la voz, una vez más bien trabajada, pero pienso que en esta ocasión la instrumentación debería haber ido hacia algo más orgánico que hubiese reflejado mejor los matices y la contundencia de este tema.

10. “Lost without you”: Un acertado piano dibuja una melodía como introducción y se repite en el estribillo. Ícaro suena ciertamente sugerente, luego la voz va subiendo en profundidad y pasión, los sintetizadores alternan con alguna guitarra en segundo plano. La base es claramente synthpop ochentero. Hay un cierto homenaje al “Personal jesus” de Depeche Mode y para rematar unas cuerdas sintetizadas a lo Pet Shop Boys. Casi podíamos hablar del tema del álbum que mejor reúne gran parte sus influencias.

11. “Sieged”: se trata de un tema intenso con una melodía en espiral que no para de repetirse. Los sonidos de percusión son todo un acierto y potencian la atmósfera contenida y oscura. Las guitarras también contribuyen a crear ese ambiente poco amable. After The Rain se meten en terrenos mucho más duros y lo hacen con éxito, demostrando que pueden ser eficaces en varios registros.

12. “Shinning star”: Un tema que en un principio se incluyó en el recopilatorio “Synthetic Generation” y que han tenido a bien recuperar para el álbum. Se trata de una canción de pop electrónico con una cierta épica y una agradable melodía, que sin ser de lo más destacable del disco, cumple la función de final amable del álbum.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
“Kings Without A Crown” es sin duda un debut notable de un grupo que ha dado sus primeros pasos en eso de plasmar en estudio lo que ya han demostrado en directo. El disco no tiene desperdicio y será totalmente disfrutable por los amantes del techno pop. Muy disfrutable, ya que el grupo no oculta para nada sus influencias de los 80’s y 90’s y el álbum se da al juego de “esto me suena a…”, pero con el aliciente de que ninguna canción te suena a un grupo en concreto, sino que es una mezcla de varias referencias puestas en su mezcladora particular dando un resultado cuanto menos original.

En este su primer album han dado sus primeros pasos para tener un estilo personal dentro de un mundillo tan trillado como el del electropop, donde todo o casi todo está inventado. Pienso que lo mejor está por llegar en un hipotético segundo álbum donde su estilo sea totalmente reconocible. Las bases ya las han puesto en este “Kings Without A Crown”.

Mientras tanto el grupo sigue actuando en directo. En sus conciertos podemos ver un grupo de pop electrónico transmitiendo energía, buen humor y tocando prácticamente todo en directo, lo cual es un lujo en esto de la electrónica. Si tienen la oportunidad no se los pierdan.

Texto: Alfredo Morales.
Leer más...

jueves, 7 de abril de 2016

Concierto Second. Madrid (02-04-2016)

Creo que no pudimos asistir por algo personal a aquella primera vez que Second agotaron las entradas en La Riviera hace casi un año. Nos dio lástima, pero de alguna forma, que haya pasado un periodo de tiempo mayor entre la última vez que vimos al grupo en noviembre de 2013 y esta nueva ocasión, nos ha permitido comprobar con más claridad el grado de crecimiento del grupo. Es algo muy parecido a cuando no has visto a un sobrino en un tiempo y ves el estirón que ha pegado.
Pues eso, Second han pegado el estirón y ya demuestran un nivel de alcance más que notable. Nosotros les conocimos cuando estaban en la rampa de despegue tras la edición de ese “Fracciones De Un Segundo” de 2009. Con aquel lp, los de Murcia comenzaron a agrandar su núcleo de “secondistas”, que así se hacen llamar los fans de este quinteto santo de nuestra devoción desde hace mucho tiempo; por tanto, permítannos llamarnos también secondistas. Aquí abajo Sean con Nando al fondo.
No hacía mala tarde en Madrid, pero una vez más Second se encontraba con el fútbol como rival. Siempre hay partido (eso comentamos con Pilar y Gloria de G-News en el acceso de prensa de La Riviera), pero el caso es que Second siempre apuntan el dardo en el calendario coincidiendo con partidos importantes. Esta vez había un FC Barcelona-Real Madrid, pero eso no fue impedimento para que Second consiguieran poner el cartel de “No Hay Entradas” en menos de un año en el mítico recinto madrileño. Un poco antes de las 20h ya estábamos dentro y nos situamos en 4ª fila bastante bien centrados. La espera hasta las 21h se hizo muy amena en compañía de Daniel, otro secondista que iba solo al concierto y de Aurora y Carlos, que venían de Sevilla para asistir a tan destacada ocasión de la gira de la banda. Con la inefable sesión musical de mi buen amigo Dj Pichurra, que nos deleitó con una selección selecta de buenas canciones (Radiohead, Psychedelic Furs, entre muchos), pudimos intercambiar impresiones sobre cómo conocimos cada uno a Second y de paso también hablar sobre otros discos del panorama indie que han salido en los últimos 12 meses como “El Poeta Halley” de Love Of Lesbian o “Copacabana” de Izal. Yo apunté que Second son muy aplicados y respetarían la puntualidad. Y así fue, a las 21h se apagaron las luces y salieron al escenario Fran Guirao a su batería, Jorge Guirao a la guitarra, Javi Vox también con su eléctrica y frente a sus sintetizadores, Nando Robles con el bajo a cuestas y en última instancia ese cantante de lujo para una banda de pop-rock que es Sean Frutos (aquí abajo un primer plano suyo, para que le vean bien).
Estamos en la gira de presentación de “Viaje Iniciático” y justificándome en mi estresada vida personal de los últimos tiempos, reconozco que me pasó como con “Montaña Rusa”: acudí al concierto de Madrid sin haber escuchado más que los singles que habían salido. En aquella ocasión me gustó la experiencia de oír por 1ª vez los temas en directo y para esta nueva cita, aunque no fue premeditado, tampoco me importó demasiado. No obstante, Daniel me iba chivando cada uno de los títulos de los nuevos temas a los pocos segundos de que sonaran los primeros acordes de cada uno. En la siguiente fotografía pueden ver a uno de los invitados especiales de la noche, cosa que les narraremos un poquito más adelante.
La 1ª canción que tocaron, “Esto es solo el principio”, no puede tener mejor título para abrir una actuación. De su fuerza pasamos a la también potencia de “Mi primera vez”, quizás el single principal de este “Viaje Iniciático”, pero yo creo que con el tiempo el verdadero single tótem será la melancólica “Nivel inexperto” la cual estuvo situada al inicio de un 2º bloque, tras unos instantes en que los Second abandonaron el escenario. El show empezó arrollador y “2502”, uno de los singles más directos y acertados de la historia del grupo, se encargó de implementar el nivel de histeria que se respiraba en La Riviera en esos primeros minutos. Nuestros videos no son para nada una maravilla, pero aquí les insertamos el que tomamos el sábado de “2502”.

Algunos conciertos de Second son más uniformes en sensaciones, y otros son más del tipo “montaña rusa”, no por el título del disco anterior del grupo, sino en el sentido de que se afrontan sectores de locura y tralla con alternancia de otros combos de canciones del perfil recogido del grupo. Éste que les estamos narrando del pasado sábado es del 2º tipo, de aquellos en los que los Second atraviesan por distintos sentires melódicos. De esa forma, no se tardó mucho en intentar frenar la locomotora para evitar descarrilamientos y hubo lugar para un sector más emotivo dibujado con “Muérdeme” y la soberbia “Más suerte”.
Es muy interesante ver cómo Second van confeccionando su set list de actuaciones teniendo ya un repertorio tan extenso y en el que cualquiera de sus canciones sonaría con solvencia. Hay sacrificios grandes y quizás el más notable de la velada que estamos narrando fue que “Demasiado soñadores”, canción que titula quizás al mejor disco (bajo mi humilde opinión) del grupo, no apareció en esta ocasión. “Palabras” del anterior “Fracciones De Un Segundo” hace 1000 años que no se la escucho (y si quieren busquen todas las actuaciones que en DMR les hemos narrado de los de Murcia, que ya van unas cuantas). Quizás sean las ausencias más notables, aunque también reparé en que “Invisible”, con sus marcados “why not?” de la letra, tampoco es de la partida y lleva un tiempo en el baúl acumulando polvo.
De hecho, de “Invisible” de 2006 solamente hubo lugar para una versión íntima de “Algo” que surgió en el bis a cargo de Sean acompañado solamente de Jorge Guirao dándole a la acústica; no sé si se creerán que en esos momentos, antes de que empezaran a sonar los acordes de “Algo”, le comenté a mi vecino de concierto Daniel algo de si rescatarían contenido de aquel disco. “Algo” arracó tras el ya habitual speech del carismático bajista Nando Robles, que se dirigió a la audiencia una vez más y que casi se olvida de invitarnos a visitar el merchandising del grupo tras el concierto. Ahí aprovechó Sean para confesar que las gafas de sol que llevaba Jorge eran motivadas por una conjuntivitis que le afectaba al reflejo de los focos. Quizás “Algo” fue la gran sorpresa de la noche. Y fue una muy agradable sorpresa. Encima de este párrafo verán una imagen del momento narrado.
El resto del set list no se aventuró en cabriolas raras. Second apostaron por asegurar un show contundente y lo plagaron de hits, a la par de no olvidarse de ni un solo tema de “Viaje Iniciático”. Es relevante mencionar que cada vez que sonaba uno de los temas del nuevo disco, sobre la pantalla de fondo aparecía presidiendo la interpretación la portada del disco. En otras ocasiones era el logo del grupo que preside “Montaña Rusa” en su portada y en otras ocasiones otras proyecciones que resultaron muy acertadas en el plano visual. Ciertas cosas no pueden faltar en un concierto de Second. “Autodestructivos”, aunque no fue single (todavía no me explico el porqué), es un tema que adoran con sana locura todos los seguidores de Second. Y además pone patas arriba el recinto en el que actúe el grupo. Por ello, no faltó y se situó en el bis para ir terminando en lo más alto. Respecto al tramo final, me aposté con Daniel que el concierto no terminaría con “Rincón exquisito” y me equivoqué. Me imaginaba un final con “Tu alrededor”, que fue otra de las damnificadas en la selección y que especialmente lamentó Luis, primo de un compañero de oficina al que conocí para este concierto y con el que tuve una buena tertulia tras la actuación sobre Second.
Bien por “N.A.D.A.”, una de las canciones con mayor aplomo y desarrollo interesantísimo de menos a más para terminar abajo, que no faltó a la cita y estuvo situada en los compases finales. Lógico. Antes hablaba de la locura que desata “Autodestructivos”, pero hay que reconocer que “Las serpientes” de “Montaña Rusa” llega prácticamente al mismo nivel de respuesta por parte de la gente. Ese frenesí que desata Sean con sus “no” repetidos en el estribillo son como granadas de mano que lanza a las masas y que les hacen botar como posesos. Momento destacado de la noche, sin duda. En el territorio de sorpresas también destaco en positivo que no se haya caído de la criba “La distancia no es velocidad por tiempo”. Quizás ésta sea la canción de sonido más agrio y de las más sesudas del grupo en toda su historia, que formó parte del lp anterior. Me gustó mucho, ya que a día de hoy junto a “Antiyo” y “2502” es de mis favoritas de “Montaña Rusa”; por cierto, “Antiyo” no cayó, pero eso era de esperar.
Y es que son muchos y muchos los temas que se echan de menos. Y no porque el grupo toque poco. No. Ni mucho menos. Cerca de 2 horas y media estuvieron Sean y cia. sobre La Riviera. Pero, claro, se echa de menos aparte de las ya citadas a “Horas de humo”, “Nuevos secretos”, “Todas las cosas”, “Palabras”, “En pequeñas cosas”, “Her diary” y tantas y tantas… Yo confío en que Second terminen convirtiéndose en unos Cure o Morrissey españoles, es decir, que sean capaces de tocarte cualquier canción de su repertorio y valientes de dejar de tocar alguno de sus hits para revisitar temas fabulosos recónditos de sus discos. “Rodamos”, que durante mucho tiempo fue final de las actuaciones de Second, puso final al bloque principal antes del primero de los 2 breves descansos. Se acogió con ganas y también supuso un punto álgido cuando todavía quedaban varios minutos para que la preciosa “Rincón exquisito” nos diera la despedida y nos dejara perdidos en la noche madrileña. Cómo verán, no hemos ido narrando el set list por riguroso orden, sino que hemos ido a salto de mata narrando los momentos de forma aleatoria según las sensaciones agolpadas van empujándose por saltar a las teclas y a la hoja en blanco de procesador de texto del ordenador. Por si tienen dudas, arriba de este párrafo les hemos dejado una fotografía que tomamos del set list que una de las secondistas de la 1ª fila consiguieron al terminar la actuación. Terminando de comentar el listado de canciones, diremos que sonaron también “Nueva sensación” o “Psicopático” (que aguanta el tipo con soltura como representante de su lp).
Second a día de hoy son una banda reconocida en todos sus miembros. No son como otros grupos en los que cuesta más saber quién es quién. Aquí todos sabemos el papel de cada uno. Fran Guirao demostró nuevamente su templanza y elegancia desde la batería y tuvo el gusto de verse acompañado por Alejandro Jordá de los Izal para uno de los temas nuevos; Alejandro Jordá no desplazó a Fran, sino que se situó a la par de pié (al estilo de como toca “El baile” en la presente gira de su grupo) y ayudó a que “Nos miran mal” sonara arrolladora. La foto de arriba de este párrafo está demasiado oscura, pero si se detienen en ella, quizás reconocerán a Alejandro junto a Fran en la batería. En el apartado de invitados de la noche también estuvo Miguel Rivera de Maga, que disfrutó de una muy cariñosa introducción por parte de Sean Frutos. Miguel interpretó al micrófono acompañando a Sean y dándole a su guitarra “Lo único”. Ya les hemos dejado 2 imágenes atrás en la crónica de Miguel de Maga junto a los Second.
Javi Vox, en la imagen superior, es claramente el miembro más desinhibido y crápula de los Second en escena. No pasa desapercibida la interacción y miradas que lanza a las secondistas de las primeras filas y siempre tiene algún momento de venirse arriba más que nadie, como cuando en esta ocasión cerca estuvo de lanzar su sintetizador al público; yo me lo creía, ya que alguna que otra vez lo ha tirado contra el escenario. De Javi se puede esperar de todo. Quizás sea el que tiene más actitud rockera de Second. Aunque quizás sea con el que menos he tenido ocasión de hablar en persona de la banda, simplemente por saber que es colchonero como yo, me cae bien. Jorge mantuvo el nivel instrumental de exigencia que ofrecen las composiciones de Second. Sus guitarras son importantísimas y eso se nota en la mezcla. Se marcó alguna pose clásica suya de rodillas al borde del escenario y aunque fue por una conjuntivitis, la verdad es que no le quedaba nada mal el rollito de llevar las gafas de sol puestas. Aquí abajo hay otro momento de “Nos miran mal”, por cierto, gran canción de “Viaje Iniciático”, en la que verán la silueta de Alejandro Jordá de Izal al fondo.
Y no podemos olvidarnos de Nando Robles. Ese bajista de tremendo carisma (el que cuente con su momento de dirigirse al público es por algo), sin el que muchos de los temas más moviditos de Second no tendrían ese punto saltarín que las notas de su bajo ofrecen. Por cierto, Nando fue el único que rompió la línea de indumentaria del grupo, ya que todos fueron de negro de arriba abajo. Nando optó por una camiseta gris oscura; tampoco es que se pusiera una camisa hawaiana al estilo de la que Santi Balmes llevaba en una época.
Se encendieron las luces y tras las habituales fotos del grupo con la audiencia de fondo y con Bowie de banda sonora (con dedicatoria de Sean al héroe) la gente se fue marchando poco a poco. Me pude despedir bien de Carlos y Aurora, los secondistas sevillanos (realmente de Cádiz, pero residentes en Sevilla), pero no de Daniel, lo cual me apenó, ya que tuve una tertulia musical con él que mereció muchísimo la pena; cuando quise darme cuenta, ya había desaparecido entre las masas. Con Luis tiramos para el centro dando un paseo, él en busca del “Ocho Y Medio” para asistir a la fiesta post-concierto, y yo buscando mi casa para descansar, que mi día había comenzado a las 6:50h para jugar un torneo de pádel en San Sebastián de los Reyes (del que, por cierto, quedamos subcampeones).
Second están a un nivel alto. Lo he dicho al comienzo y quiero terminar este artículo remarcando esa sensación. Son una banda grande que han dado el paso definitivo y que están ligeramente a la zaga de las bandas masivas del indie como Vestusta Morla, Izal, Love Of Lesbian o Lori Meyers. La Riviera es la prueba del algodón y conseguir agotar entradas 2 veces en menos de 12 meses es la rúbrica del éxito. Lo celebramos mucho. Desde aquella primera vez que entrevistamos a José Ángel (todavía no era conocido como Sean) Frutos en febrero de 2010 les hemos prestado nuestro sincero apoyo y lo seguiremos haciendo. Lo merecen. Son muy buenos. Agradecemos a Gloria González y Pilar González de G-News que hayan contado con “DMR” para poder narrarles este concierto.
Leer más...