lunes, 29 de octubre de 2012

Discos, música y reflexiones se emitirá nuevamente en &radio (2012-2013)

A &radio hace falta más que unos envites de viento racheado para tumbarla y sigue en pié, no sin enfrentarse a numerosas trabas y obstáculos propias/os de nuestros actuales tiempos de crisis económica galopante. La culpa de ello la tiene su ideólogo y alma Francisco José Bujalance. Y “Discos, música y reflexiones” tenemos el placer de seguir integrados en su parrilla, con un protagonismo que agradecemos sobremanera.

Desde ayer por la tarde a las 16.00h, momento en el que en la emisión on-line de la emisora pudieron escuchar la repetición del programa que hicimos sobre Pet Shop Boys y su “Introspective”, cosa que avisamos por las redes sociales, volvemos a estar de corrido todos los días en &radio.

Nos podrán escuchar de lunes a viernes a las 23.00h y los sábados y domingos a las 16.00h, tal como reza el banner que hemos situado arriba de nuestra página. Los miércoles y sábados escucharán el mismo contenido que en RUAH, es decir, material de nuestra 4ª temporada, y el resto de días podrán rememorar nuestra historia escuchando programas de temporadas anteriores, entre los que se encuentran programas de locución mía en solitaria (extintos a día de hoy), entrevistas realizadas a grupos y artistas y coloquios/tertulias musicales.

Reitero que es un auténtico placer sonar en &radio una temporada más. Lo dicho, por ejemplo esta noche, si ustedes lo tienen a bien pueden escuchar nuestro programa a las 23.00h en su emisión on-line. Finalizo agradeciendo a Francisco José Bujalance su confianza en nuestro proyecto radiofónico, el cual realizamos con tanto esmero, ganas e ilusión.
Leer más...

domingo, 28 de octubre de 2012

Discos, música y reflexiones cubrirá el concierto en Madrid de The Crow Project (31-10-2012)

Ya avisamos en el post del Festival Melodías De Sombras, que tuvimos la ocasión en el post-festival de conocer a Javi Crow, uno de los componentes del grupo musical de tendencias electrónicas de tintes oscurantistas The Crow Project, que se completa con Alex Beelah como teclista y programador. Pues bien, ahora tenemos el gusto de poder dar cuenta de la próxima actuación del grupo, la cual tendrá lugar este próximo miércoles 31 de octubre de 2012 en la sala Siroco de Madrid.

En la noche de Halloween, The Crow Project nos cita a las 23.00h en la citada sala y sería recomendable que todo aquel que se plantee la inteligente opción de pasar ahí la noche de Halloween (o al menos el inicio de la misma), que se pasaran a las 22.30h, ya que previamente a la actuación, Javi Crow ejercerá como dj, y les aseguro que por las conversaciones musicales que he mantenido con él, el material que dispondrá será de primera calidad.

En esta actuación podremos escuchar las composiciones del grupo, perteneciendo muchas de ellas al notable lp “Nightmare City”, al cual ya hemos accedido y del que habrá revisión en post semanal por aquí no a mucho tardar. El precio de la entrada es simbólico (6 euros, incluyendo chupito). Si a ustedes les gusta la música electrónica y en particular Depeche Mode, creo que será un evento que no deben perderse, entre otras cosas porque la voz de Javi Crow nos puede evocar ciertamente al de Dave Gahan en algunas tonalidades.

Lo dicho, este miércoles ya tienen ustedes plan. A las 23.00h concierto de The Crow Project en la sala Siroco de Madrid. Terminar agradeciendo a la promotora del concierto y en especial a Javi Crow que hayan considerado a “Discos, música y reflexiones” como medio de comunicación a acreditar para informar de lo que la noche nos depare.
Leer más...

sábado, 27 de octubre de 2012

Love Of Lesbian - La Noche Eterna. Los Días No Vividos (2012)

El propio Santi Balmes, cuando estuvo en nuestro programa de radio, afirmó la importancia del disco de su banda Love Of Lesbian “1999 (O Cómo Generar Incendios De Nieve Con Una Lupa Enfocando A La Luna)” en tanto a que propició que los seguidores se multiplicaran por 10. Efectivamente ese disco es muy bueno, y ya dejamos patente nuestra postura al respecto con el artículo que le dedicamos no hace mucho tiempo en este mismo año (Love Of Lesbian, de esta forma tienen el honor de ser uno de los pocos grupos que han aglutinado 2 post en un mismo año en el blog, junto a The Killers, que precisamente hace un par de semanas fueron los primeros en anotarse el tanto).

¿Qué puede suceder tras un disco tan relevante editado por un grupo que viene de los sectores más indies de la música? ¿Que estén esperando la más mínima para darles de palos? Pues en parte algo de eso es lo que ha sucedido con el esperado nuevo disco del grupo, el 4º editado en español después de sus primeros lps en inglés. Han pasado 3 años desde el álbum “1999…” y reparando en ese detalle, no es de extrañar que Santi Balmes, Jordi Roig, Julián Saldarriaga, Joanra Planell y Oriol Bonet, cantante y guitarrista, guitarrista, guitarrista, bajista y batería respectivamente del grupo, tuvieran en su poder mucho material nuevo para editar. Consecuencia bastante lógica de ello: disco doble.

El grupo prescinde del hilo argumental o conceptual entre las canciones, aunque en el contrapunto que hay entre sus títulos muchos hayan intentando buscar algo de sentido al conjunto de canciones que lo integran, lo cual estimo que no se ve nada claro. Este nuevo trabajo doble es un conjunto de canciones realmente variado, que mantiene la personalidad de Love Of Lesbian, pero que al mismo tiempo sigue marcando la evolución sonora del grupo, ya que si reparamos en las formas de “Maniobras De Escapismo” de 2005, se aprecian notables cambios. Como hay muchas canciones que comentar, no me enrollo más con los preeliminares y paso a la acción.

Para empezar Love Of Lesbian disponen un tema que va sumando instrumentos, efectivos, solemnidad y épica a medida que avanza por los 8 minutos de duración que ofrece. Esta primera canción, que además da el título al primero de los discos que integran al conjunto, “La Noche Eterna”, aparte de incluir referencias claras para todos como a Bonnie y Clide, destaca por su carácter oscuro, a ratos agrio, con un Santi Balmes realmente desaforado en algunos momentos de la canción, que hasta en alguna escucha me ha parecido en esos instantes hasta de tintes siniestros. Una composición muy buena, de las mejores de este álbum doble, que el grupo ofreció en directo en su concierto de Móstoles de hace unas semanas atrás, pero que no incluyó en aquel festival del Día De La Música, lo cual nos hacía dudar de si en su siguiente cita madrileña la meterían. Más pop suena “Los seres únicos”. No obstante, incluye cierto matiz sentimental en su sonido, sobre todo en la tonalidad del estribillo. Puede ser una de las mejores canciones de esta obra doble. En sus maneras es una pieza muy seria y un ejemplo de pop de bueno gusto perfecto. Uno de los temas que más repercusión están teniendo, aparte de por su peculiar nombre, es “Si tú me dices Ben, yo digo Affleck”. Nos encontramos ante la canción más bailable y pop de este conjunto doble. Las melodías de teclado se hacen notar mucho, pero también resulta interesante la línea del bajo de Joanra Planell. En la letra Balmes nos cuenta una historia de noche, discoteca, chicas y hombres objeto, que ofrece algunas frases memorables que desde ahora formarán parte del universo de Love Of Lesbian. Ver a Santi Balmes moverse de forma tan peculiar por el escenario (como hizo en Móstoles), mientras canta ese estribillo que dice “Míranos, no bailamos tan mal, son los demás ah ah, los que no saben” es impagable. Puede tratarse del tema más accesible y uno de los más disparatados del disco, pero queda bastante bien y personalmente me gusta mucho. La repercusión de “Si tú me dices Ben, yo digo Affleck”, ha hecho que se haya convertido en el 2º single y videoclip del disco, con un hilarante videoclip con tortillas de patatas adulteradas de por medio y el grupo nuevamente disfrazándose con unos trajes de color amarillo pollito. Balmes, por el contrario, sale bien poco en el video. Contrasta mucho que tras estas melodías tan animadas llegue la desolada y derrotista “Nada”. Otro ejemplo de paralelismo entre Love Of Lesbian y Second, que recuerden que también en su último disco de estudio metieron una canción con igual título, aunque dispuesta como si fueran iniciales. Bonita y lenta canción, que supone el primer necesario descanso tras un terceto de apertura bastante intenso por diferentes motivos. “Belice” sí que ha gustado bastante entre los seguidores fieles del grupo. Sus notas cálidas y la cierta lejanía que transmite su sonido, hay que reconocer que son bastante acertadas y si nos paramos a reparar en ello, es una de las canciones que más sensación de madurez que el grupo ha facturado en esta ocasión. Llega el turno de 2 temas desenfadados. Primero toca escuchar “Pizzigatos”, con esa música tan ligerita y popera, en la que Santi nos narra la historia de un gato un poco crápula, de nombre evocador “Bala”, y de su devenir con su novia, una angora blanca. Divertido y una especie de guiño lejano a los The Cure del tito Robert (como llaman cariñosamente el grupo a Robert Smith tras talonear a mi grupo favorito en su Dream Tour del año 2000) y su tema “The lovecats”. Y luego nos llega “667”, un desparrame coral, con invocaciones de Paul McCartney de por medio y en todo caso un tema con cierta dosis de catarsis, que se ha podido comprobar que se acoge muy bien en los conciertos del grupo. Los medios tiempos del disco en algunas ocasiones son realmente buenos. Creo que es el caso de “Cínicamente muertos”, en el que aparte de otro de los juegos de palabras tan comunes en el grupo a la hora de titular sus canciones, nos encontramos con una canción sosegada, comedida, que también apunta claramente a la madurez compositiva de la formación. Antes de escuchar el primer single “Oniria e insomnia”, se nos presenta uno de los interludios, en este caso la “Orden de desahucio en mi menor”, de corte melancólico en sus formas meramente instrumentales. Y se termina el primer disco “La Noche Eterna” con “Oniria e insomnia”. Ha sido un arriesgado primer single, ya que aunque la canción es realmente bonita y alcanza unas dosis de intensidad emocional interesantes al final de su desarrollo, lo que es cierto es que tiene muy poco gancho comercial y quizás hubiera ayudado mejor al disco apostar de primeras por “Si tú me dices Ben, yo digo Affleck”. Consideraciones comerciales aparte, y tras las escuchas si reparamos bien en ella, se termina apreciando el nivel tan excelso que tiene esta composición.
Empezamos con el 2º disco, “Los Días No Vividos”. ¡Hay que ver cómo me sorprende de inicio “Nadie por las calles”! No les suena al Springsteen de los años 70 claramente en sus formas. A mi sí. Es una canción gloriosa, con una fuerte carga emotiva, con momentos de grandiosa épica y partes de la letra muy buena, como esas frases del final “y la luna nos dio el premio, y la luna nos dio el premio. E hizo un flash para lo nuestro, e hizo un flash para lo nuestro”. Otro triunfo individual del disco y en mi opinión uno de sus grandes momentos. Pero es que de momento no termina ahí la cosa, ya que se abre paso ahora una de las 3 canciones que el grupo avanzó en su día antes de que la obra al completo viera la luz. Es la hora de escuchar “El hambre invisible”, que más allá de apreciar el nuevo juego de palabras en el título, es preciso atender sus coros, su melodía y en definitiva aprovechar los minutos que supone otra de las canciones más destacables de este doble disco. Muy notable es el ritmo, casi marcial, marcado por los golpes de la batería a cargo de Oriol Bonet, que señala la pauta por la que se mueven el resto de instrumentos y que se desmelena en esos momentos instrumentales que acompañan a los coros, los cuales son signo muy distintivo de este tema. Adelanto también fue la 3ª canción de “Los Días No Vividos”, “Wio, antenas y pijamas”. Con esa historia algo nocturna, ayudado ese carácter por el tono de leve susurro que Balmes emplea en casi toda su duración para cantar, en su lenta melodía. Se trata de un medio tiempo que por lo general ha gustado mucho a los seguidores lesbianos, el cual no prescinde de ciertos puntos intensos en el estribillo de su tramo final, aunque no termina de romper, cosa por otro lado lógica, que de lo contrario hubiera podido desembocar en un disparate musical. Personalmente creo que no está mal, la escucho sin problemas, pero no es de los temas que más me atraen de la obra; cuestión de gustos. No tiene ánimos de llevarse protagonismo excesivo “Si salimos de ésta”, la cual ofrece un sonido luminoso, que sin embargo nos puede evocar a alguna canción de discos anteriores a “1999…”. Sin embargo, su falta de pretenciosidad es su mayor valor de cara a dejar un buen sabor de boca. Balmes se muestra optimista (“Tú saldrás de ésta, creeme”) y en algunos instantes se vale de ciertos coros replicantes que suman al sentir luminoso de la canción. Tras “Si salimos de ésta” llega el interludio instrumental, que es tanto bonito en sus formas musicales, como también es algo hipnótico, de título “tercero segunda”. ¿Será el piso y puerta de alguno de los componentes del grupo? Puede ser, ¿no? Apenas un minuto de descanso para afrontar posteriormente la canción que da el título al 2º disco. “Los días no vividos” destaca por su fuerte carácter derrotista tanto en su melodía, como en la interpretación vocal de Balmes. En lo instrumental se caracteriza por ciertos arreglos clásicos y nuevamente por una línea de batería algo marcial cortesía del sr. Bonet. Agradable, seria, madura, que da paso a 2 temas para un final de traca mayor. Llegamos a “Radio Himalaya”, que quizás es la canción menos cuidada en las formas, sobre todo en la letra, donde Balmes se ha desmelenado (“El sistema te petó en la cara”). No obstante, está divertida y es quizás la hermana menor de la descerebrada “Si tú me dices ven, yo digo Affleck”. No sé por qué esta canción me evoca al actor José Luis Gil (será por lo de la urbanización “La Atalaya Del Arcipreste”, vecina de “Mirador De Montepinar” en la serie “La Que Se Avecina”… No sé, quizás Balmes, el cual me confesó cierta dislexia y asociación de palabras aleatorias en el seno del grupo, me diera la razón). Desenfado y ritmo, que ceden el testigo a una de las canciones que más han gustado del disco, pero que el grupo de momento ignora en sus set list de la gira actual. Estamos ante “Los toros en la Wii (fantástico)”, de llamativo título, en el que Balmes hace un tratado de visión social actual, con referentes que ya se han marchado (¡qué poca vista tuvo al meter al derrotado Sarkozy en el ajo!). En lo instrumental se utilizan elementos para robotizar y sintetizar levemente la voz de Santi y esas estrofas puente que empiezan con “buscaba un mundo feliz entre Buda y Schopenhauer…” son realmente estupendas en su melodía. El estribillo “sí, somos alguien, algo dispersos, vulnerables…”, con coros añadidos, no queda nada mal. Lo del videojuego para la Wii inventado solamente sale de pasada en la letra antes de que los silbidos reminiscentes de “Incendios de nieve” nos den paso al tramo final. Destaca mucho ese momento solemne y notorio de la letra: “por ti sería una mezcla entre beata y ramera, dignísima gente rastrera” (nuevamente evocación a la seria “La Que Se Avecina” y al personaje que encarna la actriz Nathalie Seseña). El tramo final, con el “fantástico” sonando sobre una melodía alegre a más no poder, sirve de colchón a la proclama final de Balmes, que es otro de los grandes momentos del disco, y que muy inteligentemente se ha guardado para el final: “… ya sé que no somos una pareja al estilo de antes, pero no es necesario tener principios. Lo importante es tener finales. Gracias”. Fantástico, ¿para qué voy a buscar otro adjetivo si el grupo ya lo ha puesto en la misma canción?

Y aquí se terminó el disco, oyendo de fondo aplausos lejanos en el estudio y alborozo y alegrías, supongo siendo conscientes de haber sellado un disco muy bueno, que además reportaría al grupo llegar a lo más alto de las listas de lps más vendidos en España. Toma ya. Un disco que precisamente no se vende por su portada, realmente simple, con el nombre del grupo en rotulo rojo luminoso sobre un fondo verde oscuro.

La Noche Eterna/Los Días No Vividos” me gusta mucho. No entiendo las críticas. Seguro que si Love Of Lesbian hubiera mantenido la línea recta desde “Maniobras De Escapismo”, se les tildaría de inmovilistas y repetitivos. La gente, los grupos de música, evolucionan y este nuevo disco doble es ejemplo de ello, y no necesariamente viene a demostrar ninguna teoría que afirme que una evolución en el tiempo va a peor a partir de un punto.

No creo que el grupo haya entrado en decadencia. Han dado lugar a una obra que regala a sus fans y no fans un puñado de canciones realmente aprovechables y en cuyo interior no se incluye ninguna composición de la que haya que salir corriendo tapándose los oídos. Hay lugar para la emoción, para la intensidad, para el divertimento, para el baile, para el humor e incluso para la cierta crítica social. Ecléctico, y sobre todo resulta curioso que a pesar de ser doble e incluir un total de 18 canciones, no se hace para nada pesado; su escucha resulta ligera y cuando quieres darte cuenta, ya estás metido en los coros “Fantástico” de la última canción del disco.

Con críticas negativas, con palos, con veneraciones, con genuflexiones por parte de sus fans acérrimos, lo que es cierto es que con “La Noche Eterna/Los Días No Vividos” el grupo ha afianzado su férrea buena posición en el panorama musical nacional y han sido una de las bandas que más presente ha estado en festivales de mayor o menor relumbrón durante el verano pasado, en la inmensa mayoría de los casos como cabeza de cartel. ¿El próximo disco por qué derroteros irá? ¿Eso qué más da ahora? Este trabajo doble es lo suficientemente aprovechable y extenso como para concederle su razonable tiempo, y seguro que con el paso de las escuchas verán su nivel auténtico de calidad. En todo caso, a mi me ha valido y punto. Se acabó por hoy.

No se pierdan esta tarde a las 16.00h el 2º programa de nuestra 4ª temporada de radio. Lo podrán escuchar tanto en la sintonía de RUAH como en la de &radio. Trataremos sobre Kraftwerk y su “Electric Café”. El miércoles y el próximo sábado, sin embargo, podrán escuchar la 2ª parte del estreno de esta temporada que versó, como recordarán, sobre Mecano y su “Aidalai”; por cierto, ya está subida la 1ª parte. Hoy el programa, eso sí, volverá a ser de una hora. A las 17.00h quedarán ustedes libres.
Leer más...

jueves, 25 de octubre de 2012

Concierto Festival Melodías De Sombras. Madrid (20-10-2012)

El pasado fin de semana se celebró en Madrid en la sala Taboo el Festival Melodías de Sombras. Una interesante iniciativa, con la que pudimos disfrutar de 2 noches interesantes, plagadas de propuestas musicales llamativas, y a las que se podía acceder a un buenísimo precio de entrada, recibiendo además un cd por parte de la organización del festival si eras uno de los primeros en acudir a la sala. 
Nos enteramos del evento gracias a nuestros amigos de La Broma Negra, que por fortuna estaban incluidos como uno de los principales atractivos del festival, no siendo en vano la última actuación del evento en la noche del sábado (aunque la disposición del cartel respetara el orden de actuaciones y no estuvieran situados en el puesto más alto del cartel impreso, sino en el último. Me alegré mucho al saber de esta actuación del grupo, que está en promoción y presentando su nuevo trabajo “Desilusiones De Grandeza” y según me comentaron al término del concierto de Billy Idol, donde casualmente me encontré con Álex Gómez y Carlos Caballero, las expectativas no pintaban todo lo favorable que debiera ser.
En estas ocasiones siempre puedes terminar dando con alguien que te interese (recordemos que a La Broma Negra les descubrimos al acudir a un concierto de Oberón), ya que no es un macro-festival de esos que repudio, en los que se juntan tropecientos mil artistas y bandas y la cosa se vuelve inabarcable y saturada. De hecho, arriba una foto de Jafi Marvel en su actuación con la guitarra eléctrica en mano, del que hablaremos a continuación y que nos llamó gratamente la atención. Aquí la cosa era más concreta, y en nuestro caso particular más aún, ya que la noche del viernes no pudimos asistir debido a que teníamos ya planeada nuestra asistencia al concierto de Keane en Vistalegre. El sábado llegamos poco antes de las 21.00h a las inmediaciones de la sala, de la que nuevamente nos pasamos de frenada al ir bajando la calle donde se sitúa. En la puerta del bar de enfrente estaban Carlos y Álex de La Broma Negra con allegados y gente de la organización del festival y nos sumamos al grupo. Aproveché para disculparme ante el grupo, y sobre todo ante Carlos Caballero, por olvidar imperdonablemente invitarles a ser tertulianos en el programa de estreno de nuestra 4ª temporada sobre Mecano. El consuelo fue que aunque no me hubiera despistado, por motivos laborales les hubiera sido imposible asistir, pero en todo caso fue algo que cuando caí tras haber llevado a cabo el programa en directo, hizo que me llevaran los demonios maldiciendo mi mala cabeza.
Tras hablar con los componentes de La Broma Negra y comprobar que de aquí a fin de año hay prevista alguna que otra actuación más, siempre una buena noticia, nos fuimos a tomar algo por los alrededores de la sala y entramos cuando estaba finalizando la actuación del 2º grupo de la noche, de nombre ITCN; pedimos disculpas por no poder informar aquí ni mínimamente de la actuación de Laureate Sky. Solamente vimos de ITCN las 2 últimas canciones y un bis que el grupo se marcó. Destacaban por unas bases rotundas, una potente voz de su vocalista y una estética bastante siniestra, debido principalmente a las máscaras de jugadores de hockey sobre hielo que llevaban 2 de sus componentes, al estilo de las de Jason de “Viernes 13”; luego mi novia les identificó en la sala cuando estaban tocando los grupos posteriores, y no tenían una pinta tan fiera sin ellas. Nos quedamos con ganas de ver más, pero la culpa fue nuestra de no haber previsto el asunto de la cena con una anterioridad mayor. ¿Aprecian ustedes las máscaras de los componentes de ITCN situados en los laterales del escenario?
No me equivocaba con eso de que algo interesante encontraríamos y la sorpresa vendría de la mano de Jafi Marvel. Proyecto electrónico con tintes de Alaska Y Dinarama y Fangoria, encabezado por el propio Jafi y que en directo se vale de la ayuda de Pablo Casas en las percusiones sintéticas y programaciones, nos gustó mucho su actuación y sus melodías sonaban bastante bien, a la par que las letras, de primeras escuchas, nos parecieron bastante elaboradas. Quizás le costó un par de canciones entonarse a Jafi Marvel, pero tras una versión que se hizo de Chris Isaak y su “Blue hotel”, por la que pidió perdón al menos un par de veces (no creo que tuviera que pedir perdón por nada, ya que la cover innovaba el original), Jafi cogió el pulso definitivamente a la actuación para ofrecernos unos minutos muy buenos. Destacaron temas de su nuevo disco “Discordia” como “Norte y sur”, de interesante contenido social para nuestra historia, y clásicos como “Septiembre”, una excelente canción.
Jafi Marvel salió a escena llamando mucho la atención en tanto a su look. Con americana solemne y pantalón oscuro, durante los primeros compases se acompañó de unas llamativas gafas de sol y también llamaban la atención esos zapatos plateados que tras quitarse la americana y las gafas, fue lo que más destacaba en el tramo final de la actuación. Marvel utilizó el teclado-guitarra (reflejado en la foto de abajo de este párrafo), la guitarra eléctrica y también en otros temas se encargó principalmente de la voz, dejando a Pablo el peso instrumental de las canciones; impagable era la camiseta promocional del grupo que llevaba Pablo Casas, que ponía “I love Jafi Marvel”. Quedaba bien. La actitud de Jafi en el escenario fue muy buena. Una estupenda disposición, interaccionando mucho con el público de forma cercana y amistosa. Un perfecto anfitrión de show, de esos que te hacen sentir bien, más allá de los motivos meramente musicales, que en este caso también iban por los mismos derroteros. Fue una sorpresa y algo muy bueno que sacamos de la noche del pasado sábado en el Festival Melodías De Sombras.
Tras Jafi Marvel llegaba el turno de La Broma Negra, que tenían el peso de ser uno de los pesos fuertes del evento, y no en vano el propio Jafi Marvel destacó en mitad de su actuación la irrupción en escena del dúo compuesto por Álex Gómez y Carlos Caballero, que se produciría justo a continuación suya. No en vano, creo que ITCN también mencionó a La Broma Negra en su actuación, aunque tampoco recuerdo muy bien.
El grupo comenzó con un peso pesado de su repertorio de la etapa contemporánea. “Cenicienta”, esta vez sin coreografía a cargo de una bailarina, fue la forma en la que el grupo empezó con fuerza y aplomo su esperada actuación dentro del festival. Siguió apuntalando un buen inicio de set list “Nieto de maestro de escuela”, otro de los pilares en forma de canción de “Joyas De Princesa Muertas”. No obstante, no hay que perder de vista que el grupo tiene entre mano un nuevo disco llamado “Desilusiones De Grandeza”, realmente válido y era hora de comenzar con el sucinto escrutinio que la duración de la actuación en el grupo en el festival permitía.
Primero llegó la enérgica “Protege tus secretos”, que destaca sobre todo por esa parte de la letra tan intensa “Lo sé, lo sé, lo sé, que en el suelo has plantado un rosal, cada espina es un puñal, rodeando tu cama” que Carlos se encarga de representar sobre el escenario con la efusividad necesaria. Intercalándose “Cuidado con lo que matas”, llegó luego “El lento y medido caminar del vigilante”, que también sonó bien, tras la decadente y desesperanzada canción de “Joyas De Princesas Muertas” que la precedió, con ese marcado estribillo “El suelo se acerca y se aleja un cielo azul”.
Carlos anunció justo tras “El lento y medido caminar del vigilante”, que no sabrían qué canción saltaría en la programación. Y la suerte fue que la melodía que comenzó a sonar fue la de “Los reyes no morirán en su cama”, que como bien saben, es una de mis favoritas del grupo. Carlos me confesó que fue real eso de que en ese momento no supieran cuál iban a interpretar en la entrevista que le hicimos al grupo tras la finalización del festival, y que les transcribiré al final del post. Un primer plano de Carlos Caballero justo aquí abajo.
Entre las 4 canciones que quedaban, hubo empate técnico entre el último disco del grupo “Desilusiones De Grandeza” y el anterior “Joyas De Princesas Muertas”, aunque ganando en el cómputo global el último de los mencionados, cosa que me sorprendió ligeramente. Fue un triunfo que en el tramo final de la actuación del grupo se escogieran de “Joyas De Princesas Muertas” 2 grandes canciones como son “Los sonetos” y “Balas para matar el tiempo”, que cada día que la escucho me gusta más, con ese estribillo tan válido y lleno de sentido del ritmo: “Sabes que están llenas la noche y la soledad, llenas de diablos que conocen tu nombre, y hay sombras que sabes que no pueden pertenecer a nada ni a nadie, ni a objeto ni a hombre. Huyo y reniego de la tristeza, caricia perfecta de la muerte, he decidido tentar a la suerte y dormir con el hada de los ojos verdes”.
De “Desilusiones De Grandeza”, disco nuevecito de este 2012, sonaron “El caballero de la mano en el pecho”, con esa marca muy clara en su estructura, de la atención puesta sobre el personaje de Juan y su nombre y como un cierre que se está convirtiendo en un clásico de las actuaciones del grupo, La Broma Negra nos regalaron el también carpetazo al nuevo disco, esa notable “Los muertos”, que dejaron en su tramo final a Álex luciéndose notablemente a las cuerdas de su guitarra en solitario, ya que Carlos dejó que las voces pregrabadas de la pista hicieron el resto.
Actuación corta de La Broma Negra, pero concisa y muy buena. El repertorio escogido muy acertado y directo. Las pistas escogidas fueron muy buenas y el grupo supo llevar muy bien el peso de la actuación. En esta ocasión, el grupo salió a escena con Carlos sorprendiendo nuevamente con su vestimenta, esta vez con camisa, pantalones vaqueros, americana marrón y un sombrero y gafas de sol que suman otro look distinto a los que le hemos visto en escena hasta la fecha y Álex se presentó de riguroso negro, muy en la onda de las texturas sonoras que impregnaban el festival del que estaban tomando parte. Comparadas con las actuaciones tan generosas previas en la misma sala en febrero de este año y en el café La Palmaen el mes de abril, nos supo a poco, pero el sabor de boca que nos quedó fue muy bueno. Celebro que el grupo tenga en el horizonte nuevas actuaciones, ya que su propuesta actual musical es realmente interesante y llena de calidad en sus sonidos eléctricos y electrónicos y en las letras de Caballero y es una pena que no estén disfrutando de todas las actuaciones que el nuevo disco se mereciera. Lo que sí notamos tras la actuación fue que el telón de fondo que acompañaba al grupo en sus últimas actuaciones, no tuvo lugar en esta ocasión.
Aquí el set list en orden que tocó La Broma Negra: “Cenicienta”, “Nieto de maestro de escuela”, “Protege tus secretos”, “Cuidado con lo que matas”, “El lento y medido caminar del vigilante”, “Los reyes no morirán en su cama”, “Los sonetos”, “El caballero de la mano en el pecho”, “Balas para matar el tiempo”, “Los muertos”. Precisamente abajo vemos a Álex Gómez en solitario finalizando la última canción del set list reflejado.
Al final de la actuación entrevistamos al grupo, haciendo uso de una nueva grabadora portátil que tenemos y también a nuestro descubrimiento personal de la noche Jafi Marvel. Preguntamos antes a Pablo Casas, compañero en escena de Jafi que si quería atendernos, pero educada y humildemente nos comentó que el protagonista era Jafi y no se veía él como para atendernos al respecto. Esperamos que Jafi Marvel terminara los trámites posteriores al festival que tenía que atender ineludiblemente y conseguimos entrevistarle al igual que Carlos y a Álex de La Broma Negra. Al final del post, les dejo trascritas ambas entrevistas y cuenten con la subida de su audio a nuestro perfil de Ivoox en los próximos días.
En la puerta de la sala y mientras que hablábamos con la grabadora tanto encendida como apagada con La Broma Negra, Jafi Marvel (arriba una foto que nos sacamos con Jafi Marvel y su compañero en el directo Pablo Casas) y los organizadores del evento, los cuales declinaron hacer declaraciones o conceder entrevista, al estimar que los protagonistas auténticos eran los grupos (insistimos un par de veces, pero al ver que la postura era firme cesamos en nuestro empeño), también tuvimos lugar a conocer a Javier Crow del también notable grupo The Crow Project. Mantuvimos una tertulia musical con él, de esas que tanto nos gustan, sobre todo centrada en el universo de Ultravox y Midge Ure, que fue una real gozada. Fuimos hasta un local de la calle Pelayo donde había una fiesta post-festival, pero el cansancio nos hizo mantener un poco más la conversación en la puerta y largarnos para casa satisfechos por la noche, que vino a enmendar un día que en lo personal no fue demasiado bueno en otros aspectos personales que aquí no vienen a qué comentar.
Del 2º día del Festival Melodías De Sombras nos perdimos al primer grupo Laureate Sky (disculpas por la omisión al no estar dentro de la sala Taboo en el momento de su actuación), nos sorprendió la disposición en escena de lo que vimos a ITCN, nos agradó mucho Jafi Marvel con las canciones de su nuevo trabajo “Discordia” y su primer disco, y nos deleitamos nuevamente escuchando y viendo actuar a La Broma Negra, los cuáles tiraron de veteranía, caché y calidad, ya que por ejemplo a Javier de The Crow Project, el cual aún no conocía a La Broma Negra, quedó encantando con lo que Álex Gómez y Carlos Caballero llevan a cabo sobre las tablas. Una gran noche y una interesante iniciativa de Festival sostenible; es decir, aquel festival que no es un mazacote de 100.000 grupos que no tienen nada que ver y que cuesta un pastizal. Iniciativas como éstas son las que hacen falta y si así fueran los festivales, cambiar mi percepción general sobre los mismos, la cual a día de hoy, como muchos saben, no es muy favorable sobre todo debido a los macroeventos abusivos y tiránicos que asolan la cultura musical. Terminamos. A continuación, la trascripción de las entrevistas a Jafi Marvel y a La Broma Negra, con opción si lo prefieren de escucharlo en el reproductor insertado.

Entrevista a Jafi Marvel.
Discos, música y reflexiones: Bueno, pues en el Festival Melodías De Sombras también hemos tenido la ocasión de ver a un grupo muy interesante, que no conocíamos hasta la fecha, pero que nos ha agradado bastante. Es el proyecto de Jafi Marvel, y bueno pues aquí tenemos al líder e ideólogo del proyecto, después de terminar el festival tras la última actuación de La Broma Negra. Bueno, Jafi, ¿qué tal las sensaciones de este Melodías De Sombras del que has tomado parte?

Jafi Marvel: pues la verdad es que muy buenas, ¿no?. El poder compartir cartel con grupos como La Broma Negra, a los que admiramos y queremos, es una gozada. Y el poder estar en una sala como Taboo con todo el movimiento que hace Melodías De Sombras en todos y cada uno de sus conciertos, pues es un honor que hayan contado con nosotros, la verdad.

DMR: Y en este Festival Melodías De Sombras, bueno, ¿la propuesta que habéis traído es la habitual de vuestro proyecto? Porque te has hecho valer de Pablo como compañero en las programaciones, en la percusión. ¿Normalmente es cómo funcionáis o el enfoque que tenéis a veces es distinto?

Jafi Marvel: En este arranque de gira estamos funcionando así. A veces pues podemos tener preparados un set con teclados menos secuenciados y más tocados en directo, pero últimamente estamos funcionando con las secuencias con las máquinas, percusión y un servidor pues se sirve de guitarra y de la guitarra teclado, ¿no? como en algunos otros temas y voces, y es el set que solemos llevar en directo en esta gira que hemos comenzado ahora.

DMR: Bueno, os acabamos de conocer. Coméntanos un poco vuestra trayectoria, ¿cuánto tiempo lleváis en activo? ¿Cuántos discos tenéis en el mercado? Un poquito para que los oyentes y los lectores de “discos, música y reflexiones” se vayan haciendo una idea fiel de lo que es Jafi Marvel.

Jafi Marvel: perfecto, Jafi Marvel nace como un proyecto a priori personal, dado que me he ido encargando de colocar todas las piezas del puzzle, pero en directo está respaldado con más gente, el caso de Pablo. Jafi Marvel nace después de estar yo colaborando con distintos grupos y juntarme con un puñado de canciones y haber sido cantante en otras bandas y de repente decirme: “Bueno, voy a tomar un tiempo para mí mismo y voy a llevar a cabo esas canciones que he ido madurando poco a poco”. Y así en el 2006 empiezo a hacer algún concierto esporádico entre colaboración y colaboración. En 2009 me cierro en el estudio, en el 2008 con Juan Tormento y Luís Miguélez de Glamour To Kill, Dinarama, etc. y damos forma con ellos en la producción al primer disco que fue homónimo como “Jafi Marvel”. Con ese primer disco hicimos una gira de unos 40 conciertos y ahora estamos presentando nuestro segundo álbum que se llama “Discordia” que ha sido producido por Víctor Sick, responsable de los primeros discos de Fangoria, que ha estado en la producción, y la verdad es que un lujo, ha sido en este mismo barrio Malasaña, ahí detrás, en la calle paralela y una gozada el poder presentarlo en días como hoy o por la geografía española.

DMR: O sea, es decir, nosotros hemos notado una cierta sensación de leves influencias de Fangoria, Dinarama… Por lo que veo, no íbamos desencaminados.

Jafi Marvel: No, están fundamentadas, aunque sea por los productores. Pero ya te digo que ellos han tenido culpa, en el buen sentido de la palabra, de ese sonido de ellos, de Fangoria, y bueno, con nosotros también han marcado una pincelada. Los temas, yo creo que todos acabamos bebiendo de las mismas fuentes, de esas bandas de synth pop de los 80 o de aquel “sonido Valencia” también en algunos momentos. Y en mi caso, pues a veces las guitarras vienen a lo mejor del postpunk de grupos como New Order, o incluso de más sonido Manchester. Lo que pasa es que bueno, cada uno a nuestro estilo, pero sí, tenemos las mismas fuentes, desde luego.

DMR: Lo que hemos visto en común, los que hemos podido ver vuestra actuación al completo y lo hemos comentado también con La Broma Negra, que la respuesta en la actuación de ellos ha sido muy buena por parte del público, pero se ha empezado a generar, y así lo ha reconocido precisamente Carlos Caballero de La Broma Negra, que tú has tenido gran parte de culpa de que la gente de la sala Taboo se metiera ya de lleno en lo que era el festival.

Jafi Marvel: Pues es un honor, ¿no? Y además viniendo de alguien como Carlos. No sé, la verdad es que me he sentido cómodo y que había sinergia con el público. El público respondía y eso también te hace crecerte un poco más y dar más de lo que puedes. Yo creo que los conciertos si el público responde como hoy acabas dando un 120%, ¿no? Intentas dar siempre un 100%, pero si el caso del público lo ves entregado, que aplaude, anima, das un poquito más.

DMR: Bueno, y para terminar, ¿qué próximas actuaciones tenéis previstas para quien quiera acercarse a ver la propuesta que Jafi Marvel tiene en escena?

Jafi Marvel: pues el próximo sábado 27 de octubre estaremos presentando este disco “Discordia” en Zaragoza en la sala El Portal Eléctrico, bueno, yo soy de allí, con lo cual va a ser una fecha especial, dado que parece que a veces dejo para el final Zaragoza, siempre estamos primero por Madrid. Después en noviembre visitaremos Barcelona y Bilbao. Pero bueno, de momento es lo que hay. Está hablado también Valencia, Pamplona, pero supongo ya será después del parón navideño. El parón navideño prepararemos para repasar un poquito alguna cosita, pero de momento está siendo un arranque de gira interesante. Mejor de lo que esperábamos.

DMR: Bastante bueno, porque lo hemos hablado también con La Broma Negra, los tiempos son difíciles, hay pocas actuaciones y por lo que veo, vamos, tenéis un buen calendario por delante.

Jafi Marvel: Sí la verdad es que ha superado las expectativas que nosotros mismos nos habíamos puesto, porque como tú dices, las cosas están mal en la música a día de hoy, y, bueno, arrancamos como sin querer hacer mucho ruido, haciendo una actuación pequeña un día entre semana en el café 40 en Gran Vía, luego hemos hecho un par de Fnac en Zaragoza, una tienda de discos en La Rioja, y bueno como despacito, pero de repente como dices hay 10 o 12 fechas, y dices: “Bueno, lo que un final de año que parecía iba a ser un poco tonto ha resultado muy muy interesante”. Ojalá que el año que viene pinte así de bien también.

DMR: Confiemos en que así sea, en que os sigamos viendo. Jafi Marvel ha sido un tremendo placer, y bueno, pues esperamos que en “Discos, música y reflexiones”, ya sea en nuestro programa de radio o en nuestro blog, pues sepamos mucho más de vosotros de aquí en adelante.

Jafi Marvel: Pues Ojalá. Será un placer estar con vosotros y compartir con vosotros todo lo que podamos y más. Muchas gracias.

DMR: Muchas gracias a ti.


Entrevista a La Broma Negra.
Discos, música y reflexiones: Bueno y recién terminado el Festival Melodías De Sombras, estamos aquí con los componentes de La Broma Negra, con Carlos y con Álex, y la primera pregunta es que nada más terminar el concierto, ¿cuáles son las sensaciones que habéis tenido?

Carlos Caballero: pues buenas, hemos hecho un concierto corto para lo que a nosotros nos gusta hacer, pero bueno la respuesta de la gente ha sido buena, el sonido yo creo ha sido bueno y compartir también escenario con gente amiga y demás es un placer, o sea que todo redondo.

DMR: Un concierto más corto que los últimos que hemos vivido de La Broma Negra, pero bueno, con un set list muy directo, a la hora de escoger las canciones, ¿cómo lo habéis pensado? ¿Cómo lo habéis planteado?

Carlos Caballero: pues no ha habido tampoco mucho que pensar, porque ha sido un poco ir eligiendo sobre la marcha, no sé si ha resultado de cara a la gente así, pero hemos ido un poco eligiendo según íbamos tocando un poco. Le iba diciendo a Álex: “ahora ésta… Ahora ésta… Ahora ésta”, o sea que tampoco ha sido muy premeditado.

DMR: El momento entonces en el que habéis dicho que, cuando ha sonado “Los reyes no morirán en su cama”, que era aleatorio, ¿es cierto que no sabíais cuál iba a salir?

Carlos Caballero: Es cierto, porque tenemos puesto el número y lo tenemos puesto escrito a mano y no sabemos que número era de canción y entonces ha sido la que ha salido directamente. Pero, bueno, no pasa nada, estamos preparados para esto.

DMR: Además digo da la casualidad de que es una canción con un fuerte potencial, ¡qué suerte que haya salido esa además en ese momento! ¿no?

Carlos Caballero: bueno, yo creo que, es un poco a lo mejor así pedante decirlo, pero yo creo que cualquiera que hubiera salido, ¿sabes? tenemos todas preparadas, y cualquiera que hubiera salido hubiera funcionado, o sea que tampoco no nos preocupaba demasiado.

DMR: No os pillan en un renuncio. Y sin embargo, me la impresión de que ha sido más repertorio de “Joyas De Princesas Muertas” que del último disco “Desilusiones De Grandeza”, quizás, ¿no?

Carlos Caballero: Mmm, bueno no sé. Hemos tocado… Bueno, puede ser. Sí, no sé ahora mismo decirte las canciones que hemos tocado; creo que hemos tocado 4 o 5 del último y a lo mejor 7 u 8 de “Joyas…”. Puede ser, puede ser. Mmm, ya te digo que ha sido un poco ir soltando canciones y tampoco, ya lo hemos hecho otras veces, no es la primera vez que lo hacemos. O sea, depende un poco de cómo nos encontramos, ¿sabes? Vamos soltando canciones y vamos viendo. Yo le digo a Álex más o menos lo que veo un poco en la reacción de la gente y tal y vamos improvisando. Tenemos un poco la suerte de poder hacerlo al tener las bases hechas, tenemos un poco la suerte de poder decidir en el momento lo que hacemos. Hay otros conciertos la verdad que han sido más medidos pues por lo que sea, algun teloneaje a lo mejor o algo que tenemos que medirlo más. Y a lo mejor sí que cogemos a las canciones con más tiempo o más. Sobre todo porque te tienes que ajustar a un tiempo muy concreto. Y también porque a lo mejor estás tocando para gente que tampoco conoce el material que tienes y a lo mejor escoges más singles o canciones que crees que a la gente pueden entrarle mejor. Pero muchas veces hemos hecho lo que hemos hecho hoy. Y no es algo que tampoco nos preocupe. Yo creo que tenemos material para poder elegir canciones en el momento sin que repercuta tampoco en el global del concierto.

DMR: La respuesta del público entonces buena, ¿no?

Carlos Caballero: Muy buena, muy buena. Porque estás viendo un poco el festival que a lo mejor no está, me refiero a nivel de gente, todo lo yo creo que se merece que hubiera estado. Pero bueno, sales y ves que la gente que está está entregada y está esperando escuchar las canciones y eso es impagable. Yo siempre me veo como un niño con zapatos nuevos. Me parece impagable.

DMR: Y a nivel, bueno también os hemos podido ver con los grupos previos entre el público, ¿qué destacarías como espectador del festival?

Carlos Caballero: Bueno, si te digo la verdad he visto un poquito de Laureate Sky, un poquito más de ITCN, y a Jafi casi le he visto casi entero. Puedo juzgar un poco a Jafi, porque el resto no he visto apenas. Jafi me parece un artista bastante completo. Creo que es un artista pop como un poco a la vieja usanza de los años 80 y con un repertorio de peso, y sobre todo él como artista en el escenario me parece completo y, no sé, te cuesta trabajo yo creo ver artistas ahora mismo tan creíbles en el escenario como él.

DMR: Bueno, ya como última pregunta y en un toque a lo mejor más distendido, ¿con qué te has estado refrescando en el escenario durante el concierto?

Carlos Caballero: (entre risas) Pues con una botella de vino que me han regalado justo antes de salir. Me ha llegado una chica y me ha dicho: “una botella de vino”. Y he dicho: “¡Joder, qué bien!”. Y he cogido la botella y he dicho: “ya está, para el escenario”. O sea ha sido algo… También tenía agua, pero bueno el vino lo he tenido…

DMR: El vino siempre ayuda a que todo salga mejor.

Carlos Caballero: Por lo menos ayuda a distendirte y a ver un poco las cosas… A relajarte.

DMR: Pues nada Carlos, agradeceros una vez más esta actuación. El que hayáis contado con “Discos, música y reflexiones” para cubrir este evento y en especial vuestra actuación y desearos veros lo antes posible nuevamente en los escenarios.

Carlos Caballero: Pues muchas gracias Víctor, ya sabes que nosotros estamos aquí para lo que quieras. Y que cuentes con nosotros siempre que quieras.

DMR: Bueno y Álex, que está por aquí recogiendo las cosas, se ha escurrido un poco, pero bueno, ¿alguna cosa que quisieras apuntar sobre la actuación, el festival?

Álex Gómez: No bueno, el festival increíble. Es una iniciativa de esta gente de Melodías de sombras, que lo hacen todo por amor al arte, nunca mejor dicho y por la ilusión que tienen de que salga para adelante la escena. Y bueno es un esfuerzo que espero hoy les haya compensado, porque la verdad es que nosotros lo hemos intentado dar todo, igual que las otras 3 bandas que han estado con nosotros, y bueno la gente al final ha acudido en mayor o menor medida, pero apoyando también a muerte. Creo que tendría que haber más iniciativas como esta y hay que darles gracias a ellos. Y gracias a toda la gente que nos ayuda y se hace eco de esto, ¿no?, como es tu caso.

DMR: ¿Y las siguientes citas de La Broma Negra, ya que estamos deseando veros la siguiente vez?

Álex Gómez: Pues la compañía de discos, Gasser, hace un festival y nos ha dicho que es diciembre, así que seguramente toquemos allí. Así que para diciembre, mediados de diciembre, habrá una nueva fecha, ya te informaremos puntualmente para que puedas informar puntualmente a la gente que te lee y te escucha.

DMR: Pues nada, allí estaremos, es un auténtico placer. Y nada, pues agradeceros que siempre contéis con nosotros y bueno que dentro de poco estéis en nuestro programa de radio para dar un tratamiento a ese “Desilusiones De Grandeza” que habéis editado este año.

Álex Gómez: Pues muchas gracias, no lo dudes, que allí estaremos.

DMR: Gracias a vosotros.
Leer más...

lunes, 22 de octubre de 2012

Concierto Keane. Madrid (19-10-2012)

Es curioso el caso de Keane en nuestro país. Con su primer disco “Hopes And Fears”, la repercusión y éxito que tuvieron en España nos hacía presentir que nos encontrábamos ante una banda que dominaría el panorama internacional con relativa facilidad, pero resultó que “Under The Iron Sea” no fue entendido por la mayoría de la gente. Por ello, el grupo quedó en un segundo escalón generalista, que llevó entre otras cosas a programar el concierto de este pasado 19 de octubre de 2012 en Madrid en una sala anexa del Palacio Vistalegre. La demanda de entradas, hicieron a los promotores replantearse el asunto y el grupo alcanzó el estatus suficiente para que se les diera paso al ruedo, aunque eso sí, subiendo el precio de las entradas 3 euros con respecto a la gente que las compró de primeras.
Cuando me hice eco de la noticia, gracias a un amigo, ya que de lo contrario se me hubiera pasado completamente (otro signo de que Keane no reciben la atención en los medios que deberían), ya no quedaba entrada de pie de pista. Como no era el caso que me sucedió con el concierto de Bruce Springsteen de hace unos meses (es decir, que ya le había visto previamente enasiento/grada y la entrada general se había agotado en el momento en el que pude acceder a comprar la entrada, por lo que no me apetecía volver a verlo desde el quinto pimiento), tras pensármelo un 2 o 3 veces, accedí a comprarme la entrada, aunque, como ya expliqué en el post del último concierto de Springsteen, a la siguiente que vengan Keane a Madrid, o voy a pie de pista, o no voy, o iré buscándome la vida, como he hecho en otras ocasiones.
No obstante, la localidad era genérica, es decir, no había asiento reservado y mi intención era situarme lo más cerca posible del escenario, lógicamente en la fila más baja. Tenía en mente situarme en un ángulo de 45º respecto del escenario, pero la cosa no fue posible, ya que solamente se habilitaron los sectores de grada frente al escenario que completaran el aforo vendido, y por lo visto hubo mucha gente que renunció al concierto por el hecho de la grada probablemente. Por ello llegué en torno a las 19.30h a las inmediaciones y me sorprendió ver la enorme cola que había, la cual salía de la plaza para llegar a la calle General Ricardos (cosa que no veía desde aquel mítico, para mí, concierto de Depeche Mode en el “Exciter Tour” de 2001). Sin quererlo, chafé a un chico la sorpresa que le tenía su novia reservada de llevarle al evento sin saber a qué iban, al preguntarles sorprendido por la cola si estaban para el concierto de Keane… ¡Oops! Por fortuna, no se lo tomaron muy a mal y estuvimos compartiendo conversación hasta la apertura de puertas a las 20.20h o así, cosa que nos vino de perlas para llevar mejor esas esperas eternas. Había un par de chicas de Murcia preocupadas por poder pasar con una cámara réflex con un zoom añadido (me río yo cuando me dice alguno de seguridad algo por mi porquería de cámara Olympus del 2006), pero vimos que las muchachas consiguieron pasar sin problemas, a pesar de sus temores previos. No conseguí situarme mal, pero la calidad de las fotos que conforman el post son mucho peores que las de otros conciertos. Es lo que hay.
Antes hubo lugar para los teloneros de Miss Caffeina (arriba de este párrafo, una foto general del grupo). Había oído el nombre del grupo, pero no había escuchado nada de ellos previamente. En lo que al sonido se refiere, no me disgustaron del todo, pero una espectadora con la que entablé conversación (y que dio la casualidad de que previamente habíamos coincidido también en el interminable trayecto de la línea 5 desde El Capricho hasta Oporto, situándose en los asientos de enfrente del vagón ella y su hermano; da igual que asista solo a los conciertos, ya que mi amigo iba al pie de pista y llegó tarde, porque normalmente tengo la enorme suerte de dar con gente tan maja como estos hermanos y la pareja con la que coincidí en la cola), me comentó que el tono del vocalista no le agradaba demasiado. Puede que tenga razón en su exposición, pero aún así ha habido bandas mucho peores que Miss Caffeina que me he tenido que tragar antes de un concierto. Además, en esta ocasión, algo bueno que tiene estar en grada, la espera se hace más llevadera y te cansas menos; el estar situado en las 10 primeras filas, se paga (apreturas, empujones, gente que llega de última hora y se te cuela o te pide colarse, etc…). Sí, la calidad de las fotos es muy mala, pero en la siguiente, si se fijan un poco, verán a Tom Chaplin de rodillas frente al teclado de un sesudo y concentrado Tim Rice-Oaxley.
Más o menos hubo puntualidad. 2 o 3 minutos pasadas las 22.00h se presentaba en escena el cuarteto actual de Keane y abrieron sin mayores sorpresas con la correcta y sentida canción que igualmente abre el último trabajo de la formación “Strangeland”. El set list dispuesto por Keane es uno de los más completos que he vivido en mi vida, solamente comparable al de un concierto de La Unión que viví en el año 2004. De lo obligado no se dejaron nada y tras “You are young” se nos regaló esa “Bend and break” de su debut “Hopes and fears”, una canción muy asociada al directo, sobre todo porque recordaremos su videoclip promocional que partía de un concierto del grupo.
En esta primera parte fue donde más peso, como suele ser habitual en casi todos los grupos, se le concedió a esa magnífica obra que es el último disco de Keane. Aquí nos encontramos con “On the road”, “Neon river”, “The starting line” y “Silenced by the night”, que fue sin duda un gran momento. No obstante, en este primer combo hubo representantes de casi todos los discos (no obstante, aviso que de “Night Train” no se tocó nada) y así por ejemplo en estos primeros compases “Is it any wonder?” desató la histeria entre el público, siendo recibida de forma increíble, “The lovers are losing” nos supuso una pequeña y agradable sorpresa, que si cabe se duplicó o triplicó cuando “Nothing in my way” comenzó a sonar. Me pilló totalmente de sorpresa y por ello me perdí unos segundos del inicio para grabarla con mi cámara (si ya el audio es malo de por sí, a esa distancia, la imagen es birriosa, pero es lo que les puedo ofrecer; para más calidad, seguro que por youtube también hay subidos videos de gente que estuvo de pie en las primeras filas frente al escenario). Y es que no las tenía todas conmigo en tanto a que esta pieza, una de mis favoritas de “Under The Iron Sea” y de la carrera de Keane en general, sonara en el concierto (hace ya mucho tiempo que voy a los conciertos virgen totalmente de conocimiento de los set list que el grupo en cuestión esté realizando en la gira en cuestión; adoro no saber qué me espera, más aún cuando el concierto de Depeche Mode de febrero de 2006 en el Palacio de los Deportes, el primero de los 2 que ofrecieron en el tour “Touring The Angel”, lo viví sabiendo de pe a pa lo que iban a tocar, salvo las 2 o 3 canciones rotantes que hay... Fue un bajón impresionante y le quitó toda la gracia al concierto. No lo recomiendo). Por tanto, personalmente fue uno de los momentos que con más ganas viví. Bueno, pues el video que grabé se lo inserto justo aquí abajo.
¿Más momentos que personalmente no contemplara como opciones que el grupo nos fuera a ofrecer? Pues sí, y también de “Under The Iron Sea”. Ya en el tramo final de la parte troncal del concierto, se presentó esa pieza íntima, tan bonita y delicada que es “Try again”, la cual se representó con tan solo Rice-Oaxley al piano y Chaplin frente al micro, dando un lógico descanso a Quinn y Hughes. Permitió dar paso esta pieza a la maravilla que es “Disconnected” del último disco. Uno de los momentos que más esperaba y que se hizo de rogar como podrán ver si echan un ojo al set list que les dejaré unos párrafos más adelante. La estaba grabando en video, pero un merluzo que se fue a mear o yo qué sé en plena “Try again” y que volvió en mitad de esta “Disconnected”, al querer pasar por donde no era posible para retornar a su localidad, se llevó por delante mi abrigo, con lo que 30 segundos quedaron desenfocados y como cuesta un quintal subir videos a youtube con mi conexión precaria y prestada, he preferido colgar otros. Sonó excelente, brillante y a la altura de lo que, como ya creo que comenté en el post del sábado que hicimos sobre “Strangeland”, a la larga será un clásico de Keane. La que sí he colgado en youtube en nuestro canal es “Silenced by the night”, ahí les dejo el precario video que saqué.
El resto más o menos era lógico que se tocara, teniendo en cuenta que el grupo tiene 4 discos y todavía no ha entrado en decadencia como muchas bandas de los 80 que adoro y que en sus giras repudio normalmente que me metan nuevas composiciones porque no están a la altura de su glorioso pasado. Aquí no sucede, ya que todo lo seleccionado de “Strangeland” fueron aciertos. Bueno, yo personalmente hubiera quitado “Neon river”, que salvo cierta parte de teclados no me llama mucho la atención, y hubiera metido a la canción que titula el 3er. álbum del grupo, “Perfect symmetry”, pero bueno. Sin embargo, cuando se había ya avanzado bastante en el concierto, “Day will come” del último lp se anotó un gran momento del show. Ya anticipé en el post de “Strangeland” que era un gran momento en los conciertos del grupo, ganando mucho en su interpretación en directo. Lo que sí supuso un momento de mucho baile, descontrol y divertimento, fue “Spiralling”. Aunque a muchos en su día les chirrió, el tema viene pintiparado para dar variedad a los shows de Keane y la gente la recibe bastante mejor de lo que cabría esperar si atendemos a las críticas que tuvo en su día cuando vio la luz.
Hablemos de los clásicos. Por ejemplo, “Everybody’s chaging” apareció relativamente pronto, lo cual me sorprendió mucho. Por cómo fue acogida en España en su día, la hacía como parte de los bises claramente, pero Chaplin, Rice-Oaxley y cia. decidieron apartarse de la evidencia y nos la regalaron a mitad de la actuación. Sobra decir que fue otro de los instantes culminantes del concierto. Si seguimos tirando del hilo con “Hopes And Fears”, como 3 buenas hermanas, se situaron en la parte final del set list previa al parón para los bises “This is the last time”, “Somewhere only we know” y “Bedshaped”. Todo aquel que estuvo dentro del Palacio Vistalegre lo sabe y lo vivió, pero el que esté leyendo este post para saber qué es lo que dio de sí Keane en Madrid, se podrá hacer una idea de que este terceto de cierre fue una total apoteosis. El público ya estaba rendido a los pies del grupo y más tras haber escuchado justo antes las ya comentadas “Try again” y “Disconnected”, y Keane, cuales toreros en el coso donde estaban tocando, dieron la estocada final con esta traca de cierre.
Quedaban los bises y ni un tema de los gordos de “Hopes And Fears”. Un amigo mío que se tuvo que ir antes del concierto por motivos laborales, me escribió en la madrugada pronosticando que se habría perdido “Crystal ball” y “Perfect symmetry”. Acertó en la 1ª, pero no en la 2ª. “Crystal ball” fue el apoteósico final del bis; una forma clarísima de terminar en lo más alto y con el público al borde del colapso de la emoción y adrenalina que transmite este single de “Under The Iron Sea”. Se empezó el bis de menos a más en lo que a fuerza se refiere. Primero se nos regaló la melancolía tremebunda de “Sea fog” de “Strangeland” y acto seguido también se metió en el combo el último single de relumbrón del último disco, la cual se me había pasado por completo que aún no había sido interpretada, “Sovereing light café”. Lo que me dejó algo a cuadros es que este 3er. single fue recibido con mucha más emoción que “Silenced by the night” y “Disconnected”, las cuales considero un punto superior a “Sovereign light café”, pero el público o las masas son soberanas y el clamor con el que fueron recibidos los primeros compases, dejaron en nada a sus hermanas single de obra. Como ven, Keane se apartaron de lo predecible, y en el bis se nos metieron 2 temas nuevos y no se recurrió para nada a la fortaleza de los clásicos de “Hopes And Fears”. Eso es valentía torera, muy acorde con el sitio donde estaba tocando el grupo, el cual no perdió de vista Tom Chaplin, ya que en uno de los momentos en los que interaccionó con el público entre canción y canción, lo comentó. La siguiente imagen nos muestra a un enérgico Rice-Oaxley frente a sus teclados.
¿Pensaban que con “Crystal ball” las luces se encenderían y todo habría acabado? No. Ni mucho menos. El grupo retornó cuando algunos empezaban a desfilar para anotarse otro tanto. Podríamos pensar en “Perfect symmetry”, que fue el único single llamativo que no sonó, pero no. Lo que empezaron a sonar fueron los acordes del bajo de la línea de “Under pressure” de Queen y David Bowie, correctamente ejecutados por Quinn, y por unos segundos pensé en que sería un sampler que diera lugar a una canción del grupo. Pues nuevamente no. Keane se marcaron una muy buena versión (lo cual no es fácil) del éxito del clásico, en la que Chaplin demostró sus dotes como cantante, manteniendo los agudos de las partes de Mercury, sección del falsete incluida, con pasmosa perfección. Al igual que dije en el post del concierto de The Killers de hace unas semanas que la versión que hicieron del “Forever young” de Alphaville les quedó muy bien a los de Las Vegas, esta “Under pressure” le vino a Keane como anillo al dedo y les sirvió para rubricar hora y 3 cuartos de concierto memorable. Se encendieron las luces y tras un devaneo en los alrededores por un objeto en teoría perdido por parte de mis vecinos de asiento, que luego encontramos afortunadamente, desfilamos hacia el saturado metro que nos llevaría a Canillejas para retornar lo antes posible a casa.
A continuación, para quién quiera echarle un ojo, dejo el set list en riguroso orden de aparición. Creo que salvo un par de canciones (“We might as well be strangers” y “A bad dream”) he mencionado a todas en el análisis de la actuación en sí. Al set list realmente no se le puede pedir más. Pedir alguna frivolidad como la simpática “Run with me” de los temas añadidos de la deluxe edition de “Strangeland” es impensable. No faltó prácticamente nada, quizás como mucho “Perfect symmetry”, pero nada más. Bueno, ahí va el set list en orden: “You are young”, “Bend and break”, “On the road”, “Lovers are losing”, “Is it any wonder”, “Neon river”, “The starting line”, “Nothing in my way”, “Silenced by the night”, “Everybody’s changing”, “We might as well be strangers”, “Day will come”, “Spiralling”, “A bad dream”, “Try again”, “Disconnected”, “This is the last time”, “Somewhere only we know” “Bedshaped”. BIS: “Sea fog”, “Sovereign light café”, “Crystal ball”. BIS 2: “Under pressure (cover)”.
Hablemos un poco de los componentes del grupo y su devenir en la actuación. ¿Saben qué es lo malo de estar en grada? Pues que estás lógicamente muy lejos y te pierdes mucho de lo que hace el grupo en escena. De alguna forma, estás mucho menos metido en el tema que si estás cerca del escenario. Sin embargo, de lejos sí que pudimos escuchar perfectamente a un tremendamente educado y cordial Tom Chaplin, que por lo menos hasta 3 veces dijo estar encantado de volver a tocar en Madrid (por la reiteración vamos a creerle que lo decía muy sinceramente) y tuvo algún momento de mayor discurso frente al público cuando hizo mención a la acústica que los telones que cubrían las partes de grada no habilitadas daban lugar. Dijo que parecía Dios con ese retumbe de voz, crítica velada y buen rollista a la acústica de Vistalegre, afirmando sentirse en el Gran Cañón. En la técnica vocal, Chaplin estuvo sencillamente soberbio; es la vez que más fielmente he visto que un cantante se ajuste a la entonación de estudio de las canciones en el directo en toda mi existencia (y he ido a unos cuantos conciertos en mi vida). Y esto dice mucho a favor de Tom.
A Richard Hughes, reflejado en la foto de aquí arriba, le intuimos en su batería muy aplicado y sobre todo al que veíamos muy animado en los teclados y piano fue a Tim Rice-Oaxley, que confirmó las reseñas que tenía sobre su implicación emocional tan patente en los shows. Jesse Quinn se mostró discreto en el escenario, no queriendo robar el protagonismo al grupo y sobre todo solventando la papeleta de recrear esa parte de bajo de “Under pressure” con la que el grupo nos sorprendió. Abajo vemos a Jesse con su bajo en acción.
El escenario se compuso de un telón de fondo con una bandera de estas de rollo oriental de sol naciente, en cuyo núcleo estaba la palabra que concede título al último disco “Strangeland”, la cual se iluminaba cada vez que una canción del nuevo lp sonaba. Se echó mucho de menos una pantalla gigante, porque a esa distancia, casi quedé con la misma impresión que el día del concierto de The Killers; bueno, eso sea quizás exagerar, ya que lo escuchamos y lo vimos bastante mejor. Del techo colgaban como unas 4 lámparas que caían sobre el escenario y poco más. Una estructura de escenario nada pretenciosa, cuya mayor complejidad residía en el laberinto de teclados y pianos dispuestos para que el grupo interpretara esas composiciones que tanto nos gustan. La siguiente foto muestra a los Keane cuando se marcharon para no regresar tras marcarse la gran sorpresa de tocar “Under pressure”.
Terminando con el artículo podemos afirmar que fue un concierto muy bueno. Keane es un grupo cercano y tienen un toque entrañable. Eso se pudo ver en los momentos en los que Tom Chaplin, haciendo gala de ser uno de los cantantes que mejor habla, y por tanto se le entiende, el inglés, se dirigió al público. Los 4 miembros de Keane quedaron satisfechos y nosotros también. Nadie salió perdiendo, ni mucho menos. La próxima vez que vengan Keane confío en estar en pie de pista, ya que de lo contrario no creo que vuelva a acudir, no porque el grupo no lo merezca, sino porque un concierto en grada, a no ser que tengas un esguince de tobillo o estés impedido por algún otro motivo, es un bajón tremendo. Keane salieron triunfadores del coso taurino cubierto cercano a la calle General Ricardos. Solamente faltó sacarles a hombros, ya que con el espectáculo que nos plantearon, cortaron 2 orejas y rabo. ¡Olé por Keane!
Leer más...

sábado, 20 de octubre de 2012

Keane - Strangeland (2012)

Se decía hace unos meses, cuando el nuevo disco de Keane, para algunos el 4º y para algunos el 5º (no obviemos que el supuesto ep “Night Train” tiene ni más ni menos que 8 canciones), veía la luz, que el trío Chaplin, Rice-Oaxley y Hughes volvía a las formas de “Hopes And Fears”. Quizás sea una descripción muy categórica y la forma más fácil de definir el disco, sin complicarse la vida. Y puede ser verdad que haya un cierto retroceso a las formas sonoras del debut de Keane, pero la cosa es más compleja.

Sí es cierto que el mayor ritmo mostrado en “Perfect Symmetry” se pierde en parte, pero por otro lado, también noto influencias del sonido de “Under The Iron Sea”, quizás mi disco favorito del grupo. Con “Strangeland” Keane tomaba la iniciativa en un año en el que sus rivales (en todos los sentidos, ya que creo que hay algo de mal rollito entre ellos) The Killers iban a sacar nuevo material. Quizás “Perfect Symmetry” descuadró a la gente, aunque tampoco estamos ante un cambio estilístico tan exagerado como por ejemplo el que The Cure pegó en 1983 cuando editó el single “Let’s go to bed” tras el disco “Pornography”.

Es también cierto que el single “Spiralling”, que a mi me gusta bastante, por cierto, y otras canciones como “Better than this” suponían un gran punto de partida sobre los orígenes del grupo y mucho más si cabe respecto al a ratos oscuro y decadente, pero fabuloso, “Under The Iron Sea”. No obstante, creo que “Perfect Symmetry” es un disco bastante aprovechable, lo que pasa es que, sí, es quizás el disco menos bueno de los editados por el grupo hasta la fecha. Por cierto, sé, y de hecho ya lo he citado, que el paso anterior es prácticamente otro disco del grupo que se llamó “Night Train”, al que tildaron de “ep”, y del que no tengo referencias, ni puedo hablarles, puesto que lo tengo pendiente de adquirir y escuchar.

Finalmente, tras 4 años desde el último lp y 2 desde el último trabajo editado, el citado “Night Train”, el grupo regresa, con un disco que pudiera ser considerado por muchos como el mejor trabajo de su trayectoria. Tiene sus fundamentos la cosa, no se crean, y al término del artículo, tras analizar sus canciones, disertaré y reflexionaré sobre ello. Ahora es turno de hablar de todas sus canciones, 12 más 4 de la edición deluxe, cuyas 4 propinas tampoco tienen desperdicio.

“You are young”, sobre todo por sus formas suaves de inicio y la melodía de piano, podría en efecto recordarnos en parte a la masiva “Everybody’s changing”. Su estructura se basa en una cíclica subida de intensidad desde las estrofas al estribillo. Una canción muy emotiva y que dista mucho de aquella apertura tan pop y desenfadada del anterior lp “Perfect Symmetry”, que era “Spiralling”. Llega el turno para el 1er. single del disco. “Silenced by the night” es una acertada elección como sencillo, ya que opino que es una de las mejores canciones del disco. Tiene “Silenced by the night” un estribillo muy bueno, a la altura de los mejores momentos de Keane. La melodía del piano y el resto de arreglos dan lugar a una instrumentación muy cuidada, elegante y emotiva. Tom Chaplin tiene buena parte de culpa del éxito de esta canción, debido sobre todo a lo bien que maneja sus registros más altos y potentes en el estribillo. Muy buena, pero es que se da el caso de que “Disconnected”, segundo single y que se sitúa justo a continuación, está al nivel de “Silenced by the night”, pero con un enfoque distinto, ya que esta “Disconnected” es más relajada y no dispone del cierto tono heroico de “Silenced by the night” en el halo de su estribillo. “Disconnected” es una de las pistas más luminosas de “Strangeland” y la vez uno de sus mayores activos, con lógica escogido como single. Destacar el videoclip, que es al menos curioso para nuestro país, ya que está dirigido por J.A. Bayona y Sergio G. Sánchez, los cuales se sirvieron del actor Félix Gómez y de la actriz Leticia Dolera para hacer una recreación de lo que fue en parte la atmósfera de la película “El Orfanato” del primero; sin duda más divertido que el algo soso video que se hizo para “Silenced by the night”, donde el rollo road movie y los 2 actores dejan en un 2º plano a los Keane tocando en la penumbra, cosa que también sucede en “Disconnected”, pero por la cercanía con nuestra cultura cinematográfica, nos resulta mucho más curioso. “Watch how you go” supone el inicio del escrutinio de piezas lentas del disco, que abundará más en la 2ª mitad del mismo. Está situada entre los, hasta la fecha, 3 singles extraídos de la obra. Llega el turno del hasta la hora último sencillo del disco. “Sovereign light café” es agradable, de melodía luminosa y optimista, y en este caso, aunque hay momentos de repuntes en la melodía que denotan cierta entrega, no se aporta tanta emotividad como en la a ratos épica “Silenced by the night”, ni en la emotiva “Disconnected”. Nuevamente vemos a los Keane en un tema fácilmente reconocible dentro de su estilo y un single que no chirría a nadie. El video devuelve el protagonismo al grupo, en especial a Chaplin con un travelling que le sigue en un paseo por la playa. “On the road” es muy acelerada y dispone una melodía pop rápida y muy rítmica, destilando un estilo muy animado. Su fuerte carácter cíclico de estructura permite transferir si cabe más vértigo y en el apartado instrumental lo que más destacan son las notas de teclado a cargo de Rice-Oaxley. “The starting line” vuelve a acertar, sobre todo en su estribillo, donde Keane ofrecen otro ejemplo de emotividad, delicadeza y belleza sonora. Un medio tiempo agradable y que está en perfecta consonancia con el regusto principal que transmite “Strangeland” tras su escucha detenida.
La pieza que menos tiene que ver con el resto de “Strangeland” es “Black rain”. Con una melodía misteriosa y un Chaplin haciendo uso de un medio falsete susurrado en el estribillo, se nos conceden unos minutos íntimos y contenidos, que como contraste y punto exótico del álbum funciona relativamente bien. “Neon river” retorna a las melodías que podríamos denominar “tipo” de “Strangeland”. No es la más memorable de la obra, pero no desagrada. En las primeras escuchas, no obstante, es posible que les pase desapercibida. Ofrece en torno a los 3 minutos una parte de teclados realmente interesante. Llega ahora “Day will come”, con mucho ímpetu y ritmo en sus notas. Ejemplo de unos Keane en estado de gracia a la hora de lugar a piezas pop de muy buen gusto y sentido rítmico. No tiene un estribillo demasiado marcado, sino que su estructura de estrofas es más bien progresiva. Los coros acompañan correctamente a Chaplin en esta correctísima canción de la 2ª mitad de la obra que hoy analizamos y que, como les comentaremos en los próximos días, gana mucho en directo. A pesar de sus interesantes y misteriosas primeras notas, a la postre “In your own time” no pasa de ser una pieza que no suena mal, pero que se queda en ser un medio tiempo que está por debajo del nivel de exigencia del disco, no porque sea mala, sino porque el listón marcado por la media de las canciones de “Strangeland” es muy alto. De factura clásica, marcada por la melodía de piano, “Sea fog” es el capítulo final formal del disco. Es una pieza muy melancólica, delicada, con Chaplin demostrando al micrófono su enorme valía como vocalista de calidad de grupo pop/rock. Resulta algo angustioso un final tan melancólico y triste en su melodía, con un final íntimo pero solemne a la par con los coros que se dan lugar tras los momentos más álgidos de la voz de Tom Chaplin. Quizás por ello, los 4 temas extras nos vienen de perlas para no terminar con la lágrima en el ojo. Primero se hace sitio como propina de lujo la canción que da el título al disco, la cual comienza siguiendo el hilo del piano de “Sea fog” en parte. No tiene el toque tan lánguido de “Sea fog”, pero también estamos ante una canción de tinte reflexivo y alejado de los momentos más pop y alegres del disco; lejos queda de “Disconnected”, por ejemplo. No obstante, es un tema muy bueno y que por ejemplo supera a “Neon river”, bajo mi punto de vista. Sin embargo, el grupo cambia de parecer con la siguiente pieza. Quizás sea el pasaje de pop más sencillo y directo de los que Keane han facturado en su trayectoria. Y es que “Run with me” es una canción de amor bonita y sencilla, que quita peso a los momentos reflexivos que la han antecedido. Es una pequeña joyita oculta, que desde los primeros instantes que escuché el disco me llamó la atención y me resultó muy agradable. La siguiente propia es “The boys” que tiene un enfoque más cercano al brit pop noventero y deja de lado el sentir naif y sin mayor pretensiones que tenía la ligerita “Run with me”. Esta “The boys” aporta más variedad en este bis que incluye la edición deluxe del disco y ofrece a unos Keane que ni se muestra melancólicos o sentimentales como en la mayoría de sus composiciones, ni alocados como pasó en algunos temas de “Perfect Symmetry”. Siempre viene bien reivindicarse en otros estilos y por mucho que le pese a los hermanos Gallagher, declarados detractores de Keane, hasta le hubiera resultado digna esta pieza a los últimos Oasis en alguno de sus últimos trabajos discográficos antes de partir peras. “It’s not true” es quizás el momento menos memorable de los añadidos tan notables que completan los 16 temas de la deluxe edition. Sin ser mala, supone otro medio tiempo íntimo que casi podría denotar cansancio al llegar al final del disco, como si el grupo hubiera grabado el disco del tirón. Dejemos que los chicos descansen pues, ya que creo que se lo han ganado a pulso.

Atención, pregunta: ¿podríamos considerar a “Strangeland” el mejor disco de la trayectoria de Keane hasta la fecha? Pues miren, si nos detenemos en ello y lo analizamos a fondo, podría ser. De acuerdo, el disco y, por desgracia, casi todo lo que haga Keane en el futuro, siempre va a estar por debajo del impacto de su debut de larga duración “Hopes And Fears”, ya que si con temas tan buenos como “Silenced by the night” o “Disconnected” el grupo no ha conseguido llegar al nivel de repercusión de las “This is the last time” o “Everybody’s changing”, apaga y vámonos.

Bueno, el disco en sí ha llegado a lo más alto de la lista de discos más vendidos del Reino Unido, pero los singles han funcionado bastante mal en sus respectivas clasificaciones, lo cual considero un crimen. Me la juego afirmando que tanto “Silenced by the night” como “Disconnected”, con el debido paso del tiempo, serán de las canciones más celebradas y adoradas por los fans de toda la vida del grupo. La portada del disco, vista desde lejos parece como una gran estructura de un escenario (al estilo del de Rock In Rio de Arganda del Rey) y lo de delante la multitud agolpada para ver el show, pero no, es un par de edificios de apartamentos y lo de delante no es gente, sino piedras y grava, que en realidad conforman, como reza el título del disco, un extraño mundo.

A Keane siempre les he visto como un grupo que pone mucho mimo, cuidado y esmero en todo lo que hacen. Son como unos músicos artesanos, que consiguen una cosa muy importante y que se da por supuesto, pero no siempre es así: transmiten sentimiento sincero en todo lo que componen. Otros grupos del corte, no diré nombres (cada cual que piense lo que quiera), parece que impostan la pose y el sonido de sus canciones. Con Keane la impresión es la naturalidad y “Strangeland” es una buena prueba de ello, lo cual se podía haber quedado algo diluido en el anterior “Perfect Symmetry”, que buscaba más el sentido pop, dejando un poco de lado la emotividad.

El grupo está de gira y damos fe de ello tras asistir anoche a su concierto en Madrid en el Palacio Vistalegre. En los próximos días publicaremos el post de la crónica del evento, pero adelantamos que será muy positiva, de un 8,5 sobre 10. Por cierto, es justo igualmente mencionar (que en la introducción se me pasó) que el grupo ya no es un trío, sino que oficialmente es un cuarteto con la incorporación de Jesse Quinn como miembro de pleno derecho del grupo en el rol de bajista. Los 4 en escena se valen y se sobran para representar las melodías y sentimientos tan intensos de las composiciones en estudio.

No obstante, del directo ya hablaremos en 2 o 3 días. De momento les recomiendo encarecidamente que se metan con “Strangeland”. Es bueno de cabo a rabo pasando por los 16 temas. Los momentos menos lúcidos son simplemente pasajes de contemporización para posteriormente afrontar canciones que nuevamente nos pongan en una muy buena onda. Fabulosos Keane. Si ya dije la pasada semana que “Battle Born” de The Killers es un repunte de calidad respecto a “Day & Age” de los Flowers y compañía, esta semana termino diciendo que este “Strangeland” mejora ostensiblemente a “Perfect Symmetry” (que no es que fuera malo, sino que tenía un carácter que no asociábamos a Keane fácilmente) y en comparación es mucho mejor que el notable “Battle Born” de los de Las Vegas, dentro de las respectivas carreras de los grupos. Siempre es un placer y un ejercicio de muy buen gusto musical escuchar la música de Keane y detenerse en las notas de muchas de las canciones de este su último disco de estudio es tremendamente satisfactorio.

Termino hablando de nuestro programa de radio. Ya saben que la frecuencia de nuevo contenido en esta 4ª temporada es quincenal y no semanal, con lo que hoy no esperen a las 16.00h (ni tampoco este próximo miércoles a las 23.00h) nuevo programa en la sintonía de RUAH, sino que podrán escuchar la parte 1 del estreno realizado en directo el pasado sábado sobre Mecano y su disco “Aidalai” en el que contamos con la participación telefónica de personalidades tan importantes como el biógrafo oficial del grupo Javier Adradós y la que fue locutora de Cadena 40 Yolanda Valencia. El próximo sábado habrá un nuevo debate en directo. También les confirmamos que en breve volverá a sonar nuestro programa también en &radio. En los próximos días podrán ver el banner correspondiente con los nuevos horarios de difusión de nuestro espacio radiofónico. Y, ya con esto sí que acabamos por hoy, el audio de la 1ª parte del programa sobre Mecano y “Aidalai” estará disponible en nuestro perfil de Ivoox a lo largo de la próxima semana.
Leer más...